ENCUESTA

ENCUESTA

Tendencias del consumo regional de hortalizas en tiempos del coronavirus

Mejorar la alimentación representa un desafío en el actual contexto socioeconómico y sanitario, ya que una dieta rica en hortalizas, resulta imprescindible para disminuir la vulnerabilidad a las enfermedades y disponer de una mejor calidad de vida. En este sentido, el equipo de Horticultura de la Facultad de Agronomía de la UNCPBA, integrante del CRESCA (Centro Regional de Estudio de Cadenas Agroalimentarias), realizó una encuesta regional a fin de disponer de un panorama actualizado de las preferencias y hábitos de consumo y producción de hortalizas de la población y los cambios producidos en la alimentación, por la pandemia global, por el Covid-19.

22 de octubre de 2020

Una alimentación saludable que incluya una proporción adecuada de hortalizas, aporta los nutrientes imprescindibles para garantizar el óptimo funcionamiento del organismo, conservar la salud y minimizar el riesgo de enfermedades, especialmente en períodos de pandemia como la del Covid-19. Esa fue la motivación del equipo de Horticultura para llevar a cabo un estudio que refleje los cambios y preferencias producidos en la población, respecto de su predisposición a realizar huerta y sus preferencias de consumo de vegetales. Quedó demostrado que el período de aislamiento social, ofreció una oportunidad de disponer de tiempo, pasar más horas en casa y, la necesidad de salir menos, permitió la realización de huerta (y/o planificar emprendimientos productivos comerciales), mejorar las preparaciones de los alimentos a consumir.

La encuesta realizada se llamó "Tendencias del consumo regional de hortalizas en tiempos del Coronavirus" y contó con el aval de la Asociación Argentina de Horticultura - ASAHO. Se difundió a través de medios regionales (radio, tv, redes sociales y portales digitales) y del sitio de la Facultad de Agronomía y se efectuó a más de 1000 personas, durante dos meses (24/4/2020 - 24/6/2020).

Algunos de los resultados

Percepción de la población regional respecto de los beneficios para la salud del consumo de hortalizas: La gran mayoría de los encuestados (más del 98%) demostró tener en claro que el consumo de hortalizas es beneficioso para su salud y, el 70%, consideró tener una dieta rica en hortalizas. No obstante, nueve de cada diez encuestados, indicó consumir menos de las cinco porciones de hortalizas de variedad, tipos y colores, recomendadas por el Ministerio de Salud Argentino (2020) y la OMS (2020), entidades que indican que una dieta sana debe incluir al menos 700 g, o sea, cinco porciones, de frutas y hortalizas al día (400g de hortalizas y 300g de frutas).

Cómo influyó el periodo de pandemia sobre la alimentación: El 50% de los encuestados indicó que tuvo la oportunidad de mejorar su alimentación, lo cual representa un importante cambio de hábitos, respecto del consumo. Esta realidad, se corresponde con lo indicado por la OMS (2020), de que más del 70 % de la población global, ha realizado un cambio completo de hábitos a partir de la declaración de la pandemia; fundamentalmente respecto de sus hábitos sociales, de salud y consumo.

Cual es la frecuencia, cantidad de porciones y momentos del día de consumo hortalizas de la población regional, durante el período de cuarentena: Un aspecto positivo fue que la frecuencia de consumo de hortalizas, durante los dos meses de cuarentena evaluados, resultó mayor, en un tercio; y sólo habría incidido negativamente, en el 14% de los encuestados. No obstante, se detectó una reducida cantidad de porciones de vegetales consumidos (aproximadamente dos, principalmente almuerzo y cena), la que se corresponde con los resultados informados, de la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares -(ENGHo) 2012, representativa de toda la población argentina que indicó que el consumo promedio diario es de 135 gramos de hortalizas no feculentas y 93 g de frutas, es decir, un valor total de ingesta de 228 gramos, que sólo alcanza a cubrir un tercio del consumo recomendado, por el Ministerio de Salud Argentino y la OMS. Por esta causa, resulta prioritario, generar acciones institucionales, tendientes a propiciar que la población tome conciencia que debe incrementar las porciones de vegetales y los momentos del día para su consumo (por ejemplo, incorporar un desayuno completo, merienda y colaciones, que incluyan vegetales como frutas, semillas, frutos secos, etc), para optimizar su dieta.

Qué especies no tradicionales conoce y prefiere la población regional: De la encuesta realizada surgió que la población correspondiente a la zona centro de la provincia de Buenos Aires, tiene un amplio conocimiento de las especies hortícolas cuyo consumo no es tradicional, siendo las más conocidas, en orden de importancia: brócoli 97%, espárragos 94% y alcaucil 83%.

En cuanto a las preferencias del consumo de especies no tradicionales, se destacaron: rúcula brócoli, espárragos y alcaucil. Dichos resultados, estarían indicando que los consumidores regionales tienen preferencias de consumo de hortalizas no tradicionales muy marcadas, lo cual representa una oportunidad para emprendedores enfocados en producir dichas especies.

Lugares de compras de hortalizas para consumo familiar: Si bien nueve de cada diez encuestados (94%) indicó a las verdulerías como lugar preferido de compra; más de un 30% indicó consumir algunas hortalizas de su propia huerta.

Preferencias respecto de la procedencia de hortalizas a consumir: Un llamativo resultado fue, que la gran mayoría (84%) de los encuestados, indicó preferir el consumo de hortalizas que hayan sido producidas en quintas locales o regionales "Km 0", de origen conocido, lo cual demuestra un cambio de actitud muy importante respecto de las preferencias de los consumidores, cuando se les da la posibilidad de elegir. Dicho resultado estaría indicando que la pandemia está provocando cambios positivos en la actitud de la población y un mayor respeto y valoración del sector productivo de hortalizas a nivel regional.

Valoración de hortalizas según procedencia, de propia producción versus compras: Alineado con el resultado anterior, aproximadamente el 87% indicó que es mejor para la salud el consumo de hortalizas de la propia huerta, en relación a las compradas, lo que estaría también indicando, una tendencia al cambio de hábitos y mayor atención a la calidad de las hortalizas consumidas.

Predisposición a la realización de huerta familiar: Seis de cada 10 encuestados, indicó que en su familia realiza huerta y, a partir de la pandemia global, el 83% indicó que estaría dispuesto a realizar huerta, si pudiera. Dicha respuesta muestra un cambio positivo, por el incremento, en más del 20%, respecto de la predisposición a producir hortalizas, a nivel familiar. Este cambio de actitud, fue indicado por la ONU (2020), como clave para mantener bajos niveles de estrés durante la etapa de confinamiento y para aprovechar el tiempo, realizando actividades de integración familiar al aire libre, como es la huerta. La mayor valoración de la huerta familiar, no solo tiene efectos positivos psicológicos en las familias, sino que puede permitir un ahorro importante, en varios miles de pesos, para una superficie productiva de tan solo 10 metros cuadrados, según Guerra (2018), ya que la horticultura urbana puede ser hasta 15 veces más productiva que la convencional y, un espacio de apenas un metro cuadrado, puede proporcionar entre 10 y 20 kg de alimentos al año.

Necesidades para la realización de Huerta: Las principales necesidades detectadas fueron, en orden de importancia: espacio, tiempo, información y capacitación, además de insumos. Es decir que, las familias comienzan a valorar la importancia de contar con espacios adecuados que les permita llevar a cabo la producción de hortalizas como así también lineamientos concretos.

Conocimiento respecto de las tendencias del consumo de frutas y hortalizas de los últimos 20 años: Un dato muy llamativo fue que, aproximadamente el 85% de los encuestados, indicó desconocer que según estudios realizados por CESNI (Centro de Estudio de Nutrición Infantil) el consumo de hortalizas de la población argentina disminuyó un 21%, en 20 años y el de frutas en un 41%, en el mismo período. Además, ocho de cada 10 encuestados indicó desconocer que, según la cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, de 2019, sólo el 6% de la población adulta argentina, cumple con al menos cinco porciones diarias de hortalizas y frutas. Es debido a dicho desconocimiento que consideramos que es prioritario, desde las instituciones, intensificar las acciones de acompañamiento y difusión de los beneficios de la realización de huerta y de la optimización del consumo de vegetales.

Valoración de las acciones de promoción de una alimentación rica en hortalizas y frutas, por parte de instituciones gubernamentales: Cuatro de cada diez encuestados consideró insuficiente las acciones de promoción de una alimentación rica en hortalizas y frutas, llevadas a cabo por instituciones públicas; lo cual estarían indicando la necesidad percibida por parte de la población, de que deben intensificarse las acciones de difusión de huerta y la producción de hortalizas a nivel familiar, como así también, de los emprendimientos comerciales a nivel local, de productos frutihortícolas en el Km 0 (locales o regionales que hayan recorrido menos de 100 km), tendientes a propiciar la optimización de la alimentación de la población regional, en calidad y diversidad.

Valoración de las comunidades educativas respecto de la proporción de vegetales en las preparaciones: Dentro del segmento integrado por miembros de instituciones educativas, que respondieron la encuesta, uno de cada dos encuestados (en una escala de 1 a 10, donde 10 es la máxima valoración), valoró con menos de 5, la proporción de hortalizas en los menús ofrecidos. Dichos resultados muestran que los mencionados consumidores no son indiferentes y que existe una marcada necesidad de optimización las preparaciones realizadas en los comedores educativos, especialmente en la cantidad y diversidad de hortalizas incluidas en las preparaciones, y de impulsar acciones tendientes a la transformación de los mismos en ámbitos saludables, dada la importancia que tienen la alimentación y un ambiente adecuado, para el desempeño académico.

En síntesis, la producción, comercialización y consumo de hortalizas inocuas y de calidad representa un tema prioritario y estratégico para el país. En tal sentido, para poder enfocar de manera constructiva los desafíos del futuro inmediato, a partir de la pandemia por la Covid-19, desde el equipo Horticultura de la Facultad de Agronomía, procuramos disponer del presente diagnóstico, respecto las percepciones y necesidades de los consumidores, que nos permita orientar nuestras acciones tendientes a estimular hábitos productivos y de consumo, que garanticen una nutrición óptima para las familias, especialmente en el ámbito de influencia de la UNCPBA, en el marco de los objetivos de nuestros proyectos de investigación y extensión.

Argentina, como también en gran parte de las 200 naciones que habitan la tierra y que se han visto afectadas por la pandemia, deben iniciar sin demoras estrategias para mejorar la alimentación, a través de una mayor proporción de frutas y hortalizas en la dieta, en diversidad, cantidad y calidad. Ante el nuevo escenario mundial, constituye un desafío, desde las instituciones, generar acciones tendientes a impulsar emprendimientos productivos en el Km 0 y un adecuado consumo de vegetales; y desde las familias, generar sus espacios de tiempo, para llevar a cabo actividades productivas, que sin duda les representará un importante ahorro y múltiples beneficios para su salud, bienestar y calidad de vida.

EL DATO:

Esta nota fue realizada por las profesoras de Horticultura, de la Facultad de Agronomía de la UNCPBA, Ing. Agr., Mag. Ana María Castagnino y la Dra. Karina Díaz, integrantes del equipo de Horticultura, del CRESCA (Centro Regional de Estudio de Cadenas Agroalimentarias); a fin de difundir los principales resultados de la encuesta realizada, en el marco de sus proyectos y vínculos interinstitucionales, con la finalidad de contribuir a que se tome conciencia de los múltiples beneficios de una nutrición óptima, basada en una dieta rica en hortalizas, de origen conocido y seguro, que beneficie su calidad de vida, mejore el bienestar y reduzca el riesgo de desarrollo de enfermedades, a partir del actual escenario global; como así también, informar la necesidad regional detectada, de la generación de emprendimientos productivos locales de hortalizas, en el Km 0.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

ENFOQUE

5 de Diciembre: una fecha ideal para mirar orgullosamente a los suelos de Azul

05/12/2020

A partir del año 2014 se celebra el Día Mundial del Suelo, cuyo objetivo es recordar a la sociedad la importancia de cuidar este recurso natural no renovable. Como docente e investigadora de la Facultad de Agronomía de nuestro partido creo firmemente que para cuidar, primero es necesario conocer. ¡Y que mejor este día para dar a conocer algunas peculiaridades de los suelos que nos rodean! leer mas

Provinciales

04/12/2020

Provinciales

Provinciales

Unas 400 escuelas bonaerenses funcionarán como vacunatorios con turnos de 12 horas

En primer términos, las dosis serán para los adultos mayores, los enfermos cardíacos y el personal de salud.

País

04/12/2020

País

País. Desde la UCA advierten que sin el IFE "la indigencia hubiera sido el doble"

PRIMERA PROMOCIÓN EN CONTEXTO DE ENCIERRO

SOLIDARIDAD INTRAMUROS

04/12/2020

SOLIDARIDAD INTRAMUROS

Mujeres privadas de libertad elaboran tapabocas para Comisiones Vecinales

EFEMÉRIDES

País

03/12/2020

País

País

Debaten el proyecto de movilidad jubilatoria en el Senado

País

Comenzó en Jujuy la producción de aceite de cannabis

03/12/2020

El Laboratorio de Investigación, Desarrollo e Innovación de la empresa Cannava SE fue inaugurado en la finca El Pongo, de administración estatal, a 27 kilómetros de San Salvador de Jujuy. leer mas