UNA MUJER Y UN REVÓLVER

Una mujer que tiene 41 años quedó en libertad ayer, después de que un día antes había sido aprehendida durante un allanamiento en una vivienda de esta ciudad, procedimiento donde policías incautaron en su poder un revólver.

Tras el arresto, había sido indagada en Tribunales por funcionarios pertenecientes a la UFI 13, la Fiscalía a cargo actualmente del Dr. Javier Barda, acusada de la portación ilegal del arma de fuego secuestrada en ese procedimiento.

Identificada por fuentes policiales y judiciales como Alejandra Andrea Latorre, ayer se negó a declarar cuando en sede judicial se llevó a cabo esa indagatoria, audiencia realizada en el marco del sumario que se inició tras el hallazgo del arma.

Ese expediente penal está caratulado como portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización.

El pasado viernes por la tarde efectivos pertenecientes al Gabinete de Investigaciones de la comisaría primera realizaron un allanamiento en una vivienda situada en Pringles entre España y Rauch de este medio.

El procedimiento había sido dispuesto en el marco de una causa penal que se está instruyendo -también desde la UFI 13- por un caso de violencia familiar.

En el lugar, los policías incautaron un revólver calibre 32 que -según lo señalado- en su tambor tenía tres proyectiles aptos para el disparo, mientras que otros tres “estaban impactados”.

Al entrevistarse en la casa allanada con la mujer que después fue aprehendida y ayer recuperó la libertad, los efectivos de seguridad observaron que portaba el arma en su cintura, la cual estaba oculta debajo de las ropas con las que estaba vestida.

El revólver se encontraba “en inmediatas condiciones de uso”, se indicó por último con relación a este hecho que derivara en el arresto de la mujer y en el secuestro del arma de fuego.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *