LO RESOLVIÓ UN JUEZ DE GARANTÍAS

LO RESOLVIÓ UN JUEZ DE GARANTÍAS

Los dos acusados del brutal asesinato de una docente jubilada irán a juicio

El magistrado Juan José Suárez aprobó la elevación a debate de este sumario penal, relacionado con el crimen de Celia Edelma Wagner, ocurrido el 18 de enero del año pasado en la casa de esta ciudad donde vivía sola. Además de que la mujer recibió un fuerte golpe en la cabeza que le produjo su deceso, los considerados autores de ese hecho le robaron dinero y otras pertenencias de valor. Uno de los imputados es un azuleño que trabajó para la víctima. El otro, un joven oriundo de Ensenada. Ambos están presos y llegarán acusados a ese futuro juicio de un "homicidio criminis causa", delito que a modo de condena contempla como pena la prisión perpetua.

20 de febrero de 2021

La causa que se instruyera desde una fiscalía con asiento en el Palacio de Justicia local por el brutal asesinato de una docente jubilada, un hecho que había ocurrido en Azul en enero del año pasado, cuando a la víctima también le robaron varias de sus pertenencias, va camino a convertirse en materia de un juicio.

Fuentes judiciales informaron a EL TIEMPO que el Juez de Garantías que intervino en esta investigación penal dio lugar a la elevación a debate de ese expediente, que desde la Unidad Funcional de Instrucción número 1 había llevado adelante el fiscal Marcelo Fernández.

Juan José Suárez, el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías 3, fue quien anteayer miércoles avaló la requisitoria de elevación a juicio del sumario, el pedido que tiempo atrás formulara el titular de la UFI 1.

Esa investigación penal preparatoria -ya concluida- tiene como imputados a dos jóvenes que están presos, uno de ellos oriundo de Azul y el otro de la ciudad de Ensenada.

Al día siguiente de sucedido el hecho, a la víctima vecinos suyos la hallaron sin vida en el interior de la vivienda convertida en escenario de este luctuoso suceso.

En un principio se creyó que su deceso había obedecido a una caída que sufriera en el interior de ese inmueble donde vivía sola. Pero conforme la investigación avanzó se pudo comprobar que la mujer había sido brutalmente asesinada, luego de que recibiera un golpe en la cabeza que le fue aplicado con un fierro.

Los imputados que tiene este crimen habían sido identificados como Gabriel Ignacio Magariño, un azuleño que actualmente tiene 20 años y está preso en la Unidad 2 de Sierra Chica; y Facundo Emiliano López (23), quien se encuentra privado de la libertad en la cárcel de Olmos.

A ese penal -presentación de habeas corpus mediante- durante el transcurso del año pasado López había sido trasladado desde otro ubicado en jurisdicción del Departamento Judicial Azul donde estuvo alojado en un principio.

Ambos jóvenes afrontan por lo sucedido acusaciones por un homicidio criminis causa, ilícito que prevé como pena la prisión perpetua en caso de que resulten condenados en ese futuro juicio al que deberán ser sometidos, un proceso que ya fue avalado que se realice por el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías 3.

Con relación a la calificación que tiene este hecho, en las actuaciones se señala que los encausados mataron a la víctima con la finalidad de asegurarse la impunidad para llevar a cabo ese robo que también se produjo, aquel 18 de enero de 2020, en el domicilio de la docente jubilada.

La mujer, que se llamaba Celia Edelma Wagner y tenía 81 años cuando fue asesinada, conocía a uno de los imputados desde tiempo antes, ya que habitualmente el joven solía hacerle diferentes tareas, entre las cuales figuraban cortarle el pasto de la casa o llevarla en un auto a hacer trámites y mandados.

El homicidio

En esa causa que ahora ya fue elevada a juicio se indica que Celia Edelma Wagner fue asesinada el 18 de enero del año pasado en el interior de ese inmueble donde vivía sola, ubicado sobre la calle Burgos entre Neuquén y Chubut de esta ciudad.

Aquel día, poco antes de la hora 13, en la investigación se menciona que Magariño y López ingresaron al domicilio de la víctima con fines de robo. También, que ambos lo hicieron contando con la anuencia de la mujer, que conocía al azuleño procesado "por haber tenido una relación laboral previa" con ese joven.

Una vez dentro de la casa, a la docente jubilada le robaron "diversos elementos de valor", entre los cuales figuraron un teléfono celular, dinero en efectivo, joyas de oro, un televisor de 48 pulgadas "Smart TV", "un autito de colección" y "una tetera de porcelana".

En esas mismas circunstancias se produjo lo peor: antes de que los autores de este hecho se retiraran de la casa, la docente jubilada fue asesinada.

El crimen, se indica también en estas actuaciones penales, fue cometido "para consumar el delito y/o procurar su impunidad", motivo por el cual los ladrones "arremetieron contra la víctima, golpeándola en la cabeza con un trozo de hierro -que medía más de 50 centímetros de largo- con el cual le prodigaron al menos un fuerte golpe a la altura de la sien, desde atrás hacia adelante, que le provocó contusión, hemorragia cerebral, fractura y hundimiento de cráneo", lesiones que aquel mismo día en que este hecho se produjo derivaron en el deceso de Wagner.

Al día siguiente, teniendo en cuenta que sus vecinos la llamaban en varias ocasiones por teléfono y la docente jubilada no respondía, fue uno de ellos -que tenía una copia de las llaves donde la octogenaria vivía- quien la halló sin vida al ingresar al inmueble.

Aquella versión que indicaba que el deceso de la mujer pudo haber estado relacionado con una caída que sufriera, teniendo en cuenta que presentaba problemas para caminar, después quedó completamente descartada. Y la autopsia a la que el cadáver fuera sometido abrió la puerta al inicio de una investigación por un brutal asesinato.

El informe del resultado de aquella intervención al cadáver fue concluyente: Wagner no había muerto por haber sufrido un accidente doméstico, sino que esa fractura y hundimiento de cráneo que presentaba obedeció a "un traumatismo severo". Lesiones compatibles -según lo refiriera una perito médica- con haber recibido un fuerte golpe efectuado por sus agresores con "algún elemento duro de bordes cortantes".

"Celia Wagner ha sido víctima de una muerte violenta en el seno de su propio hogar, acontecida aproximadamente 24 horas antes de que fuera hallada sin vida por vecinos del lugar", puede leerse también en estas actuaciones penales que anteayer fueron elevadas a juicio.

Desde la instrucción se mencionó que "el trozo de hierro hallado en el cantero de la morada de la víctima" había sido "el elemento utilizado por los malvivientes para darle muerte a la octogenaria".

Ese mismo día 19 de enero del año pasado en que la docente jubilada fue hallada muerta en su casa, horas más tarde los investigadores obtuvieron los primeros datos sobre los jóvenes que ahora están presos como los probables autores de este homicidio criminis causa.

A través de cámaras de seguridad, colocadas en un inmueble cercano a ese otro donde la mujer vivía, fue posible verlos a ambos llegando en un auto de color blanco hasta la vivienda. Y se los observó también, en ese registro fílmico, a los dos huyendo instantes después a ocurrido el asesinato de la casa de Wagner en ese mismo vehículo, al que subieron los diferentes objetos robados, entre los cuales sobresalía a simple vista ese ya referido televisor de grandes dimensiones.

Dos días más tarde de sucedido este homicidio, tras las realizaciones de diferentes allanamientos -a través de los cuales fue posible que la Policía recuperara gran parte de los elementos robados, algunos de los cuales uno de los acusados había intentado reducir en un comercio ubicado en el centro- Magariño y López quedaron formalmente detenidos.

En el caso del azuleño imputado, además, en el interior de la vivienda donde la docente fue asesinada peritos hallaron rastros papilares coincidentes con sus huellas dactilares. Otra de las pruebas en su momento valoradas para disponer, al igual que para el ensenadense coimputado, su procesamiento por este homicidio criminis causa.

EL DATO

Tanto Gabriel Ignacio Magariño como su Defensor Particular ya han dado el consentimiento para que ese joven sea juzgado por un jurado popular. También lo había hecho Diego Prado, el defensor Oficial de Facundo López, con relación a su representado. Pero como el ensenadense coimputado, al parecer, había renunciado a esa posibilidad de ser sometido a un juicio con jurados, el lunes próximo se realizará una audiencia virtual con ese encausado desde la cárcel donde está preso. El objetivo es que López, ante el Juez de Garantías que ahora elevó a debate esta causa, finalmente confirme si el sistema de juzgamiento al que lo someterán será mediante la intervención de un jurado popular o de los jueces que conforman uno de los dos tribunales con asiento en el Palacio de Justicia de Azul.

Si llegaste hasta acá es porque buscás historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Provinciales

25/02/2021

Provinciales

Provinciales

Habilitan la apertura de cines en la provincia y la Ciudad

Chillar

25/02/2021

Chillar

Chillar

Cine Móvil en Chillar

1778 - 25 DE FEBRERO - 2021

24/02/2021

1778 - 25 DE FEBRERO - 2021

1778 - 25 DE FEBRERO - 2021 . Mañana se cumplen 243 años del nacimiento del Gral. José de San Martín

SITUACIÓN DEL HIPÓDROMO DE AZUL

País

23/02/2021

País

Autorizan subas para las facturas de marzo en Internet, cable y telefonía fija

Codigo Perfil