Yo puedo

En el Foto Club Azul se llevó a cabo la muestra fotográfica denominada “Yo puedo”, que consiste en 34 imágenes que son las mismas que se publicaron en el almanaque de ANDA-UPPI a fines del año pasado.

Los fotógrafos que participaron en la propuesta, Adriana Cordeviola, Adriana Torchia, Beatriz Cura, Claudia Geneyro, Mónica García, Enrique Crespo y Luis Navas captaron con la lente las cualidades de cada uno de los concurrentes de UPPI, ya sea desarrollando alguna disciplina artística o los más pequeños realizando alguna actividad propia de las instituciones que participan en esta interesante iniciativa.

Realmente hicieron un arduo trabajo. Gracias a ellos que pudieron captar las capacidades de los chicos de UPPI (Unión de Padres por la Inclusión), porque la muestra se titula “Yo puedo” que fue el título del almanaque, que significa “Yo puedo”, “Vos podes”, “Nosotros Podemos”. Es decir que a partir del yo individual se va convirtiendo en colectivo.

De esta manera se cumplió los objetivos de esta muestra, que consiste en mostrar a la comunidad en general lo que realizan los asistentes a estas entidades, como que se unan instituciones para ese fin deseado.

Por sobre todas las cosas la idea fue mostrar la capacidad antes que la discapacidad, o sea lo que “yo puedo”. Porque todos tienen sus propias limitaciones pero siempre es mejor ver las cualidades.

La tesorera de UPPI expresó que su hija se siente muy bien, porque estuvo en el programa Sorpresa y media y la llevaron al Teatro Nacional Cervantes a actuar, porque hace teatro, además de pintar. Ella hizo el secundario de un colegio estatal sin apoyo escolar, ni nada y no era fácil en esos tiempos. Ella quería terminar el secundario porque quería a la escuela.

Además le abrió las puertas a otra nena que ahora está en el secundario y le abrirá las puertas a otro nene que viene atrás, así que entre ellos se van ayudando.

“Yo puedo” o “Se puede” es la demostración de que existen personas con capacidades diferentes, porque esos seres humanos, mal llamados discapaces, tienen cualidades y capacidades muy positivas en la vida, y pueden ser muy útiles a la sociedad. Y como dijo una madre, todos tenemos nuestras limitaciones o pequeñas discapacidades, pero siempre es mejor ver las cualidades.

La sociedad azuleña ya tomó conciencia del trabajo que realizan los directivos de las instituciones que trabajan para que las personas tengan mejor calidad de vida. Y las apoya. Un ejemplo último fue ANDA que merced a la colaboración recibida ya tiene construida la sede social donde allí se dictan talleres. Tampoco es la única, ya que existen varias instituciones, la más antigua la Sociedad Protectora de Niños, que luego formó “Vivencias”. Todas ellas trabajan poniendo esfuerzo, responsabilidad, dedicación y mucho amor al otro, al que necesita, a los que tienen capacidades diferentes.

Los almanaques, la muestra fotográfica, y otras actividades que tienen planificadas para ser realizadas durante el año, tienen por objetivo recaudar fondos con el único fin de que los niños, jóvenes tengan mejor calidad de vida. Y al mencionar mejor calidad de vida significa que reciban más amor, cariño, afecto, que se sientan útiles y serviciales. Yo no puedo, ellos o éstos que están en la foto sí pueden, ese debería haber sido el título de la muestra fotográfica realizada en el Foto Club Azul.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *