A PLENA LUZ DEL DÍA

A PLENA LUZ DEL DÍA

"Escruche" en una casa de Villa Suiza

Cuando el hombre y la mujer que se domicilian en esa vivienda no estaban, ayer a la mañana ingresaron a robar. El o los autores de este hecho provocaron un gran desorden y algunos destrozos en el inmueble, que está situado en Tapalqué entre Comandante Franco y Laprida. Además, se llevaron un equipo de música y una mochila con instrumentos de pedicuría, según le contó a EL TIEMPO la vecina damnificada junto con su pareja por lo ocurrido.

31 de mayo de 2020

Lucrecia María Piccini tiene 50 años de edad y es pedicura. Junto con su pareja, Sergio Fabián Verón (54), vive desde hace un año en una casa prefabricada que está en Villa Suiza.

Ayer, minutos después de la hora diez, ambos salieron a entregar las prepizzas, pasta floras y tortas fritas -entre otras preparaciones- que elabora Verón.

Cuando los dos regresaron al domicilio donde residen, ubicado en Tapalqué entre Comandante Franco y Laprida, habían transcurrido unos minutos de las doce. Y grandes fueron la sorpresa y la desazón de ambos cuando descubrieron que en ese lapso de tiempo en que habían salido ingresó a la casa al menos un delincuente que, tras provocar diferentes daños, terminó llevándose varias cosas.

Lo sucedido fue denunciado en la comisaría primera local. Y en el marco de la causa penal que ahora se está instruyendo, caratulada como robo, se le dio intervención a la UFI 6, la Fiscalía con asiento en los Tribunales de esta ciudad que está a cargo de Karina Gennuso.

Robo y destrozos

En medio del desorden que todavía ayer a la tarde dominaba cada uno de los ambientes de la vivienda, originado por el o los autores de lo que fue este robo, Piccini todavía no podía determinar con certeza qué era lo que le habían robado, según le dijo a EL TIEMPO.

Pero sí pudo establecer cómo ingresaron al interior de la casa los delincuentes, aunque no había podido determinar con certeza si al inmueble se metieron -aprovechando que su pareja y ella no estaban- tras saltar un paredón trasero de más de dos metros de alto que da a un patio o por el frente, desde lo que sería el garaje.

"Llegamos de hacer el reparto y nos encontramos con esto", señaló la damnificada junto con su pareja por este ilícito.

En la casa había cámaras de seguridad instaladas, a las cuales después la vecina encontró dañadas por quienes llevaron a cabo este ilícito, por lo que ayer por la tarde estaba tratando de determinar si podía rescatar algún registro fílmico sobre lo sucedido para entregarle a la Policía.

"A las cámaras las desconectaron, al cortarles los cables con un cuchillo. Eran dos cámaras de seguridad que estaban instaladas en el fondo de la casa", señaló la pedicura.

No bien la pareja descubrió el hecho, inmediatamente uno de ellos concurrió a la Seccional Primera a radicar la denuncia. Instantes después, en la casa convertida en escenario de este robo tipo "escruche" se hicieron presentes los peritos de la Policía Científica.

Piccini destacó la buena atención recibida en sede policial, como así también lo realizado por los efectivos de seguridad que concurrieron a su casa para comenzar con las primeras averiguaciones con relación a lo que había este robo.

"Alguna huella creo que encontraron", señaló la mujer, quien también contó en esa charla que mantuvo ayer a la tarde con este diario que, para meterse los delincuentes dentro de la casa, había sido violentada la reja de una ventana que desde el patio comunica con la habitación donde ella tiene montado su consultorio de pedicuría.

Si bien todavía ayer a la tarde la mujer continuaba acomodando todo ese desorden provocado a causa de lo que horas antes había sido este episodio delictivo, un primer relevamiento que hizo le sirvió para constatar que durante el robo fueron sustraídos un equipo de música y "una mochila de color azul con las cosas que yo tengo para trabajar como pedicura, que la tenía preparada para salir a la tarde a hacer diferentes domicilios".

"Tengo un revuelo terrible, por lo que todavía no sé bien con lo que me voy a encontrar y lo que me falta", indicó también la mujer en otro tramo del contacto mantenido con EL TIEMPO ayer a la tarde.

EL DATO

Como una muestra más de lo que fue este robo, la pareja, al regresar ayer al mediodía a la casa, había encontrado en el patio un televisor tipo plasma de 49 pulgadas. "Estaba tirado. Parece que lo rompieron de una patada o al darle un pisotón" precisó Piccini, ante la sospecha de que el televisor se les cayó a los autores del hecho cuando huían, motivo por el cual lo dejaron tirado.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.