UN CASO DE VIOLENCIA DE GÉNERO

UN CASO DE VIOLENCIA DE GÉNERO

El acusado de golpear a su ex pareja, con prisión preventiva

La medida cautelar se la dictó este viernes un juez de Garantías a un azuleño que fue detenido el pasado sábado 11 del corriente mes. Dos días antes, su ex mujer lo había denunciado otra vez, ante una nueva agresión que sufriera. Durante ese hecho, el encausado volvió a golpearla y amenazarla cuando, vulnerando una "perimetral", se hizo presente en su casa.

24 de julio de 2020

Acusado de la comisión de varios hechos de violencia de género donde como víctima figura su ex pareja, un juez de Garantías le dictó este viernes la prisión preventiva a un azuleño que actualmente permanece en la Unidad 2, la cárcel del SPB con asiento en la localidad olavarriense de Sierra Chica.

En primera instancia, la medida cautelar fue ordenada para un hombre identificado como Ángel Darío Binzugna.

De 45 años de edad, había sido detenido en esta ciudad el pasado sábado 11 del corriente mes, después de que otra vez su ex pareja lo denunciara, tras haber resultado dos días antes víctima de una nueva agresión por la que, a causa de las lesiones que sufrió, tuvo que ser atendida en el Hospital Pintos.

La mujer, de 39 años de edad y llamada Valeria Beatriz Alustiza, había difundido por redes sociales imágenes de las consecuencias de esa golpiza, dando cuenta de la situación que venía padeciendo desde tiempo antes y solicitando ayuda a la Justicia para que -tal como finalmente sucedió- su ex pareja fuera detenida.

El mismo magistrado que ordenara la detención de Binzugna hace trece días fue quien este viernes le dictó la prisión preventiva.

Federico Barberena -desde el Juzgado de Garantías número 2 con sede en los Tribunales de Azul- ordenó esas dos medidas cautelares, dando lugar a respectivos pedidos formulados por Karina Gennuso, la titular de la UFI 6 que tiene a su cargo la instrucción del sumario penal relacionado con este caso de violencia de género.

Varias agresiones

Tal lo que ya EL TIEMPO informara, el episodio más reciente sufrido por Alustiza había ocurrido en horas de la noche del pasado 9 de julio.

A pesar de que estaba vigente -desde el pasado 13 de febrero y prorrogada por la pandemia de coronavirus- una medida cautelar que al imputado le prohibía mantener contacto alguno con su ex mujer, eso no impidió que aquel jueves, alrededor de las 22, concurriera hasta la casa de la víctima, ubicada en la calle Puan de Villa Piazza Sur.

En la causa que se está instruyendo se menciona que Binzugna, cuando Alustiza abrió la puerta para ver quién era, ingresó sin autorización a la vivienda. Inmediatamente, el hombre comenzó a agredirla nuevamente, tal como ya lo había hecho en otras ocasiones, situaciones por las cuales también figura denunciado y acusado.

Ese jueves, primero tomó de los pelos a su ex pareja, mientras la amenazaba y le expresaba que si no era suya "no sería de nadie". Tras advertirle que "no tenía nada para perder", que "si llamaba a la Policía le pegaba un tiro" y que luego "se mataba él", le dio un golpe de puño en el rostro, provocándole a la mujer diferentes lesiones y que, además, perdiera por un momento el conocimiento.

Esa noche, la golpiza que Alustiza sufrió derivó en que resultara con diferentes lesiones por las que después tuvo que ser atendida en el Hospital Pintos. Heridas consideradas a escala penal de carácter leve y que no sólo estuvieron localizadas en su rostro, sino también en diferentes partes de su cuerpo.

Cuando hizo pública en redes sociales esta nueva agresión a manos de su ex pareja, la mujer -además de volver a denunciar al hombre al que este viernes le fue dictada la prisión preventiva- pidió ayuda, en busca de que se terminara esa sucesión de hechos que la han tenido como víctima. También, ante el temor de que Binzugna pudiera matarla.

Dos días después de ocurrido este nuevo episodio de violencia de género, el ahora imputado resultó detenido.

En la investigación penal que lleva adelante la fiscal Karina Gennuso desde la UFI 6 son varios los hechos que le están atribuyendo en carácter de autor al hombre que está preso en la Unidad 2 de Sierra Chica.

En ese contexto, se tienen contabilizados otros episodios que tuvieron como víctima a Alustiza.

El primero de ellos se remonta a un incidente sucedido el primer día del pasado mes de febrero. Y se mencionan más casos en los que la mujer fue agredida y amenazada de muerte por su ex pareja, los cuales sucedieron también este año. Específicamente, el 7 y el 8 de febrero; y el primer día del mes de mayo.

Junto al incidente más reciente, sucedido ese ya mencionado 9 de julio, los delitos que le están imputando a Binzugna son los de "lesiones leves agravadas"; "coacción, lesiones leves agravadas y daño"; "daño, lesiones leves agravadas, hurto y desobediencia" y "desobediencia, lesiones leves agravadas, coacción y violación de domicilio".

Reconstrucción "acertada"

"El imputado representa en libertad un serio, grave y real peligro de entorpecimiento del proceso, frente al claro despliegue del que es destinataria la víctima, con claros actos de violencia ejercida hacia su persona (psicológica y física)", había escrito el juez Barberena cuando ordenó la detención de Binzugna y reiteró hoy viernes, en ese fallo a través del cual le dictó la prisión preventiva.

Citando diferentes aspectos derivados de este caso de violencia de género, el magistrado también concluyó que, en caso de recuperar la libertad, "Binzugna intentará influenciar negativamente a la víctima, menoscabando y afectando la indemnidad que debe mantenerse respecto de su libre testimonio en el curso de un proceso recientemente iniciado, sustentándose dicha afirmación en las evidentes e innegables situaciones de maltrato físico y psicoemocional que se dan en este tipo de contexto, denominado "ciclo de violencia"".

Además, consideró que entre los peligros procesales que se plantean en caso de que el imputado dejara de estar privado de la libertad figuran las condenas anteriores que registra. También, por hechos donde como víctima figuró Alustiza. Sanciones que, en caso de ser condenado nuevamente ahora, derivarían en que la pena que le impongan sea, indefectiblemente, de efectivo cumplimiento.

"La reconstrucción realizada por la Agente Fiscal en su pedido de prisión preventiva resulta acertada, ya que son indicios que, por su pluralidad, univocidad, coherencia y conexidad, llevan a la probabilidad positiva de que el imputado ha sido autor penalmente responsable del hecho investigado", señaló también Barberena en el fallo que convirtió en prisión preventiva a la detención del acusado de este caso de violencia de género.

EL DATO

Teniendo en cuenta que la Fiscal a cargo de esta causa, en el mismo escrito donde solicitó la prisión preventiva para el acusado, formuló también la requisitoria de elevación a juicio de este sumario penal, el Juez de Garantías dio traslado de esa otra solicitud a Adriana Hernández, la defensora Oficial del imputado. El magistrado lo hizo en la previa a que también tendrá que expedirse sobre dicho pedido, tendiente a resolver si avala o rechaza que este caso de violencia de género se convierta en materia de un futuro debate.

Si llegaste hasta acá es porque buscás historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.