CANASTA ESCOLAR Y CRISIS ECONÓMICA

CANASTA ESCOLAR Y CRISIS ECONÓMICA

Instituciones locales asisten a familias ante el inminente inicio de las clases

Los efectos inmediatos de la inflación progresiva y de la devaluación, entre otros aspectos, se ven directamente reflejados en los valores de la canasta escolar. A dos semanas del inicio de clases varias instituciones han lanzado campañas solidarias con el fin de recolectar útiles e indumentaria. Se indicó que son muchos los grupos familiares que, con los valores actualmente vigentes, no pueden acceder a esos elementos esenciales. En el caso del Centro Cultural Don Cipriano, esta semana entregó más de 1.500 kits a alumnos y se admitió que "la demanda nos superó".

19 de febrero de 2024

Por estos días, varias instituciones azuleñas han comenzado campañas benéficas dirigidas a distintas comunidades barriales con el fin de recolectar útiles escolares e indumentaria para numerosas familias que así lo requieren, en un contexto económico complejo y, más aún, ante el inminente inicio del ciclo escolar en los distintos niveles.

La canasta escolar ha observado un incremento, promedio, del 250 por ciento en relación a los valores registrados en el 2023 -en algunos componentes en particular, el aumento supera el 500 por ciento-. Desde una entidad gremial, que todos los años otorga un kit escolar a sus afiliados, se refirió a este diario que el costo del mismo en febrero del año pasado alcanzaba los 4 mil pesos. Este año, por los mismos elementos escolares, el valor es de 14 mil. De todas maneras, entidades gremiales consultadas por EL TIEMPO resolvieron afrontar esos costos y mantener la calidad de los kits que, año a año, vienen entregando a sus afiliados. Lo referido, a modo de ejemplo, ilustra el impacto de la inflación -más el efecto devaluatorio- en los bolsillos, e implica la imposibilidad de acceder a dichos útiles por parte de numerosas familias.

Por ese motivo, como se indicó, mientras que desde algunos sindicatos han comenzado a distribuirse útiles escolares, como ocurre cada año en esta etapa, también son varias las instituciones comunitarias que iniciaron campañas para obtener donaciones particulares y, de ese modo, asistir a las familias que se ven imposibilitadas de acceder directamente a la canasta escolar básica con los precios actualmente vigentes.

Este diario publicó un reciente informe con los valores (a fines de enero y principios de febrero) de algunos de los útiles escolares imprescindibles. Se indicó, entonces, que los precios de los elementos de la canasta escolar registraron considerables subas durante los últimos dos meses. Según se informó, una carpeta escolar va desde los 4.200 hasta 9.500 pesos, dependiendo fundamentalmente de los diseños.

Asimismo, se dio a conocer que una resma de 480 hojas ronda entre los 8.000 y los 10.000 pesos; y, entre los 15.000 y 18.000 pesos otras, según las marcas y calidad del producto, llegando inclusive a los 25.000 pesos. En tanto, un cuaderno de 50 hojas de tapa dura cuesta 4.900 pesos -promedio- y uno de 84 hojas, 8.700 pesos.

También se informó que, si el estudiante necesita renovar la mochila, la huella que dejará la escalada inflacionaria en la familia será aún mucho más notoria, teniendo en cuenta que las que tienen carrito pueden llegar a costar casi 80.000 pesos. Las mochilas más comunes poseen precios que van desde los 30.000 hasta los 50.000 pesos, en las mejores calidades

En lo que respecta a las cartucheras, las más sencillas se pueden encontrar a unos 4.500 pesos, mientras que las más sofisticadas pueden llegar a los 20.000. Y una caja de lápices de colores por 12 unidades cuesta mínimamente 4.800 pesos y las de 24 lápices llegan a los 12.400 pesos.

A eso deben sumarse otros elementos habitualmente utilizados en el aula: sacapuntas, compás, regla, goma, tijera, correctores, lápices y portaminas y lapiceras. Estos son los productos básicos para que un estudiante pueda comenzar las clases, pero hay casos en los que además se necesita renovar el guardapolvo o el uniforme del establecimiento, como así también el calzado para el regreso a clases. Y, por otra parte, hay que sumar el material bibliográfico tanto en el nivel primario como especialmente en los estudios secundarios -manuales, libros de cada materia-. El recurso de la fotocopia también observa incrementos superiores al 150 por ciento.

De esa manera, la canasta escolar básica para el nivel primario, que consta de una mochila, guardapolvo y útiles, este año tiene un costo que supera los 80.000 pesos para cada alumno, considerando los valores más bajos de los diferentes productos. Este monto se incrementa para el caso de los estudiantes secundarios, en el que una de las variables particulares son los libros de texto que se utilizan en cada materia.

El panorama en materia de canasta escolar, con la actual inflación -que se mantiene en los dos dígitos- es sumamente dificultoso. Naturalmente, golpea con mayor intensidad en aquellas familias con menores recursos. EL TIEMPO realizó, al respecto, una ronda de consultas con referentes comunitarios que, en estos días, han iniciado colectas de útiles escolares. Ellos brindan, como se verá a continuación, un panorama real de la situación.

"Realmente hoy la necesidad es mucha"

Verónica Crisafulli, del Merendero "Pan del Cielo" que funciona en nuestra ciudad, manifestó que "estamos haciendo una colecta para el inicio de las clases, como consecuencia de la situación económica que estamos atravesando".

Explicó que "nuestras familias, pertenecientes al merendero Pan del Cielo, como tantas otras familias, requieren de ayuda en este tiempo, para solventar estos gastos que, con una inflación internanual de más del 250 por ciento, es bastante complejo poder acceder a todo lo necesario, al menos a lo mínimo, para poder asistir al sistema educativo, cada uno en los niveles que les corresponde".

Crisafulli precisó que "nosotros en el merendero tenemos trece niños en edad escolar primaria, de los primeros grados, y dieciocho entre los grados cuarto a sexto y los primeros años del secundario. En total tenemos treinta y uno en el sistema educativo con necesidades de mochilas, carpetas, hojas, principalmente, y todo lo que hace a la indumentaria necesaria para poder ingresar a la escuela".

Por otra parte, señaló que, "por ejemplo, los precios de los delantales son casi inalcanzables, y nuestros chicos pertenecen a familias que cuentan con asistencia por parte del Estado, a partir de los planes o de las asignaciones, y son familias con trabajos informales. Por lo tanto, requieren de una ayuda extra para poder contar con lo imprescindible y necesario".

Ante la actual situación y la dificultad de muchas familias para acceder a la canasta escolar ante en inminente inicio de clases, Crisafulli indicó que "por ese motivo pedimos a la comunidad, a todo aquel que quiera acercar una ayuda, lo puede hacer por medio de las redes sociales de Pan del Cielo y contactándose conmigo, y pasamos a buscar por donde sea esas donaciones".

También analizó que "la brecha que tiene la Argentina desde hace ya muchos años, la desigualdad que hay en todo aspecto, genera que exista esta sociedad tan desigual en cuanto al poder adquisitivo, aunque se ha elevado para mal, se ha elevado mucho la pobreza y el límite referido a la indigencia, porque realmente la necesidad es mucha. Tal vez algunas personas pueden comprar lápices nuevos y los que dejaron de utilizar, a veces piensan cómo van a hacer ese tipo de donación, pero verdaderamente también nos suma. Con lo que pueda acercar cada uno, podemos ir armando una canasta escolar para cada chico".

Por estos días "ya empezamos a recibir alguna donación, de gente que se ha puesto de acuerdo y ha comprado algunas cosas, y es muy bienvenido todo lo que puedan acercar. Esperamos contar con esa colaboración. Creo que es un tiempo de unidad, de solidaridad, más que nunca".

"El merendero funciona desde hace ocho años -expresó Verónica Crisafulli-; la situación nunca mejoró. Muy por el contrario, fue empeorando año a año y creo que este es un tiempo para unirnos y ver de qué manera podemos ayudar y salir entre todos adelante".

"Hoy hay quienes quedirectamente no comen"

Omar Seoane, del Centro Cultural Don Cipriano, destacó que "nosotros, en octubre-noviembre de 2023, ya empezamos a solicitar a las entidades nacionales para que pudiéramos tener los materiales indispensables para el inicio escolar". Luego de ello, "con las autoridades nuevas de Nación, se cortó el diálogo, pero nosotros habíamos hecho una presentación anterior".

En ese marco, "gracias al Ministerio de Educación de la Nación y al de Desarrollo Social, como también a gente particular que también colaboró muchísimo en la compra de los materiales, empezamos a trabajar para que este año los chicos pudieran recibir lo que era necesario para comenzar la escuela".

Seoane explicó que, "en principio, nos mantuvimos con los años de la educación primaria, de primero a sexto grado. Así comenzamos a organizar los materiales, desde manuales oficiales -que nos envió el Ministerio de Educación de la Nación en el mes de noviembre-, los libros de cuentos -se entregó a cada alumno de primero a sexto más de diez libros a cada uno, que son los que utilizan en clase, además de los manuales que corresponden a cada grado-, los guardapolvos que también habíamos previsto que iban a hacer falta y que habíamos peticionado ante las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en la gestión de Victoria Tolosa Paz; y los útiles escolares, que también llegaron a través del Ministerio de Educación y de gente desinteresada que también quiso colaborar".

Al organizar este trabajo solidario en el Don Cipriano, "hicimos dos semanas de inscripción y una semana de entrega, que concluyó el jueves. Fueron en total 1.536 alumnos los que fueron asistidos desde nuestro Centro, con todos los elementos mencionados -manuales, libros de cuentos, guardapolvos y útiles escolares-. Se vio a la gente sorprendida. Entregamos los guardapolvos exactamente a la medida que pedían las mamás. Los útiles escolares, que fueron realmente importantes para lo que es la canasta escolar en este momento. Se calcula que hay por lo menos un 200 por ciento de aumento en todo lo que compone esa canasta, para el inicio de clases", refirió Seoane.

También admitió que, debido al actual contexto inflacionario, "nos superó la cantidad de gente que asistió al Centro Don Cipriano, pero satisfechos con todo el trabajo realizado". Seoane precisó que, en el centro cultural, "somos un grupo de trabajo que no paramos durante todo el año. A veces en silencio, otras veces diciendo lo que hacemos, pero siempre trabajando en pos del bien común. En este caso, en esto que es tan importante como es la educación. Y la educación pública. Obviamente, los guardapolvos que entregamos a las familias son los de color blanco, que es la forma de igualar a nivel social a todos los chicos en edad escolar y en el ámbito educativo".

Por otra parte, sostuvo que "hemos tenido más pedidos. A Chillar estaremos yendo la próxima semana, más que nada con los manuales y lo que podamos llevar, porque realmente nos superó la demanda acá en la ciudad de Azul", y asimismo "hemos acordado con la localidad de Tapalqué, con el intendente Gustavo Cocconi, para llevar allí también los manuales oficiales de cada uno de los grados que se van a usar este año".

"Hemos tenido un impasse -señaló Omar Seoane-, pero en marzo comenzaremos nuevamente con el tema alimentos. Es que, lamentablemente, por la situación económica imperante en el país, nuestro Centro Cultural se ha transformado en una entidad más social que cultural por el hecho de que la gente necesita de nuestra ayuda; de los voluntarios que se acercan a colaborar, con la feria o con lo que sea, para después poder llegar a las personas que llegamos".

En ese sentido, admitió que, "sinceramente, poner nuestro granito de arena en la ciudad de Azul para que todos los nenes puedan tener, desde su inicio de clases, los útiles escolares, su guardapolvo, sus libros, nos llena de satisfacción y de orgullo, porque nos parece que ahí hay que apuntar. Y cuando el Estado falla o no está presente, nosotros, como entidad de bien público, ahí tenemos que estar. Estos días han sido gratificantes para todos los que integramos el Centro Cultural, porque la gente está muy agradecida".

"Para dar una idea -puntualizó Seoane-, además de los guardapolvos y los libros, dentro de los útiles escolares entregamos cuatro pomos de plasticola que en el mercado están a 700 pesos cada uno, además de lapiceras, lápices de colores, fibras, lápiz negro, goma, sacapuntas, reglas, escuadras, compás. Realmente hicimos todo el esfuerzo que teníamos que hacer para poder llegar a una canasta escolar completa".

En diálogo con este diario, Omar Seoane dijo que "ojalá que se revierta la situación económica, porque no es fácil para quienes tienen chicos en edad escolar. Ojalá que también podamos pensar en ayudar todos aquellos que podemos hacerlo, porque la situación está muy complicada. Y si hay gente que estaba en los años anteriores en una situación difícil para llegar a fin de mes, hoy hay quienes que directamente no comen. Porque estamos todos los días recibiendo pedidos de ayuda, gente que necesita que esa colaboración les llegue".

Mencionó además que "hemos hablado con el municipio y se ha comprometido a que vamos a estar trabajando en conjunto por la ayuda alimentaria que podamos dar de aquí en adelante, así que estamos a la espera para una nueva reunión y ojalá que tomen conciencia las autoridades del Estado nacional, ya que el Ministerio de Capital Humano hoy tiene que cumplir una función fundamental ante la estampida de precios que hay en los alimentos, para que realmente los chicos puedan tener una merienda o un almuerzo reforzado en la escuela y así poder salir adelante como sociedad".

"Nos podíamos haber quedado callados, o criticando desde la tribuna; sin embargo, un grupo de personas desde hace un tiempo decidimos hacer para sacar adelante no sólo a Azul, sino también a todos los vecinos que no la están pasando bien con estas políticas económicas", aseveró Omar Seoane.

Finalmente refirió que, en el Centro Cultural Don Cipriano, "estamos lunes, martes y jueves, de 16 a 19,30 horas, en la sede de avenidas Perón y Cáneva, para evacuar cualquier duda y poder ayudar a quienes lo necesiten, y también para poder colaborar con la feria porque de allí sale mucha de la ayuda que nosotros brindamos como centro cultural".


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

EFEMÉRIDES

20/04/2024

EFEMÉRIDES

EFEMÉRIDES

Pasó en Azul un 20 de Abril

Locales

19/04/2024

Locales

Locales

"Jornada de Interseccionalidad en el Acceso a la Justicia"

El pasado sábado 13 de Abril la Presidenta de AMEAA! (Asociación Mujeres En Acción de Azul), Dra. Moira Goldenhörn, participó de la "Jornada de Interseccionalidad en el Acceso a la Justicia" en el marco del Programa "Maravilla de Mujeres Contra la Violencia" que cuenta con el apoyo de Fondo para la Erradicación de las Violencias contra las Mujeres de la ONU.

País

19/04/2024

País

País. El Gobierno anunció un aumento de fondos para las universidades, pero las instituciones ratificaron la marcha del 23

UN LINDO ENCUENTRO QUE YA ES COSTUMBRE

TORNEO LOCAL

19/04/2024

TORNEO LOCAL

TORNEO LOCAL

Se abre la quinta fecha del Apertura

deportes

19/04/2024

deportes

deportes. Positiva participación de atletas locales en diferentes competencias

deportes

LO CONFIRMARON DESDE LA CÁMARA PENAL

19/04/2024

LO CONFIRMARON DESDE LA CÁMARA PENAL

LO CONFIRMARON DESDE LA CÁMARA PENAL

Azuleño irá a juicio por hechos de "abuso sexual simple" en perjuicio de una menor

El imputado es un empleado rural de 58 años de edad y llegará a ese futuro debate en libertad. En segunda instancia, desde la Alzada departamental fue rechazada una apelación en busca de su sobreseimiento. Al recurso que no prosperó lo había presentado la abogada que patrocina al encausado.