LO INDAGARON AYER Y NO DECLARÓ

LO INDAGARON AYER Y NO DECLARÓ

Fue condenado por violencia familiar y de género: ahora está detenido por "amenazas"

Un episodio sucedido el mes anterior en perjuicio de su ex pareja más reciente se tradujo en el dictado de esta medida cautelar para un azuleño. En julio pasado, por varios hechos en perjuicio de uno de sus hijos y de la madre de ese joven, había sido sentenciado a una pena única de cinco años y cuatro meses de prisión. Pero estaba en libertad porque ese fallo todavía no quedó firme.

4 de diciembre de 2021

Es azuleño, tiene 57 años y registra antecedentes condenatorios por violencia familiar y de género.

Fuentes policiales y judiciales lo identificaron como Raúl César Padilla.

Este jueves que pasó fue detenido por efectivos del Comando de Patrullas y de la comisaría primera, dependencia de seguridad la última mencionada donde ahora transitoriamente se encuentra alojado.

La medida cautelar para el hombre fue ordenada por Federico Barberena, el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías 2.

De acuerdo con una investigación penal que se está llevando adelante desde la UFI 1 que en los tribunales de Azul conduce el fiscal Marcelo Fernández, el ahora detenido había protagonizado el mes anterior un incidente en la calle, al amenazar de muerte a su ex pareja más reciente y a un hombre que en ese entonces estaba con ella.

Ayer viernes Padilla fue trasladado a los tribunales de Azul para que fuera indagado en el marco de este nuevo sumario penal, que lo tiene como imputado por el delito de "amenazas". Y en esa audiencia optó por negarse a declarar, según lo informado a EL TIEMPO.

Un día antes, cuando resultó detenido, voceros policiales señalaron que la medida cautelar pudo llevarse a cabo después de que en un principio el hombre intentó darse a la fuga.

En horas de la tarde de este jueves que pasó, Padilla fue localizado por la Policía en momentos que se trasladaba en una camioneta Volkswagen Amarok que los efectivos de seguridad interceptaron en Burgos y Avenida Mitre.

En esas circunstancias, de acuerdo con lo referido, se dio a la fuga en el rodado, haciendo caso omiso a las indicaciones que se le daban para que se detuviera, lo cual hacían agentes que circulaban en un patrullero con la sirena y las balizas encendidas.

El hombre llegó con su camioneta hasta la casa donde vive, ubicada sobre la calle Prat. Y en ese lugar, cuando descendió del rodado intentó continuar dándose a la fuga a pie. Pero una breve persecución derivó en que los policías que participaron en este procedimiento lo arrestaran en la intersección de las calles Malére y De Paula.

Amenazas de muerte

El hecho por el que ahora Raúl César Padilla permanece privado de la libertad en sede policial -a la espera de que se consiga un cupo para su posterior alojamiento en una unidad penal de la zona- había ocurrido el pasado 19 de noviembre.

En las actuaciones penales se señala que aquel día, cuando era alrededor de la hora 22 y la ex pareja de Padilla -recientemente designada funcionaria municipal- estaba en la puerta de su casa junto con un compañero de trabajo de la comuna que había pasado a buscarla en su vehículo particular, se hizo presente el ahora encausado y en forma agresiva le dijo a la mujer que tenía que hablar con ella.

Pero una de las víctimas de estas "amenazas" se negó, ya que en ese entonces debía concurrir al Camping Municipal, ante una emergencia.

Eso hizo que la mujer se fuera en el vehículo que conducía su compañero de trabajo. Y que Padilla, en la misma camioneta que guiaba hace dos días cuando fue detenido, siguiera a ambos.

Aquel referido 19 de noviembre, el encausado logró interceptar la marcha del rodado en el que se trasladaban su ex pareja y el compañero de la mujer. En el cruce de De Paula y Mesura, cruzó su camioneta por delante de aquel vehículo en el que los dos iban.

Al hombre que guiaba ese auto -al acercarse hasta él- amenazó con matarlo. Y después, volvió a increpar a su ex pareja, insultándola y diciéndole también que iba a darle muerte.

Pero el incidente no terminó allí, ya que al regresar del Camping Municipal la mujer y su compañero de trabajo volvieron a ser amenazados por el ahora detenido, quien una vez más con su camioneta los interceptó en la calle, cuando las víctimas de estos episodios intimidatorios iban por Bidegain en dirección hacia Urioste.

En esa segunda ocasión, el agresor le decía a su ex pareja que "se había acostado" con el hombre que la acompañaba en el rodado.

La denuncia que la víctima de este hecho hiciera se convirtió en una de las pruebas valoradas para ordenar hace dos días la detención de Padilla.

A través del testimonio de esa mujer fue posible conocer que había interrumpido el vínculo con el encausado hace unos seis meses, luego de mantener una relación que estuvo marcada por violencia "psicológica y física" hacia ella, quien refirió que en varias ocasiones Padilla la sometió a episodios de estas características.

También expresó que aquellas intimidaciones que sufría por parte del hombre luego él las hacía extensivas a los hijos de ella.

Una condena que no está firme

No es la primera vez que Raúl César Padilla figura mencionado como imputado en causas relacionadas con violencia familiar y de género.

Al respecto, el pasado 12 de julio, tras la realización de un juicio en el Juzgado Correccional número 2 su actual titular -el magistrado Héctor Torrens- lo había sentenciado a una pena única de cinco años y cuatro meses de prisión por episodios de estas características.

Jorge Moroni, el abogado que como Defensor Particular patrocinó en aquel juicio al ahora detenido, recurrió lo dispuesto en esa primera instancia. Y todavía la Cámara Penal de Azul no ha resuelto con relación a esa apelación.

Mientras tanto, a pesar de aquella condena y hasta que el jueves que pasó resultó detenido por estas "amenazas" que se le imputan en perjuicio de su ex pareja más reciente y un compañero de trabajo de ella, el hombre permaneció en libertad.

Relaciones con dos mujeres más, con las que también tuvo hijos, habían derivado en los inicios de más causas penales que se tradujeron en diferentes condenas por violencia familiar y de género para Padilla, el hombre que desde hace dos días está detenido.

En aquel debate que finalizara en julio pasado y cuyo fallo aún no está firme, una de sus ex parejas había dado cuenta de múltiples "situaciones de maltrato emocional, psicológico y físico dentro de un marcado despliegue de violencia y afectación contra su integridad personal y su dignidad, claramente perjudicada en su condición de mujer", mencionaba en la resolución el magistrado a cargo del Juzgado Correccional 2 que condenara en ese entonces a Padilla por segunda vez.

Incluso, hasta uno de los hijos del hombre que ahora está detenido también figuró en aquel proceso judicial como víctima de episodios de violencia, "conformando todo ello -había escrito el juez Torrens- una evidente situación crónica de violencia intrafamiliar, sumada a la violencia de género".

"Golpes y trompadas, amenazas de muerte hacia ella -'no vas a pasar la noche', mientras abría el cajón de la cocina donde había una cuchilla-, insultos, agravios, descalificaciones personales, ocasiones en las que intervinieron sus hijos y acudió la Policía, denunció los hechos, se fijaron medidas de restricción que Padilla incumplía, la vigilaba en su casa, en su trabajo" y "la seguía por la calle" formaron parte de situaciones narradas en el debate por esa otra víctima y ex pareja del encausado.

Ese mismo contexto de "violencia de género e intrafamiliar" había sido referido en el juicio por uno de los hijos de este hombre, víctima también de su accionar agresivo.

Además, en ese entonces ya existían informes del Centro de Asistencia a la Víctima que depende de la Fiscalía General Departamental, cuyos miembros habían tomado intervención en los hechos mencionados.

Cuando en julio pasado Padilla fue condenado a esa ya mencionada pena única de cinco años y cuatro meses de prisión, en el fallo se hizo mención a la primera de las sanciones que para ese entonces registraba.

Se la había dictado, también por violencia de género, el mismo Juez Correccional que hace cinco meses volvió a condenarlo.

"Lesiones leves agravadas por el vínculo -dos hechos- y amenazas en concurso real; y desobediencia, todo ello en concurso real", fueron las situaciones por las que Padilla había sido condenado en un principio a un año de prisión en suspenso.

Todos aquellos delitos los cometió en perjuicio de una de sus ex parejas y un hijo que con esa mujer tiene, durante los meses de agosto y septiembre de 2016.

A su vez, esa sanción se tradujo en el mismo debate en el dictado de una pena única a tres años de prisión de cumplimiento condicional; ya que se sumó en ese proceso otra condena -de dos años de prisión en suspenso- que el juez Correccional Aníbal Álvarez le había dictado tiempo antes. En ese caso, por el delito de "incumplimiento de los deberes de asistencia familiar", delito cometido entre diciembre de 1997 y ese mismo mes de 2015 en perjuicio de dos hijos más que Padilla tiene.

Con ese antecedente, el azuleño que fue detenido este jueves que pasó llegó a aquel otro juicio que en julio pasado derivó en una nueva condena para él. Más grave, teniendo en cuenta que se trata de una pena -también única- de cinco años y cuatro meses de prisión; pero que por no estar firme todavía le permitía continuar en libertad.

En aquel segundo proceso contra Padilla desarrollado en el Juzgado Correccional 2 se comprobó que el 19 de diciembre de 2018 agredió a uno de sus hijos.

En tanto, el 22 de marzo de 2019, vulnerando una prohibición que le impedía mantener contacto con ese mismo hijo suyo al que agrediera tres meses antes, lo persiguió en su camioneta cuando el joven iba en un auto, ocasión en la cual intentó chocarlo, lo que hizo que aquel día la víctima, una vez que pudo llegar a su casa, tuviera que llamar a la Policía.

El 5 de febrero de 2019, "en el marco de una relación de maltrato habitual y violencia de género", en la calle Padilla cometió otro de los hechos por los que en primera instancia fue condenado en julio pasado.

Aquel día amenazó a su ex pareja y madre de ese joven ya referido. "Tengo una bala guardada para vos", se señala en el fallo que le expresó a la víctima al encontrarse con ella en la vía pública.

"Lesiones leves calificadas; desobediencia y amenazas, todos ellos en concurso real entre sí", fueron definidos aquellos tres hechos por los que Padilla resultó condenado en julio pasado a dos años y cuatro meses de prisión de efectivo cumplimiento.

Esa pena, aunada a la que ya registraba, derivó en el dictado de la condena a cinco años y cuatro meses de prisión. Una sanción también de carácter única que no está firme aún, teniendo en cuenta que su abogado recurrió el fallo ante la Cámara Penal.

"Se impone el dictado de una sanción unificada, cuyo monto estimo justo fijar en el requerido por el Ministerio Público Fiscal en su alegato -cinco años y cuatro meses de prisión de cumplimiento efectivo- revocando expresamente la condicionalidad otorgada en la anterior condena también unificada", se indicó en la resolución.

"Es significativo advertir que Raúl César Padilla -ya condenado en suspenso por un delito cometido con ejercicio de violencia de género y familiar- no sólo desoyó la advertencia propia de ese pronunciamiento al volver a delinquir, sino que los nuevos hechos también los protagonizó con ejercicio de un accionar violento contra su ex pareja y su hijo mayor. Esa circunstancia y la no valoración de atenuantes me llevan a descartar la aplicación del método composicional para el cálculo de la pena única, seleccionando por ende la suma aritmética de ambas para concluir en la ya fijada, la cual encuentro adecuada al caso sometido a juzgamiento", había referido el juez Torrens en lo dispuesto.

Varios motivos para detenerlo

Volviendo a lo que fue la detención de Raúl César Padilla este jueves que pasó, el antecedente condenatorio firme que registra -anterior a aquel fallo de julio pasado- había sido otro de los elementos valorados por el juez de Garantías Federico Barberena para ordenar la medida cautelar por aquellos episodios intimidatorios que se le atribuyen como cometidos en perjuicio de su ex pareja más reciente y de un compañero de trabajo de ella en la comuna. También, más denuncias contra este azuleño que tiempo atrás formulara esa mujer, a la que nuevamente volviera a amenazar durante el referido incidente sucedido en horas de la noche del pasado viernes 19 de noviembre.

Al analizar la situación de Padilla sobre la base de lo ya mencionado, el Juez garante concluyó que la misma "conforma una plataforma objetiva que permite tener por acreditado, en grado relevante, un claro contexto de violencia de género, con directa intromisión sobre el proyecto de vida de la víctima; en razón de lo cual considero que la situación traída a estudio resulta reveladora de la existencia de peligro de entorpecimiento de la investigación, a partir de riesgo cierto de incidir sobre el testimonio de aquella, siendo el mismo de sustancial importancia para el desarrollo del proceso".

EL DATO

En la condena más reciente para Padilla, a través de ese veredicto de julio pasado que después sería recurrido ante la Cámara Penal, se había ordenado también que continuaran vigentes las medidas cautelares que le prohibían al hombre detenido hace dos días mantener contacto con su hijo y su ex pareja. Ambos, las víctimas de los hechos tratados en aquel proceso desarrollado en el Juzgado Correccional número 2.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

País

La Argentina retrocedió 18 lugares en el ranking global de 2021 sobre la corrupción

25/01/2022

La Argentina volvió a empeorar en el Índice de Percepción de la Corrupción, tras un año con diferentes episodios en medio de la pandemia con ribetes escandalosos como el intento del gobierno de reformar la Justicia, el "vacunatorio vip", la foto del cumpleaños de primera dama en Olivos durante la cuarentena estricta y los cuestionamientos por la falta de transparencia en la compra de vacunas. leer mas

ECONOMÍA

25/01/2022

ECONOMÍA

ECONOMÍA

La industria creció 16% el año pasado, según un informe del gobierno

A PURO GOL

25/01/2022

A PURO GOL

A PURO GOL

Volvió el fútbol después de la lluvia

Se disputó la décima fecha de la primera fase del Torneo Juvenil Nocturno que organizan los clubes afiliados a la Liga de Fútbol de Azul en el estadio Lorenzo Palacios, donde jugaron sus encuentros las divisionales más chicas de Alumni, San José, Athletic y Vélez, que la semana pasada habían sido suspendidos por las condiciones climáticas.

deportes

25/01/2022

deportes

deportes. Tras la lluvia, el fútbol local volvió a puro gol

EFEMÉRIDES

CRECIÓ UN 12,9% EN NOVIEMBRE

24/01/2022

CRECIÓ UN 12,9% EN NOVIEMBRE

CRECIÓ UN 12,9% EN NOVIEMBRE

La UIA reconoció que la industria superó los niveles previos a la pandemia

SALUD

24/01/2022

SALUD

SALUD . Los argentinos, al tope del ranking en el consumo de bebidas azucaradas

ECONOMÍA

24/01/2022

ECONOMÍA

ECONOMÍA

El gobierno analiza si pagará el viernes el primer vencimiento con el FM: US$ 731 M

Hasta el momento, el Gobierno no confirmó si abonará esa cifra, en concepto de amortización de capital por el préstamo récord de 2018.

DEPORTES

24/01/2022

DEPORTES

Azul se prepara para un fin de semana a puro triatlón