Virgen Milagrosa

Soy devoto de la Milagrosa y en alguna oportunidad asistí a la procesión de la Ruta 226. Por eso cuando se lleva a cabo en nuestra ciudad las fiestas patronales de la Virgen Milagrosa asisto para renovar la fe y esperanza y agradecer todo lo que nos da la Virgen. Hoy que todo el mundo está descreído de todo, es bueno tener a alguien en quien tener fe, inclusive inculcarlo a los hijos, expresó una persona que estuvo presente.

Como todos los años se celebró la novena. Es decir todos los sacerdotes se reunían en sus capillas a las 19 horas para rezar. Además existieron días específicos para atender las confesiones. También se contó con la visita de la custodia misionera preparada por el Congreso Eucarístico Nacional que es el Santísimo Sacramento, la ostia consagrada.

Dos artesanos de Azul, uno de ellos trabaja en plata y otro en madera, la elaboraron y la pasearon por diferentes capillas, entidades y hogares más humildes. Es una réplica de lo que será la del Congreso Eucarístico del año 2016. La forma representa al país, tiene la cruz de San Francisco de Asís.

La celebración central de las fiestas patronales de la Virgen Milagrosa comenzó con una procesión religiosa desde la rotonda ubicada en Cáneva y Mitre. Los fieles llevaban banderitas con los colores preferidos de la Virgen: blanco, celeste, amarillo y rosa. Desde allí partieron rezando el Santo Rosario por Avenida Cáneva hasta llegar a la capilla ubicada en el Barrio 18 de abril.

La misma se inauguró el 27 de noviembre de 2011. Aunque el proyecto comenzó a gestionarse en el año 2005. Se fueron reuniendo los fondos y restaurando la casa del ferrocarril y se trató de respetar el estilo original. Por eso llevó más tiempo. No sólo queremos a esta obra, expresó el Cura Párroco Mauricio Scoltore, por si misma, sino que tiene un valor agregado ya que se hizo ladrillo por ladrillo, madera por madera tratando de conservar el mismo estilo.

Allí, en Cáneva y Roca el Obispo Diocesano monseñor Hugo Manuel Salaberry ofició la Santa Misa. Posteriormente se celebró el bautismo de un bebé, Blanca. De a poco la capilla va tomando forma y se va instalando en la ciudad.

Las Fiestas Patronales de la Virgen de la Medalla Milagrosa tienen un significado especial para mi porque es rendirle un culto a la virgen que nos ayuda durante todo el año, expresó otra de las fieles presentes.

Las fiestas patronales tienen mucha significación ya que soy católica practicante y sobre todo de la Medalla Milagrosa. Siempre voy a la capilla, dos o tres veces por semana. También vengo a agradecer por mi marido, por mis hijos y pedir por todos los que lo necesitan, dijo otra de las presentes.

Estas expresiones de dos personas cristianas reflejan el sentimiento de todos los que, en gran número estuvieron presentes en la procesión y en la misa. Allí acudieron a pedir y agradecer, con fe, con mucha esperanza, con esa creencia de que es posible de que se haga realidad lo que se desea.

En este mundo de descrédito donde parecería que en algunos lugares no se respeta el derecho a vivir, es necesario que renazca la fe, la paz, la solidaridad, donde la persona humana es lo más importante que existe, por eso hay que respetarla y cuidarla.

Esta Fiesta Patronal de la Virgen Milagrosa significa una bocanada de amor al prójimo y una necesidad de creer, tener esperanza y desear vivir en un mundo mejor.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *