MARTÍN PIZZOLO

MARTÍN PIZZOLO

Fue fiscal, quiso renunciar al cargo y ahora juró como juez

Durante varios años estuvo al frente de la UFI 5, en Olavarría. Y también ejerció funciones en la Fiscalía que está en Las Flores. Después de que Axel Kicillof le aceptara meses atrás su renuncia como fiscal, este viernes pudo jurar como juez penal para uno de los tribunales orales del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús. Su nombramiento para formar parte de ese TOC databa de 2015. María Eugenia Vidal, siendo gobernadora, no le había aceptado la renuncia como fiscal porque en ese entonces lo habían denunciado por presuntas irregularidades en su desempeño en el Ministerio Público.

20 de noviembre de 2020

Curioso caso el del ex fiscal Martín Pizzolo, quien durante muchos años desarrolló tareas en el ámbito del Departamento Judicial Azul y desde hoy viernes, ceremonia de jura mediante, se convirtió en miembro de uno de los tribunales orales del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús.

Ese departamento judicial había sido creado por ley en febrero de 2013, desprendiéndose así esas ciudades, en materia de servicio de justicia, de Lomas de Zamora, de la cual ambas dependían hasta ese entonces.

Pero recién ahora el Departamento Judicial Avellaneda-Lanús, de la mano del recurso económico necesario por parte del Estado provincial para montar esa infraestructura conformada por juzgados y funcionarios que los integran, va completando casilleros con los nombres de sus miembros.

Y entre ellos aparece Martín Pizzolo, quien será uno de los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal número 1 de ese departamento judicial que nuclea a dos de las ciudades con más habitantes del Gran Buenos Aires.

El TOC 1 de Avellaneda-Lanús entrará en funciones el próximo 1 de diciembre. Y además del ya referido ex funcionario del Departamento Judicial Azul y ahora flamante juez penal, lo integrarán Ignacio Etchepare y Marcela Gladys Bonafine, según puede leerse en la web de la Suprema Corte de Justicia.

El fiscal más joven que ahora es juez

Oriundo de Lomas de Zamora, podría afirmarse que Martín Pizzolo desarrolló una rápida carrera en la función pública. Específicamente, dentro del Poder Judicial, un espacio que por más que se continúe declarando independiente es imposible todavía no ligarlo al poder político de turno.

En ese contexto, en 2007 fue nombrado fiscal en el Departamento Judicial Azul.

De esa manera, en aquella época se convirtió en el fiscal más joven de la provincia de Buenos Aires. Y durante varios años estuvo como titular de una de las unidades funcionales de instrucción con sede en Olavarría, la número 5.

Hasta hoy viernes que juró como juez penal en el Gran Buenos Aires - después de varias idas y vueltas donde, incluso, figuró su renuncia al cargo de Fiscal para dedicarse a la actividad privada, según se afirmaba- se desempeñó como el titular de la UFI 11, que está en Las Flores y que también depende del Departamento Judicial Azul.

El 23 de octubre del año 2015 Pizzolo había sido designado juez penal. Pero después, la SCJ no le tomó el juramento que recién este viernes se llevó a cabo en Lomas de Zamora.

Aquella decisión, según se afirmaba, obedecía a que el por entonces fiscal registraba varias denuncias en su contra ligadas con su desempeño en el Ministerio Público.

Para diciembre de aquel año, cuando ya era gobernadora María Eugenia Vidal y después de que meses antes Pizzolo había recibido del por entonces titular del Ejecutivo provincial Daniel Scioli el decreto con su nombramiento como juez, su designación en el Tribunal Oral en lo Criminal que ahora integra ingresó en el limbo.

Mientras en Azul ya se había iniciado la convocatoria al concurso para buscarle un reemplazante en la Fiscalía que en Olavarría tenía a su cargo, Pizzolo estaba de licencia, la cual lo tuvo por alrededor de dos años alejado de la función pública.

Como su jura como juez se dilataba, se dispuso que nuevamente retomara al año siguiente su tarea al frente de la UFI con asiento en la vecina ciudad.

Pero funcionarios y empleado del Poder Judicial rechazaron que volviera a trabajar como Fiscal. Al respecto, argumentaban que si no podía ser juez tampoco podía ejercer funciones al frente de una de las unidades funcionales de instrucción con asiento en la vecina ciudad.

La situación quedó zanjada cuando Marcelo Sobrino, el jefe de todos los fiscales del Departamento Judicial Azul, además de disponer que retomara sus funciones lo puso a Pizzolo al frente de la Fiscalía que se había creado en Las Flores, la dependencia judicial que marcó su última escala en su paso por esta zona centro de la provincia de Buenos Aires.

Renuncia rechazada y ahora aceptada

Más allá de esas denuncias que había contra el ahora flamante juez penal, no hubo ningún jury de enjuiciamiento para él.

Incluso, durante la gestión como gobernadora de María Eugenia Vidal Martín Pizzolo le presentó -en noviembre de 2018- la renuncia al cargo de fiscal. Una decisión que, según sostenía él, tenía que ver con "motivos personales" y con la posibilidad de continuar ejerciendo el Derecho desde la esfera privada.

Pero teniendo en cuenta esos sumarios en su contra que tenía, Vidal no se la aceptó. Y se lo hizo saber a través de un Boletín Oficial que fuera publicado a principios de septiembre del año pasado,

En ese entonces, la actual ex gobernadora dispuso "suspender" el tratamiento de su renuncia hasta tanto "sean aclarados" sumarios administrativos y sanciones disciplinarias que eran analizados desde el departamento perteneciente a la Secretaría de Control Disciplinario y Enjuiciamiento de la Suprema Corte.

Antes de que se conociera aquel pronunciamiento de la por entonces Gobernadora de la Provincia, Pizzolo la había denunciado por "desobediencia". Según afirmaba, por la demora en ser tratada su renuncia como fiscal.

Recién ahora, cuando volvió a cambiar el color político en el Ejecutivo de la Provincia, fue el gobernador Axel Kiciloff el que sí le aceptó la renuncia, al dejar sin efecto aquel decreto de su antecesora.

De esa manera Pizzolo quedó habilitado para convertirse en juez de uno de los tribunales orales del Departamento Judicial Avellanda-Lanús.

En redes sociales, al funcionario judicial se lo puede ver hoy viernes sonriente, posando para la foto con el diploma que lo habilita como nuevo juez penal, tras el juramento de práctica que le fuera tomado en el recinto de la Cámara de Apelaciones que tiene sede en Lomas de Zamora, la ciudad donde nació.

Martín Pizzolo juró este viernes como juez penal en un tribunal del Gran Buenos Aires. FOTOS: EN LÍNEA NOTICIAS/OLAVARRÍA

EL DATO

Transitoriamente, el cargo que dejó Martín Pizzolo como fiscal en la UFI 11con asiento en Las Flores y perteneciente al Departamento Judicial Azul será ejercido por Laura Margaretic, la titular de la UFI 9, según señalaron voceros judiciales.


Si llegaste hasta acá es porque buscás historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

DOS DE ELLOS TIENEN ANTECEDENTES PENALES

01/12/2020

DOS DE ELLOS TIENEN ANTECEDENTES PENALES

DOS DE ELLOS TIENEN ANTECEDENTES PENALES

Los tres acusados de haber agredido a un comerciante permanecen ahora detenidos

Sus aprehensiones, llevadas a cabo el pasado sábado por la tarde después de que este incidente se produjo en una verdulería que está en Mitre entre 25 de Mayo y Moreno, fueron convertidas ayer en detenciones por la Jueza de Garantías que interviene en esta causa penal.

Locales

01/12/2020

Locales

Locales. COVID19: El Municipio cambia la manera de informar los casos en el Partido

Locales

01/12/2020

Locales

Corte ferroviario

LA INCIDENCIA LETAL DE LA PANDEMIA

INFORME

30/11/2020

INFORME

INFORME

¿Qué opinan los hombres de diferentes edades sobre temas tópicos de la humanidad?