FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO

Violencia de género: un azuleño fue condenado por agredir a su ex mujer

Un juez le impuso una pena de tres años de prisión y otra, de carácter único, de seis años y medio de cárcel. En noviembre de 2014, a patadas, el hombre atacó a su ex concubina en la calle. Durante la agresión, le fracturó tres huesos del pie derecho.

 

Un hombre que había atacado en la calle a su ex concubina fue condenado en un juicio abreviado a tres años de prisión, proceso donde -dado antecedentes delictivos que registraba por otros hechos- también le dictaron una pena única de seis años y medio de cárcel, informaron ayer fuentes judiciales.

Enmarcado en un caso de violencia de género, este proceso judicial se había tramitado a través del Tribunal Oral en lo Criminal número 1, recayendo el dictado de ambas penas en un azuleño al que voceros judiciales identificaron como Enrique Rodolfo Escudero, de 51 años.

El juez Gustavo Borghi, presidente del TOC 1, intervino en este juicio abreviado y halló al encausado autor del delito de lesiones graves calificadas por lo que había sido esta agresión que tuvo como víctima a la ex pareja del imputado.

A patadas

El hecho por el que Escudero resultó condenado había ocurrido en esta ciudad el 18 de marzo de 2014.

Aquel día, cuando era aproximadamente la hora 19, la víctima iba caminando con una amiga por Corrientes y Ruta 3, lugar donde el agresor la interceptó con la excusa de hablar y, en primer término, “comenzó a insultarla”.

Posteriormente, el hombre le pegó una patada en su pierna derecha, lo que hizo caer a la mujer. Y una vez en el piso, continuó agrediéndola en varias partes del cuerpo, provocándole así las fracturas de los huesos tercero, cuarto y quinto metatarsiano de su pie derecho, “lesiones calificadas como graves por haberla inutilizado para el trabajo por más de un mes”, se indicó en la resolución de este juicio abreviado.

La denuncia que por lo sucedido hiciera la propia víctima; el informe médico que sirvió para constatar las lesiones que había sufrido a causa de esta agresión y el testimonio que sobre lo sucedido brindara la mujer que iba caminando con ella cuando el encausado la atacó se convirtieron en las pruebas para condenar a Escudero.

En su denuncia, la víctima de este caso de violencia de género contó que para la fecha en que el hecho se produjo ya estaba separada del hombre condenado en esta primera instancia, con quien había convivido aproximadamente un año y siete meses y tuvo una hija.

Señaló también que los motivos que la llevaron a alejarse de este hombre estuvieron vinculados a que “la agredía físicamente a diario”, una situación que en octubre de 2012 había derivado en que lo denunciara.

En su declaración sostuvo también que Escudero, desde que se separaron, no dejaba de molestarla.

Una condena de veinte días de prisión que el encausado registraba se convirtió en una agravante a la sanción impuesta en este juicio abreviado.

Además, la pena única de seis años y seis meses de prisión impuesta al azuleño en este mismo proceso implicó el cómputo de la condena dictada por este caso de violencia de género y otra que registraba desde el mismo Tribunal 1 donde días atrás volvió a ser juzgado. Esa condena consistía en una pena de cinco años de prisión por dos causas penales distintas que le fuera dictada en noviembre de 2014.

El dato

El fiscal Javier Barda y la defensora Oficial Mariana Mocciaro intervinieron en este proceso. En el fallo el juez aclaró que, por tratarse de un juicio abreviado y lo que la norma señala al respecto, las penas para el encausado no pueden implicar de su parte la imposición de una sanción superior a la solicitada por el Fiscal al momento de la realización de este proceso.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *