FINAL DEL TORNEO APERTURA DE PRIMERA DIVISIÓN

Una misma gloria, dos caminos diferentes

Boca y Chacarita irán, a partir de las 15.30 en el Ricardo Infantino, por el título del Apertura de Primera División.
<
>
Boca y Chacarita irán, a partir de las 15.30 en el Ricardo Infantino, por el título del Apertura de Primera División.

Boca y Chacarita disputarán el último encuentro del primer certamen del año y se conocerá, luego de seis meses de competencia, quién es el mejor equipo del fútbol de Azul. El xeneize llega con la ventaja de haber ganado en el cotejo de ida y le alcanzará con el empate para interrumpir los 42 años sin títulos. El tricolor necesita la victoria –por dos goles- para volver a dar una vuelta olímpica luego de casi dos años. La finalísima se disputará en el Ricardo Infantino, desde las 15.30 horas. 

Este largo Torneo Apertura llegará a su fin. A seis meses de su inicio, se conocerá hoy quién se quedará con el título del primer certamen del año de la Liga y con el rótulo del mejor equipo del fútbol de Azul. Por ese lugar pelearán Boca y Chacarita, los protagonistas de esta gran final.

El encuentro decisivo del certamen se disputará en el estadio Ricardo Infantino, a partir de las 15.30 horas. El árbitro será Juan Chaparro, acompañado por Carlos Coria y Claudio Elichiri como asistentes; Juan Bardas como cuarto árbitro.

A este partido llega el equipo de Adrián Di Prinzio y Antonio Rígoli con la ventaja de haber ganado el primer encuentro –se impuso por 3 a 2 el domingo pasado- y con el empate le alcanzará para consagrarse y cortar de esta manera 42 años sin títulos.

Los entrenadores para este partido podrán contar con el regreso de Marcos Elgart, que ya cumplió la fecha de suspensión por su expulsión en la semifinal frente a Atlético. El volante podría ingresar al once titular en lugar de Sebastián Giacoboni.

El xeneize como local, durante todo el torneo, salió a presionar bien arriba, de esa manera encierra a su rival en su campo. Ese juego le permitió convertir, en muchos encuentros, en los primeros minutos y posteriormente con ventaja se dedicó a manejar los ritmos del encuentro.

Si el dueño de casa consigue marcar rápido pondrá en un gran aprieto a Chacarita. El tricolor tendrá que convertir dos goles como mínimo y esa obligación hará que deje espacios en el fondo y será propicio para que los delanteros xeneizes aprovechen esos huecos para lastimar a la defensa rival.

Kevin De Stéfano y Daniel Travi, los puntas del xeneize, fueron fundamentales en el encuentro de ida, volverán a tener un papel muy importante en este cotejo. El domingo pasado fueron muy precisos en la definición y eso le permitió convertir las ocasiones que tuvieron. Si hoy están con la misma precisión volverán a tener un papel protagónico en la final.

En lo que se refiere al sistema defensivo, el dueño de casa se basa mucho en la solidez que le brinda Maximiliano Sierra en la zaga central. En su función como último hombre, el olavarriense se hace fuerte en el mano a mano y en el juego aéreo.

Algo que volverá a ser fundamental con lo que respeta al trámite del partido será el juego que se desarrolle en la mitad de la cancha. El xeneize si se mantiene Giacoboni en el equipo tendrá más pausa y manejo de palota; si regresa Elgart tendrá un mejor ida y vuelta; y los dos se sumarán a la creación de juego junto a Gastón Borda y Leonel Norte.

Boca sabe que el empate le alcanza para festejar pero por lo que ha mostrado durante todo el certamen no especulará con esa ventaja, pero sabe que con el correr de los minutos ese gol de diferencia será cada vez más importante.

Chacarita tiene la obligación de ganar. Si bien el tricolor nunca fue un equipo de especular, en el encuentro de hoy tendrá que conseguir imponerse y quedarse con los tres puntos, ante un rival que siempre le hace los partidos muy difícil.

El técnico Javier Burgos para este cotejo contará con el regreso de Jesús Gorosito. Con la vuelta del lateral ganará en salida por la izquierda y sobre todo tendrá un jugador con una excelente pegada para aprovechar en las pelotas paradas, situación que el domingo pasado le trajo muy buenos resultados, ya que por esa vía llegaron los dos goles.

Gorosito entrará por el suspendido Esteban Castañares. Eso obligará a realizar variantes en la última línea. Como central irá Marcos Duarte que así dejaría de ocupar el lateral derecho, en ese lugar podría pasar Mingochea –que estaba jugando por el otro sector-  o podría ingresar Fernando Casali, pasando el “Mingo” a ocupar un lugar en el banco de suplentes.

Chacarita tendrá que ser paciente en su juego, algo que remarcó su entrenador que le faltó el domingo pasado. Si consigue eso podrá ir manejando los ritmos del partido y de esa manera con el juego asociado intentará inquietar y desbordar a la última línea xeneize, algo que no pudo hacer en los primeros noventa minutos de la final.

Lo que si tendrá que conseguir es ganar en la mitad de la cancha. Esa superioridad tendrá que ser territorial y en el juego. Para conseguirlo tendrá que ganar fluidez en la circulación de la pelota y para esa manera poder doblegar a su rival por las bandas, lugar predilecto del tricolor para atacar.

Los dos delanteros habituales, Mariano Escribano y Jesús Zirilli, que no tuvieron muchas opciones el otro día, tendrán que estar precisos en el juego a un toque y en  aprovechar los espacios que puedan lograr o fabricarse cuando uno sale del área a buscar la pelota y deja el hueco para la diagonal del otro, así poder quedar frente al arquero rival.

Si bien llega con la desventaja  del resultado en el partido anterior, Chacarita no tendrá que desesperarse e irse con todo en busca del gol que necesita, porque lo podría llevar a dejar espacios atrás y lo puede pagar muy caro. La paciencia será fundamental si quiere revertir esta serie.

Hoy se escribirá el último capitulo de este libro llamado Apertura. Los dos buscarán ser el protagonista de esta historia y a la vez hacer su propia historia. Boca en poder cortar esa sequía de 42 años de título y volver a festejar luego de tanto tiempo. Por su parte, Chacarita seguir expandiendo en cuanto a campeonato y juego de esta última década.

 

 

PROBABLES FORMACIONES —

Boca

  • Ibalo
  • Sierra
  • Randazzo
  • Conti
  • Borda
  • Carmona
  • Di Pietro
  • Norte
  • De Stéfano
  • Giacoboni
  • Travi
  • DT: Di Prinzio – Rígoli

 

Chacarita

  • Cáceres
  • Di Cataldo
  • Gorosito
  • Mingochea
  • Palermo
  • Duarte
  • Zirilli
  • Mingochea
  • Escribano
  • Raidigos
  • Olivera
  • DT: Burgos

Cancha: Boca

Arbitro: Juan Chaparro

Horario: 15.30

 

FINAL DEL TORNEO APERTURA DE PRIMERA DIVISIÓN —-

FORMA DE DEFINICIÓN —–

Según establece el reglamento de este Torneo Apertura, se quedará con el título el equipo que consiga más puntos en los dos encuentros; si luego de los partidos de ida y vuelta están igualados, se tomará la diferencia de gol y si se mantiene la paridad habrá definición desde el punto del penal.

A Boca, por haber ganado el cotejo que se disputó el domingo pasado en Chacarita por 3 a 2, le alcanzará con empatar hoy para quedarse con el título del primer certamen del año de Primera División.

Por su parte, Chacarita tendrá que ganar por dos goles de diferencia si quiere dar la vuelta olímpica al término del tiempo reglamentario. Si el equipo de Burgos se impone por un gol, la final se definirá con disparos desde el punto del penal.

Por dónde ingresar al Ricardo Infantino

<
>

 

El partido final del Apertura tendrá el estadio xeneize como epicentro y sendas parcialidades deberán acceder al reducto emplazado en el oeste tomando por distintos caminos. La hinchada de Boca tomará por avenida Chaves, hacia ruta 51, hasta llegar a calle Guiraut (barrio Bidegain). Por ésta enfilará hacia calle Salta, por la cual desembocará en el Infantino, al cual ingresará  por el portón secundario.

En el caso de la hinchada tricolor, su derrotero hacia la cancha será la que habitualmente suele emplearse. Ya sea que los funebreros opten por costear los barrios Güemes y Ceramista o bien decidan recorrer sus calles internas, deberán llegar a la calle República de Italia y por ésta, acceder a Salta.

Las puertas del Ricardo Infantino permitirán el acceso de todo el público a partir de las 14 horas. El valor de la entrada será de 60 pesos y no podrá ingresarse con vehículos.

EN EL AÑO, LOS DOS PARA BOCA —-

<
>

Hasta el momento, Boca y Chacarita se han enfrentado en dos oportunidades en lo que va de este torneo Apertura. En ambos cotejos, que se disputaron en la cancha de Urioste y Rauch, el que festejó fue el xeneize.

El primero fue por la cuarta feche de la fase regular. El equipo de Di Prinzio – Rígoli se impuso por 1 a 0, el único tanto del encuentro lo convirtió Kevin De Stéfano. El restante fue el domingo pasado, en el encuentro de ida de la final, la victoria fue para Boca por 3 a 2, con un tanto de De Stéfano y dos de Daniel Travi, los tantos del tricolor los marcaron Mariano Escribano y Matías Palermo

EL ÁRBITRO

<
>

Juan Chaparro será el encargado de arbitrar hoy Boca- Chacarita. Lo secundarán en los laterales Carlos Coria y Claudio Elichiri, en tanto que Juan Bardas (juez principal en la ida) oficiará de cuarto árbitro.

Durante el Apertura, Chaparro dirigió una sola vez a Boca: fue contra Porteño, en Cacharí (13º fecha de la fase regular). El xeneize se impuso por 1 a 0 con gol de De Stéfano. Boca tuvo dos amonestados.

A Chacarita, por su parte, Chaparro lo dirigió en dos cotejos. El tricolor ganó en ambas ocasiones. También frente a Porteño, en Urioste y Rauch, por la 10º fecha de la fase regular. Se impuso por 2 a 0 (dos tantos de Zirilli). La otra ocasión se dio en el partido de ida de los cuartos de final, ante Vélez. Chaca ganó por 1 a 0 con gol de Escribano. Chaparro amonestó tan solo a un jugador de Chaca en esos 180 minutos.

FINAL DEL TORNEO APERTURA DE PRIMERA DIVISIÓN 

GOROSITO: “ESTOY MUY CONVENCIDO, Y EL GRUPO TAMBIÉN LO ESTÁ, DE QUE VAMOS A DAR VUELTA EL RESULTADO”

<
>

Jesús Gorosito volverá a ocupar el lateral izquierdo de Chacarita y con toda su experiencia será uno de los elegidos por el entrenador para dar vuelta esta historia. El “tres” remarcó que “estoy convencido, y el grupo también lo está, de que vamos a dar vuelta el resultado” y conseguir un nuevo título.

El tricolor tiene que ganar, si lo hace por un gol ira a penales y por dos para dar la vuelta olímpica, y Gorosito afirma que para lograr eso tienen que “mantener el arco en cero y ser paciente, muy paciente”.

EL TIEMPO habló con Jesús Gorosito para conocer sus sensaciones previas a la gran final del fútbol de Azul que se desarrollará hoy en el estadio Ricardo Infantino, de Boca Juniors.

– ¿Cómo son estas horas previas a una final?

– Las estoy viviendo muy tranquilo y ansioso a la vez. Esperando que llegue la hora del partido y para intentar a revertir lo que paso en el partido de ida y así que podamos quedarnos con esta final.

– ¿Qué tiene que hacer Chacarita para revertir esta historia?

– Mantener el arco en cero y ser paciente, muy paciente. Tratar de aplicar todo lo que trabajamos durante toda la semana y ser muy paciente nada más, con eso vamos a poder dar vuelta esta historia.

– Luego de los dos partidos que jugaron durante el año con Boca, los jugadores o allegados a Chacarita dijeron que le faltó paciencia ¿Eso a que se debe, Boca los lleva a ese juego?

– Si es así, a mi me tocó jugar el primer partido del año cuando perdimos por 1 a 0 (4º fecha del Campeonato) y en ese partido no supimos encontrar nuestro juego y Boca nos llevó al error y con un error que cometimos nos hicieron el gol y luego se replegaron muy bien y no supimos como hacer para llegarles a crear situación de riesgo.

– Durante todo este tiempo se hablo mucho de la cancha, ¿Influye en algo que se juegue en el Ricardo Infantino?

– No. En lo personal no y a los chicos tampoco, ellos todos muy metidos y entusiasmados en jugar en la cancha de Boca. Hay que jugar en la cancha que toque, en otras veces nos tocó en Athletic y el campo de juego no estaba bien, hemos ido a jugar, la pelota picaba mal y hemos ganado.

Por ahí se hablaba por un tema de comodidad para la gente que va a ir, porque va a ir mucha gente y como es una cancha chica por eso fue que se habló tanto. Pero el campo de juego no influye en nada porque es para los dos iguales.

Aparte Boca fue primero en el torneo y definió siempre en su casa y como fue el mejor durante en la fase regular le corresponde jugar la final en la cancha de ellos y así tiene que ser, porque eso se lo han ganado.

– La experiencia de Chacarita en finales y la ansiedad de Boca por conseguir el título ¿Puede llegar a pesar a la hora del partido?

­– Si para mi va a jugar. En el encuentro de ida no pesa tanto porque sabes que tenes otro partido. Ya cuando sabes que se termina todo te puede jugar en contra varias cosas, el marco, la ansiedad, las ganas y más como Boca que hace 42 años que no sale campeón le puede jugar en contra a varios jugadores, no a todos, pero si a varios.

Boca tiene jugadores de experiencia como “Tati” Carmona, el “Galgo” Giacoboni, Naldo Conti y “Chiky” Borda son jugadores con mucha experiencia y que han jugado finales.

– ¿Cómo te imaginas a la 6 de la tarde?

– Festejando, por la avenida Mitra para llegar hasta la Urioste y Rauch. Estoy muy convencido, y el grupo también lo está, de que vamos a dar vuelta el resultado y nos merecemos –como se lo merece Boca también- por todo lo que trabajamos durante el año. Hemos tenido altibajos durante el año, creo que por algo estamos en la final y nos merecemos ser campeón.

CONTI: “LA VERDAD QUE EL GRUPO VA SIEMPRE PARA ADELANTE Y NO SE ACHICA CON NADA”

<
>

Para Arnaldo Conti “es una locura lo que estamos viviendo, la gente nos apoya y alienta en la calle” y con mucha ansiedad está esperando el la final y con las ganas de cortar estos 42 años que lleva el xeneize sin poder ser campeón del fútbol local en Primera División

“Naldo” sabe que tienen que jugar con la intensidad y de la misma manera que Boca lo hizo durante todo la temporada “no vamos a cambiar en el último partido si ese juego nos dio resultado durante todo el torneo”.

El lateral derecho xeneize habló con EL TIEMPO y dejó sus reflexiones sobre el encuentro que se disputará en el estadio Ricardo Infantino y contó lo que vivió durante toda la semana esperando esta final.

– ¿Cómo viene la espera para la final?, ¿Cómo lo están viviendo?

– Estamos con mucha ansiedad, con muchas ganas y de que empiece ya el partido, que arranque para sacarnos esta ansiedad y nerviosismo. La gente durante toda la semana nos apoyo y nos hizo sentir su aliento en la calle, porque te dicen que “vamos el domingo” o “no bajen los brazos” y te hacen emocionar y a la vez se hace eterna la espera.

– ¿El domingo jugarán de la misma manera que el otro día o harán alguna modificación táctica?

– No vamos a cambiar. Si bien los entrenadores no dieron el equipo, con lo que hablamos anoche vamos a jugar de la misma manera. Vamos a salir a buscar el partido como lo hicimos e n la cancha de Chacarita, tomando los recaudos sabiendo el potencial que tiene Chaca. Pero de la táctica no vamos a cambiar nada.

– Tanto hablo se de la cancha, ¿Influye la cancha o no?

– No, creo que la cancha es para los dos igual. Dicen que nosotros la conocemos pero nosotros tampoco la hemos pisado mucho, porque siempre la están arreglando y durante la semana la hemos pisado poco. Todos sabemos que es una cancha con muy poco espacio y poco lugar para jugar. Nosotros fuimos a jugar a la cancha de Chacarita que es más grande y no se notó. No creo que tenga mucha influencia la cancha.

­– ¿No van a  especular con la ventaja que tienen?

– Nosotros vamos a salir a jugar de igual a igual, no vamos a especular. Porque la ventaja no es tan grande. Si te hacen un gol después tenes que salir a buscar el partido o jugar de otra manera. Nosotros vamos hacer lo que venimos haciendo durante todo el campeonato, con la misma idea de juego. No vamos a cambiar en el último partido si ese juego nos dio resultado durante todo el torneo.

– ¿Puede pesar la experiencia en finales de los jugadores de Chacarita?

– Creo que cuando el árbitro pita te olvidas de todo. Acá en Boca hay jugadores con experiencia y también los jóvenes que son muy cara rota, entre ellos y el cuerpo técnico se armo un muy buen grupo. Acá tenemos algunos desfachatados que salen a buscar en cualquier lado y a cualquier equipo, no tienen problemas de eso.

– ¿El grupo es una de las mejores virtudes que tiene Boca?

– La verdad que he estado en otros grupos, pero lo de este grupo es mortal por como vivis el día a día. Estamos todos unidos y tirando todos para el mismo lado. El otro día nos juntamos todos con las mujeres y los chicos. Más que un grupo somos como una familia, tiramos todos para el mismo lado y todo por el mismo objetivo.

– ¿Un objetivo muy lindo tienen en frente?

Si cortar con 42 años. Pero eso no está tanto en nosotros porque no lo vivimos sino en la gente. Nosotros tenemos esas ganas de ser campeones por nosotros y por el esfuerzo y sacrificio que hemos hecho de estar tanto tiempo juntos. La verdad que el grupo va siempre para adelante y no se achica con nada.

– ¿Cómo se maneja la ansiedad de la gente para que no les juegue en contra durante el partido?  

– Eso va a ser algo que vamos a tener que llevar de la mejor manera posible, si bien no va a ser fácil una vez que empiece el partido no tenemos que prestar atención en lo que pasa afuera y tenemos que estar concentrado con lo que pasa en la cancha. No te podes equivocar en una final porque si lo haces lo pagas caro. Se que la gente tiene la muchas ganas y nosotros también tenemos muchas ganas y por eso estamos tan ansiosos pero durante el partido tenemos que estar metidos en el juego

–  ¿Cómo te imaginas estar a la 6 de la tarde?

– Espero estar festejando con todos mis compañeros y con toda la gente. Dándole una alegría a toda esa gente que nos acompaña y a la familia que nos apoya domingo a domingo y nos banca en todo. No veo la hora para que podamos darnos este gustito, el que venimos soñando y esperando.

FINAL DEL TORNEO APERTURA DE PRIMERA DIVISIÓN 

En el relicario de los ‘70, vueltas olímpicas históricas   

En 1974 Boca Juniors salió campeón por última vez y cuatro años después, Chacarita Juniors logró su primer título. Dos protagonistas de sendas campañas coronadas hablan aquí con EL TIEMPO: Ramón Mariezcurrena, estupendo goleador boquense del tricampeonato setentista, y Orlando Peralta, aquel insigne defensor que debutó en la máxima categoría con la tricolor y que se retiró con la auriazul.

 

Mariezcurrena: goles que se gritan 42 años después

<
>

GENTILEZA RAMÓN MARIEZCURRENA

Ahí está Ramón Mariezcurrena, posando junto al inminente campeón de la LFA 1974, en cancha de Piazza, vestido con la camiseta de Estrellas (ya llegarán las explicaciones, lector) y con la pelota bajo su mano, estableciendo quizá, y por enésima vez en los últimos 3 años, el pacto del gol. Una estampa digna del Kempes mundialista.

Aquí está Ramón Mariezcurrena, sentado y con 66 años a cuestas. Acepta de buena gana la charla con EL TIEMPO y como si todavía estuviera dentro de un área, se mueve sin demasiados inconvenientes (con una emoción ajustada) entre ambos momentos históricos de Boca Juniors: 1974 y la última vuelta olímpica (el 24 de noviembre) de una Primera xeneize –equipo que lo tuvo como inclaudicable goleador–, y 2016 y la posibilidad de gritar nuevamente campeón, ahora del alambre para afuera.

Más que una entrevista, el mano a mano con Mariezcurrena fue conversa matera, un ida y vuelta entre un protagonista fundamental de un momento esplendoroso del fútbol boquense y alguien que valiéndose de un manojo de datos y apostillas, los utiliza como resortes del diálogo.

El plantel de 1974: “En el 74 tenía 24 años y estaba en Boca desde los 9. Era un grupo de jugadores muy bueno. Cuando arrancamos en el 72 éramos un equipo muy cortito.

Se había armado un equipo con chicos que habían estado en el Servicio Militar conmigo: el “Tigre” Lopardo, Juan, Troppiani, chicos de Buenos Aires. Se armó un conjunto bárbaro.

Éramos un grupo de muchachos de barrio que íbamos todos los días al club, vivíamos en el club Boca. Peñas, íbamos a entrenar…era un movimiento hermosos entre todos los muchachos”.

El juego del campeón 74: “Tenía muy buenos jugadores, se movía muy bien el equipo. Una defensa muy bien armadita, un medio campo de muy buen pie y adelante teníamos algunos muchachos que… que la metíamos adentro (risas)”.

La pasión boquense: “Cuando fuimos campeones fue un auge tremendo. La gente de Boca nos seguía a todos lados; la cancha en la final era un lleno total. Las finales con Chacarita en el 73 o las dos con Atlético, de visitantes y en la cancha de Piazza, donde nosotros hacíamos de locales, estaba todo repleto. La cancha de Piazza se llenaba de boqueases”.

