EL 9 DE MARZO

Veteranos de Malvinas azuleños marcharon por sus derechos

 

En la ciudad de Buenos Aires se llevó a cabo una manifestación por distintos puntos que aún siguen vulnerados. Si bien los veteranos azuleños han conseguido muchas cosas en cuanto a contención, en otros lados falta mucho por lo que la solidaridad por los que no la están pasando bien fue prioridad.

En la manifestación participaron centros de veteranos de guerra de todo el país. Juan Schroh y Alcides Prieto contaron algunos de los puntos del reclamo que le hicieron al Estado Nacional.
<
>
Juan Schroh y Alcides Prieto contaron algunos de los puntos del reclamo que le hicieron al Estado Nacional.

El pasado 9 de marzo un grupo de veteranos de Guerra de Malvinas estuvo participando en una marcha en Buenos Aires con el motivo hacer conocer distintos reclamos. En momentos en el que el humor social no es el más tranquilo, marchas violentas y muertos en recitales de rock, los veteranos salieron a la calle a hacer oír sus derechos vulnerados de la mejor manera posible: la pacífica.

Si algo aprendieron es que la violencia no es la forma de dar a conocer sus pedidos y los azuleños que estuvieron en esta movida en la Capital contaron la experiencia y los porqués de esta manifestación. Juan Schroh y Alcides Prieto son dos de los integrantes del Centro de Veteranos de Guerra “Callvú Leovú” y se sumaron al reclamo.

La Federación Provincial de Veteranos reunió a los distintos centros que lo nuclean para acompañar los reclamos. Lo primero que dijeron los azuleños que participaron es que no es puntualmente en contra de este gobierno sino contra un Estado que, si bien hubo avances y logros, no se hace cargo.

En este sentido, desde el 82 hasta la fecha “han pasado muchos años y algunas cosas se hicieron”. Después de los 14 años de abandono absoluto hubo algunas reivindicaciones “pero siempre falta un poco más, es el día de hoy que tenemos muchos problemas graves y de distinta índole”.

Fue una manifestación “muy importante para nosotros” porque más allá del número de convocatoria los reclamos eran puntuales y necesarios. Quizá no repercutió en los medios nacionales “porque no hubo ningún inconveniente. Nosotros coordinamos que íbamos a ir y pedimos que nos recibieran no fue necesario acudir a la violencia en ninguno de los entes de los cuales depende el veterano”.

Reclamos de salud

Hubo varios puntos sobre los cuales los veteranos reclamaron. El eje central fue Salud ya que es una de las problemáticas más frecuentes. La calidad de vida no es la correcta para personas que arriesgaron su vida por la soberanía nacional. En este sentido, Schroh explicó que “el veterano se encuentra con dificultades particulares que también influye en todo su ámbito familiar”.

En los primeros 45 días del año ya fallecieron, por distintas causas, 27 veteranos muertos. “No sólo que se puede haber suicidado alguno, que eso es grave, sino que por las carencias, tanto de medicamentos como de atención, podían haberse prevenido”, explicó.

Los veteranos de la zona el pasado año firmaron un convenio con PAMI y el Colegio de Psicólogos para tener asistencia psiquiátrica y psicológica tanto ellos como su familia. “Ese convenio sólo lo firmamos nosotros, en el Conurbano y la mayoría de las provincias no tienen este tipo de asistencia que es sumamente importante”, contó.

Si bien la medicación que brinda PAMI no se cortó si hay una serie de trámites burocráticos en los cuales se tardan meses para poder obtener la medicación “siempre se llega tarde”.

Esto es “atroz” debido a la falta de asistencia inmediata que necesitan ellos “como el resto de los afiliados de PAMI”. Desde que terminó el conflicto armado con Gran Bretaña hasta la época el Estado y sus distintos dirigentes han realizado promesas que, en su mayoría, no se han cumplido. Por ejemplo en la Provincia de Buenos se habló de hacer un hospital público especialmente para los veteranos y todo su grupo familia “y no lo hicieron”.

“Nosotros en Azul tenemos la ventaja de que hay un grado de acercamiento muy importante. Si bien con Ramiro Ortiz hay que pulir algunas cosas, estamos trabajando para que se solucionen los problemas”, explicó el presidente del Centro local.

Una problemática puntual es que muchos médicos se dieron de baja de FEMEBA y “ahora no atienden más. Nuestros doctores de toda la vida ya no trabajan por PAMI, pero tenemos asistencia”.

Pero si hay algo que no hace el veterano “es pensar en uno mismo. Nuestro pensamiento no es egoísta, estamos para la contención de los compañeros pero también para solucionar problemáticas a nivel nacional”.

En este ente “nos escucharon en el reclamo. Esperamos que se aceiten las cosas para que las medicaciones lleguen a tiempo, la asistencia psicológica preventiva esté y que la calidad de vida de los veteranos mejore”.

Prevenir antes que sanar

Otro de los reclamos por los cuales marcharon fue que las juntas médicas para los veteranos sean obligatorias. Para eso estuvieron en el Ministerio de Defensa de la Nación con el objetivo de tenga que ser una norma que los veteranos se reúnan con la junta para “que lo hagamos. La mayoría no lo hace por miedo a perder el trabajo después que te den el diagnóstico o a que no sea lo que uno espera”.

Los veteranos creen que esto es importante porque de esta manera se pueden tener diagnósticos certeros a cargo de médicos de las distintas fuerzas pero también especialistas civiles que estén involucrados. Porque “los veteranos no van al psiquiatra de manera voluntaria y luego tenemos desenlaces que no son los mejores”.

Con este punto solucionado “la prevención de distintas causas de muerte puede ser mucho mayor”, pero la realidad es otra porque los trámites tardan mucho “porque no hay especialistas suficientes para cubrir a la cantidad que somos”.

Además, en los criterios de evaluación “no están unificados. Hay muchos veteranos que son parias de la sociedad”. En el caso puntual de Prieto, él nació en Corrientes pero por cuestiones de la vida vive en Azul “entonces la nación da un reconocimiento pero ninguna provincia le da asistencia”. Esto mismo sucede con las pensiones, la asistencia médica y muchas otras cosas más.

La sociedad “no sabe del sufrimiento que tienen los veteranos de distintos tipos. Quizá la angustia acumulada durante años despierta en algún tipo de enfermedad que no es puntualmente psicológica, pero es la causa”.

Por último hicieron mención al operativo del Gobierno Nacional con la Cruz Roja en el cual se van a reconocer los cuerpos de los Caidos de Malvinas. En este sentido, explicaron que ya se han comenzado a instar para “repatriar los cuerpos y eso no es así. Los familiares tienen que tener en cuenta que murieron luchando por su patria, la soberanía nacional”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *