CLAUDIO ELICHIRI  

“Verte así te agarra como un escalofrío” 

Luego de una nueva brutal agresión a árbitros del interior, los jueces de la Superliga Argentina decidieron manifestar su repudio con fotos de sus colegas agredidos. La cara desfigurada del árbitro azuleño volvió a replicarse en los medios. Ayer habló con EL TIEMPO y se mostró desesperanzado: “No se toma nada de conciencia”.

La foto de Claudio Elichiri (centro) en manos del árbitro principal que actuó en Boca-Arsenal.
CAPTURA DE TV

Un año atrás, en  Ayacucho, donde se disputaba un partido entre Sarmiento de esa localidad y Sansinena de Bahía Blanca, por el Torneo Federal B, tres árbitros azuleños fueron agredidos. Claudio Elichiri, Juan Chaparro y Juan Bardas recibieron una cruenta golpiza de parte de jugadores e hinchas de Sarmiento cuando promediaba el segundo tiempo La peor parte la arrastró Elichiri, cuyo rostro quedó desfigurado por los golpes.

El más reciente fecha de la Superliga Argentina de Primera División, luego que Bruno Amiconi, árbitro de 25 de Mayo, fuera ferozmente agredido en el partido entre Juventud de Pergamino e Independiente de Chivilcoy, por el Federal B, disputado el 29 de noviembre pasado, donde también resultaron muy lastimados los asistentes Marcelo Costa y Mauricio Luna, los jueces decidieron demostrar su indignación ante este tipo de repudiables acontecimientos y posaron con fotos de colegas de distintas categorías del fútbol nacional. Una de esas fotos replicaba la cara golpeada de Claudio Elichiri.

“Cuando volví de la cancha vi que me habían puesto en el Facebook algunas imágenes de los árbitros con las fotos nuestras. Verte así te agarra como un escalofrío”, le dijo el juez azuleño a EL TIEMPO ayer, vía conversación telefónica. “Más con lo que pasó con este chico de 25 de Mayo. No lo conozco pero estuve hablando con él; me preguntaba cómo salía de todo esto después de la golpiza que le pegaron”, agregó.

Elichiri no apreció en vivo ninguna de las manifestaciones de sus colegas durante el domingo, como por ejemplo la de Facundo Tello en Boca-Arsenal, protesta que tomó más notoriedad al ser realizada una vez que el cotejo en la Bombonera había comenzado. Pero no poder verlo no significó evadirse de cierto estupor: “Es algo para que se vea, para que se tome conciencia. El tema es que sigue pasando y no se toma nada de conciencia. Para mí todo empieza desde adentro. Se agarran dos jugadores a las piñas y se trasmite afuera y se meten todos”.

–¿Cómo ha sido este año después de aquella agresión?

–No bien me pasó, estuve tres semanas encerrado en mi casa, no quería salir ni a la vereda. Era como algo interno, no quería salir. No sé…por el qué dirán, muchas cosas. Después de tres semanas empezamos a salir con mi señora, me paraba todo el mundo para darme apoyo. Empecé a entrenar normalmente y al mes dirigí un partido en 25 de Mayo, Federal B en Copa Argentina. Fuimos los mismos tres que recibimos la agresión en Ayacucho.

-¿Qué sucede internamente cada vez que salís a un campo de juego a dirigir?

–Lo que tal vez cambió es que tomo más recaudos con la policía, pregunto quién es el encargado del operativo. Si hay algún expulsado, les digo, “no esperés que yo te llame. Entrá y sacalo, no esperés a que arme más lío”.

Cuando te ves te da bronca. No querés pensar más porque es como revivir otra vez lo mismo, revivir la agresión.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *