CLAUDIO MARCOS

CLAUDIO MARCOS

"Soy parte de la familia de los lectores"

Lo expresó el titular de "El Tedinés" que días pasados llegó a sus 200 ejemplares publicados. En diálogo con EL TIEMPO recordó cómo nació este emprendimiento que hoy es popular en la región y sobre todo en la zona rural.

Por: Laura Méndez
7 de junio de 2023

"El Tedinés" es un clásico en la región y en Azul sobre todo en la zona rural porque considera que "en Azul hay suficientes medios". Días pasados cumplió 200 números publicados.

Quien se encargada de todo y cuando es todo es coordinar entrevistas, fotografiar, redactar, editar, diseñar, diagramar, llevarlo a imprimir y distribuir es Claudio Marcos.

En el marco de esta fecha tan especial, el Día del Periodista dialogó con EL TIEMPO sobre este trabajo que comenzó a sus 40 años.

Actualmente tiene 62 años, es escorpiano dicho por él mismo "soy muy estricto con mi trabajo, cumplidor..."

¿Cómo comenzó 'El Tedinés'?

En primer lugar, Claudio contó que "'El Tedinés' sale una vez al mes. En realidad toda la vida me gustó hacer notas, investigar, de hecho a los 13 años hice mi primera investigación. Hace muchos años, en el año 2000, se me dio por investigar la historia de mi familia. Mi abuelo y mi padre habían residido en Tedín, Uriburu. Mi abuelo había venido de España y se había establecido allí. Trabajaban en un campo. Ese año me fui a Tedín Uriburu que está ubicado en el partido de Juárez, a 20 kilómetros de Chillar, que es partido de Azul. Fuimos con una prima a los 75 años del aniversario del pueblo. En ese momento estaba mi abuela, mi padre, mi tío..."

De la misma manera continuó "ya tendía Internet que en el año 2000 era impensado y cuando fui a conocer el pueblo escribí algo sobre el pueblito. Saqué unas fotos y la publiqué. A los dos días me llamó la directora del colegio. Así que lo pasé a buscar a mi tío que estaba en Chillar y nos fuimos. La madre de la directora fue conmigo a la escuela. Mi tío tenía 80 y pico de años. Así que fuimos, me dieron una foto y más material. Ahí amplié la página de Internet y comencé a ir una vez al mes a Tedín. A los dos meses me avisó la directora que había que dar una charla en Benito Juárez, me acompañó mi padre y yo dije 'la primera vez que voy a hablar en público', así que me llevé todo escrito. Hablé una hora y media sin parar".

Reflexionó en ese entonces: "ahí me di cuenta que tenía habilidad para hacer otra cosa. La gente se emocionó porque mis relatos llegaban a la gente. Así que durante unos años hice la página de Internet. Iba un domingo, charlaba con la gente, me prestaba sus fotos y subía todos los datos a Internet. Escribía las historias de las familias".

A medida que pasaba el tiempo, señaló "la misma gente me escribía, alguna de Tedín y de otros lugares. Un día me pregunté '¿y si hago el diario del pueblo?' sencillo, cuatro hojas... y lo regalaba hasta que el bolichero del pueblo me dijo '¿y si lo vende?' y comencé a venderlo, en muy poco tiempo no tenía más ejemplares. Así nació El Tedinés".

"Me considero un investigador"

En segundo lugar, relató que "empecé escribiendo historias de las familias y noticias del pueblo, de lo que estaba pasando. Todo sobre Tedín. En una oportunidad me sobraron diarios de una fiesta y me fui a Chillar con un par de diarios. Los ofrecí, los vendí a los dos minutos, es decir ofrecí información de Tedín en Chillar y se compró igual. Así que en ese mismo encuentro pude recabar información del pueblo de Chillar, la escribí y al mes siguiente pasé por Chillar. Después pasó lo mismo con 16 de Julio, Pablo Acosta, Benito Juárez que era ciudad cabecera además de la zona rural. Después hice Azul, ya como el último sitio".

El periodista destacó que 'El Tedinés' se caracteriza por publicar sólo buenas noticias, las malas no.

Siguió "encontré historias que nadie hubiera imaginado que se pueden encontrar en los pueblos y lo vengo haciendo hace 17 años yo solo".

Sobre cómo incorporó las publicidades especificó que "las publicidades vinieron solas. Un día voy a un pueblo y me dicen '¿no me hacés publicidad? ya que nosotros hacemos una fiesta'. Así que la gente sola se fue incorporando a los avisos".

Aseguró que "la mayoría de las publicidades no las hacen porque necesitan clientes, sino porque les gusta mi trabajo. Hay gente que ha fallecido y le ha dejado la orden a los sucesores de que sigan haciendo la publicidad en mi producto".

Claudio precisó que a medida que fueron pasando los años se iba capacitando, hacía cursos, talleres de redacción, fotografía, lo que sea que a él le sirva.

"El Tedinés' sale a fin de mes siempre para que me coincida el sábado el final de distribución.

En cuanto a si es su único ingreso para vivir, aclaró que "sí, vendo muchos ejemplares y tengo mucha publicidad".

Con respecto a si tiene que definirse qué profesión diría que desarrolla, señaló que "me considero un investigador. A mí me gustó siempre la investigación. Me lleva mucho tiempo las historias hasta que encuentro a las personas que me van contando en el camino. Pero tengo que andar mucho. Hago 1.500 kilómetros por mes entre la distribución y buscar las notas".

Del mismo modo relató que "cuando llego a los pueblos, tengo que preguntar lo que pasó y resulta que muchas veces no pasó nada porque voy a pueblos donde hay cinco habitantes, voy a colonias, estaciones".

"Mantengo una rigurosa línea de conducta"

En tercer lugar, subrayó que "mantengo una rigurosa línea de conducta, publico las noticias buenas, cada vez que voy a algún lugar lo primero que se entera uno es de las buenas noticias.

Aunque sostuvo que "en el camino también veo de todo pero igual publico las noticias buenas. Mi periódico es distinto en el sentido que yo lo entrego en mano. Yo voy a la gente, hago el reparto, hago todo".

"Lo entrego en mano, entonces me dice 'Tedines, tenemos que contarle acá a fulano lo que pasó. Me invitan a las fiestas porque en los pueblos hay dos al año. Entonces las fiestas son continuadas. El lector si quiere saber cómo continúa determinada historia debe comprar el siguiente número porque hay tantas páginas para cada pueblo", apuntó.

"Sobre Azul no publico casi nada. Recientemente me invitaron a un encuentro de mujeres rurales y estoy publicando una nota sobre dicha reunión. Mis lectores tienen relación con otros pueblos: o son del campo o son de los otros pueblos, entonces les gusta..."


Su compañera de aventuras, su camioneta con la que recorre 1500 kilómetros al mes. En la otra imagen en una fiesta en Colonia Nievas. GENTILEZA CLAUDIO MARCOS

Continuó "me acuerdo una noche, venía de Juárez y me acuerdo que tenía que hacer una nota en un campo, la primera vez que iba. Me costó entrar, golpeé las manos, no tenían luz eléctrica, pensé que me echaban y no, me atendieron bien y no me conocían. Llegué porque entrevistaba a una nena ciega que concurría a la escuela, y las maestras me pidieron si no podía hacerle una nota. Entonces, las docentes me habían dicho qué sería lindo que ésta nena tuviera una computadora, porque ella se manejaba con el teclado braile. Entonces lo publiqué en el diario y se la donaron. Inclusive, llegué un día a los Monjes Trapenses y me dicen, 'nosotros vamos a donar'. A lo que les respondí 'ya es tarde, ya se la donaron'. Cuando fueron y observaron que no tenía luz eléctrica, le llevaron una batería, equipos...son esas cosas que pasan solamente con El Tedinés".

"A mí la gente me dice, 'Tedinés ¿viste cómo está el camino?, está roto. Yo voy a lo de fulano y le digo, ¿qué te parece si arreglás el camino y saco la foto que está arreglado?'. Tengo esa política. Siempre hay algo que la gente me pide para que le dé una mano. Siempre digo que de buena manera se puede conseguir mucho para la gente".

"La realidad es que la paso bárbaro"

De la misma manera expresó que "la realidad es que la paso bárbaro, aunque soy estricto con los horarios, trabajo todo el día, se me rompe la camioneta porque hago 1500 kilómetros por mes y en ese trayecto veo y me pasan muchas cosas pero siempre llego a mi casa.

