TIENE 14 AÑOS

TIENE 14 AÑOS

Un menor, protagonista de varios robos por los que también dos jóvenes están detenidos

No punible para el Régimen Penal de Minoridad, el adolescente está alojado en el Hogar Marengo. Y desde semanas atrás es señalado como el autor de diferentes ilícitos. El más reciente derivó en que fuera retenido durante las primeras horas de ayer, luego de que un robo sucediera en un comercio que está en una de las esquinas de Roca y Moreno. También es considerado el probable autor de más hechos que recientemente se produjeron en otros negocios.

27 de noviembre de 2022

Desde semanas atrás, un adolescente que por su edad no es punible para el Régimen Penal de Minoridad viene cometiendo en Azul diferentes ilícitos que, en su gran mayoría, tienen a comercios como objetivos y una modalidad delictiva que se reitera: la rotura de una vidriera o el daño de una puerta de esos locales para después, mientras suena la alarma, terminar apoderándose de diferentes artículos que forman parte de lo sustraído y luego darse a la fuga.

Al menos hasta el momento esos hechos han podido ser esclarecidos. Y en algunos de los casos, implicaron que también terminaran siendo arrestados jóvenes mayores de edad que ahora están señalados como los coautores de estos robos.

Los ilícitos investigados tienen entre sus responsables a un mismo chico. De catorce años de edad, a pesar de que actualmente se encuentra institucionalizado en el Hogar Marengo esa situación no le ha impedido delinquir hasta volverse una "figurita repetida", teniendo en cuenta que su nombre aparece mencionado en cada uno de los sumarios penales que se iniciaran por estos hechos.

Junto a dos menores más que tampoco son punibles, el episodio más reciente ese chico lo cometió durante las primeras horas de ayer sábado en "Spring Creek", el local ubicado en una de las esquinas de Roca y Moreno.

Damnificado por lo sucedido resultó el comerciante azuleño Fabio Andrés Guzmán, quien en la madrugada de ayer recibió una comunicación telefónica de la empresa de la alarma que tiene instalada en su negocio a través de la cual le informaban que la misma se había disparado.

Instantes más tarde, la presencia de personal policial en ese comercio sirvió para determinar que se produjo un robo.

Los autores de ese hecho habían roto el panel de una de las vidrieras del frente del local, además de que dañaron la cerradura de una puerta y una cámara de seguridad.

Después, tal como ha venido sucediendo en otros negocios, de ese comercio terminaron llevándose diferentes artículos que manotearon, en la previa a darse a la fuga a pie.

A pesar de los daños provocados por los autores de este ilícito, posteriormente los investigadores pudieron observar registros de otras cámaras de seguridad. Filmaciones a través de las cuales identificaron a tres menores de edad como los responsables de este robo y daño, según quedó en un principio caratulado el sumario penal que se inició por lo que pasó.

El accionar policial permitió también dar con los probables autores de este hecho, resultando ser tres adolescentes que tienen todos catorce años de edad. Y entre ellos está el menor que actualmente se encuentra internado en el Marengo.

A esos chicos la Policía los interceptó en la vía pública, minutos después de sucedido el robo. Concretamente, en el cruce de Rauch y Miñana.

"Al momento de ser identificados -se mencionó en un reporte dado a conocer desde la Estación de Policía Departamental de Seguridad Azul- tenían en su poder prendas correspondientes al lugar donde el hecho se produjo", lo que implicó que todos ellos resultaran retenidos.

Además, agentes de la DDI Azul ligados también a la investigación de este ilícito sucedido en las primeras horas de ayer recogieron en la calle más artículos que fueron robados en el comercio propiedad de Guzmán: prendas de vestir que después el damnificado reconoció como parte de la mercadería que había sido sustraída en su negocio.

Con los adolescentes implicados en este hecho sucedió lo mismo que viene ocurriendo cada vez que menores protagonizan un ilícito. Y en este caso, además, no son punibles por las edades que tienen.

De esa manera, se resolvió entregarlos a adultos responsables. Y en el caso de ese chico que está en el Marengo, que sea restituido a ese hogar.

Un detenido

Este viernes que pasó se hizo efectiva una detención, medida cautelar ordenada por un juez de Garantías para un joven de 18 años que ahora permanece privado de la libertad en la comisaría primera local.

De acuerdo con lo informado, está involucrado en uno de esos episodios delictivos que también tuvo como implicado a ese adolescente de 14 años de edad que nuevamente volvió a ser retenido en las primeras horas de ayer por otro robo que cometiera.

La detención fue ordenada en el marco de la investigación por el robo que en "Bringeri" -la casa de venta de artículos para el hogar ubicada en una de las esquinas de Avenida 25 de Mayo y Bolívar- había sucedido minutos después de la hora cuatro del pasado 15 de noviembre.

Aquel día -tal lo que EL TIEMPO informara- reiterando la misma modalidad delictiva que ayer se produjo en "Spring Creek" fue violentada una puerta de Blindex, luego de que en un principio los sujetos que cometieron este robo quisieron también romper una vidriera para ingresar al comercio.

Mientras la alarma sonaba, los autores de este hecho se apoderaron de seis celulares que estaban en un exhibidor.

Los teléfonos fueron valuados en total por el encargado del local, cuando después denunciara en sede policial este ilícito, en unos 400.000 pesos.

Las cámaras de seguridad de ese negocio que desde hace aproximadamente seis años está instalado en Azul filmaron pero no grabaron lo ocurrido. Pero registros de otras ubicadas en cercanías a ese local sirvieron para que la Policía pudiera individualizar a los probables autores de este robo: el joven que fue detenido hace dos días y, una vez más, el adolescente de catorce años alojado actualmente en el Marengo.

Desde días atrás, cuando en ese hogar la Policía recuperó dos de los teléfonos robados en poder del menor que es señalado como uno de los autores de este robo e hizo lo propio con otro en Chillar -después de que en la vecina localidad la persona que tenía ese móvil se lo había cambiado por una moto al azuleño que fue detenido anteayer- ya había trascendido que como los probables autores del robo en "Bringeri" figuraban el adolescente y el joven que ahora está preso.

De esa manera, una vez que la causa que se iniciara en sede judicial por ese robo quedó radicada en la fiscalía perteneciente al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, fue solicitada la detención que personal policial hizo efectiva este viernes que pasó del mayor de edad implicado en el episodio delictivo.

Voceros judiciales y de seguridad lo identificaron como Agustín Joaquín Saavedra, de 18 años de edad.

Ordenados desde un juzgado de Garantías, la detención y el allanamiento en el inmueble -situado sobre la calle Comandante Franco- donde ese joven se domicilia derivaron en que también personal policial recuperara otro de los celulares robados en "Bringeri".

En tanto, a través de otro allanamiento, también este viernes que pasó los efectivos de seguridad hallaron en poder de un joven de 18 años, a quien le fue iniciado un sumario penal como el probable autor del delito de "encubrimiento", otro de los teléfonos sustraídos en esa comercio de venta de artículos para el hogar.

Según lo que fuera informado, ese celular se encontró luego de que se allanara la casa donde vive ese joven ahora acusado de "encubrimiento": un inmueble situado sobre la calle Malvinas, en Villa Piazza Sur.

En ese sumario penal que derivara en su detención, Saavedra figura acusado de robo simple agravado por la participación de un menor de edad, delito por el cual se había negado a declarar cuando ayer fue indagado en sede judicial.

El mismo menor y más ilícitos

El accionar delictivo del adolescente que volvió a ser retenido ayer sumó otro capítulo más este martes que pasó.

Aquel día se inició un sumario penal caratulado también como robo y daño, después de que en un comercio ubicado sobre la calle Yrigoyen, en la zona céntrica de Azul, fueron sustraídos diferentes teléfonos celulares.

Damnificado y denunciante de lo ocurrido resultó un comerciante al que la Policía identificó como Jean Paul Ayala.

A través de esa presentación que hiciera en sede policial pudo saberse que el ilícito, en su negocio de venta de electrodomésticos llamado "Multigama", se produjo alrededor de la hora cuatro y media del día referido. También, que después de romper una vidriera, al menos un sujeto se llevó los teléfonos celulares.

Las cámaras de seguridad instaladas en ese negocio sirvieron para identificar a quien habría sido el autor de este robo. Y una vez más, en esas imágenes apareció el menor de edad que está alojado en el Marengo.

Las averiguaciones llevadas adelante por los investigadores sirvieron para establecer que después de cometido el ilícito el adolescente se fue a Tapalqué. Al parecer, a la casa de una chica que sería su novia.

Individualizado ese inmueble de la vecina ciudad, posteriormente se realizó en dicha casa un allanamiento.

Aquella diligencia sirvió para recuperar uno de los teléfonos robados, el cual el menor involucrado en lo sucedido había enterrado en el patio trasero de la vivienda convertida en escenario de este procedimiento.

Dos móviles más que formaron parte de este robo la Policía recuperó posteriormente en Azul, cuando contando con la anuencia de sus moradores ingresó a una vivienda donde esos teléfonos estaban, según fuera informado en un reporte dado a conocer desde la EPDS local.


Un teléfono celular. Había sido robado el martes pasado en un comercio que está en el centro de Azul. Y después fue recuperado en una casa de Tapalqué, donde el adolescente que cometió ese hecho lo había enterrado EPDS AZUL/PBA

En tanto, este jueves que pasó otro episodio delictivo tuvo como involucrado a ese chico de catorce años. Y también, a un joven que ese día después resultó aprehendido y para quien, anteayer, se ordenó su detención.

Hace tres días, en horas de la noche, esta historia comenzó cuando una joven que vive en el Barrio El Sol fue en su bicicleta a hacer un mandado a un comercio que está ubicado sobre la calle Jujuy, en cercanías al cruce con Catamarca.

Instantes después, cuando salió de ese negocio, la mujer constató que la bicicleta playera en la que andaba había sido sustraída.

Del ilícito fue alertado personal policial. E instantes más tarde, de diferentes averiguaciones realizadas se pudo dar con el rodado y recuperarlo. Además, fue posible arrestar al mayor de edad que ahora está detenido por esta causa, en la que una vez más figura como involucrado ese menor alojado en el Marengo.

La bicicleta pudo ser hallada en Camilo Gay y Roca, después de que en su poder la tenía ese joven al que le atribuyen ser el autor de lo que es considerado un hurto agravado por ser de vehículo dejado en la vía pública.

Sobre la base de esa calificación penal, la aprehensión del ahora imputado fue convertida en detención anteayer viernes. Medida cautelar ordenada en el marco de la instrucción de una causa penal que como otro de los involucrados en lo sucedido figura el ya referido menor.

Fuentes judiciales y policiales identificaron al mayor de edad implicado en la sustracción de la bicicleta, quien después de que fuera indagado en sede judicial y se negara a declarar quedó alojado en la Seccional Primera, como Santiago Ezequiel Mañandé, de 18 años.

Cuando fue arrestado por personal policial, en su poder se halló la bicicleta que había sido hurtada en el Barrio El Sol este jueves que pasó en horas de la noche.

Ese procedimiento, llevado a cabo en el Barrio San Francisco de Asís, implicó que también fuera retenido el menor de edad que está alojado en el Marengo.

En poder de los dos se incautaron, además, una barreta de cincuenta centímetros de largo, una barra de hierro "con punta y mango de hilo" de unos cuarenta y cinco centímetros de largo, una linterna, una gomera, una cadena de hierro, un saca bocado y hasta una picana, elementos todos que fueron hallados por el personal policial dentro de una mochila.

