RECLAMO DE LOS TRABAJADORES DEL TURF

RECLAMO DE LOS TRABAJADORES DEL TURF

"Corre riesgo que desaparezca la industria hípica en Azul"

Los entrenadores, cuidadores y demás operarios que conforman una parte importante de la industria del turf se concentraron ayer en el acceso a esta ciudad, para reclamar que se reactive la actividad, que se encuentra paralizada desde el inicio de la cuarentena.

9 de julio de 2020

La protesta incluyó la quema de neumáticos sobre la ruta nacional 3 y la presencia en un número importante, de integrantes de la familia hípica de Azul. El reclamo está apuntado al gobierno de la provincia de Buenos Aires, a quien le solicitan que autorice la realización de carreras en el hipódromo local, respetando los protocolos requeridos ante la emergencia sanitaria y sin presencia de público en las tribunas.

En diálogo con este medio el entrenador de caballos, Fernando Muñiz, dio detalles sobre la protesta que llevaron adelante ayer a la mañana en la rotonda del acceso a Azul por ruta 3 y dijo: "El reclamo en principio se hace a raíz del parate que hemos tenido por este tema de la pandemia, porque desde el día 15 de marzo no tenemos ingresos extras y estamos todos los días consiguiendo los insumos básicos para mantener los caballos en condiciones, sin que podamos generar ingresos genuinos como en otros tiempo cuando participábamos y obteníamos premios".

Sobre las consecuencias inmediatas que genera la inactividad en el sector, Fernando explicó: "Esto hace que los propietarios de los caballos, que son los inversores que decidieron traer caballos a Azul ya estén en las últimas, porque económicamente ya no aguantan más y por ende se corre riesgo que desaparezca la industria hípica en Azul".

Muñiz destacó que los propietarios de los caballos son mayormente empresarios de Capital Federal, Olavarría, La Pampa y del norte del país, que han invertido en Azul: "Ante el freno que tuvo la actividad hemos hecho en su momento el reclamo correspondiente ante la comisión directiva del Hockey Club y de la Municipalidad de Azul y ambos consideraron y están totalmente de acuerdo que esta situación no da para más y el municipio solicitó un permiso al gobierno provincial para que nos permitan correr, pero hasta ahora no hemos tenido respuestas".

En ese sentido explicó que lo que quisieron lograr con la concentración del día de ayer fue tratar de llegar al gobierno de la provincia de Buenos Aires: "Demostrándole la necesidad y el riesgo que estamos corriendo en lo laboral".

El entrenador relató que aguardarán la respuesta de la gestión de Axel Kicillof y de no llegar pronto, le solicitarán al intendente Hernán Bertellys que renueve el pedido, para liberar la actividad en el corto plazo.

"Esto no da para más"

Consultado por diario EL TIEMPO sobre el interés demostrado por el gobierno municipal en contribuir en la búsqueda de una solución a la problemática, manifestó que: "Se acercaron de la Secretaría de Gobierno y escucharon nuestros problemas generalizados con todos los operarios del hipódromo, tanto peones, jockey, como entrenadores, como capataces, vieron la necesidad de la gente y ellos nos estarían autorizando un permiso, pero para su tranquilidad necesitan el aval del gobierno provincial".

En este punto Muñiz resaltó que la Comuna de Azul habría elevado hace varios días una solicitud que esperaban que fuera respondida para los primeros días de esta semana y como esto no pasó, decidieron movilizarse: "La idea es que si no aparece una respuesta iremos al veredón municipal a manifestarnos y a realizar un acampe con una olla popular, porque esto no da para más".

Carreras sin público

Más adelante el entrenador del hipódromo local aseguró que la manera de retomar las carreras de caballos tiene que ser respetando todos los protocolos y sin público en las tribunas: "Tiene que ser tal cual se hizo en la última reunión de carreras que fue el pasado 15 de marzo, sin público, solamente con el entrenador y el cuidador, con la misma gente que trabaja de lunes a lunes o sea que si tenemos un riesgo de contagio está claro que es el mismo que tenemos todos los días que compartimos el trabajo".

En ese sentido argumentó también que este pedido debe ser interpretado por la administración provincial y apuntó: "Seguramente no saben cómo es nuestra situación, o no les interesa o no nos quieren escuchar".

A nivel provincial

Fernando Muñiz indicó que el mal momento que atraviesa la industria hípica en Azul es similar a la del resto del territorio bonaerense que permanece paralizada: "En otras provincias como La Pampa y Tucumán ya están corriendo en las condiciones que proponemos nosotros sin público, después están sufriendo lo mismo en Tandil, Dolores, La Plata y ni hablar de Palermo y San Isidro, que están uno en el AMBA y otro en el conurbano, pero son sectores que deberán pensar de qué manera movilizarse, como lo hicimos nosotros con lo que teníamos a nuestro alcance".

Sobre el final de la charla con este medio el entrenador fue claro y contundente sobre las medidas que analizan tomar si no llega una respuesta en los próximos días: "Si no hay una respuesta en una semana estamos analizando hacer un acampe general y permanente en el veredón municipal con una olla popular y pondremos un poco cada uno para darle de comer a la familia, no nos queda otra".

"Si no hay actividad los dueños de los caballos van a desaparecer y se van a llevar los caballos al campo o para no gastar los van a poner en venta y ahí es donde perderíamos la fuente laboral y después va a costar un montón recuperarla" agregó.

Por último Fernando recordó la importancia que tiene la industria del turf para la economía azuleña y expresó: "Somos más de 200 familias las que trabajamos de manera directa o sea que estamos con los caballos de lunes a lunes e indirectamente son 450 familias, cada un caballo hay diez puestos de trabajo".

Si llegaste hasta acá es porque buscás historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.