ESTAFAS VIRTUALES, CADA VEZ MÁS COMUNES

ESTAFAS VIRTUALES, CADA VEZ MÁS COMUNES

También fueron cometidas varias estafas con las cuentas de clientes de entidades bancarias

2 de agosto de 2021

En sede judicial se recibieron, también durante esta semana que pasó, denuncias por estafas virtuales vinculadas con cuentas bancarias, las cuales habían sido hackeadas por los autores de esos ilícitos, quienes después lograron apoderarse de diferentes sumas de dinero de los damnificados.

Uno de esos hechos lo sufrió una mujer que semanas atrás había gestionado en la sucursal Azul de un bando estatal un préstamo por 47.000 pesos.

De ese monto de dinero había retirado en un principio 25.000 pesos. Y después, desde un cajero electrónico, extrajo 7.000 pesos más, ocasión en la cual constató que todavía le quedaba parte del préstamo que solicitara días antes. Un saldo que ascendía en ese entonces a más 15.000 pesos.

Pero cuando el pasado viernes 23 de julio concurrió nuevamente a un cajero electrónico para sacar más dinero constató que esa plata ya no estaba; y que su saldo superaba apenas los 80 pesos en esa cuenta que posee para cobrar sus haberes jubilatorios, la cual nadie más de su familia ni conocidos utiliza, del mismo modo que ignoran cuál es la clave para ingresar a la misma.

En la denuncia que hizo por el faltante del dinero, señaló también que desde hacía tiempo no podía retirar de su cuenta -cuando acudía a algún cajero automático- una suma superior a los tres mil pesos.

Aquella situación la informó al banco, desde donde le dijeron que eso obedecía a que se trataba de extracciones que ella misma realizaba, algo que en realidad nunca había sucedido.

También señaló en esa denuncia que años atrás había sido víctima de una estafa a través de Facebook, ocasión en la cual a los autores de esa maniobra de defraudación les había pasado su número de CBU para que le fuera otorgado un préstamo que nunca pudo percibir en ese entonces.

Otra jubilada también denunció días atrás haber sido víctima de una estafa virtual.

Según contó, cobra sus haberes en la sucursal de un banco privado con sede en Azul y el pasado 1 de julio había recibido un llamado telefónico de un sujeto, que le dijo era de apellido "Sánchez" y que la llamaba del banco para informarle que le habían transferido "por error" a su cuenta 200.000 pesos, cuando en realidad le tenían que depositar 20.000.

Ese sujeto le expresó también que había hecho "un negocio por una máquina de coser" con su hijo y que había sido él quien le pasó el número de CBU de la cuenta de la jubilada.

Al día siguiente de mantenida aquella comunicación telefónica, la damnificada -según contó en la denuncia- recibió un correo electrónico donde le informaban sobre una transferencia por un valor de 22.800 pesos que "había sido cargada como completada" y remitida desde su cuenta a un CBU, operación que en realidad ella nunca hizo.

Al ingresar desde su Home Banking para ver los movimientos de su cuenta, ese mismo día en que recibió el correo electrónico la mujer constató que los delincuentes gestionaron en su nombre un préstamo por 20.000 pesos. Y después, al chequear los últimos movimientos en su cuenta, comprobó que hasta le habían transferido a otra -que figuraba a nombre de una mujer que la víctima no conoce y en la denuncia fue identificada como "Lorena Noemí Pereyra"- los 2.800 pesos que le quedaban de su haber jubilatorio.

Después de averiguar sobre qué había pasado con su dinero en el banco donde es clienta, el pasado 22 de julio le informaron desde la entidad que el crédito gestionado en su nombre obedecía a que probablemente su cuenta había sido hackeada por los delincuentes, quienes después utilizaron su clave de Home Banking para gestionar en su nombre ese préstamo por 20.000 pesos y, además, sustraerle del haber jubilatorio los 2.800 pesos que le quedaban.

Finalmente, otra de las estafas denunciadas ante la Justicia la sufrió una vecina de Azul que es clienta de la sucursal Tandil de un banco con participación estatal pero de administración privada.

Todo comenzó, según relató la mujer, cuando el pasado 15 de julio recibió por correo electrónico un mensaje del banco donde le pedían que actualizara sus datos y claves personales.

Dos días más tarde, la mujer ingresó a su Home Banking para renovar una de esas claves. Pero posteriormente, cuando quiso ingresar otra vez, ya no lo pudo hacer con esa clave nueva que había puesto.

Eso hizo que generara otra clave de ingreso. De esa manera, recién ahí pudo consultar los saldos de sus cuentas, ocasión en la cual observó que el pasado 19 de julio habían realizado desde una de ellas una transferencia por 41.000 pesos al CBU de un hombre supuestamente llamado "Natalio Fabián Palacios", el cual la damnificada por esta maniobra delictiva no conoce y a quien nunca -según denunció- le envió dinero alguno.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

A UN CAMIONERO AZULEÑO

16/09/2021

A UN CAMIONERO AZULEÑO

A UN CAMIONERO AZULEÑO

Lo acusan de abusar de una menor y ahora se confirmó que seguirá preso

ACTO DE JUNTOS AZUL

16/09/2021

ACTO DE JUNTOS AZUL

ACTO DE JUNTOS AZUL

¿Camino a la integración?

UNA HISTORIA QUE SE REPITE

15/09/2021

UNA HISTORIA QUE SE REPITE

UNA HISTORIA QUE SE REPITE. Las elecciones pasan, los carteles quedan

EFEMÉRIDES

15/09/2021

EFEMÉRIDES

Pasó en Azul un 15 de septiembre

UN TRICICLO

Codigo Perfil
Codigo Perfil