UNA MEDIDA DE FUERZA QUE NO NOS RESULTA INDIFERENTE

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), a través de un documento firmado por su actual secretario General Roberto Omar Zorrilla, había dado a conocer días atrás a todos sus afiliados una carta enviada a la Dra. Sara Graciela Sosa, la directora Nacional de Relaciones de Trabajo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación.

En la misma se informaba que en el Congreso Nacional Extraordinario que la FATPREN celebrara el pasado 18 de marzo, dicha Federación había adherido al paro general que se está llevando a cabo hoy, amparándose para eso en el derecho constitucional a la huelga del que todo habitante en este país goza.

Los integrantes de la Redacción de EL TIEMPO estamos adheridos a la FATPREN y apoyamos totalmente la realización de esta medida de fuerza, en medio de un contexto inmensamente desfavorable a la realidad laboral por la que a diario atravesamos, al igual que acontece tanto con colegas de más medios gráficos como con empleados de otros sectores. Un contexto en el que, consideramos, defender y ratificar el derecho a la libertad de expresión, se vuelve imperioso.

Como una asociación sindical en primer grado afiliada al gremio de los trabajadores de prensa, en la Redacción se resolvió adherir a este paro general.

Pero eso no implicará –teniendo en cuenta la facultad que se nos otorgó para resolver qué decisión tomar– que mañana este diario no se publique y llegue, como día tras día sucede, a todos sus lectores.

El hecho de venir a trabajar en un día tan especial como el de hoy implica también reflexionar sobre esa crítica situación laboral por la que atraviesa actualmente la población argentina. Están quienes, lamentablemente, no tienen una fuente digna laboral para solventar sus necesidades más básicas y otros, podría decirse más afortunados que las personas que forman parte del sector anteriormente señalado, que todavía hoy tienen un trabajo.

Entre estos últimos podemos ubicarnos los integrantes de la Redacción de EL TIEMPO, al igual que todos los que forman parte de los diferentes sectores que componen este medio. De la misma manera que ha sucedido en redacciones de medios gráficos de distintos lugares, ayer también se habló en esta Redacción sobre si íbamos a adherir o no al paro convocado para hoy.

Finalmente, se concluyó que hoy íbamos a venir a trabajar. Pero esa deliberación, al mismo tiempo, implicó la existencia de un generalizado consenso, en el marco de esta medida de fuerza de carácter general que se está llevando a cabo, para dar a conocer esta nota. Un documento que sirve para denunciar que las condiciones de trabajo en este Diario siguen siendo críticas.

Por eso, en un día como el de hoy que quedará marcado por un paro general que pone en evidencia la grave situación de los trabajadores en todo el país, desde la Redacción de EL TIEMPO se deja en forma manifiesta la total adhesión a la medida de fuerza.

Al mismo tiempo, consideramos propicia la ocasión para volver a dar cuenta públicamente del panorama por el que estamos atravesando. A la espera, por sobre todas las cosas, de soluciones para todos los trabajadores de este país, entre quienes nos incluimos los que formamos parte de esta nota. Soluciones que sirvan para revocar ese crítico panorama en el que hoy por hoy estamos inmersos, mientras todavía se está a la espera de decisiones urgentes que sirvan para preservar algo tan sagrado para todos los habitantes de este país como lo es el trabajo digno y justamente remunerado.

Los trabajadores de la Redacción de

Diario EL TIEMPO 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *