MARCELA CARLUCCIO

MARCELA CARLUCCIO

A María del Carmen Ruíz: "Este día le rindo homenaje a ella, nuestra gran mamá"

Lo expresó la enfermera del Hospital Pintos quien trabajó con la querida doctora durante muchos años. Si bien la entrevistada es ella porque es profesional de la salud y mamá, en el marco del Día de la Madre, no quiso dejar de recordarla. De hecho se encontraba, al igual que todo Azul, conmovida por la pérdida de una persona de una gran humanidad.

19 de octubre de 2020

Por Laura Méndez

de la Redacción de EL TIEMPO

Marcela Carluccio es mamá y crió a su hijo sola desde hace 19 años. Es enfermera, desarrollando actualmente dos trabajos. En este Día de la Madre, EL TIEMPO quiso entrevistarla en el marco del Día de la Madre teniendo en cuenta que en un contexto de pandemia es profesional de la salud. Aunque ella es la protagonista de la historia y cuenta cómo fusiona ser mamá y trabajar viendo la muerte de cerca, a diario, quiso recordar a la Doctora María del Carmen Ruíz por quien todo el partido de Azul está consternado.

Previo a que comience a responder las preguntas quiso hacer una aclaración: "Me siento muy halagada por esta nota, estoy orgullosa de ser mamá, me enamoré de Benja (su hijo) cuando lo vi en mi primer ecografía. A partir de ese día mi vida se basó en él. Es un sentimiento tan inmenso que no se encuentran palabras para explicarlo.... Pero aún así, considero que esta nota se la merece nuestra queridísima María del Carmen Ruiz, ella fue la gran mamá del Pintos, cumplió con todos los roles ahí adentro, no solo fue excelente profesional, también excelente persona, la más humilde, siempre tan dispuesta, tan sensible, nunca hizo diferencia entre el personal de salud, tampoco entre los pacientes, ella estaba al pie del cañón, la 24 horas para todo y todos, para lo que fuera necesario, te enseñaba, te guiaba, te asesoraba, tanto en lo laboral, como en lo personal, es por eso que este día, le rindo homenaje a ella, nuestra gran mamá".

"Me explota el corazón de orgullo"

-¿Nombre, edad, profesión?

-Soy Marcela Carluccio, tengo 43 años y un hijo, Benjamín Rondan (Benja) de 19 años. Hace 20 años que trabajo en salud. Me inicié en los CAPS centros de Atención Primaria de la Salud o periféricos, actividad que hice con mucho amor, me encanta lo social, el trabajo en terreno, se aprende mucho de la gente, fue ahí donde decidí estudiar enfermería, quería sumar siendo vacunadora.

Estudié siempre y traté de prepararme para brindar lo mejor. Luego con título en mano y por una cuestión económica, ingresé en la sala de emergencias o shock Room, durante mucho tiempo lo acompañé con traslado de pacientes en ambulancia o cubriendo eventos. Hasta hace año y medio, necesitaba otro ingreso estable e ingresé en el frigorífico de la Azul Natural BEEF.

Arranqué a trabajar a los 23 años en Atención Primaria de la Salud, dentro de la Municipalidad de Azul. A los 24 nació Benja y a sus 6 meses me separé del papá. Él estuvo siempre ausente, pero tuve todo el apoyo de mi familia, ellos lo cuidaban, lo llevaban a realizar las actividades en los horarios en que yo trabajaba. Cuando ingresó al primario es cuando comencé la carrera de enfermería. Repito siempre tuve el apoyo de mi familia y en ese momento de mi jefa Adriana Scalcini que me dio tremenda mano y la posibilidad de seguir estudiando dentro de mi horario laboral.

Benja cursó sus estudios primarios y secundarios en el Colegio Inmaculada, nunca se llevó una materia y estuvo en la bandera en sus dos promociones. Me explota el corazón de orgullo. Siempre hizo deportes, pasó por varios, el último y donde hizo muchos amigos fue en Azul Rugby, en este momento está estudiando medicina en la ciudad de La Plata. Ahora, con la cuarentena se encuentra en Azul, trabajando en el campo con él suegro.

"Juntos o separados, somos iguales"

-¿Cómo era un día de rutina antes de la pandemia?

-Mira creo que siempre estuvimos a mil, llenos de horarios y obligaciones, creo que eso nos llevó a disfrutar de cada segundo libre. Cuando Benja era chico arrancábamos la semana, esperando el viernes, era cuando comenzaba nuestro ritual del fin de semana, en ese entonces yo trabajaba de lunes a viernes, esas eran nuestras noches, donde se pedía empanadas y helado, y nos quedábamos hasta tarde con los jueguitos o viendo películas infantiles.

A medida que fue pasando el tiempo, íbamos cambiando los hábitos, pero siempre teníamos nuestro momento, charlamos mucho, compartimos y decidimos muchas cosas, juntos.

Nunca tuvimos una rutina fuera de nuestras obligaciones, somos muy desorganizados, podemos almorzar a las 16 como cenar a las 19 o a las 24, en cualquier lado de la casa, y si tenemos el tiempo, somos como los Boy Scout, siempre estamos listos para cualquier invitación (risas). Donde sea o para lo que sea.

Juntos o separados, somos iguales. Nuestra casa, siempre fue la casa del pueblo, nos encanta invitar gente, y que se sientan cómodos. Este año, si bien nosotros (el personal de salud) nos estamos preparando desde enero para todo lo que suponíamos que iba a llegar, en marzo nos encontramos viviendo una película de ciencia ficción, esas del futuro, que las ves hasta ridículas, que te parecen imaginables.

Benja vino de La Plata el jueves 12 de marzo por el cumpleaños de 15 de mi sobrina, fue ahí cuando se decretó la cuarentena. No volvió a irse, obvio que tampoco existió tal evento. A partir de ese día, por razones personales, comenzamos a cumplir con la cuarentena a rajatabla, Benja solo en casa y yo extremando cuidados, el pasar de mil actividades, prácticamente a estar en reposo, yo agregando toda la higiene y más de la que pedía el protocolo.

Llegar al Pintos era y es, como insertarse en esa película trágica, que no sabes cuándo va a terminar, ni siquiera si ya estamos en el desenlace o aún vamos por el comienzo, estuvimos los tres primeros meses sin tener contacto con nadie, solo cadetes que nos dejaban los pedidos en la puerta, aún estoy un poco fóbica y me cuesta ir al súper. En mis trabajos es diferente, estoy todo el tiempo como para ir a Marte, en el súper podría ocasionar pánico o risas (risas).

"El personal de salud no teme a la enfermedad"

-¿Cómo te impactó el hecho de una propagación de un virus tan fuerte y cuando te advirtieron que tenías que trabajar más horas arriesgando tu salud?. Pensaste en tu hijo, me imagino.

-Nos empezamos a preparar en enero, pero en ese entonces no creíamos que fuera a llegar, cuando empezamos a leer, e informarnos, veíamos que los protocolos cambiaban a diario, de la forma en la que el virus mutaba, las formas de contagio y ciertos resultados, creo que comenzamos a entrar en pánico, no por nosotros, el personal de salud no teme a la enfermedad, teme tener que atender un ser querido, cada paciente que ingresaba lo comenzamos a atender como si fuera Covid-19. Es por eso que estamos tan agotados. Hemos sufrido una desestabilidad emocional tan importante, que yo diría que nos ha llevado a un desequilibrio psicológico, pasamos del llanto a la violencia por así decirlo, casi que no tenemos paciencia, no podemos pensar, sufrimos de lagunas, nos olvidamos de todo, es muy poco lo que nuestras mentes pueden retener, hasta tenemos horrores de ortografía, es raro, ¿no? Conclusión: no somos los mismos que éramos en marzo.

-¿Cuando tuviste el primer caso de Coronavirus cerca que te pasó por la mente?. Tenes contacto a diario con el virus.

-Lo tengo seguido, lo tenemos seguido, no nos olvidemos que existen los asintomáticos, es por eso que insistimos con el uso del tapabocas, la distancia, la higiene de manos y demás, en este momento te lo podes encontrar en cualquier lado. Tenemos que cuidarnos siempre.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

AD10S

El día que Diego Maradona revolucionó a una estación de servicio

28/11/2020

Continúa el dolor mundial ante el fallecimiento de Diego Armando Maradona. Todavía resuenan las emociones la vez que el "barrilete cósmico" bajó del micro que trasladaba al plantel del Club de Gimnasia y Esgrima La Plata, en la operadora Shell de la localidad de Las Armas a pocos kilómetros de Mar del Plata, donde ingresó a cargar gasoil. leer mas

EFEMÉRIDES

28/11/2020

EFEMÉRIDES

EFEMÉRIDES

Pasó en Azul un 28 de noviembre

EL FALLO SE ANUNCIÓ HOY VIERNES

27/11/2020

EL FALLO SE ANUNCIÓ HOY VIERNES

EL FALLO SE ANUNCIÓ HOY VIERNES. Violencia de género: cinco años de prisión para un empleado municipal

PANDEMIA

CONVOCATORIA

27/11/2020

CONVOCATORIA

La Provincia de Buenos Aires relanza su Catálogo Turístico y Cultural

CAMINANDO LA SÉPTIMA SECCIÓN

Noticias Municipales

26/11/2020

Noticias Municipales

Noticias Municipales

La provincia de Buenos Aires relanza su Catálogo Turístico y Cultural