Una gran desilusión

Sr Director: La presente nota es para expresar una amarga experiencia sufrida el pasado domingo en la ciudad de Azul. Con mi familia programamos desde Cacharí viajar para pasar el día en el hermoso balneario de la ciudad. Además, por mi constante compromiso hacia el deporte, quienes me conocen saben de mi actividad como deportista y también entrenando chicos, siempre hice esta tarea desde mi vocación y compromiso sin ningún interés material hacia esta actividad que tantas alegrías me ha brindado -y por sobre todas las cosas una inmensa calidad de vida-, ya que fui trasplantado de un riñón hace 31 años, órgano que me donó mi madre. Ambos seguimos disfrutando con mucha felicidad esta vida que nos tocó. Comento esto porque justamente cuando uno, después de muchos años de conocer el deporte ya no le queda más paciencia para soportar la desidia eterna del Estado hacia el deporte, y peor aún hacia los más chicos. Viajamos también para participar de la prueba de Aguas Abiertas programada para ese día a las 10 hs.. Después de mucha espera y varios llamados inútiles de personas vinculadas al deporte que conozco y realmente han demostrado compromiso, nos dicen que la prueba no se hacía porque los responsables de la organización no venían y tampoco pudieron comunicarse para saber la causa de dicha ausencia.

Los chicos que acompañé habían ido para participar y de paso entrenar con vistas al Triatlón Infantil que se correrá en 28 de febrero en ese mismo lugar. En Cacharí no tenemos lugar para entrenar natación; por eso era tan necesario para los chicos que no están acostumbrados a nadar en aguas abiertas participar ese día.

Más allá de todo esto ellos disfrutaron del día en el balneario y también entrenaron. Lo que sí uno se llena de mucha bronca por tanta falta de responsabilidad, compromiso, y además vocación por la tarea que se hace. Pareciera que el único fin de cubrir lugares en el Estado es tener un sueldo y no hacer nada. Quienes fueron responsables de esto pensaron en el mal ejemplo que estaban dando, o quizás porque era domingo y de mañana a nadie le iba a importar lo que ellos mismos habían programado, y seguirían descansando en sus hogares. Ojalá al Intendente Municipal le preocupen estas cosas. El deporte es mucho más profundo que obtener un resultado o participar de una disciplina. El DEPORTE es formador de las personas en compromiso, sacrificio, respeto, amor al prójimo y ante todo obtener una vida sana. Hoy en día que tanto se bastardea a los pibes porque no tienen compromiso por nada y están expuestos a tantos flagelos, ¿que ejemplo les estamos dando?. A pesar de todo seguiré disfrutando del deporte y buscando sonrisas en pibes que lo practiquen. Mi compromiso es sólo con ellos. Los que lucran y no hacen nada por el deporte, seguirán siendo criticados por quien suscribe.

Daniel Juárez

DNI: 14.986.534

Cacharí

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *