EN EL BARRIO EL SOL

Una mujer y sus hijos, víctimas de un robo

Por el hecho, ocurrido en las primeras horas de ayer, la Policía identificó como los presuntos autores a tres reclusos alojados en la Unidad 7, en el programa “Casas por cárceles”. En el penal fueron recuperados varios de los elementos sustraídos.

Un violento robo tuvo como víctimas en las primeras horas de ayer a una mujer y sus cuatro hijos en una casa del Barrio El Sol de esta ciudad.

Tras la denuncia por lo sucedido, policías del Gabinete de Investigaciones de la Seccional Primera local identificaron al menos a tres internos alojados en la Unidad 7 de Azul y formando parte del programa “Casas por cárceles” como los presuntos autores del hecho.

Además, tareas de rastrillajes llevadas a cabo tanto en las casas ubicadas en esa cárcel del SPB y en zonas aledañas a las viviendas de ese penal permitieron recuperar la mayoría de los elementos que habían sido sustraídos durante este episodio delictivo.

Fuentes policiales informaron que una mujer de 42 años llamada María del Carmen Alvarado y sus cuatro hijos se convirtieron en las víctimas de este robo, ocurrido ayer alrededor de las cinco en una vivienda ubicada en Calle 9, a pocas cuadras de la Unidad 7.

A esa hora, tras forzar una ventana, ingresaron por el frente de la casa seis sujetos que tenían sus rostros cubiertos y portaban “puntas de hierro caseras tipo facas”.

Los delincuentes redujeron a la mujer y sus hijos atándolos con cordones. Después, se apoderaron de varios elementos que hallaron en la vivienda.

Tres televisores fueron sustraídos de la casa; al igual que una computadora portátil, varios teléfonos celulares, dos alianzas de oro, una billetera -que en su interior contenía documentación personal y tarjetas de crédito a nombre de Alvarado- un cheque por un valor de 30.000 pesos y tres más por una suma total de 23.000 pesos.

Las averiguaciones iniciadas por lo sucedido orientaron la investigación policial hacia la Unidad 7, la cárcel de varones del SPB ubicada a pocas cuadras del domicilio donde este robo se produjo.

De esa manera, se identificó a tres reclusos como los presuntos autores del robo. Esos internos están alojados en el penal azuleño en las casas construidas intramuros, las cuales forman del programa de la Provincia que se llama “Casas por cárceles”.

Policías de la Seccional Primera y la Local concurrieron a la Unidad 7, donde ingresaron para inspeccionar las viviendas y para identificar a quienes ahora están sospechados de ser los autores del robo.

Las casas fueron requisadas por los policías, de la misma manera que ocurrió con los lugares aledaños a ese sector intramuros del penal donde están construidas.

En una de esas viviendas en la que se alojan siete reclusos, durante la requisa que policías y efectivos del SPB llevaron a cabo fue hallada la computadora portátil robada en la casa de Alvarado horas antes, como así también una réplica de plástico de un revólver y una punta de hierro con mango de tela, arma blanca conocida en la jerga carcelaria como “faca”.

Al ser requisado uno de los internos alojados en esa vivienda, “poseía en uno de los bolsillos de sus prendas los cheques denunciados como sustraídos”, dijeron los voceros de seguridad.

A eso se sumó que en las afueras de esa casa, dentro de un camión abandonado, los policías hallaron más elementos relacionados con el robo: los tres televisores y prendas de vestir.

En principio, tres de los internos que habitan esa casa ubicada en el interior de la Unidad 7 están identificados como parte de ese grupo que ingresó a cometer el robo que tuvo como víctimas a la mujer y sus cuatro hijos.

El dato

Las identidades de todos esos reclusos -que siguen presos en la Unidad 7- no fueron difundidas debido a “diligencias procesales pendientes”, señalaron a EL TIEMPO los voceros de seguridad.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *