MARÍA MAGDALENA "PITU" TOCINO

MARÍA MAGDALENA "PITU" TOCINO

"Desde muy pequeña tuve en claro que mi aporte al mundo iba a ser artístico"

Lo expresó la joven azuleña que actualmente reside en México. Es bailarina, incursionó en el fitness para esculpir su cuerpo ya que trabajó en la compañía de "Panam", hizo teatro de revista, calistenia, entrenamiento funcional y fue doble de riesgo. La pandemia la hizo reflexionar sobre una serie de cuestiones que se relacionan con su vida y sus vínculos. Ella es la azuleña destacada que presentamos este miércoles.

15 de abril de 2021

Por Laura Méndez de

la Redacción de EL TIEMPO

Conozco a "Pitu" hace muchos años y cualquiera fuese en el lugar que ella estaba, siempre brillaba con luz propia. Pero decidió buscar su rumbo en otros lugares, aunque este camino siempre tuvo sentido, nunca fue incierto. Claro, es una persona que tuvo y tiene en claro lo que quiere y cómo lograrlo.

Detrás de ella siempre hubo una familia que la apoyó, la respaldó en cuanto a sus decisiones y eso, es una importante fuente de seguridad.

Mientras estuvo en Argentina hizo danza de diferentes tipos y fitness, incluso tuvo que ganar masa muscular para trabajar en la compañía "Panam y Circo", de Laura Franco. Después incursionó en el teatro de revista, aunque no se sintió cómoda, no era lo que esperaba pero no se quedó con esa desilusión sino que determinó que su sendero podía "desviarse" para ser más productivo. Así que se fue del país justo antes de la pandemia, se reencontró con su amor Fran Sortino y ahora está dedicada a su trabajo, a su futuro, ya que el aislamiento la hizo cambiar de parecer en cuestiones que enumera en esta entrevista.

Pitu es alegre, carismática, dulce, tiene cara de nena y parece destilar inocencia aunque al mismo tiempo parece una femme fatale. Sin dudas una chica con talento, un gran futuro, y buenos valores. Éstos últimos se los llevó de Azul. Por ahora su escenografía es México aunque su "escenario" puede cambiar.

"El arte es una herramienta de transformación social"

-Nombre completo y edad

-María Magdalena Tocino, 29 años.

-¿A qué edad te fuiste de Azul y qué sueños te llevaste en la valija?

-Me fui de Azul a los 17 años, apenas habiendo terminado la secundaria y con miles de sueños! Desde muy pequeña tuve en claro que mi aporte al mundo iba a ser artístico. Quizás al principio si "soñaba" con tener una carrera muy reconocida y ser "famosa"... Pero los valores sociales de mi familia siempre fueron la guía de mi camino, y para mí el arte es una herramienta de transformación social, por eso elegí seguir apostando y dedicándole la mayor parte de mi tiempo y mi energía a los centros culturales, tan necesarios para seguir democratizando el arte.

-¿Dónde te fuiste primero y a estudiar qué?, ¿Cómo continuó tu camino?

-Los primeros 3 años me perfeccioné en mi primera pasión, que fue la danza española, en el Centro Coreográfico Sibila Miatello, en la ciudad de Buenos Aires. Luego de muchos procesos personales y de seguir perfeccionando mi técnica clásica y contemporánea hice el ingreso a la UNA (Universidad Nacional de las Artes) en la que inicié mi formación como coreógrafa. Allí también empezó más firmemente mi conexión y mi trabajo político desde el arte. Fui representante estudiantil en el Consejo de la universidad y trabajé codo a codo con muchas colegas de renombre en el proyecto de la Ley Nacional de Danza.

-Por lo que entiendo estás dedicada al arte pero practicas fitness también. ¿Cómo es que se dan estás dos cosas?

-Si, lo fitness fue llegando solo. A mediados de 2016 entré a la compañía de "Panam y Circo" y necesariamente para realizar muchas de las acrobacias y aguantar el ritmo del show, tuve que cambiar un poco mi contextura física y empezar a tener músculos a disposición que en otras técnicas de la danza no eran tan importantes. Poco a poco me metí en el mundo de la calistenia, del entrenamiento funcional y del doblaje de riesgo (antes de irme de Argentina trabajé como Stunt woman en una serie de Netflix que todavía se está filmando).

Con Laura Franco y el grupo de la compañía.

Enseguida me di cuenta que lo que quería hacer era danza acrobática, poder combinar la fluidez y las líneas de la danza clásica y contemporánea con la potencia y el fuego de la acrobacia. Así fue como nació "Pitufit" (mis amigos y colegas acróbatas me empezaron a llamar así por lo musculosa que estaba y terminó resultando un buen juego de palabras para el marketing de mis clases).

-Imagino también que debe haber mucha competencia en esto de lo que es "revista" ¿no? Seguís (aunque la pandemia me imagino que te tiene imposibilitada).

-Justamente ese fue uno de los motivos por los que tenía muchas ganas de irme a recorrer el mundo. En Argentina trabajé haciendo muchas giras nacionales y cuando entré un poco más en el circuito que muy injustamente se le llama "teatro oficial" (como si las cientas de obras con bailarines y actores perfectamente formados pero haciendo todo a pulmón por no tener a disposición productores con mucho dinero merecieran ser relegados), vi que los que trabajamos somos siempre los mismos. Creo que llegó todo al punto de estar los espectáculos tan monopolizados por el mismo círculo de personas que eso no abre la posibilidad a nuevos y maravillosos talentos.

-¿Siempre tuviste en claro lo que querías ser? ¿Tenés referentes?. Contame acerca de ello. Por otra parte: ¿cómo es que llegas a México?. Digo, imagino que has andado por un montón de lugares, conocido gente, culturas ¿cómo es cada una?. Breve descripción...

-Tengo varios referentes por distintos motivos. En cuestiones de la danza acrobática mis mayores referentes son estadounidense porque allí es donde más se ha perfeccionado el rubro. Como artista completa y súper empoderada, creo que Noelia Marzol es un gran ejemplo para muchas bailarinas argentinas. Ella empezó también de muy chica, continuó sus estudios en la UNA y poco a poco se fue haciendo su camino tanto en la televisión como en el teatro, siempre siendo muy genuina (tuve la posibilidad de conocerla en la universidad) y con sus ideales y pensamientos muy firmes. Por otro lado, estos últimos años se ha lanzado al estrellato entre la juventud la cantante y actriz Connie Isla. Ella escribe unas canciones increíbles y llenas de palabras tan necesarias. Para nada vanal, ni comercial. Sus letras y la forma en que cuenta su despertar a la realidad de que necesitamos si o si cuidar el mundo en el que vivimos y cambiar tantas cosas impuestas para controlarnos, es uno de los motivos por los que dejé de comer carne.

Por ejemplo: en marzo del 2020 llegué a Playa del Carmen, en el caribe mexicano a trabajar en un espectáculo nocturno. Tuve la suerte de ser de los artistas que estábamos con planes de salir de círculo que pudimos realmente hacerlo. Tengo amigas y colegas que no llegaron a salir del país y la pandemia la pasaron en Argentina, con muchas más dificultades que las que se vivieron acá. Por supuesto que mi ideal nunca fue volver al trabajo nocturno de por vida... siempre lo pensé como un puente para seguir descubriendo qué es realmente lo que quiero y me nace hacer con mi arte.

Con la comunidad mexicana y Fran Sortino, también azuleño.

Yo suelo decir que, de alguna forma, la pandemia fue una bendición para mí. No solo porque me permitió reencontrarme con Fran Sortino, mi más inmenso amor, sino que también me desafió a reinventarme en la forma de trabajar, me abrió un camino hermoso de reflexión para encontrar justamente eso, qué me nace hacer con mi arte y cómo quiero hacerlo. Vivir en las grandes ciudades y trabajar en las condiciones que los dueños del show te imponen, es algo que necesitaba dejar. Descubrí que cuando no tengo rutina, soy muchísimo más genuina y mis deseos y anhelos pasan al primerísimo primer plano y trabajo por ello, no para cubrir expectativas y cobrar a fin de mes. Por su puesto que es duro cuando uno recién va empezando y se hace su propio camino, pero si que lo vale.

Hemos empezado un camino juntos con Fran, en el que nos apoyamos incondicionalmente tanto en los anhelos en común como en los sueños de cada uno, y ese amor tan puro es el que nos está abriendo tantos caminos para seguir conociendo personas maravillosas en cada lugar al que vamos.

-¿Qué notas de diferente con los argentinos en cuanto a lo que es comunidad?. ¿Valores?

-Creo que en Argentina sigue habiendo mucho egoísmo en general. Resalto muchísimo la solidaridad que nace en las condiciones extremas como paso con los incendios de la Patagonia, pero en la cotidianidad, sigue pasando que cada uno piensa sólo en si mismo, para bien pero también para mal, y el sentido de comunidad, se pierde. Hace unos días conocimos algunos integrantes del movimiento Zapatistas y nos repetían esta frase de que "hay que construir un mundo en dónde quepan muchos mundos". La solidaridad y el trabajo en comunidad tiene que ser realmente algo cotidiano, hasta en el más pequeño detalle. Creo que tanto en argentina como en toda Latinoamérica, las mujeres hemos logrado una unión y una fuerza inigualables... Ojalá todos se contagiaran de esta ola de amor y contención.

"Elijo ser ciudadana del mundo y vivir viajando"

-¿Dónde te gustaría vivir definitivamente?

-Me gustaría vivir definitivamente en el camper que estamos pensando comprar (risas). No creo que pueda elegir un lugar por el momento... Todavía queda mucho mundo por conocer. Si planeo seguir con mi espíritu decente de todas las formas en las que lo estoy haciendo, con talleres circunstanciales en los lugares que visitamos, y por supuesto con en canal de YouTube que acabo de abrir, en el que plasmo una hermosa combinación de todos mis conocimientos para apartar mi granito de arena a la salud de las personas.

-¿Te gustaría formar una familia?

-El ideal de "Susanita" ya se ha desvirtuado, por suerte. Si tengo muchas ganas de ser mamá, en un futuro no muy lejano, pero primero quiero hacer muchísimas cosas antes de firmar una familia rodante.

-¿Volverías a Azul definitivamente? ¿Con que proyecto?

-Volvería a Azul de visita, como estuve haciendo los últimos 11 años. Elijo ser ciudadana del mundo y vivir viajando. Si volviese un tiempo, no sería de forma definitiva, pero si me gustaría poder llevar el conocimiento artístico que me dió el hecho de haber decidido abrir tantos las alas.

-¿Querés mandar saludos a alguien?

-Me gustaría mandarle un abrazo virtual a toda mi familia. De sangre y de corazón. A mis viejos, hermanos y abuelas (creo que una gran parte de la comunidad azuleña pudo conocer a la "Ñata", y no sé si dónde esté haya wi fi, pero yo igual le mando este abrazo virtual)... y a todxs lxs tíxs, primxs y hermanxs que me regaló la vida. Sin el amor y el apoyo incondicional de ellxs, hoy no estaría dónde estoy. Lxs amo!.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

País

14/05/2021

País

País

Fuerte respaldo del Parlamento Chino a Argentina frente a FMI

País

14/05/2021

País

País

El Presidente se reunió con la directora del FMI: "La vocación es encontrar un acuerdo lo más rápido posible"

El presidente Alberto Fernández mantuvo esta mañana en Roma una reunión de trabajo con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, con quien avanzó en las conversaciones por la reestructuración de la deuda argentina con el organismo multilateral de crédito.

Locales

13/05/2021

Locales

Locales. La Cooperadora del Hospital Materno Infantil continúa con su intenso trabajo

JORDÁN GALLICCHIO

Codigo Perfil
Codigo Perfil