EL ILÍCITO HABÍA OCURRIDO EN VILLA FIDELIDAD

EL ILÍCITO HABÍA OCURRIDO EN VILLA FIDELIDAD

Un intento de homicidio por el que ahora están con prisión preventiva

Las medidas cautelares se las dictó un juez de Garantías a tres azuleños que habían sido detenidos el mes pasado. Están acusados de querer matar a un joven, que fue atacado a golpes y patadas e intentaron ahorcar con una campera. El hecho, que implicó que la víctima sufriera lesiones de gravedad, se produjo en la vivienda donde se domicilia uno de los ahora encausados.

9 de julio de 2020

Las detenciones de tres azuleños por un intento de homicidio que el mes pasado ocurriera en una vivienda de Villa Fidelidad fueron convertidas en prisiones preventivas, informaron ayer a EL TIEMPO fuentes judiciales ligadas a esta investigación penal.

Los imputados que tiene esta causa y ahora están presos habían sido identificados como Elías Facundo Sotes, de 24 años de edad; Fernando Nahuel Imaz (29) y Leonardo Pedernera (22).

Dando lugar a un pedido formulado por Marcelo Fernández, el fiscal a cargo de la UFI 1 que está sustanciando el sumario relacionado con este incidente, las medidas cautelares fueron dispuestas en primera instancia por Federico Barberena, el magistrado titular del Juzgado de Garantías número 2 con asiento en los Tribunales de Azul.

Hasta el momento, Sotes, Imaz y Pedernera son considerados autores de lo que a escala penal es un homicidio simple en grado de tentativa.

Ese hecho había sucedido en las primeras horas del pasado 4 de junio y tuvo como víctima a un joven llamado Nazareno Reyes, a quien -de acuerdo con lo demostrado hasta el momento- los imputados golpearon e intentaron ahorcar con una campera.

Después de que el caso fuera denunciado y se iniciara ese sumario penal que se encuentra radicado en la UFI 1 con sede en el Palacio de Justicia local, los acusados fueron detenidos por la Policía el domingo 7 de junio que pasó, contando para eso con órdenes dispuestas por el mismo Juez de Garantías que ahora les dictó en primera instancia estas prisiones preventivas.

Además, el magistrado había ordenado que los domicilios de los encausados fueran allanados, teniendo en cuenta que una de esas viviendas -ubicada sobre la calle 9 de Julio y en la que Sotes se domicilia- fue el lugar donde este intento de homicidio sucedió.

"El acometimiento conjunto y violento sostenido en el tiempo entre tres personas para con una que yacía indefensa, aunado al intento de ahorcamiento que se constata incluso con las lesiones en cuello arrojadas por el dictamen, y las numerosas lesiones ocasionadas en diversas partes del cuerpo del sujeto pasivo, denotan una intencionalidad homicida indiscutible, que resulta imposible de descartar si consideramos que, de desplazarse por fuera de una dirección conductual de dolo directo, caería en forma innegable en una manifestación de dolo eventual presente en los autores, quienes no podían desconocer el riesgo cierto de quitar la vida de la víctima con su accionar incesante, y la continuidad de su conducta pese a ello", había escrito en la resolución el titular de Garantías 2 para encuadrar a lo sucedido en el delito de homicidio simple en grado de tentativa.

Violento ataque

De lo investigado hasta ahora se ha podido establecer que Reyes, ese ya referido 4 de junio, se encontraba en horas de la madrugada junto a más personas en la casa de Sotes. También, que el incidente se inició una vez que la víctima de este hecho le reclamó a Pedernera -uno de los encausados- la devolución de su bicicleta tipo "mountain bike" con la que había llegado a esa vivienda que en Villa Fidelidad está situada sobre la calle 9 de Julio.

Reyes había dejado el rodado en el patio del inmueble y alrededor de la hora 2.30 de aquel día jueves constató el faltante del mismo.

La situación se tradujo en que Imaz -otro de los acusados- luego lo sacara a empujones hasta el patio, lugar donde comenzó a pegarle trompadas y patadas.

Al mismo tiempo que eso sucedía, Sotes -el dueño de casa y también imputado-, "utilizando la campera de la víctima, lo tomó del cuello desde atrás, ahorcándolo fuertemente", provocando con ese accionar que el joven que estaba siendo agredido cayera al suelo.

Posteriormente se sumó al ataque Pedernera, por lo que entre los tres azuleños que ahora están presos le dieron a Reyes "más golpes de puños y patadas en el cuerpo".

En esas circunstancias, le decían textualmente: "Te vamos a matar, te vamos a matar", evidenciando de esa manera "claras intenciones de provocarle la muerte", se menciona también en las actuaciones penales.

Dos mujeres y un varón que también estaban aquel día en la casa de Sotes y se convirtieron en testigos de lo sucedido intercedieron para que el joven no continuara siendo agredido, "logrando sacar a la víctima hasta la vereda de la casa".

Pero más allá de eso, "con el fin de lograr su cometido homicida Pedernera, Sotes e Imaz siguieron a Reyes hasta la vía pública, frente al domicilio, para continuar agrediéndolo con patadas y golpes de puño en la cabeza y en todo el cuerpo".

Mientras tanto, Sotes continuaba diciéndole que iba a matarlo, "no logrando su objetivo por la llegada de efectivos policiales", ocasión en la cual las dos mujeres se llevaron a Reyes del lugar "para darle protección en la casa de su abuela", que está ubicada a pocas cuadras de aquella otra donde este intento de homicidio se produjo.

Además de la bicicleta, luego de esa agresión que sufriera Reyes constató que también le faltaron su teléfono celular y la campera que fuera empleada para ahorcarlo con intenciones de matarlo -según se sostiene hasta el momento desde la Acusación- por los tres jóvenes que ahora están presos.

EL DATO

"Lesiones contusas, politraumatismos" en el rostro con "excoriaciones" frontales y en la nariz; hematomas en ambos ojos, "con derrame conjuntival" en uno de ellos; "excoriaciones lineales en cara lateral de cuello derecho" compatibles con el intento de ahorcamiento; otras en el tórax; codos y rodilla fueron algunas de las heridas que Reyes sufrió durante este hecho. También, según lo indicado en un dictamen médico, " fractura en los huesos propios de la nariz con ligero desplazamiento de los fragmentos óseos".


Si llegaste hasta acá es porque buscás historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.