POR UNA PRESUNTA MALA PRAXIS

POR UNA PRESUNTA MALA PRAXIS

Azuleña pide que no se archive la causa penal vinculada con la muerte de su hija

Eliana González tenía 21 años y estudiaba Ciencias Económicas en Tandil cuando murió el 12 de junio de 2018 en lo que, según sostiene su madre Beatriz Fernández, podría haber sido una negligencia por parte del médico que la atendió en el Hospital Santamarina. Aquel día la joven, a quien siendo niña le había sido diagnosticada una patología cardíaca por la que años después tuvo que ser operada, se descompensó en dos oportunidades en la calle. Pero la primera vez que fue derivada al centro asistencial municipal de la ciudad serrana no quedó internada. A poco de cumplirse cuatro años de su fallecimiento, el Fiscal que interviene en este sumario penal podría cerrarlo. "Si hubo animosidad de no atenderla como correspondía a las tres de la tarde -cuando Eliana fue llevada por primera vez al hospital- y ahora quieren archivar la causa, eso a mí me suena feo", dijo su mamá.

15 de mayo de 2022

A semanas de cumplirse cuatro años del fallecimiento en Tandil de una estudiante azuleña, ante lo que podría haber sido un caso de mala praxis por parte de un médico que la atendió en el Hospital "Ramón Santamarina", los familiares de la joven reclaman que la causa que se iniciara por lo sucedido no se archive y que esa investigación penal continúe para conocer con certeza los motivos que derivaron en la muerte de la chica.

De 21 años de edad, su nombre era Eliana González y su deceso se produjo el 12 de junio de 2018, luego de que en el centro asistencial municipal de la vecina ciudad la atendieran aquel día en dos oportunidades. En un principio, cuando fue trasladada en una ambulancia después de que se desmayara en la calle, ocasión durante la cual no la dejaron internada. Y después, tras descompensarse nuevamente en la vía pública y, al ser llevada por segunda vez al hospital, se produjo su fallecimiento.

Tras la muerte de la estudiante universitaria, que en Tandil cursaba el tercer año de la carrera de Ciencias Económicas, desde la Unidad Funcional de Instrucción 16 que está a cargo del fiscal José Marcos Eguzquiza se inició una investigación penal por lo ocurrido.

Luego de consultar a los familiares de la chica, aquella causa comenzó a instruirse de oficio, teniendo en cuenta lo que había sido una publicación en el diario "El Eco" de la ciudad serrana relacionada con el deceso de la azuleña y una carta que escribiera en redes sociales el médico que atendió a Eliana en el centro asistencial de salud.

Pero hasta hoy, ese sumario continúa estando caratulado como averiguación de causales de muerte. Y en dos oportunidades, el mencionado funcionario judicial intentó archivar el expediente, ante la supuesta falta de elementos de prueba que sirvan para imputar a ese médico que atendió a la joven en el centro asistencial municipal en las dos oportunidades en que ella fuera trasladada aquel 12 de junio de 2018. El día en que, finalmente, falleció.

"Si hubo animosidad de no atenderla como correspondía a las tres de la tarde -cuando Eliana fue llevada por primera vez al Hospital Santamarina- y ahora quieren archivar la causa, eso a mí me suena feo", le dijo a EL TIEMPO su mamá, llamada Amalia Beatriz Fernández.

Dos abogados de La Plata, Lucía Ruth Crimer y Silvio García Azparren, están presentados en esta causa -sobre la que todavía debe resolverse desde la Fiscalía General departamental que en Azul conduce Marcelo Sobrino si finalmente se archiva o no- en representación de los familiares de la estudiante fallecida cuatro años atrás.

Un informe de una perito médica de parte señala que, teniendo en cuenta una patología cardíaca que la joven padecía desde que era niña, el "derrame pleural" que sufriera aquel día en que murió podría haberse detectado si, cuando fue derivada por primera vez al hospital tras desmayarse en la calle, la hubieran "examinado de manera precisa". Algo que no sucedió teniendo en cuenta que instantes después le dieron el alta.

"El diagnóstico del derrame pleural se hubiese hecho tanto clínica como imagenológicamente al momento de la primera consulta si se hubiera examinado de manera precisa a Eliana", concluye ese informe de una médica acercada a la causa por los abogados de los familiares de la estudiante universitaria.

"La del medio"

Eliana González era la hija "del medio" que Beatriz Fernández, una azuleña de 56 años de edad, tenía.

En Tandil estudiaba "para contadora" -recuerda también su mamá ahora- cuando falleció ese ya referido 12 de junio de 2018.

En la entrevista que mantuvo con EL TIEMPO, su madre refirió que cuando Eliana tenía 7 años de edad le descubrieron un problema cardíaco que obligó a que años más tarde tuvieran que reemplazar una válvula de su corazón, durante una intervención quirúrgica a la que fuera sometida en el Instituto Cardiovascular que está en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Dicha afección cardíaca no impidió que la chica llevara una vida a la que su mamá definió como "normal"; más allá de que siempre estuvo seguida de cerca por quienes fueron los diferentes médicos que la atendieron. Tanto en Azul como en otras ciudades a las cuales era derivada para diferentes consultas, tales como La Plata y la ya referida Capital Federal.

"A pesar de que sí o sí había que operarla -lo cual sucedió en febrero de 2017, cuando Eliana tenía 20 años y ya había comenzado a cursar sus estudios universitarios en Tandil- tenía una vida normal", la cual incluyó que hasta se dedicara a la práctica de las artes marciales.

"Fue dejando ciertas cosas de lado, pero hacía una vida normal", recuerda su madre; quien también se refirió a lo que fuera aquella "exitosa" operación, a través de la cual "le hicieron el recambio de válvula" en su corazón.

Un año después de esa intervención, "en marzo de 2018 ella se hizo un control, para irse tranquila a Tandil, y le salió todo bien y normal".

Antes de que muriera aquel martes 12 de junio de 2018, Eliana González había venido a Azul a pasar el fin de semana, oportunidad durante la cual -además de estar con su familia- se reunió con amigas y con su novio.

Viajó a la ciudad serrana, donde mientras estudiaba vivía con otra joven en un departamento, el lunes 11 de aquel mes y año. Y al día siguiente, tras descompensarse en dos oportunidades en la calle, murió mientras era atendida en el Hospital Santamarina.

Su mamá contó que el lunes 11 de junio de 2018 "a mitad de mañana, estando en la facultad, se descompensa. Y como a las once de la mañana me manda un mensaje diciéndome que había sentido como un zumbido en los oídos y que se había mareado. Yo pasé por el cardiólogo acá en Azul, el Dr. (Carlos) Bravo, que la atendía, para decirle lo que había pasado con ella y él me dijo que me despreocupara, que podría haberse descompensado porque Eliana era de presión baja. Yo le hice caso. Y ella se sintió normal durante todo el día. Además, a la tarde fue a la sede de la enfermería de la facultad en el centro de Tandil, donde la atendió una doctora que le hizo una historia clínica. Ella en ese momento ya se sentía bien".

Pero al día siguiente los síntomas que había sentido volvieron a aparecer en la joven. Esa vez, con mayor intensidad, lo que hizo que -mientras iba en micro hacia la facultad- decidiera no asistir a cursar y que, regresando a su departamento en Tandil, nuevamente le enviara un mensaje a su mamá por teléfono para contarle cómo estaba.

"Me mandó un mensaje a mí -recuerda Fernández- y otro a la doctora de la facultad que la había atendido un día antes, que después fue a revisarla al departamento donde ella vivía".

Aquel martes 12 de junio, posteriormente, Eliana se acostó a dormir porque "se sentía como cansada", cuenta su madre sobre lo que fueron las últimas horas con vida de su hija.

Cuando se despertó de esa siesta era cerca de las tres de la tarde. "Y se le da por ir al kiosco, que está a la vuelta de donde vivía, a comprar unas galletitas. Ahí fue que se desmayó por primera vez. En la calle la asistieron unos chicos, que fueron quienes llamaron a una ambulancia y también le avisaron a la amiga que vivía con ella en el departamento sobre lo que a Eliana le había pasado".

Esa amiga acompañó a la estudiante azuleña cuando por primera vez fue trasladada al Hospital Santamarina de Tandil en una ambulancia.

"En el hospital la ponen en un box, donde le toman la presión y le hacen un electro, que el aparato -según después me comentaron su amiga y ella- dos o tres veces lo tuvieron que desenchufar. El estudio le salió normal, aunque por ahí tenía un poco baja la presión. Las dos se cansaron de charlar mientras esperaban y fueron a preguntar si se podían ir. Como les dijeron que sí, se fueron", contó también la madre de Eliana.

Ese martes 12 de junio de 2018, tras haberse enterado que su hija se había desmayado y había tenido que ser llevada al hospital, Beatriz Fernández decidió viajar a Tandil.