Llego tarde, pero llego, tengo a mi esposa esperándome con quien estoy hace 35 años. Ella me acompaña a algunos pueblos, siempre la invitan".

"En mi casa tengo una pared llena de reconocimientos, en todos los lugares me han distinguido y por eso, soy un agradecido".

"Todos somos parte de la historia"

Para terminar, consultado sobre qué es lo más lindo que le deja "El Tedinés", mencionó que "escuchar historias, yo siempre digo que todos somos parte de la historia. Entonces yo le he dado oportunidad a esa gente que quede en su historia. El periódico se guarda en las bibliotecas, en la hemeroteca, en Casa Ronco, en todos los pueblos queda el testimonio. Lo que hago yo queda para el día de mañana para los investigadores".

"Me hice respetar, soy parte de la familia de los lectores, a los chicos que yo los vi prácticamente nacer, son adolescentes. En un momento tenía un nene lector de 6 años, el más chico y tenía otro de 105. Lo mío es atrapante".

Insistió "soy un agradecido porque hago lo que me gusta, la gente me recibe bien, si me reciben mal no voy más, es muy sencillo. Descubrí mi profesión a los 40 años".

"Pienso jubilarme en unos años porque no he parado hace 5 años que no me tomaba vacaciones, en enero paré.

El diario tiende a desaparecer, soy consciente pero, por eso, no lo digitalizo. Además me muevo en una franja etarea mayor. Mis lectores son la gente mayor, hay de todo pero la mayoría de la gente es mayor que le gusta y tiene el tiempo de leerlo", culminó.

¿Qué hay en la página Nro. 8?

En otro tramo de la charla Claudio explicó por qué con todo el material que tiene, no va a escribir un libro tal como tenia pensado post jubilación.

"Resulta que hay gente que se me muere en el camino y no la he publicado. Cuando me decidí publicar por publicar un libro cuando me jubile, llegó la pandemia y me sucedió algo curioso que posiblemente no le haya sucedido a ningún periodista: iba a las 7 de la mañana de un día a repartir mi trabajo, pasando por Colonia Hinojo me detuvo la policía, no se podía circular, les expliqué que soy periodista y la camioneta estaba cargada de diarios. Llamaron a un superior que me pegó un gran reto por andar. Entonces saqué un papel y le digo, 'mire acá el presidente sacó un decreto que los periodistas podemos seguir trabajando'. Tengo todos los papeles del auto", recordó.

"Me hicieron poner de espalda y me esposaron, tomándome fotos como si fuese un delincuente, me armaron una causa. Llamé a una clienta que es abogada, me dijo que no me haga problema. Sólo me faltaba el permiso", amplió.

"Fue que a partir de ello, con ésta anécdota, que publiqué en la página 8, la continué relatando 'En el camino de 'El Tedinés'". Entonces ahí voy contando lo que me pasa en el camino. Así que dejé el libro de lado".

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

País

21/05/2024

País

País

Oficializan un nuevo aumento para el personal doméstico desde junio

Provinciales

21/05/2024

Provinciales

Provinciales

Preocupación en la Provincia por las bajas coberturas de las vacunas antigripal y contra la bronquiolitis

El gobierno pidió a la población de riesgo que se aplique la vacuna contra las enfermedades virales que circulan en invierno.

DESDE EL DELIBERANTE

20/05/2024

DESDE EL DELIBERANTE

DESDE EL DELIBERANTE

Solicitan mejoras en la bicisenda de Av. Chaves

CONVOCADO POR LA CTERA

20/05/2024

CONVOCADO POR LA CTERA

CONVOCADO POR LA CTERA. El jueves habrá paro docente

Locales

ESTÁ ABIERTA LA INSCRIPCIÓN

20/05/2024

ESTÁ ABIERTA LA INSCRIPCIÓN

ESTÁ ABIERTA LA INSCRIPCIÓN

Comenzará a dictarse el taller "El cuerpo y la palabra"

La cita es el Museo Comunitario y estará a cargo del docente y teatrista Julian Manuel. Detalles de la cursada semanal.