INTENTO DE FEMICIDIO

INTENTO DE FEMICIDIO

El hombre que quiso ahorcar a su ex pareja, con prisión preventiva

La medida de coerción fue ordenada por el Juez de Garantías que entiende en la instrucción de este sumario penal, vinculado con un grave episodio de violencia familiar y de género sucedido el pasado 12 de mayo. El imputado sigue en la Seccional Primera local de Policía, al aguardo de un cupo para su traslado a una unidad penal. "Yo creo que si sale en libertad me mata", había declarado la víctima tras la agresión que sufriera.

9 de junio de 2023

La detención del hombre que semanas atrás, en el marco de un gravísimo episodio de violencia familiar y de género, intentó ahorcar con una cadena a su ex pareja con intenciones de quitarle la vida fue convertida en prisión preventiva.

Mientras el encausado sigue transitoriamente en la sede de la Seccional Primera local, voceros judiciales allegados a la causa que se continúa instruyendo por lo ocurrido indicaron a EL TIEMPO que en primera instancia la medida de coerción fue ordenada anteayer miércoles por Juan José Suárez, el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías 3.

En respuesta a una solicitud que formulara Marcelo Fernández, el titular de la Fiscalía especializada en Violencia Familiar y de Género que tramita un sumario penal por este hecho, a través de lo resuelto hace dos días el hombre que sigue preso continúa siendo considerado el autor de varios delitos cometidos en perjuicio de la víctima: amenazas, lesiones leves agravadas, privación ilegítima de la libertad agravada y homicidio calificado por ser cometido contra una mujer mediando violencia de género en grado de tentativa, todo ello en concurso real, según se señala en la resolución.

"El círculo de violencia en el cual se encuentra la víctima, dando ello lugar a una grave situación de vulnerabilidad para la misma por la particular relación de desigualdad de poder con respecto al victimario en los diferentes ámbitos de su vida", fue una de las circunstancias valoradas por el Juez garante para convertir a la detención del agresor en prisión preventiva. Y también tuvo en cuenta "la importante pena" que podría caberle a ese hombre en caso de resultar condenado por este caso de violencia de género.

Haciendo alusión al contexto en que ese hecho se produjo, el titular de Garantías 3 concluyó en lo resuelto que "la medida cautelar deviene necesaria para asegurar la recolección de la prueba que aún falta producir y para asegurar tanto los fines del proceso como también la integridad de la denunciante y su hijo, ante la reiterada situación de hostigamiento y violencia relatadas en los múltiples eventos en los que resultaron víctimas".

Además, se valoró para que el imputado siga preso un antecedente penal que registra por un hecho donde como víctima figura también su ex pareja, situación que "permite presumir que en caso de recaer sentencia condenatoria en la presente causa la misma será de cumplimiento efectivo".

Aquella sanción, una pena única de "dos años y seis meses de prisión de ejecución condicional", le había sido impuesta al encausado en uno de los juzgados correccionales con asiento en el Palacio de Justicia de Azul el 6 de junio de 2022. Y también registra, pero aún en trámite, otra causa que ahora ha sido agregada a la relacionada con este intento de femicidio. Ese sumario, caratulado "violación de domicilio", como víctima tiene a la misma mujer a la que agrediera, en presencia del hijo de siete años de edad que ambos tienen, el pasado 12 de mayo.

Aquel día, instantes después de sucedido el hecho, agentes del Comando de Patrullas de Azul -que ante un llamado al 911 se hicieron presentes en la vivienda convertida en escenario de este caso de violencia familiar y de género- lograron arrestar al hombre para quien ahora ha sido ordenada esta medida cautelar.

En ese entonces fuentes policiales y judiciales lo identificaron como Pablo César Silva, de 53 años de edad.

Un inmueble situado sobre la calle Comandante Franco entre Prat y Avenida Mitre fue el lugar donde el episodio se produjo ese sábado, alrededor de la hora 23.

Cuando la mujer víctima estaba en la vivienda junto con un hijo que tiene con el encausado, Silva ingresó a dicho inmueble y comenzó a agredirla, accionar por medio del cual le provocó diferentes lesiones que hicieron que su ex concubina tuviera que ser llevada posteriormente al Hospital Pintos para que fuera asistida por personal médico.

Utilizando una cadena que tenía enrollada en una de sus manos, el hombre al que ahora le fue dictada la prisión preventiva le aplicó varios golpes de puño a su ex pareja. Y en medio de amenazas e insultos, posteriormente utilizó el referido elemento -descripto en las actuaciones penales como "una linga de acero plateada, confeccionada de argollas entrelazadas con dos esmerillones en uno de sus extremos"- para ahorcar a la víctima con intenciones de matarla; aunque la resistencia que la mujer opuso sirvió para evitar que el hombre lograra su cometido.

El dato

Si bien en un momento de la agresión la víctima pudo salir al exterior de la vivienda, instantes después volvió a ser ingresada por la fuerza a la casa por su ex concubino, hasta que la llegada del personal policial se tradujo en que ese hombre fuera arrestado. Su aprehensión se hizo efectiva pese a que se resistió, teniendo en cuenta que no dejaba ingresar a los agentes del CPA al inmueble; aunque después pudo ser reducido, esposado y trasladado a la comisaría donde sigue privado de la libertad.


"Yo creo que si sale en libertad me mata"

A través de la ampliación de una primera declaración que se le recibiera en el marco de la investigación penal a la víctima de este caso de violencia familiar y de género, esa mujer no dudó en afirmar que su ex pareja Pablo César Silva tenía intenciones de acabar con su vida la noche en que fuera agredida.

"Me quiso matar, porque me pegaba con la cadena con la llave y yo le decía que no me pegara más y veía que me chorreaba la cabeza con sangre e igual me seguía tirando cadenazos. Luego me siguió pegando patadas y trompadas en el piso. No me animé a sacar el teléfono; y cuando logré escaparme me fue a buscar hasta la calle, me trajo de los pelos hasta el pasillo de la casa arrastrándome, se quedó con mechones de pelos míos, y me decía: 'Me vas denunciar, hija de puta, y si salgo de ésta te mato'".

De 40 años de edad, esa mujer recordó también sobre aquella traumática situación que sufriera -sucedida en presencia de un hijo que tiene con Silva- que el imputado, mientras la golpeaba, iba a lavarse las manos "para sacarse la sangre mía" a una canilla que está en el patio del inmueble donde este hecho ocurrió en horas de la noche del pasado 12 de mayo.

"Ahora, desde que se lo llevaron esposado, estoy mucho más tranquila. Siento como que terminó. Estoy viva, quiero estar sola en paz con mi hijo", señaló la mujer en esa declaración que brindara.

"Yo creo que si Pablo Silva sale en libertad me mata, porque me lo dijo en el patio y lo creo capaz de cumplirlo. Va buscar la manera y me va a matar", afirmó también la víctima de este caso de violencia de género.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

CONVOCADO POR LA CTERA

24/05/2024

CONVOCADO POR LA CTERA

CONVOCADO POR LA CTERA

El acatamiento al paro docente de ayer fue del 98 por ciento en Azul

INFORME ESPECIAL

23/05/2024

INFORME ESPECIAL

INFORME ESPECIAL

Expedición Atlantis: se cumplen 40 años de la hazaña que el mundo entero aplaudió de pie

SALUD

23/05/2024

SALUD

SALUD . Incontinencia urinaria: solo tres de cada diez pacientes llegan a la consulta

País

23/05/2024

País

País

Estiman que entre diciembre y marzo se perdieron más de 100.000 empleos privados y públicos

Así lo afirman indicadores oficiales y presunciones privadas. "El discurso oficialista sostiene que el sector privado absorberá la oferta de trabajo resultante de los despidos masivos en el Estado, pero el desplome se profundiza", aseguran.