LA INVESTIGACIÓN POR EL VIOLENTO ASALTO EN EL BARRIO URIOSTE

LA INVESTIGACIÓN POR EL VIOLENTO ASALTO EN EL BARRIO URIOSTE

En el robo a la familia hubo un entregador y al único imputado le fue dictada la detención

La existencia de un entregador en el hecho que el domingo pasado sufrieron en su casa una pareja y sus pequeños hijos, ilícito que ahora tiene detenido a un hombre que horas más tarde de aquel día había sido arrestado en Cañuelas, surge a las claras en la instrucción de la causa que se continúa llevando adelante. La medida cautelar para el acusado había sido ordenada anteayer por la Jueza de Garantías que entiende en este sumario penal. Actualmente, ese hombre permanece privado de la libertad en la Estación de Policía Comunal que está en Tapalqué.

14 de mayo de 2021

Un sujeto que vive en Azul habría aportado los datos para que el pasado domingo por la tarde se concretara el violento robo que tuvo como víctima a una familia domiciliada en el Barrio Urioste, según surge de la investigación que se está llevando adelante desde una fiscalía con asiento en el Palacio de Justicia local.

Tal lo que ya fuera informado por EL TIEMPO, aquel asalto había sido llevado a cabo por tres sujetos que estaban armados y lograron apoderarse de algo más de 400.000 pesos.

Aproximadamente unas dos horas después de sucedido el robo, en jurisdicción de Cañuelas -la ciudad ubicada a unos 270 kilómetros de Azul- la Policía había arrestado al único imputado hasta el momento: un hombre que vive en Luján, a quien hace dos días le fue dictada la detención en el marco de la tramitación de esta causa.

Según lo informado por voceros allegados a esta pesquisa, el presunto entregador del robo también es investigado y ya está identificado.

Tal lo que EL TIEMPO informara en su edición papel de anteayer miércoles, un día antes había sido allanado su domicilio en esta ciudad, un inmueble ubicado en cercanías al hipódromo, sobre la prolongación Norte de la calle Las Flores.

La diligencia fue ordenada sobre la base de diferentes elementos de prueba. Entre ellos, filmaciones de cámaras de seguridad donde el pasado domingo, en la previa a que el robo sucediera, fue visto pasar en un auto por la casa de la familia víctima. Aquel día, ese mismo sujeto había sido observado manteniendo encuentros en diferentes lugares de la ciudad con los autores del episodio delictivo, a quienes -según se sospecha- en su propio auto también los llevó para mostrarles la vivienda que después se convertiría en el escenario de este ilícito.

Aproximadamente dos horas antes a que el único imputado por este ilícito fuera arrestado en jurisdicción de Cañuelas, los registros de cámaras de seguridad de diferentes inmuebles y del Centro de Monitoreo de la comuna de Azul que vieron los investigadores sirvieron para determinar que luego del robo los delincuentes huyeron por Urioste y posteriormente tomaron la Ruta 3.

También se pudo determinar que en ese auto Volkswagen Vento en que se trasladaban siguieron en dirección hacia la Capital Federal; aunque se ignora en qué momento el ahora único detenido continuó viajando solo hasta llegar a Cañuelas. El lugar donde policías, enterados de lo que había pasado horas antes en Azul, lo aprehendieron durante un control que fuera montado a la altura del kilómetro 66 de la mencionada Ruta 3.

En aquel entonces Ariel Alejandro Sifredo, tal la identidad del acusado, resultó arrestado luego de que en su poder se incautaran una pistola calibre 9 MM cargada y con su numeración suprimida, proyectiles, precintos de plástico, un par de guantes de látex y algo menos de diez mil pesos.

Reconocido

Cuando este miércoles que pasó la jueza de Garantías Magdalena Forbes, a pedido del fiscal David Carballo, convirtió en detención a la aprehensión del imputado -un "agenciero automotor", según se refiere en las actuaciones penales, que tiene 42 años y es oriundo de San Isidro- diferentes elementos reunidos en esta pesquisa ya lo sindicaban como uno de los autores de este violento robo.

Pero tal vez, el más importante había surgido un día antes en horas de la tarde, cuando se realizara en la comisaría primera local -la seccional policial donde por ese entonces el encausado permanecía aprehendido- una rueda de identificación de personas.

A través de esa diligencia, el azuleño Mario Sebastián Calderón y su concubina, llamada Yamila Daiana Gaitán, reconocieron al encausado como uno de los tres sujetos que el domingo que pasó, cuando era alrededor de la hora 15.30, había ingresado a la casa del Barrio Urioste donde la pareja vive con sus dos pequeños hijos para llevar a cabo este violento asalto que tuvo a esta familia como víctima.

Según un vocero judicial allegado a la instrucción de esta causa penal explicó a EL TIEMPO, teniendo en cuenta que los delincuentes utilizaron barbijos para tapar parcialmente sus rostros durante el robo, en esa rueda de personas llevada a cabo en sede policial el pasado martes por la tarde se pidió a los participantes en la diligencia -entre quienes estaba el ahora detenido- que usaran tapabocas.

En esas circunstancias, y también a cara descubierta, Sifredo fue señalado por la pareja víctima como uno de los sujetos que dos días antes había irrumpido de manera violenta en el domicilio, situado sobre la calle Leyría entre Abeberry y Darhanpé, para concretar este robo.

La peor parte durante el violento asalto se la había llevado Calderón, que trabaja como cadete y mandadero, realizando a diario diferentes trámites por los cuales es habitual que maneje importantes sumas de dinero.

El azuleño, de 36 años de edad, estaba con uno de sus pequeños hijos en las afueras de la casa donde vive en momentos que el mismo auto que conducía Sifredo cuando fuera arrestado el domingo en Cañuelas -un Volkswagen Vento de color champagne- se detuvo y de su interior bajaron sus tres ocupantes.

Con barbijos y guantes de látex colocados, en un principio esos hombres que descendieron del Vento le dijeron al cadete que eran policías. E inmediatamente después, con las armas de fuego que portaban, lo obligaron a ingresar por la fuerza al interior de la vivienda.

En la investigación penal se menciona que fue el propio Sifredo quien "le ató las manos con un cable a Calderón y le apuntó a su cabeza con una pistola marca Bersa modelo 'Thunder' con numeración suprimida", la misma arma de fuego que luego sería incautada en poder del imputado cuando, unas dos horas más tarde, ese domingo resultara arrestado en jurisdicción de Cañuelas.

El hasta ahora único detenido por este hecho es señalado también en la causa como quien, tras inmovilizar a Calderón, le ordenó a la concubina del cadete que "se sentara con sus hijos y se quedara quieta".

"Sentate con los nenes y quedate quieta. No hagas que empecemos a manejar las cosas de otra manera", contó la mujer que en ese entonces Sifredo le dijo de manera amenazante.

Después, rápidamente, el asaltante le pidió toda la plata que tenía a Calderón, lo cual sucedió al mismo tiempo que otro de los delincuentes se dirigió hasta uno de los dormitorios de la vivienda.

Tras revisar esa habitación y mientras la familia víctima permanecía cautiva, los autores de este hecho se apoderaron de una suma de dinero superior a los 400.000 pesos. También, de un teléfono celular, un reloj digital de pulsera y varias tarjetas de crédito de diferentes bancos, los elementos con los que luego huyeron en el auto ya mencionado, no sin antes dejar cerradas las puertas trasera y delantera de la casa donde vive la familia azuleña.

Otro dato fundamental surgido en la investigación penal que ahora tiene detenido a uno de los considerados autores de este violento asalto fue que las víctimas pudieron ver los números de la patente del auto en que los tres asaltantes se movilizaban hace cinco días.

Tras las observaciones por parte de los policías ligados a esta pesquisa de las cámaras de seguridad en Azul, luego se supo lo ya referido: que los delincuentes huyeron en el Vento por Avenida Urioste hacia la Ruta 3 y que desde ahí siguieron circulando en sentido a la Capital Federal.

Luego de la aprehensión en jurisdicción de Cañuelas ese mismo domingo que pasó de Sifredo, que en ese entonces viajaba solo, en su poder los policías incautaron el arma de fuego y los demás elementos ya referidos, también vinculados con el robo sucedido en Azul unas dos horas antes.

Quedó detenido

El lunes pasado después del mediodía Ariel Alejandro Sifredo había sido indagado desde la UFI 2 que conduce David Carballo, el fiscal que está instruyendo este sumario penal.

En esa audiencia desarrollada en sede judicial, asistido por un Defensor Particular el imputado optó por no declarar.

Luego de esa indagatoria, desde la Acusación había sido formulado el pedido para que su aprehensión fuera convertida en detención. Y anteayer miércoles Magdalena Forbes -la magistrada a cargo del Juzgado de Garantías 1 que el lunes también ordenara el allanamiento llevado a cabo en la casa donde vive el presunto entregador de este hecho- le dictó a Sifredo la medida cautelar.

Ahora al "agenciero automotor", por el asalto a la familia Calderón, lo acusan de robo doblemente agravado, por el uso de armas de fuego y por ser cometido en poblado y en banda, y portación ilegal de arma de fuego de guerra, delitos considerados como cometidos por ese hombre y por los demás sujetos aún no hallados "en concurso real de acciones".

"En síntesis, la sumatoria de estos indicios, analizados a la luz de la sana crítica, me permiten tener por acreditados la totalidad de los extremos de la imputación formulada por el Sr. Fiscal y, por ende, convertir en detención la aprehensión que el nombrado viene sufriendo", concluyó la Jueza garante para pronunciarse hace dos días a favor del dictado de esta medida cautelar para el acusado.

EL DATO

Anteayer Ariel Alejandro Sifredo fue trasladado desde la Seccional Primera de Azul a la Estación de Policía Comunal de Tapalqué. En esa dependencia de seguridad transitoriamente ahora se encuentra detenido, a la espera de la obtención de un cupo para su posterior remisión, "bajo el sistema de Alcaidía", a la Unidad 2 o la 38, las cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense con asiento en la localidad olavarriense de Sierra Chica. Una vez identificado, se supo que registraba desde el año pasado un pedido de captura ordenado por un Juzgado de Garantías con asiento en la ciudad de Mercedes. Esa medida cautelar había sido dispuesta en el marco de la instrucción de un sumario penal por un "robo agravado", según fuera informado también.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

NOTICIAS DE GENERAL ALVEAR

24/06/2021

NOTICIAS DE GENERAL ALVEAR

NOTICIAS DE GENERAL ALVEAR

Las clases presenciales regresarán el lunes 28 de Junio

LO INDAGARON Y NO DECLARÓ

23/06/2021

LO INDAGARON Y NO DECLARÓ

LO INDAGARON Y NO DECLARÓ

Azuleño está detenido por el robo de una bicicleta y un caso de violencia de género

Son tres los hechos que le imputan. Los dos más recientes habían sucedido durante el último fin de semana. De acuerdo con lo investigado, el sábado sustrajo el rodado del campo de deportes del club Chacarita.

EN MITRE Y JUJUY

22/06/2021

EN MITRE Y JUJUY

EN MITRE Y JUJUY .  Accidente de tránsito

ESCENAS DE LA VIDA COTIDIANA

22/06/2021

ESCENAS DE LA VIDA COTIDIANA

Padres nuestros (y nosotros, los padres)

LO DISPUSO LA PROVINCIA

Codigo Perfil
Codigo Perfil