EL HECHO OCURRIÓ EN AZUL EN NOVIEMBRE DE 2018

EL HECHO OCURRIÓ EN AZUL EN NOVIEMBRE DE 2018

Conoció a una menor por Facebook, la citó con la excusa de regalarle un teléfono celular y la violó

El imputado fue detenido ayer y hoy será llevado a Tribunales para ser indagado. De acuerdo con las pruebas reunidas en la investigación penal que por el caso se instruye desde una Fiscalía local, la adolescente que figura como víctima tenía 16 años cuando el encausado abusó sexualmente de ella en un descampado cercano al Arroyo Azul.

5 de junio de 2020

La investigación penal que se está llevando adelante por este caso de abuso sexual señala que el joven que ayer fue detenido en Azul había conocido a la víctima de este hecho, que es menor de edad, a través de Facebook.

En esas actuaciones también se indica que por medio de la red social, cuando comenzaron a charlar, él le dijo a la adolescente que iba a regalarle un teléfono celular, más allá de que ella se lo pidió prestado hasta que su mamá tuviera dinero para comprarle uno.

Con esa excusa, en horas de la tarde del 29 de noviembre de 2018 ambos se encontraron en una plaza de esta ciudad. E inmediatamente después, los dos se fueron en una moto que el acusado conducía, vehículo en el que llegaron hasta un sector cercano a la Unidad 7, con bajada hacia el Arroyo Azul.

En ese lugar el ahora detenido violó a la menor en dos oportunidades, según la chica después declararía en sede judicial y -además- así lo indican diferentes pruebas incorporadas al sumario penal que se está sustanciando.

De 24 años de edad, el imputado fue arrestado ayer en la vía pública por efectivos de la DDI Azul.

La medida cautelar se llevó a cabo contando con una orden firmada por Juan José Suárez, el titular del Juzgado de Garantías número 3 con asiento en Tribunales.

Identificado por voceros allegados a la causa como Nicolás Osvaldo Giammátolo, el ahora detenido está acusado de los delitos de abuso sexual agravado por haberse cometido con acceso carnal (dos hechos en concurso real de acciones).

Desde la UFI 13 que está a su cargo, el fiscal Adrián Peiretti había sido quien solicitó para el azuleño la medida cautelar que la Policía hizo efectiva en horas de la tarde de ayer.

Voceros judiciales señalaron que la menor que figura como víctima tenía 16 años cuando fue abusada.

Su testimonio es considerado en esta investigación penal como uno de los elementos fundamentales para señalar al ahora detenido como el mismo sujeto que la violó.

Luego de que su mamá denunciara en la Comisaría de la Mujer y la Familia lo sucedido, al declarar en sede judicial la chica "refirió detalle de los hechos oportunamente denunciados" y "describió en forma circunstanciada el modo en que fue abusada en las dos oportunidades por Giammátolo, con un espacio de 20 minutos aproximadamente entre una y otra vez". Además, "referenció el lugar en que se sitúan los hechos, el modo en que fue trasladada contra su voluntad y la forma en que fue accedida... contra su voluntad expresa", se indicó en la resolución que dispuso ayer la detención del acusado.

Esas comunicaciones en Facebook que ambos mantenían, desde aproximadamente unos dos meses antes a que la menor fuera abusada sexualmente, también constan como otro elemento de prueba en la causa iniciada por este caso de abuso sexual.

A través de esos contactos en la red social, "Giammátolo logró generar la confianza necesaria para captarla; y a posteriori realizar su cometido", se indica también en el fallo firmado por el juez de Garantías Suárez.

Engañada y violada

Aquel ya referido 29 de noviembre de 2018, los hechos que están siendo materia de esta investigación penal fueron situados como sucedidos entre las 18.30 y las 20.30 horas.

Según lo indicado en la causa, Gimmátolo trasladó a la menor en su motocicleta de 110 cc hacia un descampado que está ubicado "detrás de la unidad carcelaria número 7".

Instantes antes, se habían encontrado en una plaza, lugar desde donde luego el detenido ayer, en el vehículo que conducía, llevó a la menor hacia ese sector de la ciudad en el que después terminaría abusando de ella.

Ambos llegaron hasta un puente de cemento "ubicado en un descampado, en la margen del Arroyo Azul", el lugar donde aquella tarde del día ya mencionado la menor fue violada en dos oportunidades por el imputado.

La segunda vez en que eso sucedió, luego de que habían transcurrido unos veinte minutos aproximadamente de que la sometiera sexualmente por primera vez, se menciona que Giammátolo se valió del "estado de conmoción y situación de mayor vulnerabilidad de la víctima" para abusar nuevamente de ella.

Durante toda esa traumática situación -según se comprobaría después, una vez que recibiera atención médica- la adolescente resultó también con algunas lesiones.

Al día siguiente de ocurrido el hecho fue la madre de la menor quien denunció lo sucedido en sede policial, iniciándose así la investigación penal que ahora lo tiene al presunto violador detenido.

En esa presentación que hiciera en la Comisaría de la Mujer y la Familia, contó que tenía conocimiento que desde semanas atrás a que el hecho ocurriera su hija estaba manteniendo contactos virtuales a través de Facebook con Giammátolo, que figuraba en la red social como "Nico Zárate".

También dijo que sabía que el imputado le dijo a su hija que tenía intenciones de regalarle un teléfono celular; aunque la menor le respondió que quería comprárselo o, en todo caso, que se lo prestara hasta que su mamá tuviera el dinero para obsequiarle uno.

El día en que fue abusada, la adolescente le refirió a su mamá que se iba a la casa de una amiga. Y al día siguiente, la menor fue al hospital acompañada por esa chica, que fue a la primera que le contó lo que le había pasado.

Su madre se enteró del verdadero motivo por el que había concurrido al centro asistencial una vez que una médica la llamó para informarle sobre lo sucedido con la menor la tarde del día anterior, teniendo en cuenta para eso los estudios que a la víctima le realizaron en el efector de salud.

Fuentes allegadas a la investigación penal señalaron que no bien el caso fuera denunciado también había sido solicitada la detención del imputado, un pedido que en ese entonces no prosperó.

Diferente fue lo que sucedió ahora, al haber dado lugar el Juez de Garantías que también entiende en esta investigación penal al dictado de la medida cautelar, contando para eso con más pruebas que comprometen seriamente la situación procesal del encausado.

En ese contexto y como otro indicio de cargo, en la resolución se hace mención a un cotejo de ADN de restos de esperma que fueron hallados en la ropa interior de la menor abusada.

Ese estudio concluye que "no es posible excluir a Giammátolo Nicolás Osvaldo como posible generador del material genético" que fuera analizado.

EL DATO

Hasta anoche el acusado de este caso de abuso sexual permanecía privado de la libertad en la sede de la DDI Azul. Para la mañana de hoy había sido previsto su traslado a Tribunales para ser indagado. En la misma resolución que dispuso su detención, el juez de Garantías Suárez ordenó que, una vez que se consiga cupo, el joven sea remitido a una alcaidía del SPB de la zona.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.