FLORENCIA DIAB

FLORENCIA DIAB

"Sin dudas fue una experiencia de superación y de desarrollo personal"

De esta manera lo expresó la azuleña que el 13 de abril de 2023 emprendió un viaje a Estados Unidos donde vivenció una serie de experiencias únicas. En diálogo con este medio, se refirió a su vida en poco más de un año en el país norteamericano.

Por: Laura Méndez
22 de mayo de 2024

Florencia Diab tiene 24 años, es docente de Educación Física y el 13 de abril del año pasado emprendió un viaje a Estados Unidos a través de un programa de intercambio cultural. Se quedó en California por año y medio viviendo una serie de experiencias que según ella decantaron en "un importante desarrollo personal".

Fue así que hace dos semanas Florencia está en Azul y pasó por este diario para contar qué la llevó a viajar, y parte de su estadía por el estado norteamericano.

De intercambio cultural

En primer lugar, Flor contó que "estaba en Azul cuando me recibí de profe de Educación Física, de hecho estaba trabajando y tomé la decisión de viajar. Si bien no tenia un destino definido, encontré en Instagram un programa de intercambio cultural muy fácil de acceder".

"Ellos me tramitaron la Visa e incluso se hicieron cargo de los gastos de traslado. También me consiguieron una familia cuyo casa fue el espacio donde me quedé durante todo este tiempo", señaló.

Continuó relatando su viaje "estuve con una familia conformada por un matrimonio y tres hijos y yo cuidé a los niños, sobre todo a la más chica quien era la que menos tiempo pasaba en el jardín, los otros dos hacían horario de corrido en la escuela, de 8 a 3 de la tarde. Me pagaban un sueldo de 200 dólares semanales que es lo establecido por el programa cultural. En total son 800 dólares mensuales y me daban techo y comida".

Agregó que "incluso vivía en una casa que ellos tenían atrás de la de ellos, así que era bastante independiente".

Con relación al idioma, contó que "fui sin saber nada o mejor dicho tenía una idea general de lo que aprendí en la escuela, estudié un tiempito en un instituto, pero eran tantas las ganas de viajar y conocer que me animé y aprendí el idioma estando ahí mismo, no hablo inglés fluidamente pero algo entiendo y me hago entender".


"Me tomé mucho tiempo para mi"

Con relación a su tiempo libre después de trabajar, contó que "el programa consiste en trabajar 8 horas diarias, así que el resto del día, al ser un pueblo chico que se llama San Luis Obispo es muy chiquito, lo recorrí y me tomé mucho tiempo para mi".

También apuntó que San Luis Obispo está ubicado entre San Francisco y Los Ángeles, a 3 horas de cada ciudad y tiene 15.000 habitantes.

Continuó recordando que "al principio estaba sola muchas horas, después fui conociendo un montón de chicas de distintas nacionalidades. Así que terminaba de trabajar y me quedaba donde estaba viviendo o salía, caminaba, entrenaba, o estaba con ellas".

Florencia explicó que el programa incita a hacer mensualmente una reunión con todas las Au Pair (niñeras) y allí conocí a las chicas y comencé a generar una amistad con ellas.

"Con éstas chicas viajé. Estuve en Las Vegas, México, Hawai, Nueva York, Massachussets y en California: San Francisco, Los Angeles y lógicamente visité Disney. Se puede viajar muchísimo porque con lo que ganaba se podía".


"El choque cultural es muy fuerte"

Consultada a la adaptación a las costumbres, la azuleña viajera admitió que la comida fue una de las cuestiones que más le costó.

"Extrañaba todo porque realmente es muy diferente pero lo que más extrañaba es nuestra comida. Es decir, allá no hay tiempo para el almuerzo, ni para la merienda, solamente la cena y el desayuno son las comidas más importantes", sostuvo.

"De todas formas cenamos con sol, a las 6 de la tarde, era una locura", añadió.

Sobre un día común de ella en Estados Unidos, relató que "me levantaba a las 7:00 a trabajar directamente, y les hacía el desayuno a los tres niños, igual los padres estaban presentes, incluso me ayudaban. Les cocinaba huevo con tocino, tostadas, cereales con leche, siempre había frutas y a las 8 iban a la escuela, me quedaba con la más chiquita hasta el mediodía y después se iba al jardín. Tenía media hora para limpiar toda la casa, o mejor dicho las habitaciones, lavaba ropa y me volvía a mi hogar. Después, a las 2.30 Clarita ya volvía del jardín y arrancaba a trabajar nuevamente hasta las 5:30 que volvían los hermanos de la escuela y me quedaba en la casa porque también los padres se los llevaban a hacer alguna actividad deportiva", describió.

Destacó que "resulta que el tema educación es muy importante".

Después de esas horas de trabajo Florencia a veces se reunía con sus amigas o no, dependiendo si organizaban alguna actividad porque los horarios no siempre coincidían.

Entonces, la azuleña pasaba mucho tiempo sola.

Al respecto subrayó que "aprendí de ello muchísimo".

"Es decir me encantó esa experiencia, estar en soledad, salir a todos lados sin problemas. Es decir uno al ser extranjero vive con miedo de que si tocas algo y si rompes algo qué va a pasar o de igual manera si rompes reglas. Resulta que ellos son rigurosos con todo. Es decir por todo vas preso", ejemplificó.

"El ser extranjero se siente mucho en otro país y ahí es donde uno valora la verdadera libertad que hay en el nuestro".

También se refirió al desarraigo "extrañé mucho, no solamente nuestras costumbres como dije almorzar o la misma calidad de la comida, la rutina, los afectos.... Yo tengo a mis dos abuelas y a ellas las extrañaba un montón porque uno nunca sabe qué puede pasar y estaba todo el tiempo pensando en ellas".

"Aprendí mucho, ahora quizás me anime más a diferentes cuestiones que antes no. Tampoco es que pueda con todo, pero sin dudas fue una experiencia de superación y de desarrollo personal porque al mismo tiempo, pese a los miedos, todo es un desafío porque estás solo en el medio de la nada y con gente que no conoces, que no entendés el idioma, (o por más que lo sepas) el choque cultural es muy fuerte".

Para terminar, la azuleña especificó que "la riqueza más grande que me traje es el desarrollo personal y darme cuenta de la libertad que tenemos acá o de lo mucho que podemos hacer. También siento que perdí muchos prejuicios".

EL DATO

Florencia notó en Estados Unidos que hay mucha competencia para ver quién tiene el mejor trabajo, el mejor sueldo, la mejor casa etc, y si se frustran, en su mayoría, caen en adicciones ya sea alcohol, drogas, entre otras.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Locales

14/06/2024

Locales

Locales

Reunión con el Centro de Estudiantes de la Escuela Agraria

TECNO

14/06/2024

TECNO

TECNO

Cinco apps que deberías conocer

Qué apps instalar en tu celular según las recomendaciones de Google. Cuáles son las que recomienda instalar en los celulares.

AUTOMOVILISMO

14/06/2024

AUTOMOVILISMO

AUTOMOVILISMO . Autos clásicos y antiguos tendrán su tercera competencia del 2024

deportes

deportes

14/06/2024

deportes

deportes

Se acerca el Torneo Regional de Atletismo

FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO

14/06/2024

FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO

FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO . Condenado nuevamente por violencia de género

EN PLENO CRECIMIENTO

HELADERA SOLIDARIA

14/06/2024

HELADERA SOLIDARIA

HELADERA SOLIDARIA

Apoyo comunitario urgente para la Asociación de Árbitros Azuleños en su labor solidaria

Germán Castro y Raúl Piazza dialogaron con este diario sobre la iniciativa que comenzaron en pandemia: cocinar para las familias más vulneradas. Resulta que actualmente la situación se complicó, lo cual los obliga a pedir ayuda a la comunidad.