MANUELA SANTALLA

MANUELA SANTALLA

"Creo que el mundo puede cambiar, que sea mejor depende de las personas"

Lo expresó la investigadora en genética, es azuleña, tiene 34 años y es hincha de Independiente. Está residiendo en Italia, es mamá de Irina, por lo que considera que "es el mejor titulo" que ha recibido. Aunque obtuvo una beca doctoral del CONICET para finalizar el doctorado. En tanto en Italia estudia cómo se desarrolla una enfermedad neurodegenerativa que se llama Paraplegia Espástica Hereditaria.

Por: Laura Méndez
12 de mayo de 2024

Desde los días de que Manuela Santalla como estudiante en Azul hasta su investigación actual en Italia, recorrió un desafiante camino. Manuela comenzó con su pasión por la investigación, explorando la fisiología cardíaca y ahora también incursionando en el estudio de enfermedades neurodegenerativas. Su trabajo es sin duda es crucial para avanzar en la comprensión de estas áreas de la ciencia.

Aunque con la maternidad y los cambios en la vida, algunas cuestiones hayan quedado en segundo plano, ella continuó disfrutando de la lectura y del estudio, incluso estuvo becada trabajando en el CONICET y en la península también.

Un amplio recorrido para llegar a la Genética

En principio Manuela contó que "soy investigadora en ciencias biológicas, mi investigación está centrada en comprender los mecanismos celulares del funcionamiento del corazón y algunas enfermedades neurodegenerativas".

En cuanto a su formación académica recordó que "llegué a Pergamino por casualidad y mucha suerte. Desde chiquita supe que quería ser científica, particularmente genetista, cuando tenía 7 años nació mi hermana Marina, con Síndrome de Down. Con ella llegaron a casa libros sobre cromosomas, genes y demás; y me apasioné. Ahí supe que lo que quería era saber de genes, entonces tenía que ser genetista. El 'problema' era que la carrera de Licenciatura en Genética estaba solo en la Universidad de Misiones y, al terminar el secundario, la idea de irme tan lejos de mi familia no me resultaba muy atractiva".

De la misma manera sostuvo que "así que terminé el secundario y empecé a estudiar periodismo deportivo. Sí, nada que ver. ¿Por qué no bioquímica, biología celular o algo más parecido? porque para mí era genética o nada. Así que, como me gustaba mucho el fútbol y el automovilismo dije 'periodismo deportivo'. Obviamente duré 3 meses y dejé. Con la buena suerte, por eso digo que tuve mucha suerte, que al mismo tiempo que yo me estaba volviendo de Mar del Plata donde estudiaba periodismo, a Azul, mi tía viajaba a Alemania con un grupo de argentinos entre los cuales viajaba un profesor de la Licenciatura en Genética de la Universidad del Noroeste de Buenos Aires, en Pergamino. Era una Universidad fundada pocos años antes y ese era el segundo año que se dictaba esa carrera, por lo que no era tan conocida. Así que el tercer año, la UNNOBA arrancó conmigo como una de las ingresantes. En Pergamino viví 5 años. Fueron 5 maravillosos años. Es increíble llegar a una ciudad nueva, sin conocer a nadie, sin siquiera saber que existe en mi caso siendo tan chica y con tantos miedos".

Asimismo apuntó que "Pergamino no es una gran ciudad como La Plata o Buenos Aires, por lo que el cambio con respecto a Azul no se sintió tan fuerte. Mi experiencia en Pergamino trasciende lo educativo porque, por supuesto el fin era el estudio, pero lo mejor que me dejó fueron grandes amistades. Vivir 5 años lejos de tu familia hace que construyas tu propia familia, y yo tuve la suerte de conocer ahí a unos seres maravillosos a quienes extraño todos los días pero que también llevo conmigo para siempre. Cuando, al final de la carrera, me tuve que mudar a La Plata para hacer la tesis de licenciatura fue durísimo. Pero ahí empezó otro capítulo, que también fue maravilloso".

"No hay ciencia mala y ciencia buena, toda la ciencia es buena"

Así que "en definitiva soy Licenciada en Genética por la Universidad del Noroeste de Buenos Aires (UNNOBA) y Doctora en Ciencias Biológicas por la Universidad de La Plata".

Con relación a la beca que la llevó a trabajar en el CONICET, Manuela manifestó que "una vez en La Plata y habiendo terminado la licenciatura, el siguiente paso para hacer eso que quería de chiquita (investigar) era hacer un doctorado. Así que apliqué para una beca doctoral de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CICPBA). En 2014 y habiendo ganado esa beca empecé mi doctorado en la UNLP. Dos años después, gané una beca doctoral del CONICET para finalizar el doctorado. Durante los 4 años de doctorado desarrollé mi investigación en fisiología cardiovascular. En particular, estudié el papel de unas biomoléculas (proteínas) en el funcionamiento de las células cardíacas y el desarrollo de arritmias (un tipo de desorden del ritmo cardíaco). Para eso usé un modelo un poco particular, la mosca de la fruta (esa chiquitita un poco amarillenta que nos invade el tacho de basura cuando dejamos fruta o yerba). Estas mosquitas comparten muchos genes con nosotros lo que nos permite estudiar en ella el para qué sirven y cómo funcionan los productos de esos genes. Es todo ciencia básica, apunta a generar conocimiento, a entender cómo funcionan las cosas, en este caso las células cardíacas. Creo que es importante rescatar eso, porque en estos tiempos se habla mucho de la 'utilidad' de la ciencia y se discute mucho sobre la ciencia que 'está bien' y la que 'está mal'. No hay ciencia mala y ciencia buena, toda la ciencia es buena. Hay ciencia que se ve de inmediato cómo impacta en la sociedad y otra que no es tan claro, pero siempre impacta en la sociedad".

Continuó "en el caso de la ciencia básica, es la que sienta los conocimientos, no nos olvidemos que todo lo que aprendemos de los libros de texto en la escuela viene de algún lado. Y después está la aplicación de algunos conocimientos, que llevan a desarrollos tecnológicos (aviones, wi-fi, vacunas, medicamentos, etc)".

"A Italia llegué para seguir estudiando y perfeccionándome"

En segundo lugar, la científica expresó ésta cuestión de cruzar el charco para seguir estudiando.

"A Italia llegué para seguir estudiando y perfeccionándome. Después del doctorado, hice un postdoctorado en Argentina, me recibí del mejor título que es el de mamá y en un, quizás impulso de locura, intento de aventura, decidimos con mi compañero hacer una experiencia en el exterior. Él también es investigador, así que fue una decisión conjunta, un beneficio para la carrera de los 2 y también una experiencia para nuestra hija. Elegimos Padua porque en nuestro ámbito de investigación es uno de los lugares más importantes del mundo, pero también porque teníamos la idea (no muy errada) de que Italia no iba a ser un gran choque cultural", resaltó.

Respecto a la maternidad, "Irina me dio el mejor título de todos. A mí que me encanta aprender, me tiene aprendiendo todos los días, y sé que así va a ser por siempre. La maternidad también me sirvió para poner un poco las cosas en contexto, priorizar y entender de importancias y urgencias. Maternar en el ámbito científico (como en absolutamente todos) es durísimo. El desafío es encontrar un buen balance entre tu carrera científica y tu maternidad. Por nuestro trabajo viajamos mucho a congresos y conferencias, y cuando tenés además tareas de cuidado eso se hace un poco difícil. Lo bueno es que, al trabajar en el mismo ámbito con mi esposo, los viajes de trabajo los hacemos en familia y podemos mechar trabajo y ocio".

Sobre si le costó "dejar" sus afectos, especificó con determinación que "me gustó el dejar entre comillas porque es así, no se dejan por completo. No diría que me costó irme lejos, porque lo sentí como algo natural y algo que yo elegí hacer. Extraño por supuesto a mi familia, a mis amigos, a mi país, a su gente. Pero por suerte estamos en una era digital que nos permite estar comunicados y en contacto constantemente, lo que hace que se sienta menos la distancia. Obviamente, eso no reemplaza un mate y una charla, pero al menos es algo".

Es importante destacar que en Italia Manuela continuó ganando becas.... "para venir a Italia me presenté a un concurso por una posición postdoctoral en un organismo que es el hermano italiano del CONICET, el Consejo Nacional de Investigaciones (CNR en italiano). Gané la posición y empecé a trabajar en un ámbito completamente distinto al había trabajado en Argentina, pasé de la fisiología cardíaca a la neurociencia. Así que tuve que aprender de nuevo un montón de cosas. Estudiamos cómo se desarrolla una enfermedad neurodegenerativa que se llama Paraplegia Espástica Hereditaria. Es una enfermedad genética, que se produce por mutaciones (cambios) en algunos genes. Lo que hacemos es, siempre usando la mosca de la fruta, modificar esos genes para que sean cómo los de los pacientes y ver qué pasa dentro de la célula (en este caso la neurona). Así podemos entender qué función tienen y cómo es que el mal funcionamiento produce la enfermedad. Esto ahora lo estamos continuando con el grupo de trabajo, pero yo estoy empezando a abrir mi camino dentro del grupo. El año pasado gané una beca Marie Curie para financiar un proyecto que escribí para estudiar más en profundidad el funcionamiento de una organela del corazón (volví a mi primer amor, la investigación cardiovascular). Así que estoy empezando con este proyecto que es súper desafiante porque es un proyecto muy ambicioso pero muy importante también, así que un poco asustada pero entusiasmada por este nuevo desafío".

"Por mi mamá siento un amor inmenso y una admiración tremenda"

En otro tramo de la charla fue consultada sobre si es una de las personas que piensan que el mundo puede cambiar para mejor, opinó que "en realidad, creo que el mundo puede cambiar, que sea mejor depende de las personas. El estudio es una herramienta. Es sin duda un motor de cambio, nos permite pensar más y pensar distinto. Lo mismo la ciencia. Pero qué hacemos con eso, depende de nosotros. Y es un camino colectivo, no individual. Nobel era un científico, cuando creó la dinamita no lo hizo con fines bélicos, pero ese invento terminó en 'malas manos' y teniendo un mal uso. Yo creo que puedo cambiar el mundo, aportando mi granito de arena, por supuesto (sino creo que no tendría sentido la existencia)".

Santalla agregó algo de sus hobby como su pasión por el fútbol ya es hincha de Independiente, diciendo que "el fútbol me gusta pero ya no lo miró. Soy hincha de Independiente, en Azul, ponzoña. Lo primero por mi primo y mis padrinos, lo segundo por mi papá. Del fútbol de primera división me desenamoré hace mucho. Me gusta mucho el automovilismo, sobre todo el Turismo Carretera, pero también dejé de seguirlo, principalmente porque el cambio horario me complica para verlo".

Con relación a su mamá, María Inés Pacheco Gárderes y de su hermana Marina, "por mi mamá siento un amor inmenso y una admiración tremenda. Mi objetivo es ser aunque sea un poquito lo buena persona y madre que es. Junto con mi hija son los dos seres que más han marcado mi vida. Mi mamá me crió con tanto amor, paciencia y confianza que me acompaña donde esté. A Marina la amo, muchísimo. También la admiro un montón, tiene una personalidad tan fuerte, es tan decidida con las cosas que quiere, y quiere TANTO cuando quiere. Marina es una enseñanza y un aprendizaje constante. Con Marina aprendí a ser hermana mayor, y después lo perfeccioné con Mechi y Fran. Tengo 4 hermanos a quienes adoro con toda el alma. A los 4, como también a mis viejos y sobrinos les extraño muchísimo. Pero es un extrañar lindo, porque sé que estamos juntes a pesar de la distancia. Cuando une se va, se lleva un poco de los lugares que habitó y las personas que le marcaron. Yo me les traigo a donde voy, y un pedacito de mí se queda allá con ellos".

Para terminar, sobre qué le queda pendiente hacer ya pasó los 30 años y ha logrado mucho, a lo que expresó que "ufh, un montón. Abrazar a mi familia y mis amigos, lo más importante. Todavía no logré el sueño de la Manu pequeña de ser completamente una científica, el de tener una posición de investigadora y mi propio grupo de investigación, así que ese es aún un pendiente. Después hay muchas cosas que me gustaría hacer, viajar con mi familia, empezar nuevas aventuras y; en el futuro, me gustaría aportar algo para cambiar un poco el sistema científico que en algunas cosas, a nivel mundial, es muy desigual".

"También cuando decidimos hacer esta experiencia en el exterior, lo hicimos sabiendo que queríamos volver a Argentina ¿Cuándo? Eso ya es más difícil de saber. Pero sin dudas mi objetivo es hacer ciencia en y para mi país. También quisiera volver y hacer docencia como hice hace unos años. Siento que a la Educación Pública le debo todo, y quisiera poder devolverlo de alguna forma. Poder, en el futuro, contribuir con la formación de nuevos profesionales es también un objetivo".


"Maternar en el ámbito científico (como en absolutamente todos) es durísimo. El desafío es encontrar un buen balance entre tu carrera científica y tu maternidad. Por nuestro trabajo viajamos mucho a congresos y conferencias, y cuando tenés además tareas de cuidado eso se hace un poco difícil. Lo bueno es que, al trabajar en el mismo ámbito con mi esposo, los viajes de trabajo los hacemos en familia y podemos mechar trabajo y ocio"


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

ALGUNAS PROBLEMÁTICAS FORMULADAS EN LA SEXTA SESIÓN

Las respuestas del Ejecutivo municipal a interrogantes planteados por concejales

26/05/2024

Más de setenta preguntas presentaron los concejales de los diferentes bloques políticos al secretario de Gobierno municipal y jefe de Gabinete, Ignacio Pallia, durante la última sesión del Concejo Deliberante. En el siguiente informe, un resumen de diferentes temas de interés comunitario que fueron respondidos por el Ejecutivo. leer mas

Provinciales

25/05/2024

Provinciales

Provinciales

Kicillof cruzó a Milei y calificó al Gobierno nacional como "una manga de inútiles y mentirosos"

deportes

25/05/2024

deportes

deportes

Azul será sede de la 2° fecha del Campeonato provincial de Motocross "MX SUR 2024"

El Municipio de Azul informa que este sábado 25 y domingo 26 se llevará adelante la segunda fecha del Campeonato provincial de Motocross"MX SUR 2024". La misma tendrá lugar en el circuito municipal ubicado sobre Avenida Chaves.

EFEMÉRIDES

25/05/2024

EFEMÉRIDES

EFEMÉRIDES. Pasó en Azul un 25 de mayo

CULTURA EN CONTEXTO DE ENCIERRO

ESTARÁ A CARGO DE VICTORIA PONCE

24/05/2024

ESTARÁ A CARGO DE VICTORIA PONCE

ESTARÁ A CARGO DE VICTORIA PONCE

Se encuentra abierta la inscripción para el Taller de Literatura

Agropecuarias

24/05/2024

Agropecuarias

Agropecuarias. En Expo Angus, el Presidente Milei anticipó tipo de cambio libre, eliminación del impuesto país y de las retenciones

LA DAMNIFICADA ES UNA REFERENTE BARRIAL

País

24/05/2024

País

País

1Win Argentina - apuestas y casino online

Cuando se habla de las principales plataformas de apuestas deportivas en Argentina, 1Win es una de las primeras en ser nombrada. No es de extrañar, ya que el operador ha creado las condiciones más cómodas y favorables para sus usuarios. Por registrarse, recompensa a todos con un bono de bienvenida del 500% - no hay análogos a semejante oferta. Además, la empresa cuenta con una licencia oficial de Curazao, lo que le permite prestar legalmente sus servicios en más de 20 países, entre ellos Argentina. Por supuesto, estas no son todas las ventajas, por lo que hemos preparado una reseña para usted.