Lo hizo acompañada por otra de las tres hijas que tiene, ya que "queríamos ver si la traíamos a Azul o nos quedábamos allá hasta el día siguiente, para que le hicieran una revisación".

"Cuando nosotros llegamos ese día a Tandil era las seis y media de la tarde más o menos. Tomamos unos mates, charlamos un poco... No la vi distinta. Pensaba que, como era época de exámenes, ella podía estar con ataques de pánico. Pero me decía que no y que en ese momento se sentía bien", contó.

Lo más grave comenzó a suceder instantes más tarde. "Me acuerdo que me pidió ir a dar una vuelta y que en el mismo lugar donde se había desmayado se descompensó de nuevo. Su hermana fue hasta el kiosco donde ella había ido a comprar unas galletitas un rato antes. Esta vez, a comprar unos caramelos para que comiera algo dulce; aunque ella parecía sentirse bien enseguida. Cuando estábamos caminando de nuevo, hicimos media cuadra charlando entre las tres. Al ojo nuestro era como que Eliana no tenía nada y que al toque se recuperaba. Pero cuando nos quisimos acordar, hizo como un pequeño grito y se desplomó, ahí en la calle".

"Lo primero que vi -señaló su mamá sobre aquella trágica escena- fue que se había orinado... La verdad, no supe qué hacer... En eso salen unos vecinos y llaman al 911, que me querían dar el teléfono a mí y yo no tenía ni idea dónde estaba porque muy bien Tandil no conozco".

"A los diez minutos llegó un patrullero. Y a los veinte minutos, porque los policías insistieron mucho, la ambulancia. El policía que llegó le hizo RCP y le decía a su compañera que insistiera con la ambulancia", afirmó también sobre aquel fatídico instante en que presenció la manera en que su hija se descompensaba por segunda vez.

"No sé si ya estaba fallecida. Se desplomó mientras yo me quedé en shock", recuerda entre lágrimas todavía hoy Beatriz Fernández. "De la manera en que ella se desplomó me dio la impresión que se fue en ese momento".

Ni a la madre ni a la hermana de la joven las dejaron subir en la ambulancia en que ella fue trasladada por segunda vez aquel día al Hospital Municipal "Ramón Santamarina" de Tandil. "Y con mi otra hija les pedimos a los policías que nos llevaran al hospital, que al final después descubrimos que estábamos como a ocho o diez cuadras".

Muerte y estupor

Ricardo González -el mismo que tras el deceso de la joven escribiría en redes sociales una especie de descargo negando que haya existido negligencia en su asistencia- se llama el médico que atendió a Eliana González ese martes 12 de junio en que la estudiante falleció.

Según la madre de la azuleña refirió, ese profesional era el que estaba de turno aquel día y, "a su vez, era jefe de los médicos de guardia".

"Lo que me dijo en ese momento fue que a mi hija le estaban haciendo reanimación y que estaba en el Shock Room. Me acuerdo que mi otra hija le reprochó por qué, con la operación que su hermana tenía, no la habían dejado internada en observación cuando por primera vez ese día la llevaron al hospital. El médico le respondió que no lo habían considerado, que la habían visto repuesta y que por eso le dieron el alta", contó también Beatriz Fernández.

Instantes más tarde, en el hospital le avisaron que su hija había muerto. En el certificado de defunción se señala que su deceso se produjo a la hora 20.28 de aquel ya referido martes 12 de junio de 2018.

Ese mismo día, horas después, viajaron a Tandil empleados de la Sección Sepelios de la CEAL a retirar el cuerpo de la joven del Hospital "Ramón Santamarina", para lo que después sería su posterior sepelio e inhumación -en horas de la tarde del miércoles 13 de junio del año mencionado- en el cementerio privado "Jardín Azul".

Fernández señaló que mientras velaban a su hija en Azul se enteraron de la existencia en Facebook de esa carta que, a modo de descargo, había escrito el médico que asistió a la joven en el Hospital "Ramón Santamarina" de Tandil, en la cual "decía que no hubo falta de atención ni mala praxis en el caso".

Aquella nota y la información que sobre el deceso de la estudiante azuleña fuera publicado en el diario "El Eco" de la ciudad serrana se convertirían, posteriormente, en los elementos para que desde la UFI a cargo del fiscal Eguzquiza se decidiera comenzar a investigar lo sucedido a través de ese sumario penal que ahora, a casi cuatro años de ocurrido este hecho, podría ser archivado.

"Ahí fue cuando nosotros, ante tanto estupor, nos empezamos a mirar y a pensar en todo eso, de que fue una muerte dudosa lo que pasó con mi hija", declaró también Beatriz Fernández en la charla mantenida con EL TIEMPO.

Un día después a que su hija fuera sepultada, la mujer recibió un llamado desde la fiscalía perteneciente al Departamento Judicial Azul con asiento en Tandil, comunicación a través de la cual le preguntaron "si queríamos hacer algo, teniendo en cuenta esa carta que escribió el médico y lo que había sido informado en el diario. A pesar del dolor que tenía en ese momento les respondí que sí, porque yo no sabía de qué había muerto mi hija".

Exhumación y necropsia

Entre las primeras diligencias llevadas adelante desde la instrucción estuvo exhumar, seis días después a que falleciera, el cuerpo de Eliana González para lo que luego fue la necropsia.

"El resultado de la autopsia, del 18 de junio que se le practicó, lo tuvimos recién los primeros días de agosto de aquel año. No decía casi nada, pero con eso trabajó la fiscalía a cargo de Marcos Eguzquiza", agregó Beatriz Fernández.

Mientras todo eso ocurría, Fernández contó que un día recibió un llamado telefónico de "la Secretaria del Fiscal" para pedirle que aportara a la causa un llamado "perito de parte". En otras palabras, un médico forense que elaborara un informe, sobre la base de las pruebas reunidas en la investigación penal, para saber si en lo sucedido con su hija podría haber existido algún tipo de negligencia durante lo que había sido su atención en el Hospital "Ramón Santamarina" de Tandil.

No fue fácil para la mujer poder conseguir un abogado que la patrocinara y, después, un médico que "se fije si hizo algo mal un colega suyo".

Además, la pandemia también atentó contra todo eso; del mismo modo que afectó el ritmo de instrucción de la causa, que en varios momentos parecía que no avanzaba.

Para cuando la mujer pudo lograr un patrocinio legal de parte de los abogados que ahora la están representando bajo la figura del Particular Damnificado, casi al mismo tiempo se encendieron para ella las primeras luces de alarma. Relacionadas, específicamente, con que -al parecer- no iba a llegarse a nada en esta investigación; ya que, días antes a que ella consiguiera a los letrados platenses, desde la fiscalía con asiento en Tandil "me avisaron que la causa se cerraba".

Según contó Beatriz Fernández, el informe médico acercado a la instrucción y que fuera confeccionado por la perito de parte que pudo conseguir por medio de sus abogados está avalado desde el Instituto Favaloro.

Ese informe concluye que su hija "tenía demasiados glóbulos blancos y que cuando ingresó por primera vez al hospital ese mismo día en que murió tendrían que haberle realizado prácticas más intensivas que ese electro que sólo le hicieron".

A pesar de que fue ampliado en algunos de sus puntos e incorporado a la investigación penal, dicho informe no ha servido hasta el momento para que se ordene el procesamiento del médico mencionado como el probable responsable de una negligencia que se tradujo en el deceso de la estudiante azuleña.

De acuerdo con lo que Fernández refirió, el pasado 18 de febrero desde la fiscalía que interviene en el caso se había resuelto por primera vez archivar las actuaciones. Pero en un principio esa intención no prosperó. Ni tampoco recientemente, cuando por segunda vez se decidió, más allá de la ampliación del referido informe sobre algunas cuestiones requeridas, insistir con cerrar esta Investigación Penal Preparatoria.

"Mínimamente tendrían que haber hecho ver ese informe con otro perito desde la fiscalía", sostuvo la madre de Eliana; al mismo tiempo que afirmó que aquel 12 de junio de 2018 en que por primera vez se descompensó en la calle su hija, una vez trasladada al hospital municipal de Tandil "lo mínimo que tendrían que haber hecho es dejarla internada".

"Ahora -dijo finalmente- noto como una animosidad de archivar la causa. Está bien que pasaron cuatro años, que la justicia es lenta, que tardé en encontrar a esta consultora. Y encima, en el medio está la pandemia... Lo que yo pretendo es que el Fiscal me explique a nivel médico si la forense que intervino como perito de parte está errada o no. Pero para mí lo único que quiere ahora es archivar la causa sin darme una explicación".

EL DATO

Según Beatriz Fernández afirmó, este viernes que pasó los abogados que la patrocinan bajo la figura del Particular Damnificado habían formulado una presentación para recusar al Fiscal a cargo de la causa, con la intención de que, además de que dicho sumario no se archive, sea otro funcionario judicial quien continúe llevando adelante esa Investigación Penal Preparatoria.

Lo que concluyó la perito de parte


Eliana González falleció en Tandil el 12 de junio de 2018. Aquel día se descompensó en la calle en dos oportunidades. Pero la primera vez que la llevaron al Hospital "Ramón Santamarina" no quedó internada, a pesar de una patología cardíaca que presentaba desde que era niña.

Emma Virginia Creimer se llama la perito de parte ofrecida por los abogados que representan en este caso a los familiares de Eliana González.

Directora Académica de la Consultora Pericial de Ciencias Forenses, docente en varias casas de altos estudios y especialista en Medicina Legal y Clínica Quirúrgica, en un informe acercado a esta Investigación Penal Preparatoria -que tiene fecha del pasado 15 de abril- concluyó que "durante la asistencia del Dr. González en el Hospital Santamarina no se agotaron los medios de diagnóstico y tratamiento necesarios para evitar la muerte de Eliana". También, que ese "derrame pleural" que se convirtió en el motivo del deceso de la estudiante universitaria azuleña podría haberse detectado si "al momento de la primera consulta se hubiera examinado de manera precisa a Eliana".

A modo de antecedentes de lo sucedido, en el informe la especialista señaló que "Eliana González concurrió cuatro horas previas a su muerte al nosocomio, donde no se agotaron los medios de diagnóstico y tratamiento adecuados".

"Fue recién en la segunda consulta que se solicitaron estudios complementarios, incluyendo el conteo de plaquetas y constatándose que se encontraban muy por debajo de los valores normales (14.000/dl)", se indica en otro párrafo de lo concluido por la perito.

Contando con el resultado de la autopsia, Creimer escribió que ese informe señalaba: "Se podría predecir que la paciente, si es correcto este laboratorio, padecía una trombocitopenia severa, presunta causal de un derrame pleural bilateral de carácter hemorrágico con la consiguiente disnea y dificultad respiratoria".

Después, refirió también que cuando por primera vez fue llevada al hospital municipal tandilense la joven "explica al médico tratante sus síntomas, entre los cuales le menciona la dificultad respiratoria".

"La dificultad respiratoria se asocia al derrame pleural, diagnosticado en la autopsia pero no en el insuficiente examen físico realizado a Eliana en su primera consulta sólo cuatro horas antes de su reingreso, siendo necesario establecer que el derrame ya se encontraba presente en la misma, no encontrándose descripta en la Historia Clínica la evaluación del aparato respiratorio", puede leerse también en dicho informe.

"En consonancia con ello, el derrame pleural bilateral hemorrágico (de carácter moderado a severo) está asociado a la trombocitopenia por lo cual se puede estimar que la misma también estaba presente en la primera consulta", afirmó la perito Creimer.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

VIAJES

25/06/2022

VIAJES

VIAJES

Jujuy: relax, excursionismo y fangoterapia

País

25/06/2022

País

País

Los gobernadores reclamaron al Presidente por la inflación y el gasoil

Los gobernadores que asistieron hoy a la reunión constitutiva de "la liga" de mandatarios provinciales emitieron un documento conjunto en el que alertaron sobre "el impacto de la inflación en el ingreso de las familias argentinas" y reclamaron la implementación de "medidas específicas destinadas a desacelerar su impacto de manera clara y sostenida".

Noticias Municipales

25/06/2022

Noticias Municipales

Noticias Municipales. Cementerio: Información sobre la normativa vigente

deportes

25/06/2022

deportes

deportes

Trabajos de reacondicionamiento de la Pista de Atletismo

deportes

25/06/2022

deportes

deportes. Se realizará la edición XX del Rally Ciudad de Azul

Sociedad

25/06/2022

Sociedad

Sociedad

Competencia de freestyle rap "Molinos de guerra"

El pasado domingo en el hall del Complejo San Martín, se disputó la segunda fecha de la competencia de freestyle rap "Molinos de guerra". Resultó campeón "Kundo" de la ciudad de Azul, que quedó clasificado a la final nacional "Molinos de guerra". En tanto participarán en la final nacional "Bestias del atlántico" de Mar del plata y tendrán un cupo en la última competencia cuya organización dará como premio la clasificatoria a Uruguay en "Green street".

Tapalqué

24/06/2022

Tapalqué

Jornada de pesca deportiva en la escuela municipal de pesca