ESTA TARDE

“Yo puedo”, muestra fotográfica en el Círculo Médico

 

La institución de la salud, junto con ANDA UPPI y el Foto Club Azul organizaron una muestra en la cual se podrán ver retratos de integrantes de ANDA haciendo las cosas que más les gusta hacer. La misma quedará abierta al público hoy a las 17 horas.

Marcela Mandagarán, Claudia Ochoteco, Claudia Geneyro y Karina Brasciale, con su hijo Segundo, contaron detalles de la muestra y charla “Yo puedo”.

NACHO CORREA
<
>
Marcela Mandagarán, Claudia Ochoteco, Claudia Geneyro y Karina Brasciale, con su hijo Segundo, contaron detalles de la muestra y charla “Yo puedo”. NACHO CORREA

Esta tarde se llevará a cabo en el Círculo Médico la exposición “Yo puedo”, un trabajo interinstitucional llevado a cabo por ANDA UPPI y el Foto Club Azul.

Por eso, a partir de las 17 horas se podrán ver una serie de imágenes plasmadas en el almanaque 2016 en donde los integrantes de este espacio de contención posaron para la foto mostrando lo que más les gusta hacer, dando a conocer que pueden hacerlo. Estas  imágenes retratan a los niños, jóvenes y adultos haciendo lo que se proponen, lo que los apasiona, lo que los motiva, la que será acompañada de una charla de padres y personas con discapacidad, en la que cada uno podrá contar sus experiencias sobre cómo es vivir con discapacidad

Por este motivo, este medio dialogó con Claudia Ochoteco referente del Círculo Médico de Azul, Claudia Geneyro del Foto Club, Marcela Mandagarán y Karina Brasciale de ANDA.

En un primer momento Ochoteco dijo que en el ámbito de actividades que realiza el Círculo dirigidas a la comunidad “surge, a partir del ciclo de Derechos Humanos, hacer esta muestra de uno de los derechos que es de inclusión”.

Así las tres instituciones se pusieron de acuerdo “para mostrar estas fotografías tan hermosas con todas las cosas que los chicos pueden hacer. Entonces para nosotros es hacer visible un derecho más de cada una de las personas”, destacó la médica.

En este marco, Geneyro contó que en el origen de esta muestra “nos pusimos a trabajar con todos los chicos y nos pusimos de acuerdo, nos organizamos y decidimos hacer retratos de cada uno de ellos”.

Así, indicó que en esas imágenes “se muestran lo que a cada uno más le gusta hacer: cocinar, bailar, hacer deporte y muchas cosas más. Pero lo más importante es que ellos se sientan cómodos y nos entusiasmamos; fue una experiencia muy linda trabajar con los chicos”.

Una linda experiencia

Marcela, como madre, agregó que “para nosotros también fue muy lindo trabajar con ellos, toda la familia participó de esta producción de fotos porque ellos mostraban todo lo que les gustaba hacer”.

A esto, Karina añadió que desde su lugar “todo fue muy bueno. Desde el momento que planteamos la idea hasta la muestra de mañana tuvimos siempre buena repercusión”.

El Foto Club siempre “estuvo muy predispuesto, se sumaron enseguida y el trabajo continúa porque lo que nosotros necesitamos es un trabajo con otras instituciones porque solos no podemos”.

Para todas las entrevistadas el trabajo compartido, “rinde mucho más que el individual porque esto nos sirve como para disfrutar, hacer cosas en conjunto pero también para recaudar los fondos que necesitamos para que ANDA siga funcionando”.

Por un lado los derechos que están representados en cada fotografía y por el otro el fortalecimiento de las instituciones intermedias se ven en esta movida. “Nosotros tenemos dos momentos para juntar los fondos para funcionar durante el año: la correcaminata y el almanaque”, destacó Karina.

Por eso este tipo de actividades para disfrutar “que se dan en el medio son muy buenas para afianzar vínculos y poder seguir trabajando”.

Charla para los papás

En este marco, también se realizará una charla en donde se pondrá en evidencia “Yo Puedo”. En este sentido, Ochoteco dijo que en el auditorio “se mostrará un video y papás con sus hijos charlarán sobre lo que es ser padres”.

Pero esto es para todos los padres “más allá de los que somos papás de discapacitados. Allí habrá cuatro personas con hijos de diferentes edades que van desde los 37 hasta los 5, y ver los derechos ganados y las cosas que aún faltan conseguir”.

Hay muchas cosas que son imperceptibles “pero para que nosotros son muy importantes como, por ejemplo, conseguir una escuela para sus hijos; pero cuando escuchas las historias te das cuenta de lo que hemos conseguido”. Por último Karina manifestó que “esto nos permite seguir adelante. Este yo puedo es para todo el mundo”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *