EL AGRESOR REGISTRA ANTECEDENTES DELICTIVOS

EL AGRESOR REGISTRA ANTECEDENTES DELICTIVOS

Mantuvo cautivo y amenazó con un arma blanca al empleado de un kiosco: aprehendido

El hecho sucedió durante las primeras horas de este miércoles en un comercio situado en el centro. Ahora, al acusado de cometer ese episodio delictivo, que ya fue indagado y no declaró, le atribuyen la autoría del delito de "privación ilegal de la libertad agravada". Además, lo investigan por un robo que se produjo en una heladería poco antes de la una de hoy.

3 de abril de 2024

De acuerdo con lo informado, registra antecedentes por delitos contra la propiedad. Tiene 33 años de edad y fuentes judiciales y policiales lo identificaron como Jonathan Daniel Dupuy.

En las primeras horas de este miércoles policías lo aprehendieron en la zona céntrica, tras ingresar portando un arma blanca de fabricación casera a un kiosco ubicado en una de las esquinas de Yrigoyen y Moreno.

En ese lugar mantuvo privado de la libertad a un joven que estaba atendiendo el comercio, a quien amenazó con el arma blanca en medio de una situación donde el hombre que ahora permanece aprehendido no evidenció intenciones de robo y hasta pidió que fuera convocada la Policía.

En horas del mediodía de este miércoles el acusado de este insólito hecho fue indagado en sede judicial.

A través del sumario penal que ahora se instruye por lo ocurrido, a Dupuy le imputan la autoría del delito de "privación ilegal de la libertad agravada". Y por ese ilícito optó por negarse a declarar.

La causa que se inició quedó radicada en la UFI 2 que en el Palacio de Justicia de Azul está a cargo de David Carballo.

Ese Fiscal, luego de la indagatoria, solicitó que la aprehensión del investigado sea convertida en detención, a través de un escrito que presentó ante el Juzgado de Garantías 1 que actualmente -de manera subrogante- está a cargo del magistrado Federico Barberena.

Sobre lo sucedido se viralizaron diferentes imágenes, las cuales muestran lo que fue el procedimiento llevado a cabo por policías del Comando de Patrullas de Azul para hacer efectivo el arresto de Dupuy.

A través de esas filmaciones se observa el momento en que varios móviles con efectivos de seguridad se hacen presenten en las afueras del comercio; mientras en su interior estaba el agresor y mantenía cautivo al empleado. Y también es posible ver cuando los policías ingresan al kiosco, de donde salen con Dupuy ya aprehendido, quien es arrojado al suelo -sobre la vereda- para ser esposado y trasladado a la sede de la Seccional Primera local, la comisaría donde por el momento permanece privado de la libertad.

El hecho

Durante las primeras horas de este miércoles, teniendo en cuenta que el local convertido en escenario de este episodio delictivo permanece abierto las 24 horas, el hombre ingresó al kiosco portando un arma blanca de fabricación casera que, una vez reducido y arrestado, le sería incautada.

Al empleado -de 22 años de edad- que estaba atendiendo el kiosco Dupuy "lo tuvo encerrado como quince minutos hasta que llegó la Policía", le dijo un vocero judicial a EL TIEMPO.

Además, durante todo ese tiempo que mantuvo al joven privado de la libertad lo amenazó con el arma blanca que portaba.

"Loco, vení para acá porque te pincho. Quedate tranquilo y hacé lo que te digo... Trabá las puertas del kiosco, no te vas a ir de acá, dale gil", se describe en las actuaciones penales que el agresor le expresó a la víctima no bien ingresó al local para amenazarlo con ese arma blanca que portaba.

A través de lo referido el empleado se supo también que por primera vez Dupuy se hizo presente en el comercio cuando era alrededor de la hora 2.15 de hoy miércoles, oportunidad durante la cual pidió un cigarrillo y se fue.

Diez minutos más tarde el hombre que ahora está aprehendido regresó. Y a partir de ese entonces desarrolló todo el accionar delictivo que instantes más tarde derivaría en su arresto.

"Cerrá también la puerta esa de atrás. Dale, dale... Y las cortinas", se indica en la causa que le decía Dupuy a la víctima mientras continuaba amenazándola con el arma blanca.

Una vez que logró su cometido, el hombre le pidió al empleado del kiosco que "llame a 'la gorra'", por lo que desde su teléfono celular el joven se comunicó con el 911, en medio de más amenazas por parte de su agresor.

En un principio, la llegada de la Policía al comercio implicó que desde el interior del local Dupuy les gritara: "Dale gatos. Tirá, tirá que no te da. Dale la concha de tu madre", lo cual sucedía mientras esgrimía el arma blanca y continuaba amenazando al empleado que mantenía cautivo, diciéndole que no se moviera.

Instantes más tarde, el propio agresor depuso su actitud. "Ya está. Andá, abrí la puerta, perdí", le ordenó al joven.

Al mismo tiempo, dejó el arma blanca arriba de un mostrador e hizo que el empleado se dirigiera hasta la puerta que permanecía cerrada con llave, para abrirla y permitir el ingreso de los policías que estaban en las afueras aguardando el desenlace de la situación y listos para intervenir en lo que estaba pasando.

Después de que la víctima de este hecho saliera del kiosco, inmediatamente ingresó el personal policial para aprehender a Dupuy.

"No pasó ninguna tragedia; pero el hecho fue raro y grave", sostuvo también en un contacto mantenido con este diario la fuente allegada a la tramitación de la causa por la que ahora ese hombre de 33 años permanece privado de la libertad.

Desde la investigación penal que se está desarrollando ha quedado descartado por el momento que el agresor haya ingresado al kiosco con intenciones de cometer un robo.

"Cuando amenaza al empleado no se lleva nada. Es muy rara la situación. No se sabe bien para qué entró. Le dijo que cerrara las puertas con llave. Y después hasta le refirió a ese joven que estaba atendiendo el local que también llamara a la Policía", se indicó sobre lo sucedido.

La víctima de esta situación, no bien Dupuy ingresó al kiosco por segunda vez y esgrimió el arma blanca que portaba -descripta en un reporte del CPA como "un cuchillo de fabricación casero de metal con punta y con mango cubierto por tela color azul y negro"- accionó un botón antipánico, por lo que inmediatamente se tuvo conocimiento desde la Policía que algo estaba ocurriendo en ese comercio.

"El empleado del lugar apretó un botón antipánico. Y después, a pedido del hombre que luego sería aprehendido, también llamó al 911. De esa manera, minutos más tarde se hizo presente la Policía. Pero al menos durante unos quince minutos lo tuvo encerrado y privado de la libertad al empleado, al que también amenazó con ese arma blanca que portaba", se refirió también con relación a las características que tuvo este hecho que se tradujo en la aprehensión del ahora imputado.

En un reporte dado a conocer desde el Comando de Patrullas de Azul se mencionó que "mediante persuasión verbal" se logró que Dupuy cesara con su agresivo accionar y que le permitiera al empleado -que no resultó herido durante lo sucedido- abrir la puerta del comercio que instantes antes había sido obligado a cerrar con llave para que los policías ingresaran e hicieran efectiva la aprehensión del protagonista de este hecho.

Robo en una heladería

Instantes antes de ocurrido ese episodio de "privación ilegal de la libertad agravada" en el kiosco situado en una de las esquinas de Yrigoyen y Moreno, una heladería que está sobre Avenida Perón se convirtió en escenario de un robo.

En ese lugar, las dos empleadas que atendían el local -una de las sucursales en Azul de la heladería "Grido", ubicada sobre la mencionada avenida entre Burgos y Colón- se convirtieron en las víctimas de lo ocurrido.

El accionar delictivo, protagonizado por un sujeto que tenía su rostro parcialmente cubierto para evitar ser identificado y llevaba puestas una gorra y una campera tipo "canelón", quedó registrado en una cámara de seguridad instalada en esa heladería.

Ahora, los investigadores no descartan que Jonathan Daniel Dupuy haya sido también el autor de ese hecho; aunque para imputarle formalmente ese robo -que incluyó que el delincuente se llevara alrededor de siete mil pesos en cambio que estaban en una caja registradora- aún están pendientes diferentes diligencias, según lo señalado a este medio por fuentes ligadas a la investigación penal que se está desarrollando.

En las imágenes se observa el momento en que el ladrón se dirige hacia la parte de atrás del mostrador de la heladería, para obligar a las empleadas víctimas del robo a que entreguen el dinero que había en la caja registradora.

Durante lo sucedido no se observa que al autor del hecho utilice arma alguna; aunque se lo ve señalando a ambas víctimas de este robo, en medio de lo que serían amenazas verbales para entreguen ese dinero del que terminó apoderándose en la previa a darse a la fuga.

El hecho, según se puede ver en el registro de una cámara de seguridad, se produjo poco antes de la hora una de hoy miércoles.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

País

21/05/2024

País

País

Oficializan un nuevo aumento para el personal doméstico desde junio

Provinciales

21/05/2024

Provinciales

Provinciales

Preocupación en la Provincia por las bajas coberturas de las vacunas antigripal y contra la bronquiolitis

El gobierno pidió a la población de riesgo que se aplique la vacuna contra las enfermedades virales que circulan en invierno.

DESDE EL DELIBERANTE

20/05/2024

DESDE EL DELIBERANTE

DESDE EL DELIBERANTE

Solicitan mejoras en la bicisenda de Av. Chaves

CONVOCADO POR LA CTERA

20/05/2024

CONVOCADO POR LA CTERA

CONVOCADO POR LA CTERA. El jueves habrá paro docente

Locales

ESTÁ ABIERTA LA INSCRIPCIÓN

20/05/2024

ESTÁ ABIERTA LA INSCRIPCIÓN

ESTÁ ABIERTA LA INSCRIPCIÓN

Comenzará a dictarse el taller "El cuerpo y la palabra"

La cita es el Museo Comunitario y estará a cargo del docente y teatrista Julian Manuel. Detalles de la cursada semanal.