LUCIANO DIORIO

LUCIANO DIORIO

"Darle a los jóvenes oportunidades es lo mejor que podamos hacer como sociedad"

Lo expresó el chillarense en diálogo con EL TIEMPO. Es el Director General de la empresa Hi- Tec que ofrece máquinas herramientas, manufactura, CNC, industria automotriz. Previo al puesto que ocupa, trabajó en varias empresas corporativas, una de éstas fue la que le propuso irse a vivir a México, donde está junto a su familia hace 11 años.

19 de noviembre de 2020

Por Laura Méndez de

la Redacción de EL TIEMPO

Luciano Diorio es contador público, recibido en la UNICEN en Tandil. Se fue de Chillar cuando tenía 18 años a emprender este viaje de incursionar en los números con muchas ganas de superarse. Sus padres, "laburantes", le dieron esa posibilidad de estudiar que Diorio marca constantemente en el transcurso de la nota. De hecho destaca a la educación como sinónimo de progreso.

Una vez recibido, se fue a Buenos Aires donde conoció a su novia y actual compañera y esposa Sofía. Vive en México hace 11 años, es director general de Hi Tec en la que gestionar un grupo de más de 16 empresas, con negocios en varios países de Latinoamérica y Europa como México, España, Alemania, Inglaterra, Colombia, Costa Rica, Ecuador y Panamá.

Tiene, con Sofía, dos hijos, Juan Bautista y Delfina, nacida en México y residen en el país azteca con el perro "Lolo" que se lo llevaron de Argentina.

Enumeró valores que se necesitan, según él, para lograr objetivos. Contó que atravesó por situaciones difíciles, es decir nada se le hizo fácil a este hombre que durante ese proceso de transformación a lo inesperado, aprendió muchísimo. Se define como curioso e insistente. Un representante de nuestro partido de Azul.

"Todos podemos romper límites y llegar a lugares impensados"

-¿A qué edad te fuiste de Azul y qué sueños te llevaste en la valija?

-Salí de Chillar a los 18 años, a vivir y estudiar en Tandil. Desde ese momento ya no regresé. En el año 97 empecé a estudiar Ciencias Económicas (Contador) en la UNICEN. Obviamente muchos sueños en la valija, incertidumbres, anhelos, ganas de aprender, crecer y superarme. Uno nunca sabe en ese momento donde terminará ni como será su vida, pero recuerdo que siempre, desde chico, creí que con actitud, responsabilidad, visón positiva y perseverancia, todos podemos romper limites y llegar a lugares impensados por muchos. A mi me tocó nacer en una familia donde no nos faltó nada, pero tampoco nos sobraba nada. Mis papas súper trabajadores y con muchísimo esfuerzo lograron que uno de sus hijos fuera a la universidad y se transformara en uno de los primeros graduados universitarios de una familia grande. A mi me gusta ponerme de ejemplo de que la educación genera prosperidad y bienestar en muchos sentidos. Estudiar y poder darle a los jóvenes oportunidades es lo mejor que podamos hacer como sociedad.

-Entonces, ¿te recibiste?

-Me recibí de contador público. Luego me dedique varios años a aprender ingles y perfeccionarme en temas de finanzas y administración.

-¿Recordas algún momento particular de tu vida que haya orientado a hacer lo que haces ahora?

-Hacer lo que hago ahora no se, no recuerdo. Si tengo muchos recuerdos de niño, donde tuve una influencia muy grande de una persona muy importante para mi, que justamente era contador público y por alguna razón siempre me gustaron los números y siempre decía de chico que yo también seria contador. Muy inocente de mí, creí que los contadores contaban y guardaban billetes (risas).

-¿Cuando te fuiste lo hiciste solo, hubo alguien que te tendiera una mano o te abriste paso solo?. Estás en México, ¿contame en principio cómo llegaste allá?

-He tenido mucha suerte en mi vida, ya que aparte del esfuerzo grande de mis padres, tuve mucho apoyo del papá de mi mejor amigo (hermano de la vida). Justamente estos días son muy tristes porque acaba de fallecer. El se llamó Julio Dinelli y fue quien me aconsejó, me ayudó para irme a vivir a Tandil y me dio mucha guía en esos momentos tempranos de mi vida. Después llegó el momento (ya recibido) a vivir a Buenos Aires. Eso fue en el año 2003. Me fui a probar suerte con una mano atrás y otra adelante (como se dice). Me habían ofrecido trabajo en una de las grandes firmas de auditoría. Para un contador soñador como yo, trabajar en una de las big four (como se las llama) era una gran oportunidad, pero también un gran desafío. Yo lo acepte sin dudarlo, pero sin saber mucho de lo que se me venia. Vivir en Buenos Aires no fue sencillo al principio. Recuerdo llegar a vivir a la casa de una prima (Déborah, que también me ayudó mucho en esa etapa) y estar con ella como 4 meses, hasta que llegó mi novia (Sofia, ahora mi esposa y compañera) y empezar una nueva etapa, buscando alquilar un pequeño departamento y empezar la aventura. Fueron años muy difíciles, donde vivíamos con lo justo, pero muy lindos por todas las cosas que aprendimos. Recuerdo las primeras noches en el departamento, sin muebles, durmiendo en un colchón en el suelo, esperando que llegara la mudanza desde Tandil con unas poquitas cosas que habíamos logrado comprar con Sofía.

Vivimos 7 años en Buenos Aires, en el transcurso de esos años nos casamos, nació nuestro primer hijo Bauti, pasamos por 3 casas diferentes, trabajos nuevos y mucho esfuerzo. Recuerdo que Sofía embarazada (también trabajando) y yo teniendo jornadas muy estresantes de trabajo, más de 15 horas, mucha presión, pero por suerte las cosas se iban acomodando y profesionalmente se podía ya vislumbrar un crecimiento. Tuve la suerte de tener grandes jefes de los cuales aprendí mucho también. Siempre fui muy curioso y bastante insistente. Siempre he creído que los límites sólo están ahí para que podamos derribarlos.

Ya en el año 2008 (año bisagra como pocos), nació Bauti, un mes antes había fallecido mi papá y 2 meses después recuerdo haber obtenido mi primer ascenso a una posición Gerencial en la empresa de ese momento (Grupo Assa).

Para completar en ese mismo año recibo la primera propuesta para irme a vivir fuera de Argentina. México era el destino que al parecer seria mi nueva casa. Recuerdo que en ese momento nuestro hijo solo tenia un par de meses y la decisión familiar fue decir que NO a esa propuesta, porque creímos que no era el momento adecuado.

Las cosas locas que tiene el destino, en el año 2009 mi jefe volvió a hacerme la misma propuesta. Me dijo que pensara bien, que las oportunidades hay que aprovecharlas y que el tren no suele pasar 2 veces. Siempre recuerdo esas palabras y la conversación muy seria que tuvimos con Sofía esa noche. Finalmente nos decidimos a tomar esa nueva aventura y en noviembre del año 2009 salimos (después de muchas despedidas y algunos llantos) con muchas valijas, un nene de 1 año, 1 perro (Lolo), dejando mucha familia, amigos y un departamento recién comprado en el que solo vivimos 9 meses.

La incertidumbre y las sensaciones de ese viaje aún las tengo muy presente. Llegar a un país que conoces poco, con costumbres distintas, con formas de trabajo diferentes, lejos de todo, sin amigos, sin familia, no es fácil, pero a la vez es tremendamente retador y fascinante.

Mi primer contrato fue por 2 años y siempre creímos que luego de ese tiempo regresaríamos a Buenos Aires (ya pasaron 11 años desde entonces).

Recién llegados a México, para hacer el arribo mas retador aun, el 31 de diciembre de ese año estando en Veracruz pasando año nuevo con unos amigos argentinos que recién habíamos conocidos, nos enteramos que venia en camino una nueva personita. Y en agosto 2010 nació Delfina (la mexicanita de la familia) que hoy ya tiene 10 años.

Luego de muchísimo aprendizaje y después de trabajar más de 8 años en Grupo Assa (4 en Argentina y 4 en México), me llegó el tiempo de tomar otra responsabilidad y otro nuevo desafío en otra empresa (Grupo Hitec). Acepté trabajar para una nueva industria que no conocía (máquinas herramientas, manufactura, CNC, industria automotriz, etc).

Creí que era el momento de aprender nuevas cosas, y a pesar de que algunas personas creían que estaba tomando la decisión equivocada, una vez mas avanzamos hacia algo desconocido (en ese instante) con la confianza y la determinación de hacer las cosas bien y disfrutar en el proceso.

Esto fue a mediados del año 2013 y pasé a tomar una posición en la Dirección Corporativa de Finanzas.

-Sos director de Grupo Hi Tec. ¿De qué se trata?

-Actualmente y desde el año 2015, soy el Director General de la empresa. Tengo la responsabilidad de gestionar un grupo de más de 16 empresas, con negocios en varios países de Latinoamérica y Europa (México, España, Alemania, Inglaterra, Colombia, Costa Rica, Ecuador y Panamá). Actualmente somos mas de 430 profesionales en el Grupo y distribuimos maquinas, damos servicios de ingeniería y automatización, refacciones, herramientas y también tenemos una empresa de leasing dentro del grupo para dar financiamientos a las maquinas que ofrecemos.

Representamos a marcas de Estados Unidos, Japón, China, Taiwan, Europa, entre otros países.

Tener relaciones y representar fabricantes de tantos países, además de tener oficinas en más de 7 países, hace que mi vida transcurra mucho tiempo arriba de un avión. Para que te des una idea, los últimos 3 años (no este por la pandemia por supuesto) he pasado más de 170 días por año fuera de México.

Es duro para mi familia y si no fuera por el apoyo y soporte de ellos, esto seria muy difícil. Por suerte todos hemos aprendido a vivir con esto y a tratar de valor mucho más los tiempos y los momentos que pasamos juntos. Es un trabajo muy estresante pero, al mismo tiempo, se disfruta tanto que hace que las cosas transcurran con más facilidad. Siempre he sido un apasionado del trabajo y soy un ferviente creyente que las cosas, cuando se disfrutan y se hacen con pasión, convierten a los trabajos en algo que deja de ser una rutina y se transforma en una forma de vivir. Hay una frase muy buena (no recuerdo quien la dijo)........"Elige un trabajo que disfrutes, y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida...".

"Por suerte las cosas ya van mejorando"

-¿Cómo es el mundo de la industria allá y cómo ha afectado al rubro la pandemia?

-La industria en México es un gran motor de la enorme economía del país. México es la segunda economía de Latinoamérica y la decimoquinta economía del mundo. Desde la creación del tratado de libre comercio de América del Norte (con EEUU y Canadá), una de las industrias que más se han desarrollado son la industria de automotriz y de autopartes. A finales del año 2019 México ocupaba el lugar Nª 6 como productor mundial de automóviles. En Grupo HITEC, muchas de las marcas de maquinas CNC y de Inyección de Plásticos que comercializamos, tienen como destinatarios final clientes que trabajan directamente con industria automotriz, aeroespacial, oil & gas, industria blanca, industria medica, entregó otras de las muchas industrias para las cuales nuestras maquinas pueden producir partes.

Este año 2020, como para la gran mayoría de las empresas, el COVID -19 nos ha afectado muchísimo. Casi dos meses y medios la mayoría de nuestros clientes estuvieron con sus fábricas cerradas, la economía se paralizó casi por completo, así que las afectaciones, a todos los niveles, han sido durísimas. Nosotros, en HITEC, hemos tomado muchas medidas para mantener a todas las empresas del grupo sanas, tratando de conservar las fuentes de trabajo de la mayoría de nuestros empleados y buscando innovar para hacer frente a los nuevos desafíos. La digitalización de nuestras plataformas de ventas ha sido una gran trabajo en estos últimos meses, estamos lanzando además una plataforma de e-commerce para vender herramientas y consumibles, invertimos en una nueva división de negocios de cursos en línea para la industria y lanzamos una página de venta por Internet de máquinas seminuevas.

Además, decidimos desarrollar una aplicación que se denominó "Comunidad CNC", donde buscamos poner a disposición un espacio dónde operarios, programadores, torneros y dueños de empresas puedan compartir conocimientos, tener un espacio donde aprender y sacarse dudas, tener acceso a herramientas de ingeniería, cursos y una bolsa de trabajo donde gente pueda enviar sus CV y empresas puedan subir sus vacantes de empleos. Lo que buscamos es digitalizarnos y brindar mejorares herramientas a nuestros clientes y a toda la industria.

Por suerte las cosas ya van mejorando y de a poco vamos saliendo de este bajón económico enorme que ha resultado de esta pandemia que muy poca gente se esperaba o imaginaba.

Los nenes Diorio junto a "Lolo", el perro viajero.


-¿Sentis que lograste todo a nivel personal y/o profesional?

-No creo que pueda decir algo tan concluyente como eso. Creo que hasta el ultimo de nuestros días somos capaces de aprender cosas nuevas, aportar y crecer, ya sea profesional o personalmente.

Así que definitivamente quedan muchos desafíos y cosas por lograr. Y lo mas importante, ver crecer a nuestros hijos sanos, creciendo con valores, convirtiéndose en grandes personas, con don de buena gente (como decían en mi barrio).... Creo que eso es lo más importante que venimos a hacer en nuestras vidas, dejar un lindo legado.

-¿Dónde te gustaría llegar como quien dice "lejos"?

-Creo que parte de mi respuesta anterior contesta esto ¿no? (risas). Siempre pienso que todo lo que hago, lo hago por mis hijos y mi familia. Que ellos estén bien, seria haber llegado lejos o haber hecho (al menos) bien las cosas.

-¿Cómo es un día de tu vida en México, como está conformada tu familia. ¿Qué es lo que más te gusta de allí?

-Mi familia está conformada por mi esposa Sofia (que es de Rauch), mi hijo Juan Bautista que tiene 12 años, mi hija Delfina que tiene 10 años y nuestro perro "Lolo" (que tiene 13 años).

Un día mío siempre es movido. Si estoy en México, generalmente empiezo 8.30 con varias reuniones, llamadas con gente de varios países, visitas a clientes. También viajo constantemente a lugares como Monterrey, Guadalajara, Queretaro, Tijuana (donde también tenemos oficinas y clientes). Antes de la pandemia, viajaba mucho a Londres, Estados Unidos, Japón (mínimo 1 o 2 veces por año), China, Alemania, Colombia, Costa Rica.... Así que lindo, entretenido diría.

Lo que mas me gusta, o nos gusta, es viajar. México tiene lugares hermosos y nos encanta conocer pequeños pueblos, playas, selvas y tantas cosas maravillosas que hay en este hermoso país. La comida mexicana también es algo fascinante.

-¿Qué le falta a Azul para crecer económicamente?

-No lo sé realmente. Hace mucho que me fui, pero creo que, como muchos lugares de Argentina, hace falta invertir en educación, ciencia y tecnología. También hace falta desarrollar más las industrias generadoras de mano de obra, que aportan valor a la economía.

Siento que hace muchos años se ha perdido la conexión entre los empresarios y los gobiernos. Esto de ver a las empresas y a los empresarios más como enemigos que como generadores de empleos y riqueza hace que las discusiones de hacia donde ir como país o como sociedad sean muy poco fructíferas. Ojalá que las cosas vayan mejor porque siempre quiero que al Partido de Azul (y obvio a Chillar) le vaya bien (así como a la Argentina).

-¿Qué es Azul para vos?

-Grandes recuerdos. Partidos de fútbol la liga de Azul, familia, amigos, toda mi infancia en un pueblo maravilloso, lleno de buena gente. Donde crecías sin miedos, sin inseguridad, donde todo el mundo se conocía. Las bicis tiradas en la calle y nadie las tocaba. Autos y casas abiertos. Solidaridad, empatía... muchas cosas bellas. Todos recuerdos buenos podría decir.

-¿VenÍs con frecuencia? (fuera de lo que es la pandemia)

-Viajamos generalmente en diciembre de cada año. Siempre tratamos de volver para estar con los afectos y que nuestros hijos puedan disfrutar de la familia.

-¿Tenés en mente volver a Azul definitivamente? ¿Con qué proyecto sería?

-Por ahora no tenemos planes. La vida da muchas vueltas (lo digo por experiencia) y jamás diría que no. Por ahora tenemos muchos planes en México pero nunca descartamos un regreso.

-¿Querés mandar saludos a tu familia?

-Por supuesto: En especial a mi hermano Carlos Diorio (Muchi), mi cuñada Norma Guzmán, Felipe y Gustavo, y a toda la Flia. Diorio y Chiodi que somos muchos y por muchos lados (Chillar, Azul, Tandil, Buenos Aires, Olavarria, La Plata, Tres Arroyos, Juárez, ufffff, por todos lados).

También a Rauch a toda la familia de Sofia (Liceaga y Viñas). Y a todos mis amigos que son muchos...

Y un agradecimiento a ustedes por tomarse el tiempo de buscarme y hacerme esta linda nota.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

AYER RECUPERÓ LA LIBERTAD

Incautaron más de 350 gramos de marihuana en poder de una joven

25/11/2020

Acusada del delito de tenencia simple de estupefacientes, una joven fue indagada ayer en sede judicial, se negó a declarar y posteriormente se dispuso que recuperara la libertad, según lo informado. leer mas

ALBERTO FERNÁNDEZ

24/11/2020

ALBERTO FERNÁNDEZ

ALBERTO FERNÁNDEZ

"La construcción es el motor que va a encender la economía"

El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía, a través de una videoconferencia, el acto por el Día de la Construcción, que tuvo lugar en la planta L'Amalí, de la empresa Loma Negra, en el partido bonaerense de Olavarría, que ampliará sus instalaciones por una inversión de alrededor de 350 millones de dólares.

PROVINCIA | PARO DE 24 HS. DE PROFESIONALES DE LA SALUD

24/11/2020

PROVINCIA | PARO DE 24 HS. DE PROFESIONALES DE LA SALUD

PROVINCIA | PARO DE 24 HS. DE PROFESIONALES DE LA SALUD. "El gobierno, con su falta de respeto, su falta de convocatoria y su destrato nos ha llevado a esta medida de fuerza"

ENFOQUE

24/11/2020

ENFOQUE

Esperadas lecciones paseo

EFEMÉRIDES

ATROPELLARON AL DIRECTOR DE CONTROL URBANO

Locales

23/11/2020

Locales

Locales

Un inspector herido luego de un intento por detener a un infractor