EL TESTIMONIO DE UNA HERMANA DE TOMÁS ECHEGARAY

EL TESTIMONIO DE UNA HERMANA DE TOMÁS ECHEGARAY

"Nuestro dolor es el de muchísima gente"

"Es inexplicable que una persona intente hacer, como dicen, 'una joda' con un arma cargada, apuntando y disparando. Así murió mi hermano. Por eso, nosotros vamos a seguir hasta el final. En la instancia que nos toque y donde sea, pidiéndole a esa persona que tenga que resolver que no pierda de vista esto que pasó, que es muy difícil, muy duro y merece justicia", declaró María Marta Echegaray. Por ese hecho, ocurrido el pasado 5 de julio en Tapalqué, a Néstor Félix Hirtz, el productor agropecuario imputado, le fue dictada la prisión preventiva anteayer.

12 de agosto de 2020

"Perdoname, pero es difícil hablar. Cualquier cosa, si no soy clara, me decís".

Mientras vía mensajes de audio por WhatsApp María Marta Echegaray responde desde Tapalqué a EL TIEMPO cada una de las preguntas que le dan forma a esta nota, a su testimonio, cargado de ese dolor todavía caliente por la muerte de su hermano Tomás, si hay algo que no le falta -más allá de lo que ella pueda llegar a creer- es claridad.

A Néstor Hirtz, el hombre que el 5 de julio mató en su casa de esa vecina ciudad al hermano de esta abogada de 39 años de edad, el lunes que pasó le dictaron en primera instancia la prisión preventiva por lo que a escala penal es considerado un homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

La hermana de la víctima sabe que esa resolución del juez de Garantías Federico Barberena es sólo uno de los tantos pasos que seguirá dando este hecho en el ámbito de la Justicia, a través de esa investigación penal que desde la UFI 1 lleva adelante el fiscal Marcelo Fernández.

Mientras tanto -según ella sostiene- lo único que espera cuando todo esto algún día termine, más allá de que persistirá siempre ese dolor por la pérdida de un ser querido en circunstancias que parecen haber estado más ligadas a una insólita ficción que a lo que realmente sucedió, es que se haga justicia.

Ese mismo anhelo, que muchas veces pareciera ser tan sólo una frase trillada, ansían poder alcanzarlo también los demás integrantes de su familia, donde Tomás era el menor y el más "consentido" de los cuatro hermanos.

Pero en ese núcleo familiar el joven ya no está. Y esa ausencia se traduce en que actualmente su mamá Elena Rivas (66) no pueda asimilar por qué su hijo más chico murió en lo que, según lo que el propio imputado dijera, era supuestamente una broma que terminó de la peor manera.

En ese contexto, "Nenucha" ni siquiera pudo estar presente en la masiva movilización realizada hace una semana en Tapalqué. Una marcha donde cientos de vecinos se unieron para acompañar a los Echegaray en ese pedido de justicia que ahora enarbolan, luego de lo ocurrido con el joven de 26 años al que Hirtz lo mató de un disparo efectuado con un revólver de grueso calibre y alto poder de vulnerabilidad.

"Lo que nosotros pedimos es, nada más ni nada menos, lo que dice la ley. Cometió un delito -dijo María Marta Echegaray en alusión al estanciero de 66 años que está preso- y ese delito tiene una pena. Es un 'homicidio simple agravado por el uso de armas'. Este homicidio tiene una pena y la tiene que cumplir. La pena, obviamente, la va a determinar un juez o un Tribunal. Que cumpla su condena. Esa sería la forma en la que él se va a hacer cargo de lo que pasó, de sus acciones. Sólo eso. Nada más. Que se haga justicia; y que para que se haga justicia se cumpla con lo que dice la ley".

"No sé cómo se hace con este dolor"

-¿Qué significó para ustedes que a Hirtz le hayan dictado la prisión preventiva por la muerte de Tomás?

-Es una tranquilidad para nuestra familia la resolución del Juez de Garantías. Veníamos confiando muchísimo en el trabajo del Fiscal. Y lo seguimos haciendo, porque realmente la investigación va muy bien. El Juez de Garantías ya nos había demostrado también cómo era su línea y su pensamiento, por lo que entendíamos que esto se iba a resolver de esta manera cuando cambió la aprehensión (de Hirtz) en detención e introdujo la figura del "dolo eventual". Estábamos confiados en que iba a llegar la resolución con la prisión preventiva. Para nosotros es todo muy reciente. Podemos hablar por ahí de tranquilidad, pero es muy difícil igual.

-¿Cómo encaja Néstor Félix Hirtz en la historia de su hermano?

-Es el papá de Santos, que fue un amigo muy importante para "Tomi". Así entra él en su vida: es el papá de su amigo. Y Tomás creció con Santos. Juntos vivieron muchísimas cosas, buenas y malas, que les tocaron compartir a través de esa amistad que tenían. De esa manera entra en la vida de Tomás, como el padre de su amigo. No puedo decir mucho más porque hay varias partes de su entorno que yo me las perdí por no vivir en Tapalqué y por no tener una cotidianidad con él. Pero sí Santos fue un gran amigo para él; y Néstor es su padre. Pero no puedo decir más sobre la relación de mi hermano con Néstor porque no la conozco. A raíz de esa amistad con Santos, cuando Tomás estuvo trabajando en Chascomús y viajaba mucho a La Plata a vernos a mi familia y a mí y después también a Buenos Aires a ver a sus amigos, Santos vivía con su hermano Estanislao e hizo mucha amistad con él. Ahora, en este contexto de pandemia, estando los dos en Tapalqué, aprovechaban para verse y por eso Tomás estaba yendo ese día para lo de Néstor Hirtz, porque iba a ver a su amigo Estanislao.

-Los abogados de Hirtz han dicho que él era como un padre para Tomás y que, incluso, las familias de ambos llegaron hasta a pasar juntos alguna fiesta de fin de año. ¿Eso usted lo desmiente?

-Sí. Lo desmentimos porque, en realidad, mi familia, o sea mis padres, conocen a Néstor Hirtz por ser el padre de Santos. Y la relación que tenían era la que tiene cualquier familia porque sus hijos comparten el colegio y una amistad. Pero mis padres no llegaron a ser amigos de ellos. Nosotros no compartimos ninguna situación de cenas familiares de Navidad, Año Nuevo ni ninguna de esas cuestiones. La amistad era de Tomás con Santos. Y luego, de Tomás con Estanislao. Nunca llegaron las familias a compartir nada porque nunca se dio. Nunca existió esa, digamos, afinidad entre familias porque nunca la hubo.

-El día en que se hizo la reconstrucción del hecho en la casa de Hirtz ustedes, como familiares de la víctima, estuvieron presenciando la diligencia ¿Cómo vivieron esa situación?

-Tuvimos la oportunidad de estar. Fuimos con mi hermano Juan y nos acompañó también mi pareja. Ese día fue horrible. Irremediablemente, te situás en esa noche en que esto pasó. Volvés a pensar en esa noche, como a desandar los últimos pasos de mi hermano. La llegada a esa casa... Se intentó reconstruir el disparo y la trayectoria de ese disparo. Se acomodaban las situaciones que se conocían, que había una camioneta estacionada frente a la puerta, dónde estaba Juan, el testigo y amigo de "Tomi". Se lo posicionó a Néstor Hirtz bajo el umbral de la puerta empuñando un arma. Fue un momento muy fuerte... Muy fuerte porque para nosotros es inexplicable lo que pasa. La forma en que "Tomi" muere es inexplicable. Fue horrible, un momento muy feo. Para mí era la primera vez que lo veía a Néstor después de muchísimos años. No sé ni siquiera si me reconoció. Fue como un choque, como decir: "Vos todavía estás acá y mi hermano se fue por tu culpa". Fue feo.

-¿Cómo se sigue después de esto para ustedes como familia?

-La verdad que no sé cómo se hace para seguir. Por ahora vamos día a día. Hay días que estamos como en piloto automático y otros, más conectados con todo lo que pasa. Es como demasiada realidad la que nos toca. Mi mamá está destrozada. No lo entiende, no hay explicación. Por más que tratemos de buscar palabras para ella, no las hay. Y verla sufrir realmente es muy feo. Estamos así todos. Cuando les tenemos que explicar a nuestros hijos qué pasó; cuando veo la cara de mi hermano transformada por el dolor o cuando mi hermana, que se tuvo que volver a Buenos Aires, llama o nos escribe y seguimos hablando de esto y no le encontramos la vuelta. Todo es dolor. La ausencia física es terrible, realmente terrible. Se siente muchísimo. No sé cómo es seguir. Por lo pronto creo que vamos con el día a día, intentando cumplir con la rutina, con la tarea de los chicos del colegio, con el teletrabajo nuestro, con mi hermano que sale al campo a laburar, con mi hermana que está en Buenos Aires intentando seguir. Y mi mamá, que es la que carga con un dolor increíble. Yo hoy que soy madre no me quiero ni imaginar lo que siente. Para mí es un dolor tan profundo haber perdido a mi hermano que ponerme en los zapatos de mi mamá también es como muy difícil. No sé cómo se sigue, no sé cómo se hace con este dolor... No sé. Sólo estamos juntos, intentando atravesarlo, dándonos mucho amor en familia y permitiéndonos recibir el cariño de tanta gente que nos acompaña y que entiende este dolor. Nuestro dolor es el de muchísima gente. "Tomi" había llegado a tanta cantidad de gente, a tantas amistades, a tantas personas, que en realidad es como que estamos todos abrazando este mismo dolor... Pero no sé, no sé cómo se sigue.

-Si bien desde anteayer lunes hay una resolución judicial que compromete a Hirtz en aquello que pasó, ¿su familia y usted son conscientes de que en un futuro esa situación puede eventualmente llegar a modificarse si prospera, por ejemplo, un cambio de calificación de la causa penal?

-Sí, somos conscientes de que la causa judicial puede ir cambiando, que puede ser distinta la situación en algún momento o instancia en que alguno de los pedidos que presente su Defensa pueda ser oído. Pero nosotros como familia vamos a seguir al pie del cañón. A "Tomi" le arrebataron la vida porque un adulto empuñó un arma sabiendo que estaba cargada y le disparó teniéndolo muy cerca. Y eso merece justicia. Acá, en la China o donde sea. Acá hubo una vida que se llevaron y es inexplicable. Es inexplicable que una persona intente hacer, como dicen, "una joda" con un arma cargada, apuntando y disparando. Así murió mi hermano. Por eso, nosotros vamos a seguir hasta el final. En la instancia que nos toque y donde sea, pidiéndole a esa persona que tenga que resolver que no pierda de vista esto que pasó, que es muy difícil, muy duro y merece justicia. Esto merece resolverse de la mejor manera y necesitamos de esa justicia. Necesitamos confiar en que se va a resolver así. Y vamos a estar como familia, todos juntos, acompañando esta causa de "Tomi". Para que esto no quede impune y para que mi hermano pueda estar en paz también.

EL DATO

"La Defensa piensa apelar", le dijo a EL TIEMPO Juan Carlos Scirica -uno de los abogados de Néstor Félix Hirtz- la prisión preventiva que anteayer lunes le fuera dictada en primera instancia al productor agropecuario acusado del homicidio de Tomás Echegaray.

Una marcha "sumamente movilizante"


Cientos de personas acompañaron en Tapalqué a la familia de Tomás Echegaray en reclamo de justicia por su muerte, el miércoles de la semana pasada. "Fue un mimo muy grande para nosotros", dijo Marta Echegaray. FOTO: FAMILIA ECHEGARAY

"La marcha del 5 de agosto fue sumamente movilizante. En el contexto de la pandemia, no sabíamos si la íbamos a poder hacer. Teníamos ganas de recordarlo a 'Tomi' de esa manera, juntándonos y encontrándonos todos. Pedimos permiso a las autoridades acá en Tapalqué y nos lo concedieron. La armamos como muy rápido. Arrancó todo un lunes al mediodía, convocando a la gente para el miércoles siguiente a la tarde. No sabíamos tampoco qué respuesta íbamos a tener. Creíamos que sí, que iba a haber mucha gente acompañándonos, pero no sabíamos bien cuánta. Y nos preocupaba también todo esto del distanciamiento social por la pandemia de coronavirus y no generar con la marcha un problema para el pueblo", recordó Marta Echegaray sobre lo que el miércoles de la semana pasada sucedió en la vecina ciudad.

Al cumplirse ese día el primer mes del homicidio de Tomás Echegaray, su familia convocó a esta movilización. Y cientos de vecinos salieron a acompañarla a la calle, reafirmando ese pedido de justicia que desde que este hecho se produjo comenzó a reflejarse en diferentes posteos por redes sociales.

"Yo llegué con mi familia y mis hijos; mi hermano, con la suya. Mi mamá no se animó a ir. No la quisimos presionar para que fuera. Sabíamos que podía ser muy fuerte para ella", recordó la abogada sobre lo sucedido hace una semana.

"Nosotros, desde aquel 5 de julio, no hemos dejado de recibir visitas en mi casa. Pasan amigos y vecinos todos los días. Vienen a darnos un abrazo, a darnos fuerzas. Y entendíamos que todo eso se iba a replicar en la plaza también. O que por ahí se iba a animar a ir aquella persona que me encuentra en la calle para decirme que todavía no tiene fuerzas para ir a ver a mi mamá. Fue mucha gente, un mimo muy grande para nosotros. Nos dieron muchas fuerzas para recordar a mi hermano en su primer mes desde que no está", dijo Marta Echegaray sobre aquella movilización.

"Fue un hermano hermoso"

Tomás Echegaray era el menor de cuatro hermanos, dos de ellos mujeres. El otro varón es veterinario y vive en Tapalqué. Tiene 34 años y se llama Juan Ignacio.

En tanto, Jimena -psicopedagoga- es la mayor. De 41 años, actualmente está radicada en la Capital Federal.

María Marta Echegaray, la protagonista de esta entrevista, vive en La Plata con sus hijos y su pareja, aunque desde que todo esto sucedió con su hermano más chico se encuentra en Tapalqué acompañando a su mamá "Nenucha", luego de que Horacio -el papá de los cuatro hermanos- falleciera "hace poco, que estaba enfermo de cáncer", señaló ella.

"Yo me vine cuando me llamaron para contarme lo que había pasado con 'Tomi'. Y todavía no me he podido ir. No encuentro la forma de volver a mi casa en La Plata, no puedo. Así que estoy acá con mi vieja, con mi hermano y mi hermana, acompañándonos en esto entre todos", contó ayer.

Al momento de recordar a su hermano más chico, dijo: "Por haber sido el menor siempre fue súper consentido y súper mimado por nosotros, su familia".

"Tomás era una persona súper alegre, que encaraba la vida siempre con una sonrisa. Nunca lo veías mal, nunca estaba triste. Siempre estaba de buen humor. Esa era como su característica: llegar a cualquier lugar y llenarlo de energía, alegría y humor. Era un chico muy ocurrente que siempre te sacaba una sonrisa", afirmó.

"Para mí -continuó diciendo- fue un hermano hermoso, una persona hermosa que tuve la bendición de conocer. Siempre digo que tuve muchísima conexión con él. Era una persona muy sensible. Tuvimos una hermosa relación. Yo después la vi proyectada en mis hijos. Tuvo una conexión única con ellos. Era una persona que siempre estaba presente, que siempre quería estar con ellos, que se tiraba al suelo a jugar, que pateaba la pelota con sus sobrinos, que andaba en bici... Un súper tío".

"Además, por todo lo que nos cuentan y manifiestan las personas que lo quieren, ha sido un gran amigo. Sus amistades también están destrozadas, como nosotros. Fue una gran persona desde donde lo mires. Nos enseñó muchísimo. Hoy nos damos cuenta cuánto nos enseñó. Dejó muchos mensajes, ayudó a muchas personas. De eso nos enteramos ahora, cuando la gente viene a conversar con nosotros sobre él, a contar anécdotas. Es muy loco porque sólo tenía 26 años. Yo repaso eso y me preguntó en qué momento mi hermano hizo todo esto. Su día era como que tenía más horas que el de cualquier otra persona. Le alcanzaba para hacer de todo. Siempre tenía muchísimos planes, que incluían visitar gente. Siempre estaba conectado con todo el mundo, siempre estaba sonando su teléfono. Había mucha energía en torno a él, de la mano de sus planes y sus amistades", recordó por último.

Si llegaste hasta acá es porque buscás historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.