LO CONFIRMÓ LA CÁMARA PENAL

LO CONFIRMÓ LA CÁMARA PENAL

Irán a juicio los tres acusados de balear a un carnicero durante un intento de robo

Investigados por varios hechos sucedidos en comercios de Azul y ciudades de la zona, en el mismo debate también serán juzgados por un intento de robo en un lavadero de autos que está en Bolívar. Ambos ilícitos se registraron el pasado 9 de septiembre. Los imputados, uno de ellos azuleño, están presos. Al día siguiente de ocurridos esos episodios delictivos fueron arrestados en la zona de la Costanera, luego de una persecución policial.

22 de julio de 2020

Investigados por varios asaltos y un intento de robo a mano armada que en septiembre pasado ocurrieron en diferentes comercios de esta ciudad, un azuleño y dos jóvenes oriundos de Bahía Blanca serán juzgados por uno de esos hechos.

Así quedó establecido después de que la Cámara Penal de Azul confirmara días atrás la elevación a juicio del sumario relacionado con un intento de robo donde un carnicero había sido baleado, informaron ayer a EL TIEMPO fuentes judiciales.

Aquel ilícito se había registrado el 9 de septiembre del año pasado, un día antes a que los tres imputados fueran aprehendidos en la zona de la Costanera, luego de una persecución policial.

Además de ratificar la elevación a juicio de la causa penal que actualmente tiene a los acusados presos en diferentes unidades carcelarias bonaerenses, desde el máximo Tribunal de Alzada departamental se confirmó en esa misma resolución que el azuleño y los dos jóvenes de Bahía Blanca serán juzgados por otro ilícito. También, en el marco de ese debate que deberá realizarse en una fecha que todavía no está determinada.

Concretamente, se trata de otro intento de robo. Tuvo como escenario un lavadero de autos que está en la ciudad de Bolívar y se produjo ese mismo lunes 9 de septiembre en que, horas más tarde, el carnicero fuera baleado durante el ilícito ocurrido en Azul.

Los imputados que tienen estos hechos, quienes se encuentran privados de la libertad desde el 10 de septiembre del año anterior, habían sido identificados como Pablo Andrés Gómez, un chofer nacido en Azul que tiene 41 años de edad, Lucas Damián Cao (27) y Braian Andrés Cabrera (25).

Los dos jóvenes mencionados, ambos albañiles, figuran con respectivos domicilios en Bahía Blanca.

Estaban parando en un hotel de Azul cuando en septiembre del año pasado resultaron aprehendidos, después de que -supuestamente- habían venido a trabajar a esta ciudad.

Con prisiones preventivas por esos dos hechos que ahora se confirmó que serán materia de un futuro juicio, Gómez se encuentra actualmente en la Unidad 7 de Azul; Cabrera está en la Unidad 2 de Sierra Chica y Cao en la Unidad 19, la cárcel con sede en el Partido de Saavedra, en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires.

En junio pasado el magistrado Juan José Suárez -a cargo del Juzgado de Garantías número 3- había dado lugar a la requisitoria Fiscal solicitando la elevación a juicio de la causa penal relacionada con el intento de robo al carnicero y por el hecho ocurrido en el lavadero que está en Bolívar.

Días atrás, desde la Cámara Penal de Azul, fueron los jueces Damián Cini y Carlos Pagliere (h) quienes ratificaron aquella decisión del Juez de Garantías, al rechazar por "improcedente" un recurso de apelación que la defensora Oficial Adriana Hernández había presentado a favor de Gómez, en busca de revertir lo que fuera ordenado el mes anterior en aquella primera instancia y, al mismo tiempo, solicitando -sin que tampoco prosperara, al igual que sucedió con los demás coimputados- el sobreseimiento de su representado. Ni en esta investigación penal ni en aquella otra relacionada con el intento de robo en el lavadero de la ciudad de Bolívar.

Respectivamente, a escala penal esos dos hechos son considerados configurativos de los delitos de robo triplemente calificado, en poblado y en banda, por el uso de arma de fuego y por las lesiones sufridas, en grado de tentativa; y robo doblemente calificado, en poblado y en banda, por el uso de arma de fuego, cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada, en grado de tentativa.

Por esos ilícitos Gómez, Cabrera y Cao serán juzgados en ese fututo debate cuya realización ahora fue ratificada desde el máximo Tribunal de Alzada departamental con asiento en el tercer piso del Palacio de Justicia local.

Un carnicero que fue baleado

José Antonio Ciappina, un carnicero de 72 años de edad, se había convertido en la víctima de ese violento intento de robo que -el ya mencionado 9 de septiembre del año pasado- se produjo minutos después de la hora 20 en el comercio de su propiedad, situado en una de las esquinas de las calles Necochea y Bogliano de Azul.

De lo investigado hasta el momento se presume que los dos sujetos que ingresaron armados a su carnicería fueron Cabrera y Cao. También, que mientras eso sucedía Gómez los aguardaba en las inmediaciones del negocio en un Citroën C3.

En ese auto se trasladaban por la zona de la Costanera los tres acusados cuando, al día siguiente del intento de robo en la carnicería de Ciappina, resultaron aprehendidos.

También había sido arrestada en aquel procedimiento la pareja de uno de los albañiles, aunque tiempo después esa mujer fue desvinculada de esta investigación penal y recuperó la libertad por "falta de mérito".

Aquella decisión había sido dispuesta por el juez de Garantías Suárez, en la misma resolución donde dictó las prisiones preventivas por este intento de robo en la carnicería para el azuleño y los dos bahienses que fueran arrestados aquel ya referido 10 de septiembre del año pasado sobre la Avenida Cacique Catriel. Los mismos que ahora, tras la confirmación de la Cámara Penal, tendrán que ser juzgados por lo que fuera este episodio delictivo.

Antes de darse a la fuga sin llegar a robarle nada, cuando los delincuentes le apuntaron a Ciappina con las armas de fuego que portaban el carnicero se resistió al hecho y le arrojó una cuchilla a ese sujeto que lo amenazaba.

En esas circunstancias, recibió un disparo que le produjo una lesión en la zona de los glúteos, situación que obligó a que aquella misma noche en que se convirtiera en víctima de este intento de robo tuviera que ser trasladado al Hospital Pintos para que fuera asistido.

En Bolívar

El 9 de septiembre del año pasado, pero horas antes a que el carnicero resultara baleado en Azul, aquel otro intento de robo por el que también serán juzgados Gómez, Cabrera y Cao había sucedido en la ciudad de Bolívar.

Un lavadero de autos fue el lugar al que ese día lunes, en horas de la tarde, ingresaron dos sujetos que estaban armados, resultando víctimas de lo sucedido el propietario del comercio, llamado Franco Larraburu, y su pareja, Agustina Villarreal, según se menciona en la resolución de la Cámara Penal de Azul.

Uno de los autores de aquel hecho se acercó hasta el dueño del local, le apuntó en la cabeza con el arma de fuego que portaba y lo hizo tirar al piso.

El otro ladrón, en tanto, al ver a la mujer en el lavadero, en aquel entonces le hizo señas para que no gritara, al mismo tiempo que se levantó la ropa y le mostró que también estaba armado.

Pero después los delincuentes huyeron sin llevar a cabo desapoderamiento ilegítimo alguno en ese comercio al que instantes antes habían ingresado portando las armas de fuego.

En la resolución que confirmó la elevación a juicio de la causa relacionada con ese hecho en el lavadero se menciona que, en la previa al intento de robo en la carnicería de Azul, un indicio de prueba señala que los imputados cometieron ese otro ilícito en Bolívar "bajo el mismo 'modus operandi'".

En ese contexto, la distribución de roles ubicaba a Gómez -el azuleño imputado- conduciendo el Citroën C3 en el que, en las inmediaciones del lavadero, habría estado aguardando el desenlace del ilícito que, al parecer, llevaban a cabo los demás imputados.

A los tres acusados había sido posible ligarlos a la presunta comisión de aquel intento de robo en Bolívar a través de registros de cámaras de seguridad pertenecientes al Centro de Monitoreo de la Municipalidad. Filmaciones en las cuales se observaba el auto que al día siguiente sería incautado en Azul, cuando los encausados fueron arrestados en la zona de la Costanera, luego de aquella persecución policial registrada poco antes del mediodía del ya mencionado 10 de septiembre pasado.

EL DATO

La mujer que también iba en el auto y resultó aprehendida tras aquella persecución que finalizó en la Avenida Cacique Catriel se llama Luciana Soledad Farina. Pareja de uno de los albañiles, actualmente pesa sobre ella -luego de que recuperara la libertad por "falta de mérito" en octubre pasado- un pedido de "averiguación de paradero" emanado desde el Juzgado de Garantías número 3. Esa decisión obedeció a que no se la pudo ubicar para notificarla de la requisitoria de elevación a juicio que, por el intento de robo al carnicero en Azul, había formulado el fiscal que instruyó ese sumario: David Carballo, el titular de la UFI 2. "Una vez que se la encuentre se deberá resolver sobre su situación", explicó ayer a EL TIEMPO un vocero judicial.

El Citroën C3, la pista principal

Para cuando estas investigaciones penales se llevaban adelante, el Citroën C3 en el que se trasladaban Pablo Andrés Gómez, Lucas Damián Cao y Braian Andrés Cabrera aquel 10 de septiembre pasado, en ocasión de que fueran arrestados luego de esa persecución que finalizó sobre la Avenida Cacique Catriel, aparecía como el hilo conductor para esclarecer diferentes robos que durante ese mes sucedieron en varios comercios. Concretamente, en un local de venta de comidas y en una carnicería de Azul. Y también, en otra que está en Tapalqué.

Por aquellos hechos Gómez, Cao y Cabrera también figuran investigados a través de las tramitaciones de más causas penales.

La seguidilla de asaltos e intentos de robo a comercios en Azul había comenzado en un "parripollo" que estaba situado en Burgos y Guido Spano, mismo espacio donde ahora hay una pizzería.

Los hermanos propietarios de ese negocio -uno de ellos una mujer llamada Florencia Angelini- habían sido asaltados a mano armada en horas de la noche del miércoles 4 de septiembre.

Tres días más tarde, una carnicería que está situada en cercanías al Hospital Pintos, en una de las esquinas de Amado Diab y Alvear, también fue escenario de un robo.

El hecho incluyó que los hermanos propietarios del negocio -llamados Carlos Fabián y Hugo Luis Castiglione, a quienes durante aquel ilícito que los tuvo como víctimas los despojaron de una importante suma de dinero- fueran amenazados de muerte por los ladrones, tras sorprender a ambos cuando ese sábado, poco antes de las 22, se disponían a cerrar el local.

El otro ilícito, donde también figuraron como sospechados el azuleño y los bahienses que están presos, había sucedido en Tapalqué en horas de la mañana del 5 de septiembre del año pasado.

Aquel día, al menos dos sujetos que estaban armados ingresaron con fines de robo a una carnicería y convirtieron en víctima de aquel episodio delictivo, a través del cual le sustrajeron plata y un teléfono celular, a un comerciante llamado Marcos Gustavo Mora.

A ese carnicero los ladrones dejaron atado con precintos y encerrado en un baño, antes de huir con lo robado.

A modo de denominador común, las investigaciones iniciadas por aquellos dos robos ocurridos en los comercios de Azul y por el sucedido en Tapalqué sirvieron para ubicar, también a través de filmaciones de cámaras de seguridad instaladas en cercanías de esos negocios, a un auto similar a aquel Citroën C3 en el que se trasladaban los imputados cuando fueron arrestados en la zona de la Costanera el 10 de septiembre pasado.

Después se pudo determinar que ese vehículo figuraba con pedido activo de secuestro, ya que un mes antes se lo habían robado en Bahía Blanca a un comerciante.

Si llegaste hasta acá es porque buscás historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.



Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

BOMBEROS DE AZUL

Siguen trabajando para combatir un incendio

20/09/2020

Una dotación del Destacamento Bomberos local continuaba trabajando hasta esta hora para sofocar un incendio que durante la tarde de este domingo se declaró en un basural a cielo abierto ubicado en inmediaciones del predio "EcoAzul", en cercanías a la Ruta Nacional número 3. leer mas