UNO EN LA RUTA Y OTRO EN LA CIUDAD: ACCIDENTES SIN HERIDOS DE GRAVEDAD

Un golpe en la nariz sufrió un hombre que guiaba un auto que se despistó en la rotonda de las rutas 51 y 226 y chocó contra una columna de alumbrado.En Colón y Tiro Federal chocaron ayer a la tarde dos motos. Uno de los conductores se dio a la fuga. El otro fue asistido en el hospital y no quedó internado.
<
>
En Colón y Tiro Federal chocaron ayer a la tarde dos motos. Uno de los conductores se dio a la fuga. El otro fue asistido en el hospital y no quedó internado.

Un automóvil había chocado ayer en la rotonda que une las rutas 51 y 226, en jurisdicción del Partido de Azul, contra una columna de alumbrado público, sin que su conductor resultara con lesiones de gravedad. Además, dos motos chocaron en Tiro Federal y Colón de esta ciudad, accidente que derivó en que el conductor de uno de los rodados, después de que el otro se dio a la fuga, fuera trasladado al Hospital Pintos para ser atendido.

De acuerdo con lo que voceros policiales de dependencias que intervinieron en ambos hechos indicaron a EL TIEMPO, no se habían iniciado actuaciones penales por ninguno de esos accidentes.

Fuentes del Destacamento Balneario de Policía indicaron que el auto que se despistó en la rotonda de las rutas 51 y 226 es un Fiat Siena de color negro, el cual ayer alrededor de la hora 16 manejaba en dirección hacia esta ciudad un hombre domiciliado en Bolívar.

Los mismos voceros identificaron al conductor del auto como Jorge Saganías, de 58 años, quien viajaba solo cuando el rodado se despistó y luego chocó contra una columna de alumbrado público que está en la rotonda.

Al lugar, junto con policías del Destacamento Balneario, concurrieron bomberos, aunque el conductor no fue trasladado al hospital debido a que, más allá de un golpe en su rostro, no sufrió lesiones de consideración tras despistarse el auto e impactar contra la columna.

En tanto, alrededor de la hora 17, en Tiro Federal y Colón chocaron dos motocicletas.

Mientras que el conductor de uno de esos rodados se dio a la fuga, al joven que guiaba el otro vehículo -de 23 años y llamado Nicolás Fernández– lo trasladaron al Hospital Pintos por los traumatismos sufridos, los cuales no revestían gravedad, por lo que después de ser atendido en la Guardia no quedó internado.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *