UNA MOTO Y UN TELÉFONO

Una moto. La Policía la recuperó después de que fue sustraída. Un celular. Lo había hurtado una mujer de un comercio.
<
>
Una moto. La Policía la recuperó después de que fue sustraída.

Policías recuperaron una moto que había sido sustraída y también un teléfono celular que fue hurtado en una agencia de loterías y quinielas de esta ciudad, hecho este último que se tradujo en la aprehensión de una mujer.

Con relación al primero de los ilícitos mencionados, se está instruyendo un sumario penal caratulado como hurto de motovehículo.

Anteayer en horas de la mañana un hombre denunció que su motocicleta le fue sustraída de la Escuela 27, que está ubicada sobre la Ruta Nacional número 3 y Lamadrid, en jurisdicción de Azul.

Marca Honda, modelo Wave y de 110 cc, ese mismo día efectivos policiales recuperaron el rodado.

El damnificado por la sustracción de la moto y denunciante del ilícito se llama Guillermo Nicolás Altamirano, un albañil que tiene 35 años.

Policías del Gabinete de Investigaciones de la comisaría primera y del Comando de Patrullas identificaron a un joven de 19 años como el presunto autor de la sustracción del rodado.

Llamado Maximiliano Javier Bossi, al concurrir a su casa -ubicada en la calle Misia Barranco de Villa Piazza Norte- la moto fue incautada, situación que implicó que el joven quedara notificado de la formación de la causa penal donde ahora figura como acusado de la sustracción del vehículo.

Un hurto de un celular

También anteayer, una mujer había sido aprehendida por la Policía, acusada de ser la misma que ese día sustrajo un teléfono celular en una agencia de loterías y quinielas que está en una de las esquinas de Avenida Mitre y Arenales.

Por el caso se está instruyendo un sumario penal caratulado como hurto in fraganti delito y acusada de sustraer el celular figura una mujer que tiene 50 años, a quien voceros policiales identificaron como Valentina Noemí Videla.

Un empleado de la agencia, llamado Paulo Gómez y de 45 años, fue a quien le sustrajeron el celular.

Alrededor de la hora 18 del pasado jueves el ilícito derivó en la aprehensión de la mujer.

Momentos antes había ingresado a la referida agencia, “donde se aprovechó de la distracción del damnificado para sustraerle un celular” -según la Policía informó-, en momentos que el teléfono estaba sobre el mostrador del local.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *