EN UNA TARDE-NOCHE FRÍA

Una tradición para la que se unieron los barrios de Azul: La Noche de San Juan 

En cuatro sectores de la ciudad, concentradas en las plazas, se montaron representaciones elaboradas por artistas y gente de esas barriadas para -en el recorrido del fuego- fueran quemadas a la manera de la tradición. Hubo también en cada punto de concentración, artistas invitados, mucha música, juegos para chicos, entre un sin fin de actividades. 

“La llorona” estuvo confeccionada por integrantes de seis barrios. Hubo juegos infantiles y música tropical.
FOTOS NACHO CORREA
En el Barrio Urioste se quemó la representación de “El Lobizón”. Mucha cantidad de gente estuvo trabajando en esta elaboración.
<
>
“La llorona” estuvo confeccionada por integrantes de seis barrios. Hubo juegos infantiles y música tropical. FOTOS NACHO CORREA

Organizado por la Municipalidad de Azul, a través de la Dirección de Cultura, y con el auspicio de la Red de Ciudades Creativas del Ministerio de Cultura de Presidencia de la Nación, se llevó a cabo la Noche de San Juan con el programa “Mitos y leyendas populares argentinas”: “El barrio cuenta”.

Todo comenzó en distintos sectores de la ciudad realizando diferentes actividades y cumpliendo con el horario establecido de acuerdo al circuito.

A las 18.30 en el sector Villa Piazza Norte se desarrolló el ritual de la quema de la obra  “El Chupacabras” –es un ser que ataca a animales en zonas rurales- con el acompañamiento de los tambores y la adhesión de cantantes, feriantes e instituciones barriales.

Posteriormente, se concurrió al sector del Barrio Urioste donde se procedió a la quema de “El Lobizón”, también con una gran afluencia de público y con la participación especial de diversos artistas, servicio de cantina y elaboraciones dulces. Una flecha fue dirigida hacia el corazón de esta representación para que se encendiera fuego.

Continuando con el recorrido del fuego, en el sector de Burgos y Catamarca, se llevó a cabo el ritual de la quema de la obra “La Llorona” -mujer que ante el engaño de su esposo mata a sus hijos y a partir de ahí vaga llorando y llamándolos vestida de blanco-.

En esta zona se hicieron diversas actividades como juegos para niños, artistas barriales y feriantes.

Por último, a las 21.30 cerrando con este circuito del fuego se quemó la obra “Kalkú” –personaje mapuche que se encargaba de hacer el mal- en el sector del Barrio Guemes, más precisamente en la Plaza de los Pueblos Originarios. Allí las actividades empezaron a las 19 horas, en cambio en el resto de los barrios se iniciaron a las 14.

Es importante destacarla presencia de artistas de la ciudad, las comisiones barriales que se han unido, en esta oportunidad, para hacer de esto un importante trabajo en conjunto como es el tradicional encuentro de la Noche de San Juan en su octava edición.

En la mayoría de los barrios de parte de los presidentes o integrantes de las comisiones barriales se reconocieron a los integrantes del equipo de la Dirección de Cultura.

En definitiva, fueron parte de este proyecto los barrios: El Sol, Villa Giammatolo, Pedro Burgos, Barrio Carús y Catamarca. Además, Plaza Oubiñas, Villa Fidelidad, Villa Mitre y Juan D. Perón.

Todas estas zonas de la ciudad unidas en una jornada reprogramada ya que se celebra el 24 de junio, pero por condiciones climáticas no se pudo realizar en dicha fecha.

EL DATO

En todas las zonas estuvo la Policía Local y al área de Control Urbano.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *