UNA VECINA ENGAÑADA

<
>

A la mujer, que vive en el Barrio Santa Elena, la llamaron ayer por teléfono. Un hombre se hizo pasar por su hijo y le dijo que lo habían secuestrado. Sin advertir que estaba siendo engañada, la vecina salió a la calle y, a modo de rescate, dejó dinero en una bolsa de residuos. Cuando su esposo llegó se dio cuenta del engaño. Una vez más, la Policía alertó a la población con relación a secuestros virtuales y cuentos del tío./

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *