SU FALLECIMIENTO, MARIA CELIA GARAT

SU FALLECIMIENTO, MARIA CELIA GARAT

A nuestra Keya, allí donde esté

6 de mayo de 2021

Si es cierto lo que sostienen los griegos que son tres las vidas: la terrena, la del más allá, y la de la fama, podemos decir que la Keya está arremetiendo con la dos últimas.

Como un estampido empezó el repique: Se murió la Keya, como un murmullo que crecía y se multiplicaba. Por eso, porque siento que empezó otros caminos, es que una vez más, le pido prestado a Mario Benedetti, sólo unos versos de su poesía:

"No te rindas, aún estás a tiempo/ De alcanzar y comenzar de nuevo,/ aceptar tus sombras./ Enterrar tus miedos./ Liberar el lastre. Retomar el vuelo./ Porque cada día es un comienzo nuevo

Porque esta es la hora/ Y el mejor momento/ Porque no estás solo, porque yo te quiero".

Somos tantos los que la queremos, así, en presente. Su partida removió las cenizas y las transformó en llamaradas. Por casi veinte años unimos nuestras vidas en un proyecto que amamos, que fue la Escuela de Estética. Como maestra de plástica primero, como vice después, como compañera siempre. Repito que es imposible pensar en el desarrollo de ese proyecto educativo sin su presencia. Su estética, y porque no, su ética, impregnó todo el hacer. Un hacer callado. Comprendí cabalmente esto al buscar una foto que ilustrara el texto. Casi no hay fotos de Keya en los álbumes de mi casa.

Sólo estas, en Cuba, en el Congreso de Educación artística en La Habana, 1995. ¡¿Cómo puede ser que haya sólo 2 o 3 fotos?!.

Ausencia relativa.

Las paredes de mi casa hablan en cada habitación de ella. Así miro cada día el recuerdo que con tanta dedicación preparara como regalo para el cumpleaños N° 10 de la escuela, el de los 20 años, los afiches de los Encuentros Corales, las tarjetas de fin de año, y podría seguir mencionando objetos que son mi compañía diaria. Una humildad que la relegaba de los lugares de exposición, para tejer la trama que sostenía todos y cada uno de los hechos que se produjeron en el camino, desde la remodelación de la escuela, hasta la impronta en las exposiciones, o el asesoramiento a los docentes, o la formación en lo pibes. Firmeza en sus criterios, solidaridad sin límites, compromiso absoluto.

Concebimos a la educación como una tarea trascendente, así lo sentíamos, sabíamos lo que queríamos y lo queríamos con pasión. Por eso, recuerdo su risa, cuando tantas veces sacábamos el pañuelo, porque llorábamos de risa. Después estaba su decir: No sigas que me hacés llorar, momentos en que la emoción nos invadía. Cada acto de egresados era un uno de esos momentos, en que reíamos y llorábamos abrazándonos con los pibes, tan fuerte!. Y con los padres. Cuatro pilares sostuvieron este andamiaje, los docentes y auxiliares, los pibes/as, los padres, la comunidad.

Juntas aprendimos lo que significa tener una cooperadora fuerte. La tuvimos y me parece escuchar la voz de los distintos presidentes ante mis propuestas: Bueno...veremos qué dice la Keya.

Y el proceso era casi siempre así: llegaban los maestros a mostrar lo realizado por los chicos y chicas o nos buscaban para ir al aula. Sorpresa, admiración que nos emocionaba, lo tenemos que mostrar, no puede quedar acá!. Decíamos, y así surgió la revista literaria, como uno de los tantos ejemplos: el nombre...lo propuso Keya y lleva su sello: "Guiso e lengua". Lo mismo con la música, y si lo grabamos? También fue ella la que sugirió el nombre: "El garabato".

Por años, nuestros actos tuvieron un inmenso cartel que elaboró en horas de horas hasta la madrugada. En un enorme papel madera estampó: Estamos construyendo un presente feliz. Si, trabajábamos en el día a día, con una visión de largo plazo, y el futuro lo construiría cada uno, cuando el bagaje recibido se convirtiera en experiencia valiosa de vida.

Gracias Keya, maestra de maestros, maestra de vida, compañera de todos los que tuvimos la dicha de amarte, en las buenas y en las malas, siempre.

Andarás por esos mundos con tu bolsita de recuerdos, de cueros, hilitos, colores, piedritas, cáscaras, pinceles, arcilla y tu capacidad de amar a manos llenas. Dice Silvio Rodríguez que sólo el amor convierte en milagro el barro. ¿Te habrá conocido?

Impulsada al mundo de los justos y los sabios, lugar que te pertenece ya para siempre, por el sentir de tantos que te piensan cada día.

Bien vale para cerrar, de lo tanto que podría seguir diciendo, la despedida que Miguel Hernández escribe para su amigo del alma Ramón Sijé: "A las aladas almas de las rosas/Del almendro de nata te requiero/ Que tenemos que hablar de muchas cosas/ Compañero del alma, compañero.

Estela Cerone

EL DATO

María Celia falleció el pasado 28 de abril a los 79 años después de luchar contra una enfermedad terminal.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Noticias Municipales

24/06/2021

Noticias Municipales

Noticias Municipales

Curso sobre competencias digitales

AFIP

24/06/2021

AFIP

AFIP

Prórroga en el vencimiento del monotributo

Estaba previsto para este viernes, pero si dejaban ese día vigente había que pagar con 33% de aumento. Como el gobierno decidió dar marcha atrás con esa medida estiró los plazos a la espera de que Diputados sancione una ley para poder aplicarla.

SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y SANITARIA

23/06/2021

SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y SANITARIA

SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y SANITARIA. En el Ejecutivo local esperan una respuesta de Provincia acerca de por qué el Partido de Azul continúa en Fase 2

EFEMÉRIDES

Agropecuarias

22/06/2021

Agropecuarias

Carne: exportaciones hasta el 50% y siete cortes quedan en el país

Noticias Municipales

ESCENAS DE LA VIDA COTIDIANA

Codigo Perfil
Codigo Perfil
Codigo Perfil