Los dos Boca: “Me parece que es distinto. En nuestra época había muchos muchachos de buen pie. Veo que ahora hay chicos que se han acoplado al equipo de ahora, que son de otro equipo, y se están armando. Pero tienen unas ganas bárbaras, ¡tienen una garra y un corazón impresionante! Y eso los ha llevado tantos partidos como han ganado”.

Vestidos de ¿Estrellas?: “Jugamos con Atlético Tapalqué la final del 74. Cuando fuimos visitantes tuvieron que cambiar ellos la camiseta, porque son muy parecidas, por los colores. Cuando vinieron acá, tuvimos que cambiar nosotros y los muchachos de Estrellas nos prestaron la suya, la tradicional, la blanca y roja. No habíamos jugado nunca con esa”.

¿Qué pasará por la cabeza?: “Los jugadores de Boca deben estar con mucha ansiedad. ¡Hay chicos muy jóvenes en este Boca! Deben estar medio nerviosos. Pero ya están en la final, ya ganaron el primer chico, le faltan sólo 90 minutos”.

¿Boca sale campeón?: “¡Sí! De todo corazón. Sí, sale campeón”.

 

Peralta: figura central en el primer festejo del tricolor

<
>

Es probable que en el inconciente colectivo azuleño, cuando se lo evoca dentro de un campo de juego, la imagen de Orlando Peralta emerja en la memoria con una estrella negra estampada en el pecho. En Athletic, este defensor central fue patrón, figura y referente de sus compañeros. Pero la génesis, cuando reconstruimos su devenir futbolístico, hay que emplazarla en el sur de la ciudad y pintarle de rojo, negro y blanco.

Cuando Chacarita Juniors paladeó por vez primera un título oficial en la gran divisional, Peralta (en la foto, quinto desde la izquierda entre los parados) tenía 18 años y hacía 4 que jugaba. Cuando descorre el velo que guarece ese cúmulo de recuerdos y satisfacciones, aparece en la charla con EL TIEMPO algunos mojones emocionales muy significativos: los partidos jugados junto a su padre, que aquel haya sido su bautismo en cuanto grandes celebraciones futbolísticas, la final (disputada el 24 de diciembre de 1978) ganada nada menos que a Cemento Armado.

Pero Orlando también sienta a la mesa de este encuentro la revancha que hoy abordarán bosteros y funebreros, cita que, opina, será un gran espectáculo del fútbol local y al cabo de la cual Boca merece tener su fiesta, dado que “hace mucho tiempo que no puede conseguir un título”.

Chaca vs. Cemento, modelo 78: “Tengo un recuerdo hermoso de esa final. Para el club y para nosotros era muy importante, teníamos la posibilidad de salir campeón por primera vez con Chacarita.

Le daba otro gusto el partido porque era contra Cemento, el clásico. En esa época se vivía un clásico barrial enorme y con mucha gente en la cancha. Fue un premio porque, ese año, se había hecho un equipo muy competitivo”.

Sentimientos personales: “Era la oportunidad de conseguir el primer campeonato, y a eso hay que sumarle que yo había llegado a Chacarita a los diez años; a los quince debuté en Primera, en el 1974, y jugué unos partidos. Recién al año siguiente ya me afiance en la Primera División”.

La final 2016: “Va a ser un partido lindo, porque seguramente va a ir mucha gente. Al fútbol de Azul le hace muy bien que a una final lleguen dos equipos como lo son Chacarita y Boca. El xeneize quiere cortar esa racha de 42 años sin campeonar. Chacarita es un equipo que en los últimos años siempre está peleando los torneos y jugando muchas finales”.

¿Pesa la experiencia de Chaca?: “Boca tiene un equipo equiparado en todas las líneas y que ha hecho las cosas muy bien durante todo el año. Chacarita tiene algunos chicos que están jugando sus primeros partidos y otros con mucha experiencia. Pero las finales son finales y eso las hace especiales”

Estas camisetas, mis camisetas: “En Chacarita tuve la oportunidad de dar mis primeros pasos en el fútbol acompañado por mi padre Abel, con quien jugué dos años. Y en Boca, cuando me retiro a los 44 años, pude jugar junto con mis dos hijos”.

Mi favorito es…: “Tendría que salir campeón Boca sólo porque hace mucho tiempo que no puede conseguir un título. Hizo bien las cosas, al igual que Chacarita, pero Boca se lo merece”.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *