RECUPERARON ELEMENTOS SUSTRAÍDOS

RECUPERARON ELEMENTOS SUSTRAÍDOS

Procedimientos positivos por un robo y el hurto de una motito

Este viernes, en un allanamiento en una vivienda del Barrio El Sol, la Policía recuperó artículos de pesca que un día antes fueron robados en la casa donde vive un matrimonio de jubilados, lugar donde -además- los ladrones habían prendido fuego el auto que estaba en el garaje. Y anuencia mediante, en otro inmueble se hallaron autopartes de un ciclomotor hurtado, ilícito que también había ocurrido durante las primeras horas de ayer jueves.

3 de julio de 2020

La investigación por un robo ocurrido en las primeras horas de ayer jueves en la vivienda de esta ciudad donde reside un matrimonio de jubilados derivó este viernes en las realizaciones de tres allanamientos en los domicilios de los sospechados de haber cometido ese ilícito.

Fuentes policiales ligadas a esos procedimientos informaron a EL TIEMPO que uno de ellos había arrojado resultados positivos, recuperándose en una de las viviendas allanadas elementos sustraídos en el marco de lo que había sido este episodio delictivo, a escala penal caratulado como "robo" a través de una causa que instruye Marcelo Fernández, el titular de la UFI 1 con asiento en Tribunales.

Con las pruebas colectadas en esa investigación penal, entre ellas el registro fílmico de una cámara de seguridad instalada en una vivienda cercana a esa otra donde vive la pareja de jubilados damnificada por lo que fuera este ilícito, el Fiscal había solicitado los allanamientos que se hicieron hoy viernes.

Los procedimientos fueron dispuestos por Federico Barberena, magistrado a cargo del Juzgado de Garantías 2 que también entiende en este sumario penal.

Dos de los allanamientos tuvieron como objetivos inmuebles ubicados en el Barrio El Sol, mientras que un tercero se llevó a cabo en una casa situada sobre la calle Corrientes, en la zona de la Costanera, según lo informado.

Un inmueble que está sobre la Calle 8, en cercanías a la cárcel de varones, fue el lugar donde el allanamiento que se hizo permitió recuperar elementos de pesca robados un día antes en la casa del matrimonio damnificado.

Los demás procedimientos, en tanto, no arrojaron resultados positivos para esta investigación, en la que además de las cosas sustraídas se ordenaba -en caso de que fueran halladas- incautar las prendas con las que estaban vestidos los autores del ilícito.

El robo

Tal lo que EL TIEMPO ya informara en su edición web, alrededor de la hora cinco de ayer jueves se produjo el robo que hoy viernes se tradujo en las realizaciones de estos tres allanamientos.

Un matrimonio de jubilados se había convertido en el damnificado por lo sucedido, cuando el hombre y la mujer -ambos de 80 años de edad- se encontraban durmiendo en la vivienda donde se domicilian, que está situada en la prolongación Norte de la calle Burgos de esta ciudad.

Al inmueble los delincuentes, al menos dos, ingresaron tras forzar el portón del garaje. Y una vez en el interior del mismo, se apoderaron de diferentes elementos que hallaron dentro de una Volkswagen Suran que estaba en ese lugar, entre los cuales figuraron los artículos de pesca recuperados este viernes en uno de los allanamientos que se hicieron.

Ese registro fílmico ya mencionado que fuera aportado a la causa que se está instruyendo sirvió para que los investigadores pudieran identificar a dos de los sospechados de cometer este hecho, cuyos respectivos domicilios fueron allanados.

Además del robo, la Suran del matrimonio de jubilados había sido dañada, ya que los ladrones prendieron fuego uno de los asientos delanteros del rodado.

La intervención de policías evitó que las llamas se propagaran.

Efectivos de seguridad que pasaron por la casa en un móvil, mientras investigaban otro robo en una vivienda cercana, observaron -alrededor de la hora cinco de ayer jueves- que la puerta del garaje estaba abierta y que del interior del mismo salía humo.

Eso hizo que rápidamente sofocaran el siniestro que instantes antes los delincuentes provocaron en el vehículo, al apagar los policías el fuego con una manguera que conectaron a una canilla de la casa donde vive el matrimonio de jubilados.

Los damnificados por este ilícito habían sido identificados como Rubén Ismael Pellegrino y, su esposa, María Edith Dietrich.

Con anuencia

También este viernes, contando con la anuencia de sus moradores, policías recogieron en un domicilio situado sobre la prolongación Norte de la calle Colón de esta ciudad autopartes de un ciclomotor que en las primeras horas de ayer había sido sustraído de la vivienda donde se domicilia una pareja.

Según lo informado por voceros de la Seccional Primera, los elementos recuperados fueron la patente, las cachas plásticas, el velocímetro y los faros del ciclomotor Zanella de 70 cc sustraído durante el hecho materia de esta investigación penal, al igual que un candado de moto.

Todos esos elementos fueron reconocidos por los denunciantes de este ilícito, que se había registrado durante las primeras horas de ayer jueves en una vivienda donde reside una pareja de jubilados, la cual está situada también sobre la calle Colón, pero entre Pringles y Tandil.

Damnificados por lo sucedido resultaron un hombre de 70 años llamado Eduardo Eva y su pareja, Graciela Edith Miracco.

En la presentación que hicieron en sede policial refirieron que alrededor de la hora cuatro de este jueves que pasó estaban durmiendo y se despertaron al escuchar ruidos. También, que al levantarse, desde la ventana de una cocina observaron a un sujeto que se dio a la fuga al escuchar que Eva le decía a su pareja que llamara a la Policía.

Posteriormente, el hombre y la mujer constataron que del garaje había sustraído ese ciclomotor cuyas autopartes la Policía recuperó hoy viernes en la vivienda donde se domicilia uno de los presuntos autores de este hurto, ilícito por el que se instruye una causa penal también desde la UFI 1 a cargo del fiscal Marcelo Fernández.

EL DATO

Según fuentes policiales informaron, por el robo en la casa del matrimonio de jubilados y por la sustracción del ciclomotor entre los investigados figura, como el presunto coautor de ambos hechos, un joven que tiene 18 años. Ayer había sido allanada su vivienda, ubicada en el Barrio El Sol, en el marco de las pesquisas iniciadas por el primero de los ilícitos mencionados.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.