Hasta ese sector de la ciudad, el jueves por la noche los policías habían llegado en respuesta a un llamado al 911, comunicación a través de la cual se informaba que varios jóvenes evidenciaban lo que fue definido por voceros de seguridad como "una actitud sospechosa".

Esa noche, una vez más, el adolescente de catorce años fue restituido al Hogar Marengo.

En tanto, para con Mañandé se ordenó su comparendo en sede judicial anteayer viernes, en la previa a que su aprehensión fuera convertida en detención por la sustracción de la bicicleta, el hecho que también se le atribuye al menor.

El dato

Todos los sumarios penales que involucran al adolescente alojado en el Hogar Marengo se instruyen actualmente desde la UFI 17 que está a cargo de Mariela Viceconte, la titular de la fiscalía perteneciente al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil. A excepción del allanamiento realizado en Tapalqué en el marco de la investigación de uno de estos ilícitos, el cual fuera ordenado por el juez de Garantías del Joven Javier Barda, las demás diligencias las había dispuesto el magistrado Federico Barberena. El titular del Juzgado de Garantías 2 interviene en dos de estas causas penales. En carácter de tal había ordenado la medida de coerción para Agustín Saavedra. Y también convirtió a la aprehensión de Santiago Mañandé en detención.


Tras el hurto de una bicicleta en el Barrio El Sol, por ese ilícito fue aprehendido un joven que ahora está detenido. También le atribuyen autoría en ese ilícito al menor alojado en el Marengo. Cuando la Policía arrestó a ambos este jueves que pasó en horas de la noche, en una mochila tenían varias cosas. Entre ellas, una picana. EPDS AZUL/PBA

En situación de vulnerabilidad

La extrema situación de vulnerabilidad en que se encuentra inmerso el adolescente de catorce años mencionado en todas estas causas penales referidas no encuentra, por el momento, una solución adecuada para su actual situación.
Ni siquiera el hecho de que esté alojado en un hogar para menores -que no es un lugar cerrado- ha servido hasta ahora para poder apartarlo de ese accionar delictivo que a diario evidencia y por el que, dada su edad, no es punible.
La preocupación por esa situación persiste entre las autoridades judiciales, policiales y del Servicio Local de Protección de los Derechos del Niño. Más aún cuando la conducta de este chico repercute entre diferentes actores de la población, quienes se vienen convirtiendo a diario en damnificados por su accionar, que ni siquiera consigue ser controlado a pesar de todas las veces que ya resultó retenido.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Política

Panoama político: Alberto, el empoderado

29/01/2023

La pelea entre Fernández y De Pedro, un cambio de lógica política. Los efectos bonaerenses. La confesión clave que Macri le habría hecho a Bullrich. Las opciones que maneja Milei. leer mas

EL MIÉRCOLES PASADO EN AZUL

29/01/2023

EL MIÉRCOLES PASADO EN AZUL

EL MIÉRCOLES PASADO EN AZUL

Wallace S.A. remató 3.100 cabezas de 120 remitentes

EFEMÉRIDES

29/01/2023

EFEMÉRIDES

EFEMÉRIDES

Pasó en Azul un 29 de enero

Noticias Municipales

28/01/2023

Noticias Municipales

Noticias Municipales. Nueva edición del mercado en tu barrio

Sociedad

País

28/01/2023

País

País

Qué es la shigella, la bacteria que mató a dos hombres en Berazategui

TECNO

28/01/2023

TECNO

TECNO. WhatsApp: cómo mandar un mensaje a un número que no tenés agendado

Agropecuarias

28/01/2023

Agropecuarias

Agropecuarias

Carbap le presentó una larga lista de pedidos "urgentes" al gobierno

La entidad ruralista pidió, entre otros puntos, que el gobierno "quite los impedimentos para importar y exportar"

País

27/01/2023

País

Comienzan las capacitaciones gratuitas para pymes en todo el país