VALERIA GARCÍA

Una trágica y triste realidad que está atravesando una mujer azuleña, ex participante de “Cuestión de Peso”

Natalia y Valeria en Cuestión de peso cuando ingresaron al programa. Según la doctora Añorga “Valeria pesó en algún momento 250 kilos, con el programa bajó más de 130 kilos y cuando volvieron a Azul recuperó todo lo había perdido”. La doctora recibió a EL TIEMPO en el Hospital Municipal donde Valeria fue asistida después del accidente.
<
>
Natalia y Valeria en Cuestión de peso cuando ingresaron al programa. Según la doctora Añorga “Valeria pesó en algún momento 250 kilos, con el programa bajó más de 130 kilos y cuando volvieron a Azul recuperó todo lo había perdido”.

Hace una semana tuvo un accidente de moto en el que se fracturó un hueso,  si bien no supieron diagnosticarla porque no existen centros de salud que cuenten con la aparatología necesaria para una persona que pesa 260 kilos. EL TIEMPO dialogó con la doctora Andrea Añorga -del Hospital Municipal “Ángel Pintos”-, quien contó la realidad de la mujer de 40 años. Además, ofreció un mensaje de concientización para la gente que padece este problema de salud.   

 La azuleña Valeria García –ex participante del programa televisivo “Cuestión de Peso”– fue atropellada hace una semana, padeciendo una quebradura, lesión que se agrava dado su cuadro de obesidad, dado que pesa 260 kilos, aproximadamente. Pero los problemas para García no acaban allí, ya que aún no ha logrado recibir un diagnóstico. ¿La causa?: No existen centros de salud que tengan la aparatología para diagnosticar a una persona con su peso.

Es importante recordar que “Cuestión de Peso” es un programa de televisión que se emitió desde el 2006 hasta 2017 por Canal 13. Consistía en el ingreso de participantes que tenían como meta el descenso de peso en forma saludable. En la temporada emitida durante 2013 tomaron parte dos hermanas de esta ciudad, Valeria y Natalia García, quienes lograron el objetivo con un equipo interdisciplinario.

Pero para saber más sobre el problema y el duro momento de Valeria, EL TIEMPO dialogó con la doctora Andrea Silvina Añorga, del Hospital Municipal “Dr. Ángel Pintos”, profesional que asistió a García a su ingreso en ese nosocomio tras el accidente.

 Dos problemas de salud

En primer término Añorga recordó que “aproximadamente hace una semana Valeria tuvo un accidente de moto en la vía pública, se la encontró caída en el asfalto. En primer lugar fue asistida por la gente que estaba ahí mismo ya que le dolía mucho la pierna izquierda, después llegó la ambulancia y con la ayuda de varias personas fue subida a la ambulancia y la trajeron al nosocomio local para internación”.

Continuó “ella tiene una historia previa de atención en el hospital por su sobrepeso. Hace algunos años estuvo en Cuestión de Peso con su hermana aunque posteriormente se ´levantó` el programa y quedaron sin cobertura, volvieron a la ciudad, -sus padres viven en Capital Federal- vivieron con una pensión y retomaron sus hábitos alimentarios como antes del programa. Es decir, que recuperaron el peso que habían perdido en el programa”.

En cuánto a esto último la especialista señaló que “Valeria pesó en algún momento 250 kilos, con el programa bajó más de 130 kilos y cuando volvieron a Azul recuperó todo lo había perdido”.

 Concientización

La doctora Añorga destacó que “si bien no llevemos a una persona al peso extremo de Valeria, es decir aunque pesen 180 kilos, estos individuos tienen un organismo que se desgasta, se desgastan sus órganos”. Ejemplificó “el corazón trabaja por dos o tres cuerpos, al igual que los riñones, el hígado, todo trabaja doble. Por ello es que son pacientes de alto riesgo”.

Posteriormente apuntó que “Valeria en este momento debe estar pesando 260 kilos y su hermana está un poco más delgada aunque siguen siendo obesas mórbidas (tiene compromiso de vida)”.

Con respecto a la fractura a Valeria “no la pudimos diagnosticar por este motivo. Nuestros equipos de rayos no atraviesan la grasa y músculo que tiene, se la llevó a quirófano porque se sacó el hombro y se lo pusieron y no tuvo más dolor. Pero se intentó con otro equipo que se llama ARCO en C, de rayos y no se llega a ver la imagen. El tomógrafo tiene una camilla que es mecánica y está diseñada hasta 120 kilos, así que no se mueve con una persona que pesa 260 kilos y este tamaño de cuerpo no entra en el tubo del tomógrafo. Las ecografías con los ecógrafos convencionales tampoco funcionaron en Valeria, entonces nunca se pudo saber si tiene fracturada la rodilla o la cadera. Ante esta situación se le inmovilizó la pierna y se pidió la derivación. Nosotros sabíamos que en el Hospital de Malvinas Argentinas se hacían los estudios complementarios de los pacientes que ingresaban a Cuestión de Peso, así que se pidió por la Red de Derivación Provincial de pacientes sin obra social la derivación a ese centro para que la diagnostiquen y no la aceptaron. Ocurre que a veces hay que esperar, no tienen cama y demás. Aunque se consiguió a través del Ministerio de la Provincia una derivación al Hospital Italiano, ahí le van a hacer imágenes y de ahí se va a internar en el Hospital Evita Pueblo de Berazategui. Es una paciente de altísimo riesgo para operar, depende de dónde tenga la fractura lo más probable es que se le haga alguna inmovilización. Pero es fundamental saber a qué altura está la fractura”.

Consultada sobre cómo está Valeria emocionalmente contó que “esto no es nada fácil, son pacientes que tienen una enfermedad que es requiere un tratamiento multidisciplinario, es decir que no sólo necesitan ayuda de un nutricionista para bajar de peso, sino que también requiere el aporte de la terapia psicológica, acompañante terapéutico, gente que los controle; por eso ellos estaban contenidos en Cuestión de Peso. Nosotros si bien tenemos todos los servicios en el hospital pero al ser ambulatorio a veces no venían, hacían abandono del tratamiento”.

Agregó que “a ella le costaba mantenerse despierta, no tenía apetito, estaba dolorida, colaboraba, de buen ánimo pero caída anímicamente”.

Para terminar reflexionó que “más allá de lo que hicimos que fue poco, pobre, por ella; queremos transmitir un ejemplo para que la gente se cuide y que entienda que el sobrepeso es riesgoso de verdad, que todos los órganos trabajan pero con muchísimo esfuerzo, y siempre y cuando sos joven el cuerpo tolera, después se produce este desgaste y no se llega a una edad de 70 años”.  

¿Qué es un obeso?                            

La doctora Añorga explicó que “un obeso es un paciente adicto a la comida, como el adicto a la cocaína o a la nicotina, entonces cuando uno le saca la comida entran en abstinencia que los pacientes adictos a cualquier sustancias. Tienen un gran componente psicológico por eso es que no alcanza con un nutricionista, por eso necesitan apoyo psicológico y a veces necesitan hasta medicación. Acá Valeria tenia ese tipo de equipo pero al ser el tratamiento ambulatorio a veces faltaban y hacían abandono del tratamiento, en cambio en Cuestión de Peso había internación y estaban controlados”.   

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *