SE LLEVARON ALGUNAS ALHAJAS

SE LLEVARON ALGUNAS ALHAJAS

Otro robo en una vivienda

"Yo estaba con mi nieto ¿Te imaginas si se meten y te golpean? Eso es lo peor", le dijo a EL TIEMPO una vecina que se convirtió en damnificada por un robo ocurrido en su casa de esta ciudad, que está ubicada en Burgos entre Pringles y La Madrid.

3 de julio de 2020

Jubilada de la administración pública y de 63 años de edad, más allá de que prefirió no revelar públicamente su identidad la mujer igual dio detalles de ese robo ocurrido en ese inmueble donde se domicilia.

Posteriormente, el hecho fue denunciado en sede policial y por lo sucedido ahora se está instruyendo una causa penal que fue caratulada como "robo agravado por escalamiento", sumario que quedó radicada en la UFI 1, Fiscalía que en Tribunales conduce Marcelo Fernández.

A la vivienda convertida en escenario de este ilícito habían sido convocados este viernes peritos de la Policía Científica, con el fin de buscar rastros tendientes a identificar al o los autores de este robo.

El hecho se produjo en horas de la tarde del martes que pasó, según contó la damnificada, cuando en su casa ella estaba con su pequeño nieto.

Lo curioso fue que, mientras la mujer se encontraba en la cocina con el nene, en uno de los dormitorios del inmueble estaba al menos un sujeto cometiendo el ilícito, situación que la vecina no advirtió en ningún momento.

"Recién me di cuenta de que habían entrado a mi casa a robar como a las nueve de la noche, cuando fui a la pieza y descubrí todo revuelto".

El o los autores de este hecho ingresaron por el fondo del inmueble. "Después, por una muy pequeña ventana se metieron al baño y desde ahí al dormitorio principal", señaló la vecina.

En medio de ese gran desorden provocado en el inmueble durante lo que fue el accionar delictivo, la vecina constató que le fueron sustraídas varias alhajas.

Según aclaró, entre ellas había un anillo de oro, aros y pulseras. Pero -también dijo- "no eran cosas de demasiado costo económico", aunque para ella tenían un gran sentimental, ya que "me robaron la medalla que me dieron cuando me jubilé y la que tenía de egresados", se lamentó.

De acuerdo con lo que la vecina cree, cuando ese martes por la tarde alrededor de las 19 su hija tocó el timbre de su casa el o los autores de este hecho pueden haberse dado a la fuga, al parecer por ese mismo lugar por donde habían ingresado instantes antes a cometer este robo.

"Como yo estaba en la cocina con mi nieto con la puerta cerrada, no veía ni escuchaba lo que pasaba en esa habitación del fondo donde se metieron, que está lejos", agregó al ser consultada por este diario sobre si no advirtió en ningún momento que en su casa había ladrones.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.