TABACO

TABACO

¿Es un buen momento para dejar de fumar?

En medio del aislamiento social preventivo y obligatorio decretado en medio de la pandemia mundial de Covid-19, el suministro de cigarrillos no se está dando de manera regular lo cual tiene sus pro y sus contras entre los fumadores. En ese contexto es que quienes están intentando dejar el cigarrillo y otros que no. EL TIEMPO dialogó con el psicólogo del Centro de Prevención de Adicciones de Azul, Claudio Secchi quien hizo hincapié en que cada caso es particular. Además, un ex fumador brindó su testimonio.

18 de mayo de 2020

Por Laura Méndez

de la Redacción de EL TIEMPO

Durante estos tiempos de pandemia el cigarrillo escasea, y es común ver extensas filas de gente esperando a que los kioscos abran sus puertas para conseguir el "tan anhelado" artículo. Esto ocurre desde hace un par de semanas, y a diario. Pero la cuestión que planteo es: ¿es el momento para dejar de fumar? En realidad, cada caso es muy particular. En algunos casos el hecho de que haya faltante de tabaco puede hacer que se plantee esa necesidad, ya sea por cuestiones económicas o porque la persona se siente mejor. En otros casos, no es el contexto propicio para "largar el pucho", ya que estamos en cuarentena y justamente es un momento complejo para cambiar aquellos hábitos que nos dan cierta satisfacción.

Pero para despejar este tipo de inquietudes EL TIEMPO dialogó con el psicólogo del Centro de Prevención de Adicciones Claudio Sechhi, quien insistió en que cada caso es único, todos sentimos y disfrutamos de diferente manera el tabaco. Lo que nadie puede negar es que nunca es tarde para dejar de fumar.

Tabaco y fumadores

En 1988, el Ministerio de Salud de Estados Unidos clasificó a la nicotina como una sustancia adictiva. Los cigarrillos son sumamente eficientes para suministrar nicotina. Cada vez que inhala, el fumador promedio consume entre 1 y 2 mg. de nicotina por cigarrillo. La nicotina llega al cerebro en unos 10 segundos lo que contribuye a su gran poder de adicción. El cigarrillo y otros derivados del tabaco generan dependencia por un mecanismo similar al de la adicción a drogas como la cocaína y la heroína.

La definición de adicción implica entre otros: existencia de tolerancia (se debe ir aumentando la dosis para tener el mismo efecto); síndrome de abstinencia ante su ausencia y el consumo compulsivo de una droga, a pesar de conocer las consecuencias negativas que tiene en la salud.

El síndrome de abstinencia característico de la falta de nicotina incluye irritabilidad, somnolencia, fatiga, dificultad para concentrarse, trastornos del sueño, aumento de peso, urgencia de fumar. La mayoría de estos síntomas alcanzan su máxima intensidad entre 24 a 48 horas luego del último cigarrillo y van disminuyendo lentamente en un período de 2 a 4 semanas.

El consumo de tabaco genera tres formas de dependencia:

Física: provocada directamente por la nicotina, responsable del síndrome de abstinencia.

Psicológica: el hábito de fumar se ha convertido en una compañía en diferentes situaciones, y parece imposible cambiar esta relación.

Social: el fumar sigue siendo un acto social, se hace en grupos, en reuniones con amigos, y entre los adolescentes tiene muchas veces un significado de rebeldía y de madurez.

Estudios recientes muestran que, en el 10 % de los adolescentes más susceptibles, las ganas de fumar se registran dos días después de fumar su primer cigarrillo. La mitad de los niños que prueba un cigarrillo se convertirá en adicto a la nicotina. Por esto es tan importante hacer hincapié en que los jóvenes no empiecen a fumar. (Fuente: Ministerio de Salud de la Nación).

La palabra de un profesional

-¿Qué es el CPA?

-El CPA es un efector de salud que forma una red de atención a las adicciones principalmente de sustancias psicoactivas en la Prov. de Bs As. Ministerio de salud. Nos dedicamos a realizar tratamientos ambulatorios, evaluaciones y capacitación en la temática específica.

-¿Qué tratamiento lleva cada adicción para la recuperación del paciente?

-En primer lugar si bien el tratamiento es caso por caso y situación por situación, requieren un primer encuentro evaluativo que tiene en cuenta principalmente la historia de vida y sus condiciones actuales. Presento el tema de la evaluación porque tanto un tratamiento como un paciente es un devenir según el sostenimiento en el tiempo del deseo de procurar un buen vivir.

-En cuánto a tabaco, entiendo que estamos travesando por una situación complicada porque no hay oferta, pero los fumadores deben encontrar alguna manera de canalizar sus ganas de fumar. ¿Sabe que hizo al respecto la gente?, ¿Qué pudo observar, analizar?.

-La verdad que lo que "hace la gente" no está a mi alcance poder visualizarlo....en el caso de los cuidados sobre el COVID 19 (inevitable no hablar) la sociedad me parece que tomó cuidados y eso está muy bien. Ahora no podemos tomar cuestiones globales al interior del consumo del tabaco (que es su inquietud). Siempre es caso por caso y situación por situación. Hay quienes les puede venir bien la limitación externa entonces "se plantea dejar de fumar o fumar menos", otras tantas intentan cambiar algún habito o reemplazo por alguna actividad, otras tantas entrar en un cuadro más de ansiedad. A veces el límite externo o la falta de objeto de consumo es una posibilidad pero se tiende a pensar que siempre es más auténtico decidir sin esperar esa limitación. Por supuesto esto no es aritmético... se va modificando se avanza y retrocede.

-Pude ver colas de gente, por ejemplo a las 9 de la mañana o desde antes, esperando para que el kiosco donde le venden el tabaco abra sus puertas. Lo primero que pensé fue "esa agente no durmió porque en algunos casos es muy fuerte el tema de la abstinencia de la nicotina". ¿Me equivoco?.

-En principio esto hay que enmarcarlo en la sociedad de consumo que vivimos. También hay fenómenos sociales donde se hacen colas o amontonamientos (cuando se podía....) día anterior para adquirir un último celular, quiero decir que también es una cuestión de mercado en tanto un objeto tan publicitado como el cigarrillo. Desde hace años como otras tantas cosas en torno a la venta o la publicidad de cigarrillos están ligados a sueños, viajes parejas amores situaciones placenteras.... Etc, etc que todo eso contribuye a su búsqueda. Se monta sobre formas de goce efectivas de consumo y depende de cada persona no hay dos maneras iguales al abordaje de esta problemática.

En cuanto a no dormir tal vez es una época donde el dormir es una problemáticas que más las personas refieren.

-En el caso de que la gente quiera dejar de fumar porque se dio cuenta que en estos días gastó menos dinero, se sentía mejor de salud (depende el caso, claro), ¿qué sugeriría?

-Insisto que tal vez para determinados sujetos puede ser una oportunidad lo que para otros no. Porque tenemos que pensar que no siempre las personas pueden salir de determinadas situaciones aunque sepan que los perjudican. Algo complejo es que nos asiste para cada quien que es el sentido subjetivo que tienen determinadas acciones.

Por ejemplo: si alguien que se comió una pizza, se levanta a las 3 AM a la cocina a buscar si sobro algo y si alguien le dice.... ¡Pero comiste un montón! y el personaje inventado le dice "tengo hambre"... acá las cosas se complican, dado que lo que busca es saciar, no es justamente el hambre.

-También, imagino que al haber faltante de tabaco es más la desesperación por fumar cuando uno se propone dejarlo que cuando hay. Un poco sugestivo, psicológico ¿no?.

-Hay mitos y mitos... uno lo es creer que todo es psicológico. Pero miremos en sociedades hiperconectadas al consumo, donde lo esencial es adquirir cosas innecesarias, se construyen otras formas de compulsiones tendientes a repetir hasta la confusión si es necesario determinados objetos. Otro tanto con la felicidad en el afán de mostrar que adquiriendo determinados productos (en forma compulsiva) más que felicidad se crean un montón de personas desdichadas... no nos olvidemos que las enfermedades de época están ligadas a las ansiedades y a la depresión.

Pero con una vuelta más, para que esto funcione hace falta dar crédito que somos únicos responsables cuando en realidad está también, el exceso determinadas ofertas. En este sentido... un faltante es muy notorio.

-¿Existe lo que se llama una tendencia a las adicciones, me refiero a una personalidad propensa a ser adicta?, ¿qué hacer en ese caso, cómo nos damos cuenta?.

-Estamos todo el tiempo consumiendo objetos y signos.... El darse cuenta es una construcción que lleva tiempo a eso nos tratamos de dedicar.

Siempre el punto es la posibilidad de construir algo que no solo esté referido a la compulsión a repetir determinas cuestiones, salirse solo de la perspectiva de mí "solo" interés. Una proposición más descentralizada respecto a mi simple y pobre pulsión de sobrevivir y un poco más orientada donde el otro cuente para construir un nosotros. Proposición que parece que se aparta del interés de la nota, pero creo que es una apuesta, una vida más liga a una ecología del buen vivir donde el centro no sea el consumo sino el cuidado hacia mí y al otro. Veremos si somos capaces.

Testimonio de un ex fumador

El ex fumador Lucas contó, entre otras cuestiones, cuál fu su mayor incentivo para dejar de fumar.

"Trataré de resumir lo que ha sido para mi dejar de fumar.

Transcurría el año 2016 y tras veinte años de fumar en promedio un atado por día, yo ya venía con la idea que tenía que dejar de fumar en algún momento para poder disfrutar lo que hacía unos años atrás había arrancado a incursionar con la montaña. Y justo ese año me habían invitado a realizar un desafío grande me plantearon de hacer Aconcagua.

Tras pensarlo me decidí intentar ese gran desafío, ya venía entrenando algo pero sabía que seguir fumando no era buena idea.

En el transcurso del año me agarro una gripe importante que me dejó en cama por un par de días y en ese momento me quedé sin cigarrillos, aproveche mi estado calamitoso para intentar dejar de fumar, todo un desafío para mí. Transcurrieron las primeras 24 horas y no podía creerlo estaba contento por no salir a comprar puchos, eso me motivo para decirme si aguante un día sin fumar por el esfuerzo que significó voy a continuar sin fumar, lo que me motivaba era el proyecto que tenía para adelante en seguir entrenando para llegar de la mejor manera para realizar el intento de ascenso de Aconcagua. Para mi fue el día a día y me iba motivando saber que ya hacía una semana que estaba sin fumar, creo que me sirvió canalizar la ansiedad haciendo actividad física y pensar en lo que me había costado llevar tanto tiempo sin fumar, así fue pasando el tiempo, la ansiedad fue bajando y ya me había olvidado de cuanto tiempo hacía que no fumaba, pasó el intento de cumbre de la montaña más alta de América donde no hice cumbre, pero esa experiencia fue única y mi zanahoria a la hora de dejar de fumar.

Y acá estoy cerca de 4 años sin fumar donde gané en calidad de vida y lo que te decían los médicos.

Este es mi pequeño y relato de como deje de fumar".

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

VER TODOS LOS VEHÍCULOS

Datos extraidos de   Autos de Hoy

Encontrá tu Vehículo

Concesionarias Oficiales y Multimarcas