País

País

La Iglesia pide "asistencia sin dilación" porque "la comida no puede ser variable de ajuste"

La Conferencia Episcopal emitió un duro comunicado en medio del reclamo de movimientos sociales que denuncian demoras en la entrega de alimentos.

5 de febrero de 2024

En medio de las protestas de organizaciones sociales frente al Ministerio de Capital Humano, la Conferencia Episcopal le advirtió al gobierno de Javier Milei que "la comida no puede ser una variable de ajuste" y subrayó la necesidad de que la asistencia "llegue sin dilación" a comedores populares.

La manifestación ocurre en medio de las movilizaciones de grupos piqueteros y movimientos sociales que denuncian que el Ministerio de Capital Humano, que encabeza Sandra Pettovello, demora la entrega de alimentos.

Cabe señalar que la semana pasada Petovello estuvo en el ojo de la tormenta luego de que declarara que iba a atender "personalmente" a la gente que "tuviera hambre", sin intermediarios, lo que provocó un sinfín de críticas.

"Ante este escenario de trabajo sacrificado y de bajos ingresos, las familias se privan de muchas cosas. Por ejemplo, una mamá puede privarse de tomar un colectivo y camina para ahorrar, pero de ninguna manera puede no darle de comer a sus hijos. Es decir, la comida no puede ser una variable de ajuste. Es necesario anticiparse para que esta situación no profundice la crisis alimentaria", destaca en su párrafo central la declaración de la Comisión Ejecutiva de la CEA, que preside el obispo Oscar Ojea.

Y agrega: "El Estado nacional, provincial y municipal tienen que aprovecharla para que nadie se quede sin el pan de cada día. Todos los espacios de cuidado que dan de comer, todos los comedores comunitarios, de parroquias, Iglesias evangélicas, y de movimientos populares deben recibir ayuda sin dilación".

Así, la Iglesia Católica expuso un alerta sobre el deterioro de la situación social que están registrando los obispos en sus diócesis, que coincide con el reclamo de las organizaciones sociales.

El comunicado completo

"El pedido del pan de cada día es un clamor de justicia. El libro sapiencial de Tobías, que encontramos en el Antiguo Testamento, nos enseña: "No apartes tu rostro del pobre" (Tb 4,7). Entre las necesidades primarias, está el alimento. Por eso Jesús, se identifica con los últimos en la fila de la vida, que padecen hambre, y dice: "Tuve hambre y me diste de comer." (Mt. 25, 35)

A su vez, como obispos, en el trato pastoral con la gente sencilla, hemos aprendido que: "un plato de comida no se le niega a nadie". Es que en nuestra patria nadie debería pasar hambre, ya que es una tierra bendita de pan. Sin embargo, hoy, a cientos de miles de familias se les hace cada vez más difícil alimentarse bien.

La inflación desde hace años crece día a día y pega fuertemente en el precio de los alimentos. Lo siente claramente la clase media trabajadora, los jubilados y aquellos que no ven crecer sus salarios. También todo el universo de la economía popular, donde prácticamente se trabaja sin derechos.

Pensemos en los vendedores ambulantes, los recicladores, los feriantes, los pequeños agricultores, los ladrilleros, los costureros, los que realizan distintas tareas de cuidado y de servicio. Ante este escenario de trabajo sacrificado y de bajos ingresos, las familias se privan de muchas cosas. Por ejemplo, una mamá puede privarse de tomar un colectivo y camina para ahorrar, pero de ninguna manera puede no darle de comer a sus hijos. Es decir, la comida no puede ser una variable de ajuste.

Es necesario anticiparse para que esta situación no profundice la crisis alimentaria. Y para eso se debe facilitar a las personas, las comunidades y al pueblo, aquello que se necesite para ayudar a los más frágiles, especialmente a niños, niñas, adolescentes y adultos mayores. Ante una crisis no son suficientes los paradigmas tecnocráticos, sean estadocéntricos, sean mercadocéntricos, es necesaria la comunidad.

El tiempo de la pandemia nos enseñó el valor de la respuesta comunitaria organizada: unidos para curar, cuidar y compartir fue la consigna de ese tiempo. Se multiplicaron así, los comedores en nuestras parroquias, en las Iglesias evangélicas, entre los movimientos populares -especialmente en casa de vecinos que prestaron un lugar-.

Las grandes protagonistas fueron las mujeres. Cada una se acercó a la olla pensando no sólo en sus hijos, sino también en los de los de los vecinos, y así formaron comunidad, así formaron un pueblo que le hizo frente a un desafío inédito. Si queremos trabajar por la paz social, tenemos que reconocer en primer lugar el valor del otro en cuanto otro, y su aporte al bien común.

Esa reserva está todavía presente, por eso el estado nacional, provincial y municipal, tienen que aprovecharla para que nadie se quede sin el pan de cada día. Todos los espacios de cuidado que dan de comer, todos los comedores comunitarios, de parroquias, Iglesias evangélicas, y de movimientos populares deben recibir ayuda sin dilación. Ningún sector de los que hoy están actuando, ninguna institución o Iglesia, podría hacerlo solo. La complejidad de la crisis así lo está indicando.

Hay programas como el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) que demostraron tener un impacto muy positivo, son fácilmente auditables y pueden aplicarse a todos estos lugares.

Sin interrumpir la actividad de los espacios que continúan brindando asistencia alimentaria, se los puede auditar al mismo tiempo para que den cuenta de su transparencia y de este modo, contribuir a optimizar la ayuda sin descuidar a nadie.

Toda esta comunidad, verdadero ejército de amor y servicio, está dispuesta a dar de comer ahora porque hace falta, pero sin renunciar a seguirse poniendo la patria al hombro, para que en nuestra querida Argentina se haga realidad el sueño de Tierra, Techo, y Trabajo para cada familia.

Buenos Aires, 5 de febrero de 2024

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

CARTAS DE LECTORES

26/02/2024

CARTAS DE LECTORES

CARTAS DE LECTORES

¿Será que "no sirve para nada"?

EL SUMARIO SE INSTRUYE DESDE LA JUSTICIA FEDERAL

26/02/2024

EL SUMARIO SE INSTRUYE DESDE LA JUSTICIA FEDERAL

EL SUMARIO SE INSTRUYE DESDE LA JUSTICIA FEDERAL

Un varón y una mujer podrían ser procesados por una infracción a la ley de estupefacientes

El hombre investigado había sido detenido en Gerli el pasado 8 de febrero. Es considerado el proveedor de la cocaína que una azuleña, aprehendida a principios de este mes en su casa del Barrio Piedrabuena, vendía bajo la modalidad conocida como "narcomenudeo". Entre los acusados hay una relación de parentesco y en los próximos días el Juez que entiende en esta causa ordenaría las prisiones preventivas para ambos.

Sociedad

25/02/2024

Sociedad

Sociedad. Positivo balance del Festival de la Pizza

LUCHA DOCENTE: EL TESTIMONIO DE UN AZULEÑO QUE PARTICIPÓ DE LA "CARPA BLANCA"

25/02/2024

LUCHA DOCENTE: EL TESTIMONIO DE UN AZULEÑO QUE PARTICIPÓ DE LA "CARPA BLANCA"

LUCHA DOCENTE: EL TESTIMONIO DE UN AZULEÑO QUE PARTICIPÓ DE LA "CARPA BLANCA" .  "Los maestros seguiremos marchando"

FERNANDO CUEVAS, MECÁNICO E INSTRUCTOR LABORAL

25/02/2024

FERNANDO CUEVAS, MECÁNICO E INSTRUCTOR LABORAL

FERNANDO CUEVAS, MECÁNICO E INSTRUCTOR LABORAL

"Hoy está latente la necesidad de oficios"

ENTREVISTA

25/02/2024

ENTREVISTA

ENTREVISTA .  "Pocho" Yannibelli: toda una vida entre fierros

EN LA REPÚBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY

DIVISIONES INFERIORES

25/02/2024

DIVISIONES INFERIORES

DIVISIONES INFERIORES

El Apertura ya tiene su fixture

Quedó establecido como se estará disputando el primer certamen de la temporada del fútbol menor de Azul. Se estará jugando todos contra todos a una sola ronda. El clásico entre Alumni y Athletic se jugará en la segunda fecha.