ESTA NOCHE

Una nueva e íntima muestra en Oliva Drys

Esta noche quedará inaugurada “Patio” de Cielo Mejías y Nicolás Hernandorena en Oliva Drys Espacio de Arte.
<
>
Esta noche quedará inaugurada “Patio” de Cielo Mejías y Nicolás Hernandorena en Oliva Drys Espacio de Arte.

Se llevará a cabo en el espacio de arte independiente la apertura de la exposición de Cielo Mejías y Nicolás Hernandorena, dos jóvenes tandilenses que traen a nuestra ciudad esta muestra llamada “Patio”.

Esta tarde, a las 19.30 horas, quedará inaugurada una nueva muestra en Oliva Drys Espacio de Arte, sita en Prat 675. En esta nueva propuesta artística llegan las obras de Cielo Mejías y Nicolás Hernandorena oriundos de la ciudad de Tandil.

Todos los meses esta usina artística propone diferentes y variadas miradas sobre obras estéticas brindando el espacio a artistas de nuestra ciudad y la zona. En esta oportunidad, se propone una mirada más íntima de las pinturas, esculturas y objetos que propone “Patio”.

En este sentido, este medio dialogó con el responsable del espacio de arte, Silvio Oliva Drys quien en un principio comentó que “desde hace un tiempo estamos impulsando artistas de la región”, los artistas en cuestión tienen una trayectoria muy consolidada “y no son ajenos a nuestra ciudad porque, por ejemplo, Nicolás ha sido merecedor del primer premio del Salón Nacional de Dibujo y Pintura de Azul y, junto a Cielo, ha expuesto anteriormente en el espacio de arte”. 

En este marco explicó que sean artistas de la zona “está contextualizado en una propuesta que nosotros venimos manteniendo. Así se ven potencialidades que tenemos bien cerca nuestro, además de hacer circular y fortalecer a los artistas de la región”. Este es un objetivo que “nos veníamos planteando y que nos parecía necesario”.

En relación a la muestra, puntualmente afirmó que “no es como todas las muestras anteriores que hemos realizado en el espacio”. Al respecto dijo que no estará todo el espacio ocupado con las obras “sino que una cuarta parte del lugar estará destinado a las obras porque hemos querido conservar la intimidad un encuentro con el espectador”.

Son pocas obras “que estarán en una parte del espacio interactuando de una manera más íntima” y además tiene una temática muy puntual “que puede parecer anecdótica o singular. No por lo que significa sino por cómo lo hacen ya que abordan el tema del amor, la simpleza de los hechos cotidianos que a veces olvidamos”.

Hasta el nombre de la muestra tiene que ver con eso “porque remite a ese lugar en el que todos hemos vivido como parte de nuestra infancia, un lugar para jugar, para encontrarnos, un mundo imaginario”.

 Sobre los artistas

Cielo Mejías y Nicolás Hernandorena son  jóvenes artistas que  residen en Tandil.  Profesores en artes visuales. Se ha perfeccionado en diversas técnicas como el dibujo, pintura, escultura y figura humana. Han participado en numerosos salones y muestras colectivas e individuales en la región y el país.

Tienen en su trayectoria incursiones como ilustradores de obras literarias y eventos como ferias del libro y cine y han dejado su impronta en murales alusivos a la defensa de la vida. Andrés Bardon se ha referido a la obra de Hernandorena de la siguiente forma: Acaso desde un punto de vista puramente formal, no sea exagerado afirmar que el excelente dibujo de Nicolás Hernandorena es el esqueleto donde se apoya su pintura la cual, irreverente, aparece como un aluvión de colores y texturas en un cuidadoso manejo del espacio al mejor estilo de los maestros orientales donde el vacío hace vibrar con fuerza su presencia y resonando en cada una de las figuras. Por otro lado, y desde lo profundo del análisis de contenidos estéticos, el joven artista tandilense nos acerca a un mundo bucólico y mágico donde los hombres han conquistado la felicidad mediante el sencillo ejercicio de vivir la vida cotidiana. Volar entre las ramas de los árboles en flor junto a la pareja amada o al hijo que es producto de ese amor no es más que un evidente resultado de esa conquista y, a su vez, es algo que ocurre todos los días. En la obra de Hernandorena la magia de Marc Chagall se entrelaza al expresionismo de Egon Schiele en una síntesis genuina, única y entrañable. La vida sencilla de la provincia y la certeza de que todo lo que necesitamos es todo lo que tenemos parecen ser los eslabones más fuertes en la cadena conceptual del autor y esa fortaleza no se pierde ni por un instante a pesar de que los personajes jamás se aferran a la tierra ni a las cosas sino que se encuentran siempre como flotando ingrávidos confirmando que no hace falta nada más que el amor verdadero para continuar la celebración de la vida”.

Esta muestra conjunta tiene en común, y eso puede definirse sin duda, como obras que refieren a la ilusión, a la inocencia, y como dice Hernandorena: “Un gesto minúsculo, un instante baldío que sin embargo cambia todas las posibilidades. Un hilo invisible, entrañable, que conecta las fibras de nuestra esencia”.

Las obras de Cielo Mejías en palabras de la artista, quien dice: “están construidas, pensadas, sentidas desde la posibilidad de crear una pieza que remita al juguete antiguo, a la miniatura, lo sensible y lo etéreo. En general tienen que ver con anécdotas cotidianas que intento llevarlas a un plano más poético y lúdico, sin que por eso pierdan la frescura y esencia puntual del momento”.

Algunas de sus obras forman parte de colecciones privadas en su tierra natal, Tandil, como en Capital Federal, Estados Unidos, Alemania, Brasil, Uruguay, España y Corea del Sur.

Se invita a la comunidad a participar de la inauguración el domingo a las 19:30, en Prat 675, ocasión en que estarán los artistas expositores.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *