FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO

FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO

Por pegarle un escopetazo a un vecino fue condenado: cinco años y medio de prisión

En el Barrio San Martín de Porres, a principios de noviembre de 2021, se produjo este hecho por el que el encausado fue declarado autor de un intento de homicidio. La pena que un juez le dictó es de efectivo cumplimiento y está preso en la Unidad 7.

10 de abril de 2024

"El Federico Contreras me pateó la puerta de mi casa, entró y me pegó un tiro".

Lesionado como estaba, a causa de un escopetazo que impactara en su abdomen, la víctima de este intento de homicidio -sucedido el 4 de noviembre de 2021 minutos después de la hora 20- alcanzó a decirle a policías que se entrevistaron con él, en la previa a que fuera llevado al hospital, lo que instantes antes le había pasado.

El herido que tuvo aquel hecho se llama Maximiliano Bossi. Y conoce a su agresor, que para la época en que le disparó era vecino suyo en el Barrio San Martín de Porres.

Días pasados, a través de la tramitación de un juicio abreviado, el ya mencionado Federico Contreras -un azuleño de 23 años que está preso en la Unidad 7- fue condenado. No sólo por el hecho que tuvo como víctima a Bossi, a escala penal definido como un homicidio en grado de tentativa y por la portación "sin la debida autorización legal" de un arma de fuego, la escopeta que empleara en aquel incidente donde le disparó a su vecino.

Además, en ese mismo proceso -sustanciado ante el Tribunal Oral en lo Criminal número 1- a Contreras lo condenaron por una causa acumulada que registraba, relacionada con un conflicto vecinal que tuvo como víctima a una mujer y fue considerado a escala penal un episodio de amenazas agravadas por el uso de arma.

De acuerdo con lo referido en el fallo de este proceso abreviado, que contó con la intervención del magistrado Luis Surget, el joven que está preso en la cárcel de varones de Azul perteneciente al SPB cometió los mencionados delitos "en concurso real de acciones". Y en carácter de autor de esos dos hechos fue sentenciado a cinco años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo.

El monto de la sanción impuesto a Federico Contreras fue el mismo que las partes -el fiscal David Carballo y la defensora Oficial Adriana Hernández- habían acordado, en la previa a que desde la Acusación fuera solicitado a principios de diciembre pasado este juicio abreviado.

Un tiro en el abdomen

"Se encuentra debidamente acreditado que el día 4 de noviembre de 2021, siendo aproximadamente las 20 horas, una persona de sexo masculino, mayor de edad, identificada como Federico Contreras, se hizo presente en el domicilio sito en calle 311 número 472 de Azul y utilizando un arma de fuego tipo escopeta apuntó y disparó contra Maximiliano Bossi con la intención de darle muerte", se menciona en lo resuelto sobre las características que tuvo el hecho principal tratado en este proceso.

Aquella noche en que Bossi fue víctima de este intento de homicidio sufrió varias heridas en su región abdominal. "Lesiones que pusieron en riesgo su vida", escribió el juez Surget en le fallo; no logrando Contreras provocarle la muerte "por causa ajenas a su voluntad, en razón de haber sido auxiliado por un vecino que solicitó una ambulancia, siendo trasladado al hospital 'Dr. Ángel Pintos', donde fue atendido inmediatamente".

Durante la instrucción de esta causa penal, que también llevó adelante el fiscal David Carballo, le fue tomada una declaración a Maximiliano Bossi.

La víctima recordó que aquel 4 de noviembre de 2021 estaba en su casa del San Martín de Porres cuando escuchó "un fuerte golpe". Y que inmediatamente después lo vio a Federico Contreras ingresando a su domicilio "portando un arma de fuego tipo escopeta".

El agresor le efectuó un disparo desde aproximadamente tres metros de distancia. Y los perdigones impactaron y se desparramaron por toda la zona abdominal de Bossi, que herido como estaba alcanzó a salir corriendo de su casa para cruzarse a la de enfrente y pedir ayuda a un vecino.

Después llegó una ambulancia para llevarlo al Pintos. Y en el centro asistencial, cuando los médicos lo atendieron, se constató que el impacto de ese escopetazo que recibió por parte del ahora condenado en esta primera instancia había afectado sus intestinos y el hígado, por lo que tuvo que ser operado.

Para cuando este intento de homicidio se produjo, desde hacía alrededor de seis meses que Contreras estaba viviendo al lado de la casa donde Bossi se domiciliaba.

Pero diferentes inconvenientes que fueron teniendo derivaron en que aquel 4 de noviembre de 2021 el agresor irrumpiera en su casa para intentar matarlo con esa arma de fuego que portaba de manera ilegal.

Una semana antes de ocurrido aquel hecho, Bossi -actualmente de 25 años de edad- recordó que Contreras también le había robado de su casa un eje de carro y caños de plomo, por lo que radicó una denuncia en sede policial. Y también contó durante la instrucción de esta causa que cuando fue a la casa de su vecino a reclamar que le devolviera las cosas, tanto el encausado como varias personas más lo atacaron a golpes.

La madre de la víctima declaró en esta causa y reconoció que su hijo mantenía un conflicto "de larga data" con Contreras.

Al respecto, afirmó que el 24 de septiembre de 2021 Bossi "fue herido por Contreras con un elemento punzo cortante y ello derivó en una causa penal por 'lesiones agravadas'".

Horas después de que le pegara el escopetazo a su vecino, el condenado en este juicio abreviado pudo ser arrestado.

Policías lo encontraron en el domicilio de su por entonces pareja: una casa ubicada sobre la calle Necochea, en cercanías del Cementerio Municipal.

El arma de fuego empleada en el hecho nunca pudo ser hallada. Sólo se recogió un cartucho calibre 16 compatible con una escopeta, que los policías incautaron dentro de una mochila que tenía Contreras cuando lo aprehendieron.

"Respecto a la intención de darle muerte, surge sin lugar a dudas de la circunstancia de haber irrumpido en su casa sorpresivamente, en horas de la noche, cuando la víctima se hallaba durmiendo, sin posibilidad de defenderse. Y sin referirle nada, le efectuó inmediatamente un disparo con un arma de fuego, en una zona vital del cuerpo, huyendo rápidamente del lugar. Pero su propósito no pudo cumplirse, toda vez que Bossi pudo acudir a la casa de su vecino, quien lo asistió y llamó a una ambulancia, siendo llevado inmediatamente al hospital, donde le prestaron la asistencia que el caso ameritaba", escribió el juez Surget en un tramo de lo resuelto al aludir a la conducta homicida evidenciada por Contreras.

El dato

En el fallo se tuvo en cuenta para el joven condenado, como una atenuante, su falta de antecedentes penales computables hasta el momento. Y como agravantes, surgidas también del acuerdo entre las partes que intervinieron en este juicio abreviado, se valoraron para el encausado dos circunstancias: "la reiteración delictiva y el grave daño ocasionado en la salud" del vecino al que le disparó.

Amenazas a una mujer

En el mismo juicio abreviado Federico Contreras fue condenado a esa pena de cinco años y medio de prisión a cumplir como el autor de un hecho definido por el delito de amenazas agravadas por el uso de arma.

Esa causa acumulada que registraba, y también tratada en este proceso, se relaciona con un episodio sucedido el 9 de octubre de 2020.

En horas de la mañana de aquel día, el joven se había hecho presente en una casa situada sobre la prolongación Norte de la calle San Carlos de esta ciudad. Y "portando una cuchilla de 30 centímetros de largo" amenazó a la vecina domiciliada en ese inmueble, identificada en el fallo como Patricia Ibáñez.

"Te voy a matar a puñaladas, te voy a prender fuego la casa", se menciona en lo resuelto que el agresor le expresó a la víctima, con quien mantenía desde tiempo antes un conflicto vecinal.

Según lo que esa mujer refiriera, Contreras la amenazó porque sostenía que la casa donde ella vive era "usurpada" y que por su culpa habían desalojado a él y su familia de esa vivienda.

A través de la denuncia que la vecina hiciera, posteriormente le fue dictada una prohibición de acercamiento al joven condenado en este juicio abreviado.

Pero esa cautelar, según contó la víctima, Contreras la vulneró en reiteradas oportunidades, a través de las cuales aprovechaba para continuar amedrentándola con sus dichos, por lo que también la vecina tuvo que pedir un botón antipánico y una custodia policial por "el temor y la angustia" que aquella situación le generaba.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Sociedad

27/05/2024

Sociedad

Sociedad

La Iglesia le pidió a Javier Milei que reparta "rápidamente" las 5 mil toneladas de alimentos retenidos

Locales

27/05/2024

Locales

Locales

Se realizará una nueva jornada de salud integral

El Municipio de Azul invita a la comunidad a participar de la nueva jornada de salud integral que se realizará el martes 28, de 9 a 13, en el Centro de Jubilados del Barrio Del Carmen, ubicado en General Paz N° 679.

ES AZULEÑO Y TIENE 29 AÑOS

26/05/2024

ES AZULEÑO Y TIENE 29 AÑOS

ES AZULEÑO Y TIENE 29 AÑOS . A un joven lo acusan de haber abusado de su hijo biológico y lo detuvieron anteayer

REGISTRA ANTECEDENTES PENALES COMPUTABLES

MARINA BOHN

26/05/2024

MARINA BOHN

MARINA BOHN

"Para hacer Pole Dance se necesita disciplina, constancia y romper con algunos prejuicios"

ALGUNAS PROBLEMÁTICAS FORMULADAS EN LA SEXTA SESIÓN

26/05/2024

ALGUNAS PROBLEMÁTICAS FORMULADAS EN LA SEXTA SESIÓN

ALGUNAS PROBLEMÁTICAS FORMULADAS EN LA SEXTA SESIÓN .  Las respuestas del Ejecutivo municipal a interrogantes planteados por concejales

REMATE DE HACIENDAS

UN PEDAZO DE HISTORIA

26/05/2024

UN PEDAZO DE HISTORIA

UN PEDAZO DE HISTORIA

Está a la venta la casa donde vivió Mateo Banks

En la casona ubicada sobre Necochea al 773 residía el productor agropecuario que el 18 de abril de 1922 se convirtió en el primer asesino múltiple de la Argentina, luego de matar a ochos personas en una zona rural del Partido de Azul. Entre las víctimas figuraron varios miembros de su propia familia.