LAS INVESTIGACIONES SE INICIARON EL AÑO PASADO

LAS INVESTIGACIONES SE INICIARON EL AÑO PASADO

Abigeato: un detenido y varios allanamientos

La medida de coerción y los procedimientos se hicieron ayer domingo en Rauch. El acusado formaría parte de una organización delictiva dedicada a carnear y robar vacunos en establecimientos rurales de Azul y la zona. Le imputan cinco hechos, sucedidos entre febrero y abril del año pasado. Había sido traído al CPR local y después tuvo que ser internado para que le hagan un hisopado por coronavirus.

3 de agosto de 2020

Después de más de un año y medio de investigaciones, pesquisas que incluyeron una gran cantidad de horas de escuchas a los teléfonos intervenidos de los sospechados, efectivos policiales desbarataron ayer domingo lo que sería una organización delictiva que se dedicaba a cometer hechos de abigeato en campos de Azul y la zona.

En ese contexto, en la vecina ciudad de Rauch se detuvo a un hombre y se realizaron tres allanamientos, procedimientos que permitieron hallar e incautar diferentes elementos de interés para estas causas penales, que se llevan adelante desde la Ayudantía Fiscal de Delitos Rurales que en Azul depende de la UFI 13 que está a cargo de Adrián Peiretti.

Ese Fiscal había solicitado los allanamientos y la detención que se llevaron a cabo durante este domingo que pasó, contando para eso con órdenes dispuestas por Juan José Suárez, el titular del Juzgado de Garantías número 3 con asiento en el Palacio de Justicia local.

El hombre que ahora está privado de la libertad tiene 44 años y fue identificado por fuentes policiales y judiciales como Juan Alfredo Sallete.

En total, figura acusado de cinco episodios delictivos distintos ocurridos en campos de Azul y la zona entre los meses de febrero y abril del año pasado, hechos que -a excepción de uno- incluyeron que varios vacunos fueran faenados de manera clandestina.

Sallete es considerado uno de los integrantes de una banda dedicada a cometer este tipo de ilícitos, para lo cual sus miembros tenían roles especialmente asignados.

Según se ha podido determinar, entre los sospechados figuraban quienes aportaban "la mano de obra" para llevar a cabo estos hechos de cuatrerismo; mientras que había otros dedicados a brindar la llamada "logística".

"Ya sea -se menciona en estas actuaciones penales- facilitando sus moradas para faenar, reducir y comercializar el producto de lo ilícito; como así también aportando sus vehículos para transbordar la carne, luego de que quienes dan muerte y faenan los vacunos atraviesan los campos en bicicletas preparadas para sacar los cortes a campo traviesa en dirección a los caminos o ruta".

Además, la reconstrucción de estos hechos ha servido para dar por demostrado que entre los sospechados existían también quienes se encargaban de alertar a los que llevaban a cabo esas carneadas de vacunos en los campos "los sectores en que se encuentra y/o por dónde se moviliza el personal policial, a fin de que no sean interceptados y para lograr su evasión".

Los allanamientos

Además de un campo ubicado en el Partido de Ayacucho, procedimiento que arrojó resultados negativos para esta investigación penal, ayer domingo se hicieron cuatro allanamientos en Rauch.

En uno de esos procedimientos resultó detenido Sallete, luego de que su captura se hiciera efectiva en un departamento interno donde reside, el cual también fue allanado.

Situado sobre la calle Pellegrini de la vecina ciudad, en ese mismo lugar se allanaron dos inmuebles.

En el domicilio donde el imputado fue detenido los policías hallaron e incautaron un teléfono celular, dos ganchos de carnicero, una bicicleta, dos sierras, una balanza, dos mochilas de las llamadas "caseras", un reflector, tres cuchillos, una chaira, una daga y un pequeña planta de marihuana.

El otro objetivo ubicado en ese inmueble de la calle Pellegrini fue el lugar donde se secuestraron cinco teléfonos celulares, dos hachas, dos sierras y cinco cuchillos.

En tanto, una casa ubicada en el Barrio MIT de esa ciudad distante a unos 70 kilómetros de Azul también fue allanada. En esa vivienda se incautaron tres teléfonos celulares, una campera, cinco cuchillos, una bicicleta, dos nylon de silo bolsa, una tenaza, un cartucho calibre 28 y otro calibre 22, según informaron voceros de seguridad ligados a las realizaciones de estos procedimientos.

Un robo y varias carneadas

En unos como el presunto autor y en los demás como un probable coautor, Juan Alfredo Sallete figura involucrado en cinco episodios delictivos que derivaron ayer domingo en su arresto y en los allanamientos ya referidos.

El primero de los ilícitos que le están imputando se produjo el 6 de febrero del año pasado y tuvo como escenario un establecimiento rural llamado "El Ceibo", que está situado sobre la Ruta Provincial 50, en el camino que desde la localidad de Cacharí conduce a Rauch, a la altura del Cuartel XVIII del Partido de Azul.

Ese día ya referido al menos una persona sustrajo, tras forzar el candado que estaba colocado en la tranquera de ingreso al campo, dos baterías pertenecientes a un tractor, resultando damnificado por lo ocurrido el arrendatario de ese establecimiento rural, llamado Hernán Ezequiel Correa.

Como "robo agravado por haberse cometido en despoblado" quedó caratulado a escala penal ese hecho que se le está imputando al hombre que fuera detenido ayer en Rauch.

Entre la noche del día siguiente a que ese robo se produjo y la hora 13 del 8 de febrero del año anterior sucedió en ese mismo establecimiento rural otro ilícito que también lo tuvo como damnificado al ya mencionado Correa.

Específicamente, se trató de un caso de abigeato.

Ese hecho lo ubica en esta investigación penal a Sallete regresando al campo para apoderarse de manera ilegítima de un novillo de unos 250 kilos de peso, que fue muerto mediante un disparo con lo que habría sido una carabina. Después, el animal fue faenado en el interior del campo y el autor de esa carneada clandestina se dio a la fuga con los cortes.

En este caso, Juan Alfredo Sallete está acusado del delito de "abigeato agravado por haberse cometido en las condiciones del Artículo 164 del Código Penal". Dicha norma, textualmente, señala: "Será reprimido con prisión de un mes a seis años, el que se apoderare ilegítimamente de una cosa mueble, total o parcialmente ajena, con fuerza en las cosas o con violencia física en las personas, sea que la violencia tenga lugar antes del robo para facilitarlo, en el acto de cometerlo o después de cometido para procurar su impunidad".

Otro de los hechos materia de esta investigación penal fue ubicado como sucedido entre la noche del 13 de marzo y la tarde del día siguiente, también del año pasado.

Nuevamente, aquel día un vacuno fue carneado de manera clandestina. En esa ocasión, en un campo llamado "La Chela", situado en el Cuartel XII del Partido de Rauch.

"Una banda organizada y con división funcional de tareas destinada a la comisión de hechos delictivos de abigeato con planificación previa" -entre cuyos integrantes habría estado el hombre detenido ayer- llevó a cabo aquel ilícito.

A ese animal también lo mataron de un tiro. Era una vaquillona de unos dos años, raza Aberdeen Angus.

Damnificado por lo sucedido resultó un productor identificado en la investigación penal como José Luis Rocco.

Después de carneada en el lugar, los cortes de la vaquillona fueron trasladados hacia Rauch en bicicletas.

Al respecto, de las escuchas telefónicas realizadas por los investigadores a los sospechados se sabe que las ruedas de las bicicletas llegaron a doblarse a causa de lo que pesaban los cortes del animal faenado.

Al mismo tiempo, dos de los integrantes de esta organización se encargaron de brindar "la logística necesaria para alcanzar el resultado delictivo, trasbordando la mercadería faenada", se menciona en las actuaciones penales.

Otro sujeto, en tanto, "facilitó a la banda su vehículo para continuar el traslado de los cortes de la faena". Y a ese rodado lo conducía otro de los miembros de esta banda, logrando entre todos finalmente comercializar de manera ilegal esa carne vacuna.

También por escuchas telefónicas, ahora se sabe que Sallete le vendió, a seis mil pesos, media res a uno de los que compraron esa carne de procedencia ilícita.

"Abigeato triplemente agravado por haberse cometido en las condiciones previstas por el Artículo 164 del Código Penal, con la participación de tres o más personas y por haberse perpetrado por al menos una persona dedicada al cuidado y a la cría de animales", es el delito que por este hecho le imputan en carácter de coautor a Sallete.

Entre el 29 de marzo y el 2 de abril del año que pasó ha sido ubicado como sucedido otro de los hechos por los cuales detuvieron ayer en Rauch al hombre de 44 años de edad.

En esos días -según se ha podido comprobar hasta el momento- Juan Alfredo Sallete y un adolescente que en ese entonces era menor de edad carnearon un ternero en un establecimiento rural propiedad de Gustavo Omar Ormaechea, que está ubicado en el Cuartel XII del Partido de Rauch, sobre el camino rural que conduce a Cacharí.

El vacuno, orejano de marca y de unos 180 kilos de peso, "se hallaba al pie de la madre", se menciona en la causa.

Los delincuentes le dieron muerte también de un disparo con lo que habría sido una carabina. Después, lo faenaron y se dieron a la fuga con los cortes, "consumando de ese modo el desapoderamiento que se habían propuesto", configurativo del delito de "abigeato agravado por haberse cometido en las condiciones del Artículo 164 del Código Penal".

El quinto y último de los hechos por los que Sallete ahora está detenido se le atribuye también a esa banda de la que formaría parte, cuyos integrantes carnearon otro ternero y un chivo que estaban en un establecimiento rural de unas 45 hectáreas ubicado en el Partido de Rauch.

Ese hecho se produjo durante "la tarde noche" del 4 de abril del año pasado, "alrededor de las 19.30 horas".

Ambos animales le pertenecían a Mariano Ezequiel Arleo. Y una vez que los abigeos los carnearon, se llevaron los cortes en las bicicletas en las que se trasladaban.

Con el fin de facilitar la huida de los dos, un sujeto se encargó de brindar la información necesaria para que a los delincuentes no los interceptara la Policía.

En la investigación se señala a ese hombre como el mismo que también puso su casa a disposición de esta banda, "con la finalidad de reducir el producto del hecho ilícito y brindando directivas de cómo llevarlo a cabo".

En el marco del funcionamiento de esta organización delictiva, además, hubo un hombre que se encargó de trasladar en una camioneta los cortes cárnicos a la casa de otro de los investigados. Y este último sujeto mencionado tuvo como tarea encargarse de "la venta" de la carne.

"Abigeato triplemente agravado por haberse cometido en las condiciones previstas por el Artículo 164 del Código Penal, con la participación de tres o más personas y por haberse perpetrado por al menos una persona dedicada al cuidado y a la cría de animales" es el delito que -también como coautor- le imputan por este hecho al ahora detenido.

En el hospital

Ayer domingo, después de que Juan Alfredo Sallete fuera arrestado en Rauch, en un principio había sido trasladado al Comando de Prevención Rural de Azul, la dependencia policial ubicada en Urioste y Ruta 3.

Pero posteriormente, a causa de dolores en el pecho y otros síntomas que evidenciaba, un médico de Policía que lo revisó en la sede del CPR local ordenó que lo llevaran al Hospital Pintos, donde había sido previsto que le hagan un análisis por coronavirus, según se informó.

"Por protocolo quedó en el hospital, aislado y en observación para que le hagan un hisopado", dijo un vocero policial a EL TIEMPO.

Ante esta situación por el estado de salud del detenido, en lo inmediato no será indagado desde la Fiscalía que interviene en estas investigaciones penales a través de las cuales le están imputando todos los hechos anteriormente descritos.

En la resolución que ordenaba los allanamientos y la detención de Sallete, el Juez de Garantías había dispuesto también, una vez que se consiguiera un cupo, que al hombre lo trasladaran a una unidad carcelaria de la zona, para que permaneciera privado de la libertad "en el sistema de Alcaidías del SPB".

EL DATO

Los allanamientos realizados ayer en Rauch y en un campo de Ayacucho fueron llevados a cabo por policías pertenecientes al Comando de Prevención Rural de Azul y de Rauch. Ambas dependencias de seguridad vinieron trabajando juntas en estas investigaciones penales. Para estos procedimientos se contó con las participaciones de efectivos de los CPR de Tandil, Las Flores y Tapalqué. También, con personal del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) de Azul y Tandil y agentes de la Estación de Policía Departamental de Seguridad de la ciudad serrana y de Rauch. Además, a los allanamientos estuvieron ligados efectivos de la Coordinación de Seguridad Rural con asiento en Olavarría y de la Sub Coordinación de Seguridad Rural que está en Tandil.

Si llegaste hasta acá es porque buscás historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.