SE HABÍA NEGADO A DECLARAR

SE HABÍA NEGADO A DECLARAR

Quedó detenido por el robo de una moto

De la mano de la imputación de un delito más grave, la medida cautelar para el acusado de cometer este hecho, ocurrido el viernes pasado en horas de la noche, se la dictó un juez de Garantías.

12 de julio de 2020

Acusado de un delito más grave del que en un principio le fuera imputado, cuando resultó aprehendido luego de la sustracción de una motocicleta, ayer sábado un juez le dictó la detención al considerado autor de este ilícito.

El imputado que tiene esta investigación penal fue identificado como Cristian Joaquín Blanco.

De 22 años de edad -tal lo que EL TIEMPO ya informara en su sitio web- había sido arrestado en esta ciudad el pasado viernes por la noche, después de que policías lo interceptaran cuando se trasladaba en esa motocicleta que fuera sustraída, marca Motomel, modelo "Skua" y de 150 centímetros cúbicos.

En la causa penal que se instruye por este hecho interviene Adrián Peiretti, el fiscal a cargo de la UFI 13 con asiento en los Tribunales de Azul.

Ayer sábado Blanco había sido indagado desde esa Fiscalía y se negó a declarar.

En un principio, las actuaciones penales que se iniciaron por este hecho ubicaban al joven como el autor del intento del robo de la moto.

Pero después, al analizar las circunstancias en que el ilícito se produjo, desde la Fiscalía se resolvió imputarle un delito más grave: "robo agravado de vehículo dejado en la vía pública".

Con esa calificación, ayer sábado el magistrado Federico Barberena -desde el Juzgado de Garantías número 2- resolvió dictarle la medida cautelar al ahora encausado.

La posibilidad, aunque lo fuera por "breves instantes", de que haya podido disponer de esa motocicleta sustraída se convirtió en la circunstancia para que desde la Fiscalía se le atribuyera la comisión de un delito más grave al joven. Y eso después se tradujo en que el Juez de Garantías le dictara la detención, de la mano de esa nueva calificación que a escala penal tiene el hecho que ahora se le está atribuyendo al encausado.

Una moto

En las actuaciones penales se menciona que ese hecho por el que Blanco ahora está detenido se produjo en esta ciudad el viernes que pasó, alrededor de las 22.30 horas.

"Cristian Joaquín Blanco se apoderó ilegítimamente de una motocicleta marca Motomel modelo Skua dominio 403-HXM propiedad de Juan Ignacio Ferro", se describe con relación a lo sucedido.

El damnificado por lo ocurrido había dejado estacionado el vehículo en las afueras de una casa situada en Neuquén entre Burgos y De Paula.

En ese entonces -según le contó después a la Policía- en la moto había ido hasta la casa de un amigo, a quien por su avanzada edad fue a "asistir con unas compras".

Al salir de ese domicilio, Ferro observó a un sujeto que se llevaba "de tiro" la moto del lugar, la cual después logró encender para subirse a la misma y darse a la fuga.

En la investigación penal se menciona que el rodado tenía su traba volante colocado. También, que el ahora acusado de robarlo se apoderó del vehículo "mediante fuerza rompiendo la cacha plástica del faro delantero, cortando y pelando los cables de encendido y forzando el volante y palanca de embriague".

Instantes después, el damnificado pudo dar cuenta de lo sucedido a personal policial que en un móvil realizaba una recorrida por la zona donde este hecho se produjo, lo que derivó en que se iniciara la búsqueda de la moto.

Ese viernes por la noche, los policías del Comando de Patrullas localizaron el rodado cuando en el mismo se trasladaban tres personas. Les ordenaron que se detuvieran para identificarlos. Pero no obedecieron y, de esa manera, se inició una persecución, ya que en la moto se dieron a la fuga "a alta velocidad".

Posteriormente, dos de las personas que se iban en la moto se bajaron en la zona de las vías, donde los efectivos de seguridad los perdieron de vista.

Mientras tanto, el joven que luego resultó aprehendido pudo ser interceptado cuando conducía esa moto robada y otro móvil policial, que en apoyo se había sumado a la persecución, le cortó el paso.

"Ante ello -se describe en las actuaciones penales- la persona abandona el rodado" y continuó la huida a pie, ocasión en la cual, "previo saltar una pared", se metió en una casa ubicada en una de las esquinas de Lavalle y Miñana, inmueble al que "el personal policial ingresa y formaliza la aprehensión, identificándolo como Cristian Joaquín Blanco".

Al ser recogida la moto en la que andaba, se constató que era la misma que había sido sustraída instantes antes del frente de esa casa situada sobre la calle Neuquén.

Entre los elementos para dictar esta medida cautelar, el Juez de Garantías consideró "el dictamen que da cuenta del corte de los cables de encendido (de la moto), que culminan por verificar la fuerza exigida por el tipo penal, que se completa con el lugar público en que la misma se hallaba, verificando de ese modo la agravante postulada".

A escala penal, esas circunstancias ahora implican que al joven que permanece detenido lo acusen de ese delito ya referido de "robo agravado de vehículo dejado en la vía pública".

EL DATO

Cristian Joaquín Blanco se encuentra privado de la libertad en la sede de la Seccional Primera local de Policía. En esa resolución donde ayer sábado le fuera dictada la detención por el robo de la moto, también había sido ordenado que, cupo mediante, se dispusiera su alojamiento "en el Sistema de Alcaidías del SPB".

Si llegaste hasta acá es porque buscás historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Notas relacionadas