LA CAUSA QUE SE INSTRUYÓ YA FUE ELEVADA A JUICIO

LA CAUSA QUE SE INSTRUYÓ YA FUE ELEVADA A JUICIO

Prisión preventiva para el hombre que tuvo cautivo al empleado de un kiosco

Por ese hecho, sucedido el pasado 3 de abril en un negocio del centro, el encausado continúa siendo considerado el probable autor del delito de "privación ilegal de la libertad agravada". Había sido arrestado aquel mismo día en que protagonizó este llamativo incidente, luego de que al local ingresara armado con un cuchillo y minutos más tarde decidiera deponer su actitud para entregarse a la Policía.

19 de mayo de 2024

La detención del hombre que a principios del mes pasado mantuvo cautivo en el interior de un kiosco a un empleado de ese local, que está situado en la zona céntrica de Azul, fue convertida en prisión preventiva.

Tal lo que EL TIEMPO informara, durante la comisión de aquel hecho el imputado había utilizado un arma blanca con la que amenazó de muerte en varias ocasiones a la víctima, todo lo cual sucedió en la previa a que personal policial lo arrestara.

Identificado como Jonathan Daniel Dupuy y de 33 años de edad, la medida cautelar para ese azuleño fue ordenada desde el Juzgado de Garantías 1 por el magistrado Federico Barberena, durante una audiencia desarrollada días atrás en los tribunales de Azul.

En abril pasado, el sumario penal iniciado por lo sucedido había comenzado a instruirse desde la UFI 2 que está a cargo del fiscal David Carballo. Y posteriormente, al ser declarado dicho proceso como "de flagrancia", esas actuaciones quedaron radicadas en la UFI 9 que conduce la fiscal Laura Margaretic,

En ese contexto se realizó la referida audiencia que se tradujo en el dictado de la prisión preventiva para Dupuy, quien permanece privado de la libertad en la Unidad 2 -una de las cárceles que está en Sierra Chica- y se aguarda todavía por un cupo desde el SPB para que lo trasladen a la Unidad 7 de Azul.

A través de lo ordenado por el Juez de Garantías, al mismo tiempo, había sido rechazado un pedido de morigeración de prisión para el investigado, solicitud que durante el transcurso de la referida audiencia formulara el abogado que lo patrocina en esta causa: Pedro De Luca.

Analizando las características del hecho que su cliente protagonizara, el Defensor Particular -pero sin que tampoco prosperara- había solicitado también un cambio de calificación de la causa penal, para que al azuleño al que patrocina le atribuyan un delito menos grave. Y además, pidió que lo declaren inimputable, tras argumentar que Dupuy padece una adicción al "consumo de sustancias".

Dicha circunstancia -sostuvo De Luca en la audiencia- cabía como "la única explicación" posible a la insólita conducta que su defendido desarrollara durante las primeras horas del pasado 3 de abril, cuando cometiera este hecho en un kiosco situado sobre una de las esquinas de las calles Yrigoyen y Moreno.

Teniendo en cuenta lo decidido por el magistrado garante en esa audiencia, desarrollada el pasado día 7 del corriente mes, mientras sigue privado de la libertad Jonathan Daniel Dupuy -que registra antecedentes penales computables- continúa siendo considerado autor del delito de privación ilegal de la libertad agravada.

El hecho

En las primeras horas del 3 de abril pasado se produjo el ilícito por el que Dupuy ahora está con prisión preventiva.

Aquel día miércoles, un procedimiento realizado por agentes del Comando de Patrullas de Azul había finalizado con su aprehensión en ese kiosco donde instantes antes convirtió en víctima de lo sucedido a un joven que atendía el local.

A través de lo investigado pudo determinarse que el acusado, en un principio, ingresó a ese comercio situado en la Galería Piazza a buscar un cigarrillo. También, que se fue y que minutos más tarde regresó para cometer el ilícito que le siguen imputando.

Evidenciando un agresivo accionar, una vez que volvió al kiosco amenazó en reiteradas ocasiones con un cuchillo que portaba al joven, a quien mantuvo cautivo en el interior del local por alrededor de unos quince minutos.

"Loco, vení para acá porque te pincho. Quedate tranquilo y hacé lo que te digo... trabá las puertas del kiosco, no te vas a ir de acá, dale gil", se mencionaba en las actuaciones penales que Dupuy le expresó a la víctima, para lo cual le exhibía el arma blanca con fines intimidatorios.

El joven empleado pudo accionar un botón antipánico, por lo que la Policía inmediatamente tomó conocimiento de lo que estaba pasando.

De esa manera, instantes después de que el hombre que sigue preso ingresara al comercio para cometer este ilícito, hasta ese kiosco llegaron varios móviles con efectivos de seguridad para intervenir en la situación.

Desde las afueras del local, los agentes observaron la escena que minutos más tarde, cuando decidió entregarse, derivó en la aprehensión de Dupuy, sin que durante lo sucedido ese joven al que mantuvo cautivo sufriera lesión alguna.

En un principio, a pesar de que le era ordenado que depusiera su actitud, el agresor no hacía caso a lo que los policías le decían, ante quienes se mostraba de manera desafiante y también los amenazaba.

Además, desde el interior del kiosco había obligado al empleado a que se cerrara la puerta con llave y a que bajara las cortinas de las vidrieras.

Pero alrededor de quince minutos después de que ingresara al local para cometer este hecho, Dupuy decidió entregarse, por lo que la puerta del negocio se abrió, el empleado al que mantenía cautivo salió caminando e inmediatamente los policías entraron al kiosco para reducirlo, esposarlo y trasladarlo en calidad de aprehendido a la sede de la Seccional Primera local.

Según había podido determinarse también, una vez que ingresó armado con el cuchillo al local Dupuy no evidenció en ningún momento actitud alguna que pudiera relacionarse con intenciones de cometer un robo.

De esa manera, las características que tuvo aquel hecho derivaron en que desde un principio quedara definido a escala penal por esa ya mencionada figura de "privación ilegal de la libertad agravada".

Estando dentro del kiosco, en momentos que tenía encerrado al empleado, el propio acusado le ordenó que utilizara su teléfono celular para llamar al 911.

"Ya está. Andá, abrí la puerta, perdí", le dijo también Dupuy al joven al que mantenía cautivo una vez que decidió entregarse, para lo cual dejó ese cuchillo que portaba arriba de un mostrador, arma blanca que los policías recogieron al mismo tiempo que se hacía efectivo su arresto.

El dato

Además de que se ordenara la prisión preventiva para Jonathan Daniel Dupuy, con la instrucción del sumario penal que lo involucra ya finalizada el Juez de Garantías dio lugar a otro de los pedidos que había sido formulado por el representante del Ministerio Público Fiscal en la audiencia del pasado 7 de mayo: la elevación a juicio de estas actuaciones. Teniendo en cuenta el tipo de delito investigado, ese futuro proceso de enjuiciamiento al acusado de esta "privación ilegal de la libertad agravada" se desarrollará desde un juzgado Correccional.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Locales

14/06/2024

Locales

Locales

Reunión con el Centro de Estudiantes de la Escuela Agraria

TECNO

14/06/2024

TECNO

TECNO

Cinco apps que deberías conocer

Qué apps instalar en tu celular según las recomendaciones de Google. Cuáles son las que recomienda instalar en los celulares.

AUTOMOVILISMO

14/06/2024

AUTOMOVILISMO

AUTOMOVILISMO . Autos clásicos y antiguos tendrán su tercera competencia del 2024

deportes

deportes

14/06/2024

deportes

deportes

Se acerca el Torneo Regional de Atletismo

FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO

14/06/2024

FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO

FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO . Condenado nuevamente por violencia de género

EN PLENO CRECIMIENTO

HELADERA SOLIDARIA

14/06/2024

HELADERA SOLIDARIA

HELADERA SOLIDARIA

Apoyo comunitario urgente para la Asociación de Árbitros Azuleños en su labor solidaria

Germán Castro y Raúl Piazza dialogaron con este diario sobre la iniciativa que comenzaron en pandemia: cocinar para las familias más vulneradas. Resulta que actualmente la situación se complicó, lo cual los obliga a pedir ayuda a la comunidad.